Sin fundo legal para reubicaciones

Algunos habitantes se niegan a dejar sus asentamientos

Familias de La Esperanza se niegan a reubicarse, pese al riesgo en que viven. Foto: Noreste.
27 enero 2017
9:10 hrs
Raúl Morán Betanzos

Poza Rica, Ver.- La ciudad de Poza Rica se encuentra literalmente imposibilitada de reubicar a las familias que actualmente se encuentran en zonas de alto riesgo, ante la falta de terrenos municipales, conocidos como fundo legal, lo que en caso de fuerza mayor obligaría a trasladarlos a municipios aledaños.

En esta ciudad existen cerca de cinco sectores cuyos habitantes viven en permanente estado de peligro debido a que se ubican en zonas limítrofes con el río Cazones, tales como el asentamiento La Esperanza, parte del Infonavit Gaviotas y la colonia Lázaro Cárdenas, así como algunas fracciones de La Quebradora y Granjas, entre otras.

“Para nosotros es muy difícil hablar de una reubicación, no tenemos condiciones para poder generar una reubicación porque Poza Rica no tiene fundo legal, no tenemos nada, nada es nada; entonces para nosotros es muy complicado”, reconoció la síndica del ayuntamiento Adriana Inés Gómez García.

Ejemplo de esa situación son los vecinos del sector La Esperanza, al sudoeste de la mancha urbana en los límites con el río Cazones, donde más de 20 familias se han posesionado de terrenos ubicados justo al lado del muro contenedor que se construyó en esa zona, la cual es área de jurisdicción federal.

Familias que viven en predios de riesgo no pueden reubicarse al no haber fundo legal. Foto: Noreste.
Familias que viven en predios de riesgo no pueden reubicarse al no haber fundo legal. Foto: Noreste.

El latente peligro que corren es que, debido a que los terrenos ocupados son áreas de estabilidad, en caso de enfrentar una contingencia pluvial, la cual es muy probable en esa zona, serían perjudicados con anegaciones severas que pondrían en riesgo su vida; sin embargo, los posesionarios se niegan a desalojar los predios.

De acuerdo con pasados funcionarios municipales de Protección Civil, en la misma situación se encuentran más de 80 familias pozarricenses, las cuales han tenido a su favor que en los últimos 5 años no se han presentado en la región  fenómenos climatológicos ‘severos’ que los pudieran perjudicar, pero no están exentos de ello; lo malo es que no hay dónde reubicarlos.

“Si tuviéramos que reubicar a alguien ya lo tendríamos que estar haciendo en el municipio de Papantla o Cazones, o en Tihuatlán, pues ya nosotros no tenemos un fundo legal, por lo que no podemos hacer una reubicación como tal a esas familias, pero más aún, esas familias no quieren salir de ahí, ellos dicen ‘esto es nuestro y no nos vamos”, describió Gómez García.