Viola la ley el Fiscal al adelantar juicios

Es un crimen que le pega doblemente a la sociedad

Manel del Rio Virgen. Foto Web
20 septiembre 2016 || 23:42 || Julio Fentanes
Compartir en redes

Manuel del Río Virgen, exalcalde de Tecolutla, aseguró que es un crimen que le pega doblemente a la sociedad, porque se trata de personas cuyo objetivo es hacer el bien, al mismo tiempo que el Fiscal General Luis Ángel Bravo viola la ley, al adelantar el juicio de que los asesinos convivían con los sacerdotes Alejo Nabor Jiménez Juárez y del sacristán José Alfredo Suárez de la Cruz.

El Fiscal General, estableció, no puede opinar ligeramente, y tiene forzosamente que guardar la secrecía en una investigación en curso.

“La actitud con la que lo dice, como si él hubiera estado ahí de testigo y claramente señala que se conocían, convivían, tomaban licor y de repente se hicieron de palabras, eso no lo puede decir él porque no tiene suficiente elementos todavía”, destaca el también exdiputado avecindado en Papantla.

Del Río Virgen, detalló que conocía al padre Alejo Nabor y no lo recuerda como un hombre dado a las fiestas ni las convivencias alcohólicas, y si como un párroco que le gustaba trabajar con los que menos tienen, tampoco tenía corpulencia para pelear físicamente con alguien.

“Es un crimen muy fuerte que no se nos va a olvidar en la región, recuerdo al padre Alejo Nabor un nombre correcto, respetuoso y amable, por eso el Fiscal debe callarse y cuidar la investigación, le pedimos justicia y no adelantar líneas de investigación ni descartar que haya participado alguna organización, su obligación es agotar todas las líneas de investigación”, afirmó.