Ponte en contacto

Columnistas

Carlos Jesús R. – AMLO el mismo estilo de don Porfirio con la prensa

Publicado

en

POR SI ACASO…

  • AMLO el mismo estilo de don Porfirio con la prensa
  • E.U. ya vislumbra en México una naciente dictadura
  • Regaño a López Obrador en contra del autoritarismo

Por Carlos Jesús Rodríguez

AUNQUE han tratado de matizarlo y hasta el propio Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores trató de desmentirlo, lo cierto es que los exabruptos del Presidente Andrés Manuel López Obrador en contra de la prensa y de los grupos u organizaciones civiles no gubernamentales han llegado a oídos de Estados Unidos que saben de sobra como se incumban las dictaduras, y en ese tenor en su visita a Guatemala y, posteriormente a México, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris exhortó a ambos mandatarios, entre estos López Obrador, que dejara hacer su trabajo a la prensa, así como a las organizaciones civiles en México, luego de las misivas que el tabasqueño envió a la vecina nación del Norte para que dejara de financiar a Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad que encabeza Claudio X González, y en respuesta recibió la notificación de que EU no solo seguirá apoyando a esos organismos, sino que les elevarán el monto del subsidio. Y es que en video, la propia vicepresidenta durante una entrevista con la agencia EFE, detalló que el llamado no solo fue para el presidente de México, sino también para el de Guatemala Alejandro Giammattei. «Este es un tema que me preocupa profundamente, porque queremos asegurarnos de que hay independencia: un sistema judicial independiente (que en México AMLO busca coptar), una prensa independiente (que el presidente ataca a diario) y que las organizaciones sin fines de lucro, las ONG (como la de MCCI), puedan hacer su trabajo sin interferencias. Eso lo dejé muy claro», enfatizó Kamala. Y esto ocurre, insistimos, precisamente luego que el presidente López Obrador exigiera una aclaración al gobierno de Estados Unidos sobre la financiación a Artículo 19 y Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad (MCCI).

Y ES que de verdad “ya chole” con la misma cantaleta  presidencial de agredir un día si y el otro también, lo mismo a la prensa que lo critica, como si fuera un ser perfecto o divino que no comete errores que a las ONGs. AMLO quiere una prensa sumisa, entreguista, que le sirva de tapete para avalar todas sus ocurrencias y, por el contrario debe enfrentar los embates de medios de comunicación que por pundonor y vergüenza ante tantísima agresión, le investigan y encuentran como el caso de Pio López Obrador en Agosto pasado, cuando se difundió un video en el que, el hermano más querido del Presidente aparece recibiendo dinero de David León Romero, entonces colaborador del gobierno de Chiapas y hasta el año pasado funcionario federal. Los recursos, supuestamente, fueron utilizados para apoyar a Morena en la campaña de 2015. Y aunque el mandatario llamó a una investigación en el caso de su hermano, esta no ha arrojado hasta el momento que Pío López haya incurrido en una falta ante la ley, lo cual ha sido cuestionado por la oposición. Sobre ello los especialistas advierten la falta de congruencia entre el discurso y el actuar de los tabasqueños, situación ante la cual, el Observatorio contra la Corrupción y la Impunidad del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM dejó en claro que casos como ese afectan la confianza ciudadana en las instituciones y el gobierno, por lo que hubiera sido buena señal de congruencia que las instituciones encargadas de la investigación hubieran rendido un informe más detallado.

CONTRARIO A lo anterior, López Obrador se le fue a la yugular a la prensa, y cuando el asunto comenzaba a crecer luego de que Pio López presentó una denuncia contra Carlos Loret de Mola, el Presidente salió al quite pronunciándose la contra denuncia de su hermano por la difusión del video en donde se le ve recibiendo dinero en efectivo de David León, quien se desempeñó como coordinador nacional de Protección Civil hasta que se dio a conocer el material. Indicó que esa demanda judicial que pedía cárcel de hasta 12 años para el periodista que dio a conocer el video no le ayuda a su gobierno, porque sus adversarios lo utilizan para atacarlo; sin embargo, dejó en claro que “yo deslindo lo público de lo familiar, en lo que tiene que ver con las funciones públicas no tengo hermanos”, pero las cosas ahí quedaron.

LA PRENSA al igual que las organizaciones no gubernamentales que han sido muy críticas al gobierno de López Obrador, han sido tachadas de «golpistas» y «opositoras», además de que el Presidente hace acusaciones verbales a diario en sus conferencias matutinas contra la prensa. Por ello, la vicepresidenta estadounidense refirió que fue «muy franca» con López Obrador y Giammattei, y les dijo que está «muy preocupada por la corrupción y la impunidad» en sus países. «Fui muy directa con cada uno de ellos respecto a esas preocupaciones», dijo Harris.

Y AUNQUE Esteban Moctezuma, embajador de México en Estados Unidos, negó que se haya tratado el tema de las ONG durante la reunión Harris-López Obrador, lo cierto es que AMLO y Kamala conversaron en privado durante varios minutos. Respecto a Guatemala, en esa Nación hay una polémica reforma de ley sobre organizaciones no gubernamentales promovida por el partido oficial, la cual  habilitaría la anulación por decisión estatal de manera unilateral de cualquier ONG asentada en ese país, una postura muy propia de las nacientes dictaduras que Guatemala las ha padecido desde siempre, y que desde la óptica de Estados Unidos, en México comienzan a darse visos de autoritarismo que finalmente conducen a la autocracia.

LA MISMA crítica y agresiones contra la prensa y organizaciones civiles que profiere AMLO se daba en tiempos de don Porfirio, cuando la persecución fue brutal contra todo aquel que llevaba la contraria a quien, por otra parte, se le considera uno de los grandes Presidentes que ha tenido México por el impulso que dio a la modernidad, las vías de comunicación y la defensa contra Estados Unidos, sin embargo, la prensa fue el objetivo del viejo dictador, y la persecución fue más que evidente. Por ello la vicepresidenta de Estados Unidos aseguró el jueves pasado en una entrevista exclusiva con Efe que, durante sus reuniones esta semana con los presidentes de México y Guatemala, les pidió que dejen «hacer su trabajo» sin obstáculos a las ONG y la prensa en sus países. «Fui muy directa con cada uno de ellos respecto a esas preocupaciones», garantizó Harris en su conversación telefónica con Efe, dos días después de regresar de su viaje a Guatemala y México. Y vaya que tuvo razón al meter orden en temas que se han desbordado en México, lo que ha provocado que el País consolidara con AMLO su primer puesto en la categoría de los países más peligrosos para la profesión. Así las cosas. OPINA carjesus30@hotmail.com 

Esta es opinión personal del columnista

Columnistas

Carlos Jesús R. – Un fracaso la farsante consulta popular de AMLO

Publicado

en

Por

POR SI ACASO…

*Liberación de presos, para “ahorrarse” unos pesos 

*Privados de la libertad ejecutaron 22 547 crímenes

NO DEBERIAN sentirse desilusionados los “chairos”, perdón, los fanáticos de Andrés Manuel López Obrador por el fracaso de la consulta popular que cuestionó si: «¿estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”, y no para enjuiciar a los ex presidentes del País, y no deberían hacerlo ya que en futuros ejercicios seguramente les ira mejor, cuando el Presidente ordene la liberación de 4 de cada 10 presos que se encuentran en prisiones Federales, quienes seguramente en agradecimiento se sumarán al séquito lopezobradorista junto con sus familias, más aun si los incluyen en los programas sociales y, de paso, les piden el favor de obligar a los renuentes a sumarse a los caprichos del tabasqueño. Porque con casi 100 mil presuntos delincuentes los que estarán en la calle, y AMLO tendrá otra fuerza para amedrentar a la sociedad, como ahora lo hace con la Guardia Nacional –y las policías Estatales y Municipales en los Estados y municipios emanados de MoReNa, como Veracruz-. Por ello el pesimismo debe acabar, porque este lunes López Obrador seguramente dirá que como anticipó que si votaba lo haría en contra, el pueblo malentendió y por eso no salió a votar, o como el Gobernador Cuitláhuac García que al ver la desolación de las casillas en el Estado, muy a pesar de que por su conductos se ordenó a los funcionarios de primer nivel, sobre todo de la Fiscalía y Seguridad Pública que obligaran a los subordinados a salir a votar, se quejó de que solo un tercio de las casillas que normalmente se instalan hayan sido colocadas en el Estado para esta Consulta, “y otro detalle, en 30 municipios no instalaron ninguna casilla”, pero nada dijo de la tacañería presidencial de no autorizar recursos para este ejercicio, porque los morenos suelen hablar no cumplir sus obligaciones. Por ello, tras votar en la Escuela Primaria “Progreso”, de puritito coraje mejor se fue a comer tacos de barbacoa muy quitado de la pena y algunas empanadas de CUITLAcoche.  

PERO LAS cosas cambiarán cuando AMLO libere a todos los no sentenciados. Y es que la inexplicable falta de sentencias, aunado a la sobrepoblación en las cárceles mexicanas, tanto federales como locales, es una problemática que autoridades del pasado intentaron revertir sin éxito ante la explosión de la inseguridad y la delincuencia. Para ello se han implementado diversas políticas públicas, como el establecimiento de los juicios orales con la finalidad de agilizar los juicios y fallos judiciales, sin embargo, la realidad es otra. De acuerdo con datos del Censo Nacional del Sistema Penitenciario Federal (CNSPF) 2020, dado a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 40 por ciento de los reclusos de penales federales no tiene dictada una sentencia.  Solo durante ese año, 7 mil 936 personas ingresaron a los centros penitenciarios federales. De ellos el 97.7 por ciento fueron hombres y 2.3 por ciento mujeres. Esas cifras representan un aumento de 92.4 por ciento en comparación con las cifras de 2019, por lo que al cierre de ese año se reportó que la población privada de su libertad en esos centros Federales en ambos años era de 17 mil 271 personas, de cuales, 16 mil 438 (95.25 por ciento) son hombres, mientras que 833 (4.85 por ciento) son mujeres. Pero el dato relevante en el informe del Inegi es que, de esos 17 mil 271 detenidos, el 40.2 por ciento no cuenta con una sentencia, el 32.9 por ciento tenía un fallo definitivo, mientras que el 26.9 por ciento contaba con una sentencia no definitiva; lo que significa que cerca de la mitad de las personas presas en los penales federales, no han sido encontrados culpables o inocentes del delito que se les acusa. Y solo se refiere al estudio a cárceles Federales. El asunto de los reclusorios Estatales es otro asunto. 

LO CURIOSO es que de acuerdo al Inegi, las personas privadas de la libertad cometieron 22 mil 547 crímenes, tengan o no sentencia. En el caso de los hombres están relacionados con delitos en materia de armas, explosivos y otros materiales destructivos (25.2 por ciento), mientras que en el caso de las mujeres, el secuestro fue el delito más frecuente (25.4 por ciento), y en México se intentó una estrategia que es común en Estados Unidos. Entregar la administración de algunas cárceles al sector privado, pero el pasado 13 de Enero, el presidente, Andrés Manuel López Obrador dio a conocer los contratos que se otorgaron a particulares para la administración de ocho centros penitenciarios, un proceso que comenzó en el 2010, cuando se desarrollaba el sexenio de Felipe Calderón y aún estaba en funciones Genaro García Luna, entonces secretario de Seguridad Pública, los villanos preferidos de AMLO. Rosa Icela Rodríguez, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) detalló que el gasto anual que se ha pagado en “estos últimos nueve años es de un total de 75 mil 661 millones de pesos y es correspondiente a solamente 36 por ciento del pago total” de la deuda. El costo mensual por cada interno lo estimaron en 114 mil 588 pesos, y en promedio al día, un poco más de 3 mil pesos, algo que no corresponde a la realidad, pero a la Cuarta transformación le gusta inflar cifras para alentar el odio contra los adversarios.

POR ESA razón El presidente informó que entraría en acuerdo con las empresas que administran los penales, y si había voluntad, habría un beneficio en la Hacienda pública. Finalmente recuperaron las cárceles y se dio cuenta que cuesta mucho dinero mantenerlas, ya que son infinidad de presos a los hay que darles de comer tres veces al día, pagar guardias de seguridad o custodios, agua, luz, manteamiento y un sinfín de necesidades, y por ello al Presidente se le ocurrió que para ahorrarse unos millones que, por cierto, no se sabe a dónde van a parar lo mismo que lo incautado a delincuentes, liberaría a todos aquellos sin sentencia, olvidando que entre estos se encuentran los principales capos del narcotráfico o delincuencia organizada como secuestradores y asesinos.

EN ESE tenor, muchos de estos serán liberados sin ningún requisito, simple y llanamente se ganaron la liberación gracias a la austeridad republicana del Presidente que busca ahorrar lo más que pueda, para seguir comprando la consciencia de seguidores que, por lo menos esta vez le dieron la espalda, al menos en Veracruz, donde las casillas para la consulta popular permanecieron semivacías. Así de simple. OPINA carjesus30@hotmail.com 

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Carlos Jesús R. – Otra cortina de humo para ocultar atrocidades

Continua Leyendo

Columnistas

José Sobrevilla – Este agosto, tres años sin Huberto Batis

Publicado

en

Por

Por José Sobrevilla

Este mes, un 22, pero de 2018, cumpliremos tres años de la partida física del gran Huberto, el “Maestro de escritores”, como lo nombró Consuelo Sáizar, entonces presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), cuando por su trayectoria fue reconocido con la presea “Medalla de Oro de Bellas Artes”, reconocimiento instituido en 1993 y que se venía otorgando a reconocidos creadores y artistas que, por su prestigiada trayectoria, venían realizando significativos aportes a la cultura mexicana y universal. La había recibido grandes personajes como Emilio Carballido en 1995, Jaime Sabines en 1996, el poeta poblano Germán List  Azubide en 1997, José Luis Martínez en 1998, igual que Alí Chumacero… por mencionar algunos como el entrañable José Agustín en 2011.

Un frío diciembre de 2009, con su salud ya deteriorada por sus 75 años de edad, estuvimos ahí acompañando al amigo Huberto Batis, familiares, amigos y seguidores de su obra. En el estrado estuvo flanqueado por Julio Aguilar, jefe de cultura de El Universal; el grabador y amigo Héctor de la Garza “Eko”; Guillermo Fadanelli, escritor muy apreciado por Batis; el profesor de Filosofía y letras de la UNAM Alejandro González Acosta y la poetisa y traductora, Pura López Colomé, amiga también muy querida por Huberto.

No sé si es el clima, lo nublado y brumoso del día, la consulta, pero hoy amanecí nostálgico; recordando los tiempos en que esta vida era más llevadera. Como cuando una ocasión el buen Huberto me decía “Pepe, es que ya me estoy quedando solo. Todos mis amigos ya se murieron”, y me mencionó varios, entre otros al escritor Juan García Ponce, de quien fue muy cercano. Él vivía con su amada Patricia González.

Cierta ocasión, ya estaba enfermo, le digo, “queremos ir a desayunar contigo” ¿Qué llevo? Y me contestó “barbacoa”, llamó mi atención porque sabía que era un gusto que no se podía dar, dado a su salud. Llegamos este corresponsal y la querida amiga Luisa Vélez, quien estaba, –pese al tiempo, 13 de noviembre 2013 – aun ahogando el dolor de la pérdida de su esposo, el también querido Gustavo García (mi profesor); y aunque Huberto no comió prácticamente nada, estuvimos muy a gusto charlando con él y con Patricia, formidable anfitriona.

Recuerdos tuvimos tantos.

Como cuando con otro amigo, por fortuna con vida, Jorge Meléndez Preciado, lo fuimos a entrevistar a su casa de Tlalpan, Centro, con las cámaras del Canal 21 de la Ciudad de México, en un trabajo del cual se retomó muy poco y que aún conservo como material valioso de su vida y obra. O bien, cuando tuve la fortuna de reunir en la casa de Batis, ya al sur de la ciudad, al amigo Jorge Meléndez y al ya también finado René Avilés Fabila, cuando la UAM-Xochimilco[1] le iba a rendir un homenaje en vida, también muy sentido. Por desgracia no grabé nada de esa reunión, pero las anécdotas fluyeron desde el gran Juan Rulfo, Carballido y tantos autores, con datos que habían vivido ellos en su momento.

De la entrevista para canal 21 que hicimos Jorge y este columnista, alguna vez consideramos escribir un libro, pero por sin fin de razones no lo hicimos. Aunque en la charla tratamos algunos temas de interés. Entonces tenía 74 años y al siguiente le dieron la Medalla de Oro.

“Estoy enfermo de una cosa del sistema inmunológico. Hace dos años estuve bastante grave y me dijeron que arreglara mis cosas. Dije yo, “¿qué cosa es eso?” “Tus papeles y todas tus cosas; porque cualquier enfermedad oportunista te lleva”. Tengo lo que se llama leptospirosis. La leptosfida es una espirosqueta, como la de la sífilis, que transmiten ratas, perros”, reveló en aquel momento.

– ¿Cuánto tiento hace que te lo diagnosticaron?

– Hace diez años y me dijeron que lo tenía desde hace 20; que yo lo capturé, ¡SABRA DIOS DONDE…! Resulta que, en Cuernavaca, una casa donde yo vivía, había murciélagos y el guano, estaba en todas partes, en los jardines, en las plantas. Yo tengo un perro. Lo analizamos y está enfermo. Desde chiquitos ya nacen enfermos, transmitido de padres a hijos.

Nos platicó de Unomasuno, cómo llegó, de Fernando Benitez, de Manuel Becerra Acosta, “Yo tenía talleres aquí y de ahí empezó a salir la gente nueva que es la que está ahorita manejando todo”.

– Muy importante, está Xavier Velasco, por ejemplo.

– Xavier Velasco que está triunfando en la novela. Sheridan, Alberto Ruy Sánchez que hizo la revista Artes de México; Enrique Serna, escritor de primera; pero muchos que están en activo en el periodismo como Fadanelli que ahora lo han llevado a Nexos. 

– ¿Tiene relación con todos ellos después de que usted los formó? Le pregunta Jorge Meléndez.

– Sí. Me hicieron una despedida en Bellas Artes anunciando mis setenta hace cuatro años. Y allí Alberto Ruy Sánchez dijo “es el momento en que hagas una revista electrónica, que hagas un blog; y aquí estamos, todos te vamos a ayudar”. Ya las revistas de papel se acabaron, Cosa que es totalmente ilusa, por un tiempo por lo menos todavía más. Pero la idea de que yo hiciera una revista con ellos, no era muy posible porque ellos estaban ya muy comprometidos. 

Por ejemplo, Octavio Paz, se llevaba gente y les pedía exclusividad. Te vienes a Vuelta y acá te vamos a pagar muy bien, te vamos a conseguir becas, apoyos de todo tipo, y estaban echando ojo haber quien descollaba. Fíjese. ¡Estuve 25 años en “Sábado”! el suplemento cultural de Unomásuno.

Aquella ocasión Jorge lo llevó a hablar del “Desolladero”, una sección que a Batis divertía mucho, ya que, ante tantas quejas y ataques que se daban entre los mismos periodistas, él la armó para que allí dijeran todo lo que tenían que decir. Por supuesto, hoy lo más parecido es el famoso “Quién es quién en las mentiras de la semana” de las Conferencias Mañaneras de Palacio Nacional.

– Yo era coleccionista de Desolladero. A propósito, de lo que estamos viviendo hoy en cultura, ¿qué tema sería para esa columna? Le dice Meléndez Preciado.

– Pues en este momento tendrían que estar disputándose, porque el “Desolladero”, le pusimos así López Colomé y yo, inspirados en el “despellejadero” que llamaban en el siglo XIX, en las librerías que se reunían los escritores los domingos y que no se iban a comer porque el primero que se iba era despellejado. Entonces, dijeron “nos vamos todos al mismo tiempo para que no coman prójimo”. Entonces, dijimos nosotros, vamos a ponerle abiertamente un… y ahí es donde se nos ocurrió “Desolladero”. Como un Zompantli de los indígenas donde se exhiben…. Y me decían “amarra navajas”. Octavio Paz, por ejemplo, me decía: “usted ha inventado lo más peligroso, lo más odioso, lo más explosivo, que es poner a la gente a pelear. Nosotros debemos discutir las cosas en privado; no ante el lector”. “Desolladero” fue un éxito. Era lo primero que veía uno (en el Suplemento). Llegué a tener como una cartelera de toros, o de box, quién contra quién. Es más, llegó a haber hasta diez peleas al mismo tiempo que a veces se prolongaban.

Ya seguiremos publicando en este espacio, anécdotas en este mes de agosto, cuando falleció Huberto Batis, una persona inolvidable para muchos de los amantes de la literatura y el periodismo cultural, a manera de homenaje. Les recomiendo un detrás de cámaras[2], de la entrevista[3] que hicimos Jorge Meléndez y este reportero, de la cual ofrecemos un breve fragmento en el video anexo. 


[1] https://archivo.eluniversal.com.mx/cultura/2014/impreso/celebran-a-huberto-batis-73767.html Consultado el 01.08.2021

[2] https://www.youtube.com/watch?v=vvXYbcjUkLg Consultado el 01.07.2021

[3] El jueves 10 de febrero (2011), nos reunimos en Matamoros 172, Tlalpan, Centro, para entrevistar al maestro de Filosofía y Letras de la UNAM, Huberto Batis. Estuvimos el equipo de producción de Canal 21 encabezado por Vero Cervantes, el conductor del programa «Después de la letra, la palabra», Jorge Meléndez Preciado, y el jefe de fotógrafos de Notimex Alejandro Meléndez. El presente video es un homenaje al maestro Batis.

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: José Sobrevilla – Este 1º de agosto, ‘Juicio a expresidentes’

Continua Leyendo

Columnistas

Gilberto Haaz Diez – El Affaire olímpico

Publicado

en

Por

*Y cuando despertaron, caían pocas medallas. Camelot. 

Por Gilberto Haaz Diez

Una buena parte del país se rasgó las vestiduras en las redes sociales, y uno que otro noticiero nacional porque, sucede que las atletas olímpicas de Softbol alguien aseguraba que habían dejado sus uniformes oficiales en el hotel, abandonados, como se abandonan los zapatos viejos, diría Joaquín Sabina, porque venían muy cargadas en las maletas. De apátridas no las bajaron muchos nacionalistas chafas y culeids. Las aerolíneas ya sabemos que tienen un peso permitido por maleta, algunas te dejan llevar 25 kilos y otras un poco más. Si necesitas más maletas, hay que pagar, que para eso se inventó ese negocio. Todos hemos sido víctimas, cuando viajamos, de pasarse alguna vez en peso de maleta, y ahí lo tenéis a uno sacando los calzones y zapatos y los tiliches, para pasarlos a otra maleta o llevarlos en la mano. Eso solo me ocurrió una vez, ya luego me compré mi pesa portátil o la pido prestada en los hoteles y checo mi capacidad. Eso no tendría la mayor importancia, diría Arturo de Córdova. El nacionalismo brotó, porque la mayoría de las jugadoras son americanas nacidas de mexicanos, y Ciro Gómez Leyva tuvo que sacar los datos de lo que nos depositan año con año, unos 40 mil millones de dólares, en trasferencias bancarias de gente que allá trabaja, padres o tíos de estas muchachas, y eso hay que agradecerlo siempre, porque en esta pandemia, sin ese dinero que llegó de Estados Unidos, quien sabe dónde andaríamos. 

Lo que hay que discutir en estas olimpiadas, es qué dirá Ana Guevara, la mujer grilla de la 4T al frente del deporte, de los pocos y malos resultados que llegan sin medallas. Eso debe explicar, no andar vetando a figuras como Paola Espinosa, la campeona clavadista que se quedó en la orilla del rio, después de haber competido en cuatro olimpiadas. 

Ana Guevara, es una especie de funcionaria similar a Sanjuana Martínez, la directora de Notimex, que llegaron antorchadas de grandes títulos, Ana Guevara en olímpicos y competiciones mundiales, y la periodista como una buena periodista, pero chafísima directora y compañera de los reporteros. Las dos hacen agua. 

Ana Guevara puede tener varias salidas. 

Una: Echarle la culpa a los neoliberales, que le heredaron eso, o al Covid, que la pandemia no permitió entrenar bien. 

Dos: Renunciar con dignidad, al regreso, y dejar que entre allí alguien que no vaya a grillar, aunque siempre hay grilla. 

Tres: Decir que, cuando vaticinó que México llegaría con 10 medallas olímpicas, decir que ella tenía otros datos. 

Con eso. 

EL SUFRIMIENTO OLIMPICO 

Netflix puso como reestreno, un documental que ya llevaba varios años de ser visto, uno o dos. Es la triste historia sobre las gimnastas víctimas de los abusos del doctor Larry Nassar de la Federación de Gimnasia de EE. UU., y los periodistas que destaparon su cultura tóxica. Con la gimnasta Maggie Nichols, la medallista olímpica Jamie Dantzscher y la exgimnasta Rachael Denhollander. También aparece la chiquilla que se convirtió en una revelación mundial y apenas hace dos días, cansada de la presión mental, dijo al mundo que ya no aguantaba, la estrella de la gimnasia Simone Biles, ahora de 24 años de edad y que aparece en ese documental del médico depredador. Nassar se declaró culpable de cargos federales de pornografía infantil y fue sentenciado a 60 años en prisión en diciembre de 2017. Además se declaró culpable de siete cargos de conducta sexual criminal en el condado de Michigan y fue sentenciado a entre 40 y 175 años de prisión hace dos semanas. Vale la pena recordar esa historia, sobre todo ayer que diario El Mundo de España, escribió una bella nota de esa chica de color, que se convirtió en la número uno del mundo.  

www.gilbertohaazdiez.com 

Esta es opinión personal del columnista

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.