Una oficial intentó defender a una mujer que era agredida por su esposo y terminó golpeada

El salvaje sujeto fue trasladado a prisión

Foto: video
20 Diciembre 2016
11:15 hrs
Infobae

Luiz Felipe Neder Silva fue a pasar el sábado a la tarde a un club junto a su familia. Había bebido bebido mucho y no estaba en condiciones de manejar, pero quería hacerlo.

Su esposa, Ana Paula Kich Gontijo (de 44 años), delegada del municipio de Três Corações, Minas Gerais, trató de impedírselo. Enojado, Nader empezó a gritarle y a tirarle el pelo.

Al ver la violenta escena, Edvânia Nayara Ferreira Rezende, empleada de seguridad del club, se acercó para ponerle un freno al agresor. Entonces, la delegada le arrojó la llave del vehículo, para evitar que su marido lo arranque.

Edvânia, de 23 años, las atrapó y las escondió. La respuesta de Nader fue una estampida de gritos e insultos, que terminaron con un violento golpe que la tiró al suelo. Completó el castigo por una infame patada en el rostro.

“Cuando se me vino encima tuve mucho miedo. No tenía a dónde ir”, contó la vigilante, consultada por G1. “No me interesa si estaba ebrio. No tiene perdón lo que hizo”.

La Policía se presentó en el club de inmediato y detuvo al hombre. El domingo fue trasladado a la Prisión de Três Corações.