Tener un pene grande y gordo ahora es una realidad

Foto: Enpareja
22 septiembre 2016 || 12:48 || Enpareja.com
Compartir en redes

Desde que se dijo que el aumento y ensanchamiento de pene era posible, el sueño de muchos hombres se hizo realidad. Y la demanda de este tipo de cirugía aumentó considerablemente. Según la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica (ISAPS), Venezuela, España, México, Colombia, Italia, Brasil, Argentina, Estados Unidos e Irán completaban la lista de los 10 países en los que más se practicó esta operación.

Un equipo de la BBC visitó una clínica en Londres para investigar en qué consiste esta intervención quirúrgica y cómo se lleva a cabo, y sobre todo comprobar que tan efectivos son los resultados de esta operación (a boca de médicos y pacientes). Uno de los entrevistados fue el Director de la clínica estética londinense Moorgate Aesthetics, David Mills:

“Los hombres encuentran muy difícil admitir algo que probablemente ya saben: que su pene no tiene el tamaño que debería”.

Mills afirmó que en los últimos años, este centro ha realizado 400 alargamientos de pene.

“Antes el agrandamiento de pene era algo que quedaba completamente al margen de la cirugía plástica. Puede que el aumento de la demanda se deba a que ahora hay más hombres que nunca sometiéndose a operaciones de cirugía estética”.

Aun así el director del lugar está seguro que los hombres no desean tener un pene grande, lo que quieren es estar en la medida que ellos consideran ‘normal’.

No creo que (los pacientes) estén obsesionados con tener un pene muy grande. Más bien sienten que no dan la talla. Quieren tener un pene de un tamaño promedio.

La mayoría de los pacientes en realidad sí tienen el pene muy pequeño y algunos padecen de una condición llamada ‘micropene’, de hecho los hombres piden que su miembro mida 12 centímetros.

“En estas situaciones el tamaño del pene es de 5 a 10 centímetros erecto. Ellos están conscientes de que es pequeño”.

La operación de alargamiento consiste en cortar un ligamento de la base del pene para hacerlo más largo: unos 2,5 centímetros, aproximadamente, cuando está flácido Y en erección tendrá exactamente el mismo tamaño. Para hacerlo más grueso, se inyecta grasa obtenida del estómago o del trasero del paciente, y en otras ocasiones se agrega ácido hialurónico.

Al ser un tratamiento cosmético novedoso, no está al alcance de todos y los precios son elevados. Pero quienes se someten a él quedan encantados. Según la psicóloga clínica Jessica Frank-Weinberger, la pornografía está jugando un papel fundamental en el aumento de la demanda de este tipo de operaciones.

“Hay falsos estándares y modelos erráticos que se ven en los actores pornográficos, que distorsionan el concepto real”.

Lo mejor de todo es que la cirugía no es dolorosa y es ambulatoria.

“Y es que la intervención, que es ambulatoria y se practica en el consultorio sin riesgo alguno, no solo mejora la función sexual, sino que ayuda a mejorar la autoestima”.

No cabe duda que la fantasía se ha apoderado de los hombres, quienes desean que su miembro viril sea igual de grande que los que se presentan en las películas, que generalmente son casos aislados. Los pacientes manifestaron que se someten a la cirugía para elevar su autoestima.