Violó a su hija por 18 años y lo confiesa en video sin remordimientos

“Te violé durante varios años” declaró el delincuente

10 febrero 2017
9:47 hrs
Redacción

“¿Qué tal, pederasta?”, el inicio del vídeo ya es toda una declaración de intenciones. La que graba es Romina Balaguer, una argentina de 35 años residente en Barcelona que vivió un infierno. Su padre biológico la violó, maltrató y amenazó de muerte durante años. Ha conseguido rehacer su vida en España, pero necesitaba volver a verse cara a cara con él en Buenos Aires para que reconociera lo que hizo.

El vídeo que ha compartido ella misma en Facebook no se trata de ninguna grabación con cámara oculta. Acudió al encuentro sin miedo y avisando de que lo filmaría todo para que quedara constancia por la seguridad de ambos. Quería ver cómo reaccionaría el demonio “pederasta y pedófilo” que convirtió su infancia y adolescencia en un infierno.

El padre reconoce sus actos con máxima tranquilidad y sin perder el apetito
El padre, Antonio Cisneros de 66 años, se muestra tranquilo en toda la grabación. La lluvia de insultos y acusaciones de su hija parece entrarle por una oreja y salirle por la otra. Ni si quiera le quita el apetito, ya que sigue comiendo como si nada. Asiente cuando su hija le pregunta si reconocía los abusos sexuales y acaba diciendo que “sí” ante la insistencia de ella.

Romina ya no le tiene miedo a su padre. Le explica que tiene la protección de la policía tanto española como argentina, pero lamenta que no vaya a la cárcel por la falta de justicia. Le grita enfadada una y otra vez que morirá libre a pesar de todo lo que hizo. Como mínimo quería tener un vídeo donde reconociera sus actos.

“Estás viejo y hecho mierda, es lo que te corresponde. Ya te tendrías que haber muerto”, le reprocha Romina. En sus palabras no queda ni rastro del cariño que pueda tener una hija por su padre. 18 años de maltratos y abusos sexuales han hecho mella en ella. La joven le confiesa tener la vida “destrozada”, que intentó suicidarse, que necesitó internamiento psiquiátrico y que toma 12 pastillas diarias para superar las secuelas.

Ante las preguntas, el padre reconoce que ahora mismo no volvería a violarla, pero a la hora de justificar por qué lo hizo en su momento sólo puede decir: “la mente es una basura”. Afirma que hizo “malas cosas” y de su boca salen las palabras “te violé durante varios años”.

Antonio Cisneros reconoce en el vídeo, que ya cuenta con más de 330.000 reproducciones en Facebook , ser el causante de destrozarle la vida a su hija. “Abusé de vos durante 18 años desde que eras bebé. Graba bien eso”. Aunque a Romina le indigna que ni siquiera pida perdón por voluntad propia porque no se arrepiente de su pasado.

Al parecer esos abusos empezaron desde que Romina era una niña en pañales, pero no culpa de ello sólo a su padre. También tiene palabras despectivas hacia su madre por haber permitido aquel calvario. “Me hicieron mierda la vida y me la destrozaron para siempre”, repite dolida al recordar su infancia.