Ponte en contacto

Columnistas

Ángel Álvaro Peña – Mordaza nueva al periodismo

Publicado

en

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

Las acusaciones son muchas y lo fueron por muchos años. Los periodistas fueron el blanco de críticas, de cuestionamientos y de denuncias. Más de un político quiere ver a varios periodistas en la cárcel. El delito que se argumentaba prácticamente desde que la televisión empezó a informar fue la difamación.

Así como éste, se sumó el daño moral, el daño patrimonial, y una serie de calificativos que tenían en el fondo el objetivo de detener los avances de la prensa que llegó a convertirse en el cuarto poder, un gremio que, organizado en esos años, pudo romper la barrera de la censura en más de una ocasión.

Los periodistas mexicanos tuvieron los mejores maestros que caminaron con la historia, incluso, la cambiaron: Francisco Zarco, Salvador Díaz Mirón, Guillermo Prieto, Ignacio Ramírez, Ignacio M. Altamirano, Ricardo Flores Magón. Hubo quienes ni siquiera leyeron sus textos pero también quienes aprendieron de ellos. Fueron perseguidos, torturados y asesinados por decir la verdad.

Las nuevas generaciones se convirtieron en parte de la familia mexicana gracias a la televisión. Cada noche entraba a los hogares Jacobo, Joaquín o Ricardo Rocha. No sólo eran quienes llevaban a las casas la información del mundo sino parte integrante de la convivencia diaria.

En otros medios tenemos verdaderos ejemplos de sacrificios que llevaron a la tortura, el exilio o el encarcelamiento a varios de ellos, como es el caso de Lydia Cacho, José Gutiérrez Vivó o Carmen Aristegui.

La diversidad de medios para informarse creó distanciamientos y a veces enfrentamientos. La mano del poder impuso no sólo censura, sino que condicionaba el papel a los diarios que eran el medio más socorrido por la población. Eran el vehículo de la verdad, o, por lo menos eso creía la mayoría de la gente. Los tiempos cambian, los medios y los periodistas desde luego.

Si el gobierno en este momento condicionara el papel para los diarios, éstos se reirían del gobierno. La tecnología ha cambiado de habitación la información. Bien se dice que la conciencia de los trabajadores depende de la máquina que maneja, de ahí algunas de las diferencias que finalmente logra vencer el compañerismo.

Pero la unidad, el sentimiento de unidad, la solidaridad con el colega es lo que no ha decaído. Los asesinatos de periodistas han reunificado al gremio y juntos escribimos y marchamos exigiendo justicia. Lo que le hacen a uno, nos lo hacen a todos. No hay niveles ni competencia, todos somos uno para exigir que la Ley se respete y respetándose la Ley se respeta la Constitución, que es la que rige nuestra conducta de convivencia entre todos los mexicanos.

La vieja consigna de acusar como injurias las denuncias de corrupción, o de disfrazar de difamación descubrir un mal manejo de recursos, o calificar de falta de leyes adecuadas el fraude electoral, han quedado atrás pero no así la intención de acallar a los periodistas.

La nueva práctica de censura cambia de nombre, las herramientas son nuevas y las acusaciones tienen otro nombre. Para esclarecer la situación tenemos el caso de una periodista de Veracruz, con más de 4 denuncias en su contra, por violencia política de género, que así se le llama ahora a la manera de censurar.

Ante los comentarios y acusaciones directas de la comunicadora surge la demanda, la cual no importa si gana o pierde, aquí lo esencial es el silencio, castigo supremo de los periodistas, que debe guardar respecto a sus sospechas de delitos, acusadas durante un largo periodo de tiempo. Tan prolongado como quieran jueces, magistrados, tribunales, etc.

La trampa para detener la información puntual está tendida, no hay manera de sortear una acusación por este delito, que, ante el surgimiento de su existencia, cualquiera interpreta como le viene en gana y lo único que hace es unificar a los comunicadores alrededor de quienes cumplen con su trabajo.

Es decir, el periodista hace la denuncia pública en su medio, la aludida acude a las autoridades para señalar que existe violencia política de género, y de inmediato entran en vigor las medidas cautelares que implican que la periodista no debe hablar, ni bien ni mal de quien acusa. Mientras transcurre la averiguación, el tiempo de la campaña, que es esencial para dar a conocer, en cuerpo y alma a la acusada públicamente de delitos graves, sucedió sin que la denuncia periodística le afectara. Una vez transcurrido el tiempo, la aludida gana en las urnas y puede ganar o perder el juicio. La ya para entonces ungida como funcionaria, acusada de corrupción gana porque una vez instalada en el cargo, tiene en muchas ocasiones, fuero que le impide ser juzgada. Al terminar la gestión, la acusación prescribió o se protege de que nadie puede ser juzgado por el mismo delito dos veces y la impunidad vuelve a triunfar.

Las medidas cautelares se colocan como un tiempo muerto entre la acusación y la verificación del delito, lapso que es un verdadero puente para alcanzar la impunidad de la acusada.

Ante esta situación no puede dejarse sola a una compañera que realiza su trabajo con responsabilidad, que arriesga su vida para informar de manera veraz.

PEGA Y CORRE.- El PRD ya no tiene frentes de guerra sino boquetes. Los empleados de ese partido en la Ciudad de México golpearon a la Secretaria General de Comunicación Política, Fanny Santiago, por la falta de salarios por más de dos meses. Debió estar presente Jesús Zambrano en el lugar pero al saber de la inconformidad prefirió enviar, como carne de cañón, a su subordinada, a quien golpearon, empujaron e insultaron… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Ángel Álvaro Peña – Panistas agreden a la Marina

Columnistas

Omar Zúñiga – Los debates

Publicado

en

DE PRIMERA MANO

*Cancelaciones vs democracia

Por Omar Zúñiga

Los debates entre candidatos a puestos de elección popular es un ejercicio que se ha ganado a lo largo de los años en la que aún se considera una joven democracia en nuestro país.

Los debates presidenciales, por ejemplo, generan una gran expectativa por el simple hecho de ver a él y las candidatas reunidos en un solo espacio.

Pero también porque hay un mayor espectro de conocer propuestas y de su desarrollo frente a sus adversarios, su capacidad de argumentación, el esgrima verbal de un buen tribuno, lenguaje corporal, su conocimiento de los temas por supuesto y un largo etcétera, factores todos que permiten conocer más a la persona que busca gobernar un país.

El domingo por cierto, se llevará a cabo el tercer debate entre las candidatas y el candidato, hay que estar pendientes y seguirlo.

Sucede lo mismo a nivel de los gobiernos de los estados, aunque no es igual es lo mismo, pues todas las características mencionadas se trasladan a las entidades, en este caso Veracruz.

Estos elementos permiten tener más información y poder realizar un voto informado.

Por si fuera poco, nuestra joven democracia es cara, y mucho, sin embargo, ha valido la pena; las alternancias son un hecho y literalmente no ha sido gratis, pero es nuestra responsabilidad y también nuestro derecho asistir a las urnas y emitir nuestro voto.

Todo esto viene a cuento porque también los candidatos a diputados, sean federales o locales, están sujetos este derecho que se convierte en obligación.

Al contraste de ideas, de propuestas, de darle a conocer a su electorado lo que tiene pensado instrumentar de llegar al Congreso.

A manera de observación, en administración, cuando los recursos materiales o humanos que se destinan a cumplir un objetivo no cumplen con éste, dejan de ser inversión y se convierten en gasto, ergo, es dinero arrojado al bote de basura.

Pasa lo mismo con nuestros procesos democráticos, el despliegue de recursos humanos y materiales para poder realizar estos ejercicios democráticos es enorme.

Se realiza con ánimo, los viajes prolongados no importan; existe emoción y nerviosismo de cumplir con la expectativa de que todo salga bien, sin errores, cumplir el objetivo, pues, de estar a la altura.

Sin embargo, cuando el objetivo no se cumple, el ánimo se convierte en desidia y la emoción en aburrimiento, pero sobre todo en coraje, de saber que todo el despliegue que se ha hecho, ha sido en vano.

Es decir, que la inversión se convirtió en gasto.

*****

Para documentar el optimismo, el martes pasado 14 de mayo, en la zona norte del estado, casa del distrito 1 de Pánuco, la cabecera distrital más alejada de la capital (a unas 8 horas por tierra), el debate pactado entre los candidatos a diputados al Congreso local tuvo que ser cancelado, así nomás.

Sólo Fernando Molina de FxM confirmó su participación, nadie más, no hay posibilidad de debatir con una persona; como los diálogos, se necesitan al menos dos para poderse concretar.

Pero también ocurrió el miércoles 15 de mayo (Día del Maestro por cierto), en Tantoyuca, donde todo estaba dispuesto para realizar el ansiado cruce de ideas, llegó Víctor Cadena también de FxM, esperando a los demás, cuando finalmente arribó la candidata de MC Yessica Damián, para ponerse el micro, instalarse, hacer prueba de sonido y decir que siempre no, “que si no hay más candidatos, me voy”…, y se fue.

Otro debate cancelado.

Y para chingarla de acabar, este jueves 16 en Tuxpan, tampoco hubo debate, de los cuatro aspirantes que participaron en el sorteo previo, sólo asistió uno, Raúl Alejandro Cobos Salas, de MC.

Despliegue técnico y humano desperdiciados, traducidos en miles de pesos tirados a la basura.

Hay que tener conciencia de todo lo que implica, y los candidatos entender que además de un derecho es también una responsabilidad consigo mismo y también con sus electores; pero también la gran oportunidad de ponerse ante las cámaras y exponer sus ideas, para ellos y ellas, es un foro que es gratis, lo único que les cuesta es prepararse bien, llegar, explicar sus propuestas y debatir con sus adversarios, eso es todo.

Al final deberán hacerlo como diputados, subir a tribuna, exponer sus ideas y confrontar adversarios políticos. Trabajo parlamentario, le dicen (de nada).

Hay que aprovechar pues, los debates organizados por el OPLE Veracruz, aprovechar la enorme inversión que se ha hecho para cumplir con este derecho y obligación democrática.

Como propuesta a los próximos diputados, elevar los debates electorales a rango de ley con grado de obligatoriedad, con una sanción que impida deshacerse del compromiso, incluida la pérdida de su registro como aspirante a un cargo de elección popular.

¡Qué barbaridad!

[email protected]

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Omar Zúñiga – Candidatos y periodistas

Continua Leyendo

Columnistas

Miguel Ángel Cristiani – Maestro de vida

Publicado

en

·       Los maestros que transforman nuestras vidas

·       Alfonso Valencia Ríos maestro de maestros

·       Profesional del periodismo reconocido por todos

Por Miguel Ángel Cristiani G.

Casi todos hemos tenido un maestro, que en algún momento, nos transformó la vida.

Puede ser que no nos hayamos dado cuente en ese momento, pero con el transcurso del tiempo, nos damos cuenta de la importancia que tuvo en nuestra formación.

En nuestro caso, el maestro de vida, fue Alfonso Valencia Ríos, jefe de información del periódico El Dictamen.

En una tarde en el estacionamiento de la Facultad de Periodismo de la UV, nuestra querida amiga y compañera Lucha Gómez Buere -quien nos donaba todos los libros de texto porque ella iba un año adelante- me dijo: vamos flaco -yo era flaco- vamos al Dictamen a ver al maestro Valencia, que me mandó mi mamá a hablar con él.

Así entramos a la redacción del periódico por vez primera.

El maestro amable y cordial como era con todo el mundo, nos dijo: Pasen y siéntense, ya me habló tu mamá Luchita, para que vengas a practicar todos los días. Los espero mañana a las 7 para darles sus órdenes de trabajo.

Al día siguiente, Lucha ya no llegó, pero yo sí, lo hice todos los días durante los años que fui estudiante de periodismo.

Así tuve la fortuna de que -por mera casualidad- el maestro Alfonso Valencia Ríos me adoptara más que como un alumno, como su hijo.

De esa manera, como parte de su equipo, tuve la oportunidad de aprender y practicar las distintas tareas que se llevan a cabo en la redacción de un periódico como lo es el Decano de la Prensa Nacional.

Aprendí del mejor maestro.

Acompañándole todo el tiempo, a las entrevistas en el aeropuerto, cuando llegaba algún funcionario importante de la federación.

El profesionalismo del maestro era reconocido hasta por los presidentes de la república, que en varias ocasiones le ofrecieron que fuera el encargado de comunicación social de la presidencia o incluso le ofrecieron ser el embajador de nuestro país en el extranjero.

Pero el maestro siempre rechazo esas -que para otros- pudiera ser tentadoras ofertas.

Incluso cuando le ofrecieron ser el director del periódico, siempre respondía con orgullo: “yo soy un soldado más de la infantería de los reporteros”.

Otra de las características del maestro, además de su privilegiada memoria, era su capacidad de trabajo, para generar todas las notas y editoriales para los periódicos El Dictamen y su versión vespertina La Tarde.

Su horario comenzaba puntualmente a las 7 de la mañana y terminaba su jornada hasta las 20:00 horas.

Trabajaba todos los días del año, sin descansos ni vacaciones.

Siempre lo recordaré, tecleando la máquina de escribir, que cual si fuera un piano, interpretaba las mejores notas periodísticas.

Este día en el que se celebra a los maestros, yo tengo que recordar a mi querido mentor, que seguramente él si sabia que me estaba formando y transformando mi futuro y mi vida.

Para más información consulta nuestra página https://www.xn--bitacoraspolticas-ovb.com/

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Miguel Ángel Cristiani – El gran Fito

Continua Leyendo

Columnistas

Gilberto Haaz Diez – Xóchitl en el toreo

Publicado

en

columnista invitado

Viene Xóchitl Gálvez a cerrar la gira veracruzana, por Pánuco y Tantoyuca, Boca del Rio, territorio panista, y el pueblo mágico más bello del mundo, Orizaba. Aquí llega con las y los candidatos, lo mismo a la gubernatura, Pepe Yunes, que a la senaduría, Miguel Ángel, y de aquellos que van por las diputaciones locales, Carla Canales y Carlos Vida, y los pluri y los que se aparezcan. El evento será magistral. Como en tarde de toros, Xóchitl abarrotará ese Toreo que construyó el ingeniero Luis Gutiérrez Príncipe y debe llevar su nombre. Allí donde se sublimaron los grandes toreros y rejoneadores de México y España, allí donde cortaron orejas y rabos ahora ondearán los pañuelos blancos arengando a Xóchitl a que le meta velocidad como Fórmula Uno y logre llegar a la meta ganando el 2 de junio. Andan algunos pensando en busca de una Alianza, El joven Colosio, que seguro dentro de seis años será candidato presidencial, ha pedido a MC y a Xóchitl que el tercer lugar se sume al segundo, para echar del gobierno de una vez por todas a Morena, por cómo tienen el país, sumido en una desgracia (son palabras de él) y Máynez ya como que medio le está entendiendo, ha replicado que se vaya Alito Moreno y entre Beatriz Paredes en su lugar y ya lo hablarían. Bueno, ahí hay una puerta para una alianza que puede co gobernar el país. Alito ya respondió que sí, que renuncia a la dirigencia y a la candidatura plurinominal.

PARA ESO ME GUSTABAS

Para eso me  gustabas, Marcelo. Sería un decir de uno de sus fans, que vio con más pena que gloria el derrumbe de la figura de Marcelo Ebrard Casaubón, quien venía de gurú de la 4T y de AMLO, porque fue su bombero apagafuegos cuando la primera crisis de los huachicoleros y lo envió a Estados Unidos de comprador de pipas, para mitigar ese huachicol que nunca pudieron con él. Marcelo hacía de todo y sin medida. Desde la secretaria de Relaciones Exteriores apagó fuegos con la gente de Joe Biden, cuando el fentanilo y esas porquerías de drogas, fastidiaban a los americanos y a México lo hacía como el principal productor, cosa que aquí negaban. Iba bien encumbrado. Uno pensaba que AMLO lo llevaría de candidato, era mejor que Sheinbaum y que Xóchitl y que cualquier fosfo naranja que saliera. Un tiempo se habló que había pactado con Dante Delgado y que estaba listo, por si AMLO no lo llamaba, a ser el candidato de MC  a la presidencia. Si eso hubiera (ah los hubiera) sido, hoy Marcelo seguro estaría en una elección dividida, de 33 por ciento por cada candidato. Pero algo le dio miedo. No sé si la furia presidencial, pero se doblegó. Olvido la escuela de dónde venía, la de Manuel Camacho Solís que, cuando Salinas no lo llamó a ser el candidato, entró en rebeldía, cosa que así fue hasta la muerte de Colosio. Ebrard se le cuadró a la Sheinbaum. Quién sabe que le ofrecerían, pero no creo haya nada que valga la pena. Si en seis años espera el tren, ese tren pasará porque llega una nueva generación de políticos, entre ellos el hijo de Colosio. Y apenas Marcelo entró a un restaurante jalisciense y fue abucheado con gritos de “Fuera Morena” y los clásicos: ¡Fuera!. Luego, apareció como chalán de la Brugada, quien busca ser la jefa de gobierno y anunció que llevará a Ebrard como consultor en seguridad. Para eso no me gustabas, Marcelo. Me gustabas para ser otra opción y encabezar con MC o con quién fuera, la presidencia de la Republica, que bien te la merecías y eras el mejor preparado, para Chalán no me gustabas, Marcelo.

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Gilberto Haaz Diez – El debate dominical

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.