Ponte en contacto

Columnistas

Ángel Álvaro Peña – Chapulines, desertores o traidores

Publicado

en

ALMA GRANDE

Por: Ángel Álvaro Peña


La deserción de un soldado se sanciona con un juicio militar que en la mayoría de los países los lleva a la cárcel hasta la muerte. A los diputados que engañan a los electores, que burlan la preferencia del ciudadano, en lugar de tener algún tipo de castigo, los premian, por lo regular con una candidatura para un cargo de elección popular.
Pero los hay peores, porque ya electos, cuando ya el veredicto del sufragio está dado, los chapulines escogen una curul más cercana a los intereses personales que a los de la gente, el castigo debe existir, pero se ha llegado al extremo absurdo del aplauso y la caravana.
Todavía falta mucho por reformar a la ley electoral del país, cambios que ha impedido más de un consejero electoral, para seguir gozando de los privilegios que la vieja legislación otorga a cada día menos personas. Esta es otra de las razones por las cuales a la deserción se le llama sutilmente chapulineo y a la traición, cambio de bandera.
En todas las actividades del ser humano el cambio de estafeta merece una sanción, hasta en el futbol, si un jugador cambia de equipo cuesta dinero. Pero en la política cambiar de bando es premiado, como si fuera una gracia engañar y burlarse de la población que votó por la combinación de candidato y partido.
El panorama de la política nacional no parece vislumbrar un alto a esta práctica, tenemos a personajes que, al salir de Morena, se colocan del otro lado, con la obsesiva intención de desgastar al partido que los llevó a su curul, Lilly Téllez y Germán Martínez, son un ejemplo de pena ajena. Que toman la curul como escenario y desde el centro de los reflectores lucen su egocentrismo, divorciado del servicio público y de la sensibilidad política.
Hay otros como el yucateco José Luis Pech Várguez, quien renuncia a Morena porque no le otorgó la candidatura a la gubernatura de Quintana Roo, y ahora competirá por Movimiento Ciudadano. Cada uno de estos desertores, de todos los partidos, muestra la vulnerabilidad de su vocación política para convertirla en una mala actuación en el teatro del exhibicionismo y la egolatría.
Los funcionarios públicos cuando dejan un cargo no lo hacen por servir mejor a la sociedad que paga su salario sino para mejorar su condición de agentes protagónicos y obtener los privilegios que como servidores públicos no tienen, tal es el caso del ex secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, quien luego de abandonar su puesto se convirtió en un acérrimo enemigo de la 4T, también puede nombrarse a Alfonso Romo, quien fue contratado para delinear puentes y contactos entre el gobierno y el empresariado, relación que dañó en lugar de armonizar.
Para allá van otros personajes cuya mediocridad no les ha permitido sobresalir y ante la imposibilidad de ir más allá se refugian en el sabotaje contra quienes sí brillan con luz propia como sucede con la Presidenta de la LXVI Legislatura del estado de Veracruz, diputada por el Distrito V, Cecilia Guevara, quien intentó ser presidenta municipal de Poza Rica, y las preferencias electorales y sociales favorecieron a Fernando Remes por una gran diferencia; sin embargo, al ver truncado su proyecto se ha dedicado a descarrilar la administración municipal de esta importante ciudad, y así se monta en su calidad de líder del Congreso local para descalificar a los miembros del equipo del alcalde escogidos cuidadosamente por él.
La posición de Guevara está sustentada en el apoyo que en su momento tuvo del actual gobernador del Estado, pero que a éste le costó un gran desgaste hasta que la abandonó a su suerte; sin embargo, cuenta con el apoyo de Juan Javier Gómez Casarín, quien es la persona que la maneja, dada su desconocimiento legislativo y su nula vocación política.
Su capricho de ser presidenta municipal de Poza Rica se ve frustrado porque ni siquiera nació en el estado de Veracruz, ella es originaria de Chihuahua, y carece de educación superior, pero se dice empresaria hotelera, cuando en realidad no puede liderar ni el propio partido. Se trata de un personaje que seguramente engrosará las filas de los desertores, porque nadie le quita de la cabeza su deseo por convertirse en presidenta municipal de Poza Rica, y seguramente Morena ha sido lastimada continuamente por su conducta que no le dará la candidatura dentro de dos años y medio.
Cecilia Guevara llega a la vida política en 2015, durante el sexenio de Javier Duarte, llegó al Congreso local de Veracruz, como diputada suplente. Su actividad hotelera le permitió acercarse con los políticos para despegar a cargos públicos.
Mención aparte merece su asesor de cabecera y quien mueve los hilos de Cecilia Guevara, Juan Javier Gómez Cazarín, cuyo hermano Alejandro Gómez Cazarín, es líder del Congreso local de Campeche. Ambos mantienen una agenda muy peculiar que a veces nada tiene que ver con la política de beneficio popular.
Porque su conducta no sólo perjudica la imposición de personajes en el equipo de Fernando Remes, sino que daña la estrategia de gobierno de su partido y deteriora más aún la imagen del gobernador, que a su vez debilita la figura del propio Presidente de la República.
El gobernador de Veracruz todavía no sale de un conflicto para meterse en otro y su desgaste no sólo es permanente sino progresivo, porque se deja influir siempre por el secretario de Gobierno, Erick Cisneros quien pareciera quiere desgastar a Cuitláhuac y al propio Jefe del Ejecutivo federal.
Apenas libra el gobernador la fama de tratar mal a las periodistas. En su momento exigió precisar cifras en una pregunta, cuando quien debe ser exacto y pulcro en la información es quien responde esa pregunta. Pero esa es la manera en que la desesperación por carecer de argumento se expresa públicamente y a veces mancha la imagen de quien quiere parecer tener siempre la razón.
El autoritarismo que demostró el gobernador con la Ley de Ultrajes a la autoridad, o Ley Franco, llamó la atención del entonces líder del senado, Ricardo Monreal, quien señaló al ejecutivo estatal como un represor, condición que todavía no libra del todo.
Ahora, con un Congreso local poco homogéneo, con diputados que cada uno jala su propia carreta y una lideresa obsesionada por ejercer un cargo por el que no fue electa, el gobernador pareciera que debe meter orden y cuidar más su imagen antes de que el deterioro sea tan grande que alcance al partido al que pertenece.
La gran mayoría que votó con una diferencia histórica, por Fernando Remes, muestra su inconformidad ante las agresiones y sabotajes de Cecilia Guevara, quien no disimula a la hora de tratar de debilitar al gobierno municipal.
No se necesita ser adivino para saber que Cecilia Guevara se va a otro partido, donde puedan cumplir su fantasía de competir por la presidencia municipal, que seguramente perderá porque el historial que tiene ante la sociedad de Poza Rica está muy lejos de ser amistosa, más bien es de repudio.
PEGA Y CORRE.- Incalificable la riña, bien organizada, por la porra del equipo de futbol de Querétaro, donde hubo muchos heridos, mucha sangre y algunos inmortales quienes a pesar de los fuerte golpes, la autoridad estatal dice que no murieron… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Ángel Álvaro Peña – Regaña el Presidente a improvisados

Columnistas

Gilberto Haaz Diez – Festival Velas (parte dos)

Publicado

en

Por

Por doquier se escucha que el domingo fue un domingo de afluencia turística en Veracruz. Todos fueron a ver los veleros, dejar los autos por allí cerca y caminar a tomarse las fotos con los majestuosos buques que estaban a la vista en Veracruz. Alguien me dijo que faltó el afamado Juan Sebastián Elcano, el buque español y que no vino, a mí no me lo crean así me lo contaron, porque no lo invitaron desde que el presidente AMLO le hizo fuchi a España y a la Corona. Ese buque con 7 velas y 197 hombres y mujeres navegando por el mundo, un buque escuela como el nuestro, el Cuauhtémoc, se le extrañó. Amigos me contaron que llegaron y había un mundo de gente, saborearon un helado del güero-güero y antes se tomó un mezcal con una chela y luego se fueron a admirar los buques, para después ir a comer al Gaucho de Siles, y darse una vuelta a gastar parte de su quincena en Cotsco. Así les ocurrió a muchos que fueron, maravillados por esos impresionantes barcos, Veracruz vivió un fin de semana inolvidable. Todos sonríen, la alcaldesa Patricia Lobeira de Yunes, el almirante José Rafael Ojeda Duran y el pueblo, a quienes les cayó de maravilla este evento. Y aún hay más, porque ahí viene el Carnaval. 

LA OTRA LEYENDA (ELVIS) 

Leí por ahí que van a revivir a Elvis Presley, en una cinta que no sé si sería de Netflix o de alguna productora. Hace falta. Desde aquella película cuando Elvis conoció a Nixon en la Casa Blanca, una buena cinta del ídolo del rock, no se ha hecho nada en cine. Hace 45 años otra estrella moría para convertirse en leyenda. Miles y miles de anécdotas se forjaron en su partida. De que no estaba muerto, y que andaba de parranda, como la canción. Grandes han muerto para inmortalizarse, Elvis es uno de ellos. En la finca y mansión de Graceland, millones y millones de fans desfilan ante su tumba, como si se fuera a un parque de diversiones de Disneylandia. Allí Elvis vivió desde los 22 años a su muerte. Es la segunda casa más visitada de Estados Unidos, la primera es La Casa Blanca, donde Biden dirige los destinos del mundo. Por las situaciones de las leyendas urbanas, algunos que allí han pasado juran y perjuran que han visto al rey del rock, contonearse por los pasillos. Sus discos siguen vendiéndose en el mundo. Hay tres muertos que generan muchas utilidades. El primero era Elvis, ahora desbancado por el otro rey, Michael Jackson, la otra es la eterna Marilyn. Y hubo algunos otros que ocuparon algunas tumbas visitadas, entre ellas las de James Dean, cuya muerte joven, con solo tres cintas en su haber, pasó a formar parte del panteón de los ilustres hollywoodenses. Como Elvis. Como Michael. Como Marilyn. Hace 45 años el mundo se conmocionó con la muerte del rey del rock. La vida a mil por hora y las pastillas para dormir y tranquilizarse lo llevaron a la muerte temprana. Antonio Machado habló de la muerte: “La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos”. El mundo de la música le lloró. Le lloraron en Las Vegas, donde acostumbraba presentarse. Le lloraron como le lloraron a John Lennon, otro que muere joven a manos de un loco desequilibrado. Hay vidas que el destino se ha llevado en forma impactante. Michael, Marilyn y Elvis murieron así. Llenos de pastillas

y temores. Llenos de incertidumbres, pese a ser los mejores en sus carreras, pese a ser los número uno en sus giros. Recobro algo que dijo James Dean, otro de ellos, de muerte imprevista: “Creo que sólo hay una forma de grandeza para el hombre. Es cuando un hombre puede salvar la brecha entre la vida y la muerte. Quiero decir, si puede vivir después de que ha muerto, entonces tal vez fue un gran hombre. Para mí el único éxito, la única grandeza, es la inmortalidad”. 

www.gilbertohaazdiez.com

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Gilberto Haaz Diez – El Festival de las Velas

Continua Leyendo

Columnistas

Héctor Parra – No será Palaciega la visita de AMLO con Biden

Publicado

en

Por

TRAS LA VERDAD 

La fiebre cerebral que padece el presidente López Obrador, desvela sus intenciones de convencer al presidente estadounidense, para que adopte los planes populistas del fracaso de la 4T, fórmula con la cual busca resolver los problemas de los norteamericanos y los mexicanos ¡Iluso! 

Otra cara de la moneda, la real, sin calenturas. La señora Katherine Tai, representante comercial de Estados Unidos, adelanta que ya preparan controversias contra México debido a la modificación de contratos con la Comisión Federal de Electricidad. 

Asegura Katherine que, conforme a las modificaciones unilaterales de contratos firmados con anterioridad, representan una clara competencia desleal de la CFE en contra de las empresas estadounidenses ya que algunos de esos acuerdos habían sido firmados. 

A eso se le llama incumplimiento de contrato. El gobierno de la 4T, no respeta el derecho y AMLO impone su voluntad, simplemente porque fueron firmados con el gobierno de Enrique Peña. Así de sencillo. 

La señora hizo énfasis en que, derivado de la firma de los contratos, varias empresas norteamericanas invirtieron millones de dólares en México. Y, con las modificaciones han despertado la molestia de las compañías del sector energético.  

Con justa razón. AMLO acostumbrado a impartir justicia divina, simplemente cambia las condiciones contractuales sin el consentimiento de las partes. 

Katherine mencionó una de las quejas de empresarios. A su queja se acompasó el presidente de The American Society of Mexico, Larry David Rubin, advirtió que se han producido varias situaciones que generan preocupación de firmas texanas y otros estados de EUA, por los cambios unilaterales. De tal suerte que la representante de comercio de Estados Unidos de Norteamérica, Katherine Tai, está analizando una serie de controversias que probablemente se promoverían en los próximos días en contra del gobierno de México. 

Insistieron en que, los norteamericanos han expresado que hay mucha preocupación por parte de los inversionistas de empresas texanas, así como de otros estados de la Unión Americana, en relación al trato y la competencia desleal que se está viendo por parte de la CFE con esas empresas ¿Así o más claros los abusos del gobierno de la 4T? 

Seguramente Biden no tratará el tema con el neófito y tirano de López

Obrador. 

Pero, derivado de su próxima visita sacan a la luz pública los atropellos jurídicos al T-MEC, por parte del gobierno de AMLO. Por ello resulta interesante que las autoridades norteamericanas del ramo y empresarios ya planteen el posible conflicto jurídico por violaciones al Tratado. Advierten que será importante la manera en la que los EUA manejen las negociaciones. 

A pesar de lo ladinos y tramposos que resultan ser los del gobierno de la 4T, Larry Rubin comentó que, de llevarse a buen puerto las negociaciones, sería una señal clara a la inversión norteamericana de que se respetarán los contratos y los acuerdos que se firman entre las empresas y el gobierno de México. La señal podría darse en los próximos meses. Sin embargo, mediáticamente adelantan el problema aprovechando la visita de AMLO a los EUA. No es mera casualidad. 

Parte de la problemática se trató en la conferencia de prensa que presentaron las Juntas Binacionales 2022 México-Estados Unidos, que llevarán a cabo del 5 al 8 de julio próximo, evento organizado por The American Society of Mexico y la Confederación Patronal de la República Mexicana. Por cierto, el presidente del sindicato patronal, José Medina Mora, dijo que los mecanismos de solución de controversias operan y están firmados en el T-MEC ¿Será? Por supuesto que sí. Así debe ser, pero el gobierno no lo está respetando. 

Lo obvio. En el T-MEC se desglosa el proceso para resolver las disputas y es muy claro. Los mecanismos para la solución de controversias ayudarán a que, en todas las controversias, que son naturales en cualquier relación comercial entre los países, al igual que entre particulares (aunque con AMLO son abusos), en el caso del T-MEC (las partes son tres, Canadá es otro de los firmantes) existe la metodología para atender y resolver las diferencias contractuales. 

Por cierto, México ha presentado varias controversias en materia laboral y automotriz. Hasta este momento, ninguna ha sido resuelta. Más parecen asuntos políticos que de esencia jurídica. 

Mientras tanto, AMLO prepara su paquete para los Santos Reyes, con la ilusa esperanza de que Biden le obsequie las necedades que pedirá, entre ellas una “compensación económica” a razón de que, norteamericanos cargan gasolina en territorio mexicano. Seguro insistirá en que los EUA regalen dinero a países centroamericanos para el fracasado programa de sembrando vida, el cual fue un fracaso, ahora a sembrar maíz y frijol ¡Ah bárbaro! 

Solo falta que también pida indemnización por los miles de asesinatos cometidos en México, con armas de fuego fabricadas en los EUA. De López, todo puede esperarse. 

En este caso, quien debe pagar con cárcel sería el mismo AMLO, por su política fallida de abrazar a los asesinos, protegerlos, en lugar de combatirlos con la fuerza de la ley, detenerlos, procesarlos y encerrarlos.

Por Héctor Parra Rodríguez 

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Héctor Parra – Ideas megalomaníacas de AMLO

Continua Leyendo

Columnistas

Carlos Jesús R. – AMLO da luz verde para indagar a Huerta por violación

Publicado

en

Por

POR SI ACASO…

*FGE desechó el caso en franca protección al funcionario

*Víctima recurriría a justicia Federal si no avanza su caso

LUEGO DE que el pasado 25 de Mayo, tras varias diligencias en las que la Fiscalía de Justicia del Estado –que suele apegarse al principio jurista de: ´a los amigos justicia y gracia, a los enemigos justicia a secas´-, determinara el no ejercicio de la acción penal contra Manuel Huerta Ladrón de Guevara, pese a las pruebas presentadas en su contra por una mujer que dice haber sido víctima de agresión sexual por parte del super delegado de programas Federales, hechos ocurridos el 22 de Septiembre de 2019, cuando el agresor le introdujo los dedos en los genitales contra su voluntad y, posteriormente, le impuso la cópula, según reza en la denuncia, el abogado Roberto Rodríguez Cruz, quien también se desempeña como presidente del Foro Liberal de Abogados dio a conocer que en un primer momento presentaron impugnación en el fuero común contra la decisión de la FGJ por absolver a Huerta, y ante la cerrazón de la justicia local, decidieron llevar el caso al ámbito Federal, aunque este lunes fueron más allá. Un reportero preguntó al Presidente Andrés Manuel López Obrador casi al final de la mañanera; -“Señor presidente, nada más rápidamente. Hay una denuncia en donde le piden su apoyo a usted, es una supuesta denuncia de acoso sexual contra el superdelegado de programas Federales de Veracruz, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, el cual ha sido denunciado por una mujer que supuestamente tiene la identidad resguardada 254; su abogado Roberto Rodríguez Cruz pide su apoyo para que se atraiga este caso ya que en la fiscalía de Veracruz, menciona que no quieren abrir la investigación de este delito”. AMLO lo pensó unos segundos y acto seguido respondió: “Sí, que se atienda; ya lleva algún tiempo esto eh, no es nuevo, ya lleva pues como tres años y se menciona de parte de Manuel que es un asunto político…de todas maneras hay que investigar y vamos a pedirle al gobernador que nos ayuden y que se atienda sin impunidad para nadie”.

EL CASO, como puede observarse, ya llegó a la mañanera y AMLO dudó, unos instantes, en darle un cariz “politiquero” como suele responder cuando se trata de acusaciones contra algún funcionarios de la Cuarta Transformación, para luego ser enfático: -sí, que se investigue y que se atienda sin impunidad para nadie-, y acaso la versión estenográfica de la respuesta presidencial ya llegó a las instalaciones de la FGE donde suelen proteger a los amigos del Gobernador Cuitláhuac García Jiménez o del régimen Federal cuando incurren en actos probados, como lo ha hecho la agraviada al presentar testimonios de sus dichos sin que le hagan caso, mientras cargan la mano a los enemigos, sobre todo a los presos políticos perseguidos por la administración a los que denostan y criminalizan aun antes de emitirse una sentencia definitiva, como fue el caso de José Manuel del Río Virgen, liberado tras seis meses de mantenerlo privado de la libertad por un crimen que no cometió; de Rogelio Franco Castán, ex secretario de Gobierno y ex diputado detenido inicialmente por ultrajes a la autoridad aunque, posteriormente le han abierto otras carpetas, incluida violencia intrafamiliar en contra de su ex esposa; Tito Delfín Cano, aspirante a la dirigencia Estatal del PAN, ex alcalde de Tierra Blanca y ex diputado local, o Pasino Rueda Canseco, alcalde electo de Jesús Carranza, por solo citar algunos casos. 

AHORA, POR instrucciones de AMLO –porque así debe entenderse la orden de que “se investigue sin impunidad para nadie”, Cuitláhuac García Jiménez, Gobernador y vocero de la Fiscalía Estatal a quien el Presidente pide ayuda para que se aclare el caso, y la fiscala carnala, están obligados a atender el tema de una colaboradora del Delegado de la Secretaría del Bienestar presuntamente violentada por Huerta Ladrón de Guevara, ya que la denuncia en contra del funcionario Federal sigue archivada sin avanzar, y lo que es peor, la FGE determinó el no ejercicio de la acción penal por falta de pruebas. Por ello la defensa de la mujer ultrajada anuncia que acudirá a instancias federales, ya que la Fiscalía General de Justicia del Estado protege a Manuel Huerta por instrucciones del Gobernador García Jiménez, luego de que el acusado se dijera amigo personal del Presidente López Obrador que, por lo visto ya conocía del caso, según lo reconoce en la respuesta al reportero y, curiosamente, el delegado Federal sigue en su cargo, lo que induce a suponer una protección equiparada a impunidad “desde las alturas” en favor del acusado. 

LOS ABOGADOS y la dama violentada han presentado toda suerte de pruebas y denuncias, pero si Huerta es amigo del Presidente Andrés Manuel López Obrador seguramente nada pasará, por lo que no tardará el mandatario en asumir que el caso son solo “politiquerías” contra su colaborador, aunque se esté afectando a una mujer. Lo que llama la atención es que si Cuitláhuac García Jiménez ordenó todo el peso de la ley para Rogelio Franco Castán por violencia intrafamiliar contra su, ahora, ex esposa, en el asunto que compete a Manuel Huerta guarda silencio, lo que demuestra una justicia de privilegio para unos e inducida con todo rigor para otros. Y es que el delito de violación se acredita y sanciona “a quien, por medio de la fuerza física o moral, tenga cópula con una persona”, así como a quien, por medio de la fuerza física o moral, introduzca por la vía vaginal o anal cualquier objeto o parte distinta al pene” que, a decir de la dama, es su caso.

SEGÚN EL artículo 184 del Código Penal, a quien por medio de la violencia física o moral tenga cópula con una persona, se le impondrán de seis a veinte años de prisión y multa de hasta cuatrocientos días de salario. Se entiende

por cópula la introducción del pene en el cuerpo de la víctima, por vía vaginal, anal u oral. También se considera que comete el delito de violación quien, por medio de la fuerza física o moral, introduzca por vía vaginal o anal cualquier objeto o parte del cuerpo distinto al pene sin importar el sexo. El mismo ordenamiento señala que cuando el delito se cometa por quien desempeñe un empleo, cargo o comisión públicos, o en ejercicio de una profesión, empleo o ministerio religioso, utilizando los medios o circunstancias que ello le proporciona. además de las sanciones arriba indicadas, se impondrán destitución, en su caso, e inhabilitación para desempeñar otro empleo, cargo o comisión públicos, o para ejercer profesión, hasta por cinco años, pero Manuel Huerta sigue al frente de Bienestar.

EN FIN, tal vez con la intervención del Presidente Andrés Manuel López Obrador que ya ordenó que se investigue el caso sin impunidad para nadie, Huerta Ladrón de Guevara sea llamado a declarar ante la Fiscalía o un Juez, o de plano sea cubierto el caso por el manto de la impunidad como ocurre en favor de infinidad de morenistas que sirven a ciegas al Presidente en turno. A ver qué pasa. OPINA carjesus30@hotmail.com

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Carlos Jesús R. – Basta de culpar al pasado, recriminan jesuitas a AMLO

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.