Taxistas, inmersos en su peor crisis en Poza Rica

La mayoría de los ruleteros que trabajan para un concesionario están ganando entre 100 y 150 pesos diarios

10 diciembre 2016 || 10:10 || Raúl Morán
Compartir en redes

Poza Rica, Ver.- Taxistas pozarricenses están viviendo la que sería su peor racha en cuanto a ganancias se refiere, al registrar niveles muy bajos de pasaje junto a una cada vez más feroz competencia con los más de 3 mil 800 taxis que actualmente circulan, sin dejar de lado a los “piratas”.

En comparación con diciembre del año pasado, uno de los periodos en que menos ingreso han tenido los ruleteros en el último lustro, el actual ha sido aún menos lucrativo, observando una preocupante tendencia a la baja.

“Va en decadencia, el año pasado había un poquito más de economía, tuvimos un poco más de actividad que ahora, pero hoy definitivamente si estamos para llorar”, declaró Jesús Pérez Castellanos, dirigente de la delegación de taxistas número 6 adherido a la CTM.

Si bien hay excepciones, la mayoría de los ruleteros que trabajan para un concesionario están ganando entre 100 y 150 pesos diarios, muy lejos de los 300 y hasta 500 que llegaron a ganar por jornada en diciembre pasado, según lo referido por ellos mismos.

Pérez Castellanos mencionó que la pérdida de fuentes laborales, la migración de mucha gente hacia otras ciudades, así como la excesiva cantidad de unidades de transporte público, es lo que tiene en la lona a los ruleteros de Poza Rica, sin que se vean signos de recuperación a corto plazo.

“A estas alturas todo sigue igual en el aspecto económico; la situación cambió mucho de unos dos o tres para acá, se ha minimizado, hay muchos negocios cerrados, aunado a que se acabaron las oportunidades que antes ofrecían las compañías que le trabajaban a PEMEX, eso es lo que nos tienen así”, dijo.

A pesar de todo ello, indicó que depositan su esperanza en la última quincena de este mes y primeros días de enero, para que el sector se recupere y pueda manifestarse una pequeña derrama económica con el pago de aguinaldos, lo cual ayudaría a terminar bien el año en el aspecto económico.