VIENTOS DE BARCELONA (FHB)

23 enero 2017 || 12:15 || Columna
Compartir en redes

Por Gilberto Haaz Diez

Hace un par de días, convaleciente y con mi dolor de la operación quirúrgica, recibí llamada del Cónsul de México en Barcelona, Fidel Herrera Beltrán. Me dijo que dejaba ese cargo. Que solicitaría a la Secretaría de Relaciones Exteriores dejar Barcelona. Por dos razones, la primera, es que viene a dar frente a las denuncias en su contra, del gobierno actual. Me dijo que allí ya había cumplido un ciclo, y la otra razón, aseguró, es que hace mucho frio, y él es de tierra caliente, Nopaltepec, donde el único frio que conocen es de los hielitos para los refrescos, y los raspados. España tiene fríos donde, hay lugares que no ha nevado en 130 años, y ahora nevó. Barcelona es un Consulado de importancia, le conocí hace unos meses cuando fui a esa tierra maravillosa, la de la Sagrada Familia de Gaudí. Y la de Messí, Neymar y Luis Suarez.  Fidel dijo que desarrolló buenos programas de intercambio, lo mismo cultural que económico, de empresarios que vienen a invertir en México, pero que ya es tiempo de dar la cara, porque estando allá, tan lejos, la misma Secretaría de Relaciones no le permitía hacer ninguna declaración referente al caso mencionado. Le dije: “No te vengas, ¿con quién voy a ir a ver ahora a Messi y al Barca?. Contigo los boletos estaban a la mano”. Bueno, está listo para tomar un avión de Iberia o de Aeroméxico, cruzar el Atlántico, volver a ver tierras veracruzanas, comerse unas garnachitas de Rinconada y, por último, me dijo que radicaría en Xalapa. Venga, pues. El diario Reforma publicó lo que yo sabía hace un par de días. Este es el texto: “La SER informó que Fidel Herrera, Cónsul de México en Barcelona, presentó su renuncia al cargo este fin de semana”.

OTROs VIENTOS

Orizaba sufrió de vientos fuertes. Apagones de energía y techos que volaban las tejas y las láminas. Pero era peor el viento de Trump. Jamás en la vida alguien había visto una manifestación contra un presidente de Estados Unidos, en su tierra, por las mujeres, de ese tamaño. Trump tiene mucho que pensar. Es halcón y le vale. Y Peña Nieto tiene mucho que apretar. Ya anuncian que va a verlo el 31. Yo lo dejaría más tiempo, pero como no soy Videgaray ni quien me tome en cuenta. Venga, presidente, a fajarse con ese loco pelos de elote, llévese unos buenos pantalones. Y que la fuerza le acompañe, como en la Guerra de las Galaxias.

MI CIRUGIA

Por asuntos de salud, hace unos días me sometí a una intervención quirúrgica. De Laparoscopia. Sucede que hace poco me comenzó un dolorcito y comencé a ver a  tres médicos internistas, un chamán y un antropólogo, por el asunto que resultó ser una piedra en la vesícula, una piedra en el camino, me enseñó que mi destino… Después de escuchar consejos de amigos doctores, entre ellos Manuel Lila de Arce, que es gastroenterólogo y amigo y pariente (mi cuñado), y el doctor Andrés Esquivel Haaz, mi sobrino, llegué con el doctor Víctor Manuel Hernández Carvallo, y tomé la decisión de operarme en el maravilloso y excelente Sanatorio Covadonga, de la Familia Sánchez Ancira, cuyo fundador, el doctor Felipe Sánchez Ancira, y ahora en sus manos el hijo, el LAE del ITESM, Antonio Sánchez Sainz, tienen un hospital a la altura de los mejores del país y del mundo, lo mismo en Orizaba que en Córdoba. He estado en Houston, cuando he visitado amigos enfermos, y nada les pedimos, además, tienen un excelente equipo médico, enfermeras, doctoras, asistentes, todos te brindan atención de primera. A todos ellos, mi agradecimiento. Y aquí ando, en la recuperación.

Visítenos: www.gilbertohaazdiez.com