Teléfonos, cámaras u objetos conectados, víctimas de los piratas informáticos

Se infiltran a través de cualquier objeto conectado, desde juguetes a cámaras, pasando por los televisores

Foto: Web.
27 enero 2017
14:40 hrs
AFP

Los piratas informáticos ya no se infiltran únicamente en las computadores y los sistemas de las organizaciones, cada vez apuntan más hacia los teléfonos inteligentes y cualquier objeto conectado, desde juguetes a cámaras, pasando por los televisores.

Los expertos reunidos esta semana en el Foro Internacional de Ciberseguridad (FIC) en Lille (norte de Francia) observaron en 2016 un aumento excepcional de la amenaza de los programas malignos (“malwares” en inglés), que atacan objetivos cada vez más variados.

Estos programas pueden meterse en los teléfonos inteligentes en forma de SMS con un enlace malicioso o por aplicaciones, a menudo concebidas para agrupar juegos de éxito.

Foto: Web.
Foto: Web.

“Cuando Pokémon Go estaba de moda, encontrábamos en las tiendas de aplicaciones algunas que se inspiraban en el juego y que estaban infectadas, como otros juegos gratuitos. A la gente le cuesta pensar que esto pueda ser un vector de contaminación”, subraya Nicolas Arpagian, director de estrategia de Orange Cyberdefense.

Una vez descargadas, éstas pueden utilizarse para fraudes publicitarios o para formar una red de objetos conectados (“botnet”) de la que los piratas pueden servirse para ataques de denegación de servicios (DDOS), que bloquean los servidores.

“Tuvimos grandes ataques de denegación de servicios en 2016, con ‘malwares’ que utilizaron, sin que se enteraran sus usuarios, redes de objetos conectados” para menguar su potencia, explica Loïc Guézo, estratega en ciberseguridad de Trend Micro para Europa del Sur.

La compañía Dyn, víctima de uno de estos ataques masivos, indicó que en octubre se habían utilizado hasta 100.000 objetos conectados, teléfonos inteligentes, impresoras y cámaras de vigilancia para atacarla.

Los servidores de las empresas prestatarias de Amazon o Netflix se saturaron, bloqueando temporalmente los servicios de sus clientes. Un tipo de ataque del que también fue objeto el proveedor de servicios francés OVH.