Veracruz no debe estar en manos de personas de ‘doble moral’

17 octubre 2016
19:35 hrs

La insoslayable brevedad

Javier Roldán Dávila

Desesperada por legitimarse con rapidez, la ‘doble moral’ tricolor viaja en jet privado

En su primera visita a Veracruz, justo después de que Javier Duarte solicitó licencia como gobernador del estado, el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, se apersonó en Xalapa para dialogar con la clase política del tricolor. Cabe señalar que llegó a la capital del estado en un jet privado cuya renta oscila alrededor de los 500 mil pesos.

Una de las declaraciones que más llamó la atención, es lo que dijo Ochoa respecto del gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares, chequen:

“Veracruz no debe estar en manos de personas de doble moral; que la PGR de seguimiento a Miguel Ángel Yunes. El PAN sigue defendiendo lo indefendible; no se puede tapar el sol con un dedo, los señalamientos de corrupción lastiman a la sociedad.”

Ante este aserto una se pregunta: ¿Veracruz debería estar en manos de alguien como Enrique Peña Nieto acusado de serios conflictos de interés?

O, en su caso ¿la entidad debe ser gobernada por alguien como el propio señor Ochoa Reza, que negó su militancia priista, hay registro en video, y qué, además, se auto liquidó con más de un millón de pesos cuando renunció a la CFE?

Dos ejemplos bastan.

Más de un millón de electores sufragaron por el candidato de la alianza PAN-PRD a la gubernatura, por lo tanto, será el TEPJF la instancia que dará validez o no a los resultados del proceso, no el líder del otrora partidazo.

Todavía tenemos en la memoria la desmesura de las llamadas concerta-cesiones del salinato, que se pasaban por el “arco del triunfo” la voluntad ciudadana. En este sentido, Ochoa Reza se decanta por métodos autoritarios, mientras nos quiere convencer de las bondades del nuevo PRI.

Quién nos los conozca…que los compre.