Ponte en contacto

Columnistas

Anaya regresa

Publicado

en

Anaya regresa

Por Ángel Álvaro Peña

Ricardo Anaya Cortés se fue dos años para alejarse del PAN, no para reflexionar sobre la realidad de México. La lejanía no significa ruptura sino puente para ser candidato por más partidos además de Acción Nacional.

Asegura que la derrota lo hizo más fuerte, pero no más honesto; sin embargo, hasta ahora sigue siendo un agente de vinculación de la oposición. Su ausencia en la política habló más bien que mal del queretano y no se descarta que llegue con la promesa de publicar un libro con la intención de unir a la oposición, donde no haya partidos sino personajes que puedan orientar la inconformidad que no ha logrado concentrar unidad ni lograr una cohesión sólida.

Es decir, el viejo intento de los partidos PAN y PRI para llegar en coalición a Presidencia de la República, podría concretarlo, o por lo menos intentarlo, Ricardo Anaya. Esto podría ser una especulación, pero no por ello está fuera de toda posibilidad, sobre todo si vemos que más de un político menosprecia la memoria de los mexicanos.

Lo que es cierto es que el excandidato panista a la Presidencia de la República ha sido mencionado por el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, como una de las 70 personas con muchas posibilidades de ser citado por la Fiscalía General de la República para que aclare que le fueron entregados más de 8 millones de pesos para convencer a sus correligionarios para que votaran a favor de la Reforma Energética.

Lo cierto también es que Ricardo Anaya dejó al PAN como segunda fuerza electoral, posición que difícilmente lograría ese partido si las elecciones fueran hoy. El PAN ha recibido más reveses por las declaraciones de su líder nacional que por su trabajo legislativo, caracterizado por las agresiones y las descalificaciones carentes de propuestas.

Si el libro de Anaya, que está por aparecer, logra concretar aunque sea una propuesta congruente y, sobre todo diferente a las que presentó durante sus desafortunados debates televisivos, puede superar la adversidad y convertirse en un líder opositor con fuerza. Esto no quiere decir que pueda ganar las elecciones, pero sí que logre fuero y que se convierta en contrapeso político y legislativo de la actual administración.

Dos años después es el tiempo para que, según Ricardo Anaya, la gente olvide todo lo que ahora considera como errores y de los que parece está arrepentido. Esto habla también de su militancia panista seguramente, a la cual debe renegar ahora, luego de que peleó su dirigencia nacional a golpe de traiciones hasta que llegó a ser su cabeza.

Para muchos el ideal líder de una oposición sin cabeza es Ricardo Anaya, y esto explica que haya exlíderes de diferentes partidos que visitan las sedes de sus antiguos contrincantes, porque no era raro ver a morenistas en el PRI y a priistas en el PAN. Ricardo Anaya busca no sólo impunidad, también liderazgo. PEGA Y CORRE. – El INE y el Tribunal Electoral tienen cada vez más injerencia en las elecciones internas de Morena, entre disposiciones de uno y fallos del otro, van delineando un candidato y un estilo político del partido en el poder… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

 

 angelalvarop@hotmail.com

 

Esta es opinión personal del columnista 

 

Te puede interesar: El regreso de Anaya

Publicidad

Columnistas

Gilberto Haaz Diez – Esa historia vencedora 

Publicado

en

Por

*De José Emilio Pacheco: “La historia la escriben los vencedores y la novela los vencidos”. Camelot. 

Por Gilberto Haaz Diez

En las guerras, como en la vida, la historia la cuentan quienes la ganaron. De un tiempo a la fecha, entró en el mundo un prurito de sabotear todo lo pasado, de derrumbar estatuas y de cambiar lo que no se acomode al gobierno que ganó la contienda. O al pueblo que anda enfurecido. Ocurrió en Estados Unidos, donde las estatuas del general Robert E. Lee, que fue el contendiente que perdió la Guerra Civil, las echaron para abajo, al grito de lázala, lázala que se te va. Como lazaron un día la de Sadam Hussein. La historia suele ser así. El criminal bombardeo a Dresde, la ciudad alemana que era la Florencia de los germanos, cuando ya la guerra estaba decidida, los aliados con la aviación británica lanzaron cientos de toneladas de bombas contra ese pueblo que vivía tranquilo, alejado de todo mal, porque allí los nazis no tenían ni guarniciones de armas, ni depósitos de petróleo, nada. Pues unos tres días fue sujeta a bombardeo criminal y murieron 200 mil personas, entre ellos la mayoría civiles. La historia se ocultó por un tiempo, hasta que los historiadores hicieron pública esa criminalidad de terror. 

CAMBIO DE NOMBRES Y DE HISTORIA 

México no ha sido ajeno a esa comezón nacionalista. Desde que el presidente AMLO llegó, enfocó sus baterías contra España, por aquello de la Conquista. Les tiró dos o tres dardos envenenados, con el fin de que pidieran perdón, vida de mi vida, perdón, si es que te he faltado, pero a los españoles les dio hueva responderle. Casi ni lo pelaron. Era una discusión estéril, que habría que remontar hasta el tiempo que los españoles, aliados con los tlaxcaltecas derrumbaron ese imperio mejica. Pero la probable sucesora de la presidencia, Claudia Sheinbaum, la jefa de gobierno ha seguido las directrices del patrón y primero mandó a quitar, dizque para embellecerla y limpiarla, la bella estatua de Cristóbal Colón, hecha por el francés, Charles Cordier, pariente lejano de Carlos Lartigue, ubicada en la glorieta de Reforma, cuya base se ve pelona. Un grupo de orizabeños quiere ir a pedirla a la jefa de Gobierno, porque, cuentan los historiadores que esa estatua fue pagada y patrocinada por la familia Escandón, orizabeños puros. El monumento arribó a Veracruz en 1875, y fueron instaladas definitivamente en 1877 en el sitio donde, casualmente, Maximiliano había elegido el monumento. Otra, ayer mismo la jefa de Gobierno, en la capital fue a enfrentarse a la historia, a hacerla suya, al estilo de la 4T y le cambió por sus pantalones, porque falda usa pocas veces, el nombre del sitio llamado El árbol de la Noche Triste. Ahora se llamará, por decreto mío, La Noche Victoriosa, allí donde el Conquistador, Hernán Cortés, en un ahuehuete lloró derrotado por un ratito, porque luego regresó esa conquista a quedarse un montón de años (300). Pácatelas. Además, la llamada calle Puente de Alvarado, en honor del Conquistador sanguinario, Pedro de Alvarado, ahora se llama Calzada México-Tenochtitlan. Los intelectuales la hicieron pabilo, no hubo uno que no la criticara. Quizá la más grande lección de la historia es que nadie aprendió las lecciones de la historia, dijo el clásico. Eso implica cambio de nomenclatura, cambios en los radares de GPS, cambios en papelerías, cambios en todos lados, pero la historia se tiene que contar, a mi manera, diría la Sheinbaum.  

Uno de ellos, Alejandro Rojas, en Milenio, dijo: “Su juicio, son cortinas de humo para discutir tonterías, por ejemplo, Cristóbal Colón no regresará a su glorieta en este sexenio, ya están acostumbrados a la mentira, te dulcifican o te dicen que fue para limpiarla. Si van a empezar así, tendrían que quitar nombres, calles y monumentos, entonces se tendría que destruir el Palacio Nacional porque fue de los virreyes de la Nueva España, la Real Audiencia lo compró a los descendientes de Cortés, es decir, no fue hecho para los presidentes de México. Y también correría la misma suerte el Castillo de Chapultepec porque lo hicieron los virreyes malditos, así como El Ángel de la Independencia porque es una obra del porfiriato”. El historiador lanza la pregunta de si el 13 de agosto se va a reconocer la victoria de los tlaxcaltecas y los españoles sobre los mexicas, en 1521. 

www.gilbertohaazdiez.com 

Esta es opinión personal del columnista

Continua Leyendo

Columnistas

Javier Roldán – Será responsabilidad de Cuitláhuac

Publicado

en

Por

La insoslayable brevedad 

Por Javier Roldán Dávila 

El problema son los que acceden a grados superiores sin mérito alguno 

Tajante, Cuitláhuac García Jiménez, afirmó que los padres que no permitan que sus hijos regresen a clases presenciales, serán culpables de su malformación académica: 

“Después, cuando estos niños crezcan y quieran acceder a grados superiores y no tengan la formación que debieron tener por mantenerse ausentes del aula los padres tendrán que ser responsables de esta situación”. 

La catilinaria del mandatario veracruzano (que ahora se dice pedagogo, además de académico y buena persona), es una conclusión ramplona, lo cual confirma que ser académico, doctor y/o gobernador, no garantiza gozar de razonamiento abstracto. 

Absolutamente nadie ha sugerido que impedirá que sus críos regresen a la escuela, sobre lo que tienen duda, es sí a finales de agosto es lo adecuado. A los padres no les importa el timing político, sólo cuidan la integridad física de los suyos, de igual forma que los docentes recelosos (incluidos muchos de la CNTE), de las prisas de YSQ y sus adláteres. 

Justamente ayer, la OPS, alertó que “La evidencia sugiere que niños y adolescentes son menos susceptibles al virus del Sars-CoV-2, pero hay menores que pueden desarrollar un síndrome inflamatorio multisistémico más grave e incluso mortal”. 

Este síndrome ha cobrado la vida, en varios países, de 135 menores con la sana distancia ¿Cuántos lo contraerían con el regreso masivo a los planteles? Nadie lo puede saber. 

Lo cierto, es que puede ocurrir, por lo tanto (así como Cui acusa), cada muerto, resultado de las urgencias de los acientíficos gobernantes, será responsabilidad de ellos. 

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Javier Roldán – Listos ¡fuera!

Continua Leyendo

Columnistas

Carlos Jesús R. – Ante desastres naturales ¡sálvese quien pueda!

Publicado

en

Por

POR SI ACASO…

*Desaparece oficialmente Fonden tras 24 años

*Dinero “ahorrado”: para comprar consciencias

EN ESE afán desenfrenado de ahorrar para seguir regalando a unos cuantos el dinero que no es suyo (para comprando la consciencia del pueblo bueno), sino de todos los mexicanos, el Gobierno Federal dio por finiquitado este miércoles el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), instrumento financiero que tenía como finalidad apoyar a los Estados, así como a dependencias y entidades de la Administración Pública Federal en la atención y recuperación de los efectos que producen los fenómenos naturales. El Fonden estuvo casi 24 años en operación, pero al no estar exento de señalamientos de corrupción sobre el manejo de los recursos (un ardid presidencial para desaparecer todos aquello que le estorba y le recuerda al pasado), fue extinguido el 8 de Octubre del año pasado por la Cámara de Diputados, esto a pesar de que México es uno de los 10 países a nivel mundial que presentaban más pérdidas derivadas de fenómenos naturales, y aunque la Secretaría de Hacienda informó que pronto emitirá las disposiciones específicas que establezcan y regulen los mecanismos presupuestarios que permitan el adecuado ejercicio de los recursos, todo ello para asegurar acciones de prevención que atiendan los impactos causados por fenómenos naturales y para que “la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana establezca el marco normativo para la conducción y ejecución de las políticas y programas para la prevención, auxilio, recuperación y apoyo a la población en situación de desastre, lo cierto es que México podría enfrentar las consecuencias de los desastres naturales sin que la ayuda fluya, esto es, que Estados y Municipios se las arreglen como puedan ya que el objetivo de la Cuarta Transformación es seguir ahorrando para continuar manipulando al pueblo bueno mediante migajas que les entrega bimestralmente, cuando podría sentar las estructuras para la creación de empleos duraderos y bien pagados.

COMO BIEN se recuerda, el Senado de la República aprobó la extinción de 109 fideicomisos el 21 de octubre del 2020, entre estos el Fonden, y con esa decisión, el gobierno Federal podría obtener 68 mil 400 millones de pesos adicionales para sus programas sociales, esto es, para mantener el voto clientelar rumbo al 2024, cuando no se sabe si AMLO dejará el camino franco a sus colaboradores o ampliará su periodo constitucional, como ordenó hacerlo con el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación bajo el argumento de que aún no están sentadas las bases para el destierro de la corrupción, algo que pregona, solo él puede lograr. Pero para ello se requiere mucho dinero, en principio 50 mil millones de pesos más para la guardia nacional que pasará a ser la tercera fuerza de la Secretaria de la Defensa Nacional, ya que AMLO, al igual que Nicolás Maduro, en Venezuela; Daniel Ortega, en Nicaragua; Miguel Díaz-Canel en Cuba,, que no deja de ser un pelele de los Castro Ruz, desea unas fuerzas armadas sólidas, satisfechas y leales por si llegara a necesitarlas en caso de una eventual ampliación de su Gobierno dos o cuatro años más.

POR ELLO la desaparición del Fonden y de otros 108 fideicomisos, pues de acuerdo al Presidente Andrés Manuel López Obrador, el organismo el Fonden presentaba una deuda de 13 mil 123 millones de pesos hasta Octubre pasado. Aunque ese pasivo resultaba de los efectos que habían dejado los huracanes y los sismos del 2017, algo que ni el titular del Ejecutivo Federal ni la Secretaría de Hacienda quisieron reconocer. Por esa razón, desde el  pasado 1 de Enero de 2021, el Fonden ya no contaba con la autorización para asumir compromisos adicionales, salvo aquellos relacionados con sus propios gastos de operación.

LOS PRETEXTOS para desaparecer al fondo fueron muchos, y hasta se hizo creer que solo se beneficiaba a unos cuantos y se soslayaba a otros –como ocurre con los programas sociales que se destinan a cierta población, cuando deberían invertirse en obras de beneficio colectivo, pues a decir verdad, carreteras y caminos del País se encuentran destrozados, y al menos en Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez sigue sin hacer nada, solo criticando a un pasado que en dos años hizo más obras que muchos gobiernos en seis-. Y es que en lo individual, respecto al Fonden las personas no requerían hacer ningún trámite directo, pues ese Fondo no operaba a través de particulares, sino mediante las dependencias de los gobiernos federales y estatales como la Secretaría de Gobernación que estaba a cargo, y éste se activaba a través de la emisión de una Declaratoria de Emergencia o Declaratoria de Desastre, que es el reconocimiento de la dependencia de que uno o varios municipios o delegaciones políticas se encontraban ante la inminencia o alta probabilidad de que se presentara un fenómeno perturbador de origen natural que provocara un riesgo excesivo para la seguridad e integridad de la población. Y era a través de la emisión de una declaratoria de desastre que el Fonden buscaba proporcionar recursos a las Entidades federativas y dependencias federales para la reconstrucción de los daños ocasionados por un fenómeno natural perturbador a la vivienda de la población de bajos ingresos, así como a los servicios e infraestructura pública federal, estatal y/o municipal.

LO CIERTO es que el clima en México favorece el desarrollo de fenómenos naturales severos, como huracanes o terremotos. De hecho, es uno de los países que más sufre esos episodios, pues de acuerdo al informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la república mexicana es una de las naciones con más pérdidas económicas por este tipo de fenómenos desde 1998 cuando en total se perdieron 46.5 mil millones de dólares por desastres relacionados con el clima. En Latinoamérica, México sólo es superado por Puerto Rico con unas cifras que alcanzan los 71.7 mil millones de dólares. Estados Unidos es el país que lidera el ranking mundial con 944 mil millones de dólares. El estudio de la ONU relaciona el impacto económico de los desastres naturales con la pobreza y recursos que posee cada país. Por ejemplo, Haití, Honduras o Cuba tuvieron un gran impacto en proporción.

Y SOLO para tener una idea, basta señalar que en México, como en muchos países de América y el mundo, el impacto de los desastres desencadenados por amenazas de alta magnitud y baja frecuencia ha involucrado cuantiosas pérdidas. De 1900 a 2018 se registraron 231 desastres en los que más de 20 mil personas perdieron la vida y aproximadamente 18 millones de habitantes fueron afectados, lo que puso en evidencia la necesidad urgente de transformar el actual Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), meramente reactivo, en un Sistema Nacional de Gestión Integral del Riesgo de Desastre (Sinagird). En fin, ya ni sugerir es bueno, pues con la desaparición del Fonden, que Dios nos agarre confesados ante un desastre natural de magnitud inimaginable, como las inundaciones o sismos que se están engendrando en el mundo. Así de simple. OPINA carjesus30@hotmail.com

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Carlos Jesús R. – AMLO le pellizca las “criadillas” a Estados Unidos

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.