Sin control, intereses en tarjetas de crédito bancarias y departamentales

Foto: Web.
17 diciembre 2016 || 11:23 || Emilio González
Compartir en redes

Orizaba, Ver.- Integrantes del Barzón del valle de Orizaba demandaron que se imponga tope al cobro de intereses en las tarjetas de crédito bancarias y de tiendas departamentales.

“Es momento de ponerles un alto, porque ganan con la venta de sus productos y el cobro excesivo de intereses; es decir, que nunca pierden, mientras a los clientes los mantienen horcados cada quincena”, dijo el asesor jurídico de la organización, Juan González Arcos.

Por ejemplo, expuso, Walmart cobra hasta 70 por ciento por el crédito que proporciona a sus clientes por comprar en sus tiendas. “Esto es comparable con los intereses que cobran los bancos usureros en México y, por tanto, vamos a ponerle un alto a este abuso”, abundó.

En los últimos años se incrementó el número de veracruzanos que son presas de bancos y tiendas departamentales, los cuales, otorgan tarjetas de créditos bajo engaños, sin embargo, a los pocos meses los “beneficiados” están ahorcados por las deudas en su contra y es que las tasas de intereses están por arriba de lo que pueden pagar, ocasionando a perder un patrimonio familiar.

El entrevistado dijo desconocer el número de quienes se ven afectados, sin embargo, el número va en aumento, quienes son “secuestrados” por las tarjetas de crédito, sobre todo por los cargos por comisiones, pago de anualidades, y altas tasas de interés que por lo regular llevan al cliente a enfrentar un adeudo que no puede pagar.

Para contrarrestar ese tipo de afectaciones, comentó la agrupación a su cargo, está promoviendo la instauración de demandas colectivas, en contra de abusos de prestadoras de servicios, Comisión Federal de Electricidad, Teléfonos de México, e instituciones bancarias y financieras (sobre todo, en estas últimas).

El Barzón, promueve entre la población se aproveche la ventaja que ofrecen las recientes reformas a la ley, y que en el marco legal da la oportunidad de defensa y protección de los ciudadanos que ahora están indefensos ante los abusivos cobros de las tarifas por consumo de servicios, indicó.

Insistió que para solventarla ese problema los clientes se ven la necesidad de utilizar una tercera parte de su salario para cubrir los pagos, además, las afectaciones económicas que genera la utilización de la “Tarjeta Inteligente” es psicológico, pero además se da el acoso de las instituciones o empresas contra los clientes.