¿Usas una copia de cargador de iPhone? Déjala de inmediato

Foto: web
10 diciembre 2016
14:16 hrs
Agencias

Como si las baterías que explotan en los móviles no fuerann suficiente, peligro ligado a los artefactos que llevamos con nosotros la mayor parte del día, un nuevo estudio en Canadá sacó a la luz una nueva amenaza y el alcance de este problema es mucho mayor. Tras examinar 400 copias o imitaciones de cargadores de iPhone adquiridos en línea, más de un 99% de dispositivos fallaron un test de seguridad básico, con solo tres de ellos ofreciendo suficiente aislamiento para proteger al usuario de una descarga eléctrica.

El estudio, llevado a cabo por la división de seguridad de energía de la firma canadiense UL y disponible online, muestra que estas imitaciones no solo son copias baratas, sino también pueden ser mortales. En la investigación, se compró 400 ejemplares de 8 países: Estados Unidos, Canadá, Colombia, China, Tailandia y Australia. Con todos estos dispositivos en mano, se les sometió a un test de resistencia a la descarga, donde las unidades fueron exigidas aplicándose un alto voltaje entre la salida y entrada con el fin de ver cuánta corriente podría fluir en el cargador. Si la cantidad de corriente superaba cierto umbral, el dispositivo fallaba el test dado que un aislamiento insuficiente podría significar una peligrosa descarga eléctrica al cuerpo de un usuario.

Los resultados revelaron que más del 99% de artefactos fallaron y arrojaron además que: 22 de las unidades fueron inmediatamente dañadas (y a su vez dañaron el equipo al que cargaban de energía) y 12 de las muestras permitieron fugas de corriente que podrían potencialmente electrocutar a una persona. Que casi la totalidad de cargadores sea peligroso es un dato chocante, especialmente cuando se cae en cuenta de que dichos niveles de riesgo no sean detalles recientes.

Las copias de cargadores han sido relacionadas a muertes de muchas personas en años anteriores y en octubre, se reveló que el 90% de cargadores de iPhone vendidos en Amazon como genuinos eran en verdad falsificados.

La razón de su peligrosidad es, en resumen, el diseño de sus transformadores de aislamiento, muy distintos a los originales. Se reveló estas copias no llevaban alambre triple de aislamiento usado para los devanados secundarios, ni los mismos primarios y secundarios estaban separados adecuadamente, la razón principal de la altísima tasa de falla en la prueba de resistencia eléctrica. Estos componentes son cruciales al recibir voltajes de entrada de la fuente de entre 100 y 240 voltios AC y convertidos en 5 voltios CC.

La investigación sugiere tomar cuidado al adquirir estos productos: a mayor cantidad de fallos en la envoltura, en la descripción del producto, o en el color del mismo, mayores son las opciones de que sean imitaciones. Otro indicador infalible es el precio: el usuario debe sospechar si un cargador Apple cuesta menos de 18 dólares.

Pero no solo los cargadores y baterías de celulares Apple y Samsung representan peligros domésticos. Hace poco, el cigarrillo electrónico de un usuario explotó en su bolsillo, sumándose así a esta ingrata lista de artefactos riesgosos.