Ponte en contacto

Columnistas

Carlos Jesús R. – Vacunas: la gran simulación de la cuatro T

Publicado

en

POR SI ACASO…

*Para Diciembre estarían vacunados 13.12%

*AMLO no desea comprar ultracongeladores 

QUE BUENO que ya comenzaron a llegar al País los envíos de vacunas anti Covid19 a mayor escala, y que loable que médicos, enfermeras y personal de salud sean los primeros en ser inmunizados en una primera etapa, pero eso de usar las mañaneras para ufanarse por el arribo de cargamentos que simulan ser la salvación de la Nación, como que se antoja cruel y hasta perverso, ya que a pesar de los parafernálicos despliegues para recibir hasta el momento 546 mil 975 dosis de la vacuna de Pfizer- BioNTech, debería ser objeto de preocupación pues con lo recibido solo se alcanza a inmunizar al 28 por ciento de los 975 mil trabajadores de la salud que hay en territorio nacional, quienes se encuentran al frente de la línea de fuego, pero como son dos dosis las aplicadas, solo sería el 14 por ciento. Y uno se pregunta: ¿eso debe enorgullecernos, cuando a estas alturas ya debería haberse vacunado a la totalidad del personal y salud e iniciar con la sociedad en su conjunto? Por supuesto que no, además de que la vacunación es una obligación del Estado contenido en la Constitución Política que en su artículo 4º que determina: “Se garantiza a todas las personas el acceso a los servicios de promoción, protección y recuperación de la salud. Corresponde al Estado organizar, dirigir y reglamentar la prestación de servicios de salud a los habitantes y de saneamiento ambiental conforme a los principios de eficiencia, universalidad y solidaridad”. O sea, no se trata de un logro del Movimiento de Regeneración Nacional que lo está asumiendo como tal en víspera de la elección que se avecina para renovar la mitad del Congreso de la Unión, 15 Gubernaturas e infinidad de diputaciones locales y alcaldías. 

PERO EL Gobierno de López Obrador trata de mandar el mensaje de que gracias a ellos se están adquiriendo las vacunas anti-Covid19, y en ese tenor, se informa que con despliegues inusitados, las Fuerzas Armadas distribuyeron el quinto cargamento de 439 mil 725 dosis de vacunas de Pfizer a 879 hospitales del País que atienden a pacientes con COVID-19, sumando 546 mil 975 dosis de la vacuna de Pfizer- BioNTech. Pero esas dosis, hay que insistir, apenas cubre al 28 por ciento de los 975 mil trabajadores de la salud que hay en territorio nacional en una sola etapa, lo que le coloca lejos de las naciones que más han aplicado el inmunizante, y un ejemplo es Israel que es -por lejos- el país que más vacunas administró por cada 100 personas de su población (8,8 millones) y dosis diarias aplicadas en los últimos 7 días por cada millón de habitantes, al 6 de enero, con una tasa de vacunación del 20.81 por ciento y 82 mil 429 dosis diarias respectivamente, según revela el sitio británico rastreador especializado en estadísticas oficiales en tiempo real Our World In Data, que toma cifras de la Universidad de Oxford. Israel vacunó a más de 1.8 millones de personas contra CoVid19 en los primeros días, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu manifestó, al iniciar la campaña: “Estamos rompiendo todos los récords. Trajimos millones de vacunas al Estado de Israel. Estamos por delante de todo el resto del mundo gracias a nuestras excelentes Organizaciones para el Mantenimiento de la Salud”, algo de lo que carece México, pero cacarea un huevo como si fueran millones.

POR DEBAJO de Israel en la tabla que compara el número total de dosis de vacunación administradas por cada 100 personas, se encuentran los Emiratos Árabes Unidos con 10.99, luego Bahréin con 4.95, Estados Unidos con 2.02, Dinamarca con 1.92, Reino Unido con 1.94, Italia con 0.98, Eslovenia con 0.96, Lituania con 0.83 y Canadá con 0.78 vacunados cada 100 personas. El total global corresponde a 0,3, y en el caso de inoculados diarios por cada millón de habitantes, primero se ubica Israel, le sigue España, Dinamarca, Irlanda del Norte, Estados Unidos, Bahréin, Escocia, Reino Unido e Inglaterra, pero México no se encuentra entre estos, y uno se pregunta: ¿y entonces para que tanto brinco estando el suelo tan parejo? Simple y más que simple: habrá elecciones este año y hay que enviar el mensaje de que este gobierno si, a diferencia de otros, se preocupa por la salud de los Gobernados, y por ello tanta parafernalia en cada pequeño envío, cuando México, se ha dicho, tiene capacidad para adquirir más dosis, millones de estas pero, hay otro pero: el Gobierno de AMLO en ese afán enfermizo de ahorro no se preocupó en adquirir congeladores especiales para guardar las dosis, y por ello llegan a cuentagotas. 

EN ENERO se esperan 1 millón 400 mil dosis de la farmacéutica Pfizer, que llegarán en varias tandas, y si continuamos a ese paso, al terminar el año habrán arribado al País 16 millones 800 mil vacunas, pero como se aplica en dos dosis estamos hablando que hasta Diciembre de este año solo estarían inmunizados 8 millones 400 mil personas, incluido el personal médico, en un país que para 2021 tendrá 128 millones 230 mil habitantes, si tomamos en cuenta que el año que terminó en el primer trimestre había 27 millones de personas, según las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Insistimos, si hasta diciembre llegan 16 millones 800 mil dosis, estaríamos hablando que para entonces solo se habrá vacunado al 13.12 por ciento de la población, incluido el personal de la salud, pero como se trata de la aplicación de doble dosis estaríamos hablando de 6.5 o acaso 6.6 de inmunizados en su totalidad.  

¿Y ESO debería alegrarnos?; si se analizan los números con frialdad, 111 millones 430 mil personas seguiríamos esperando la vacuna en Diciembre de este año, cuando, insistimos, hay dinero, de acuerdo al Presidente, para adquirirla, pero no se quiere gastar en ultrarefrigeradores que permita irlas acumulando en tanto se reparten a lo largo y ancho del País pero, sobre todo, mientras se almacenan las segundas dosis, y eso si el coronavirus no sigue mutando, como ya lo ha puesto de manifiesto, y las vacunas actuales dejen de tener vigencia en el combate del CoVid19. Tal vez l presidente espera que el sector privado entre al quite, compre millones de dosis y las cobre a la población que desee aplicárselas con la finalidad de seguir ahorrando.

PERO MIENTRAS esto sucede, el presidente no quiere que le restrinjan las mañaneras en tiempos electorales para seguir presumiendo su bondad con los gobernados, haciendo creer a la población que ha sacrificado muchos programas superfluos para seguir comprando paquetitos de vacuna que no resuelven gran cosa, ya que mientras llegan las dosis a cuentagotas, los contagiados superan los 14 mil en tanto los muertos rebasan los mil a diario en ambos casos. Ahora que, por lo demás, de las 546 mil 975 dosis que han llegado, hasta este miércoles al mediodía se habían aplicado 87 mil 60. La vacuna se aplica desde el 24 de diciembre. En ese momento, 2 mil 924 trabajadores de la salud fueron al Hospital General para recibir la primera de dos dosis. Porque cada persona debe recibir dos dosis para lograr un nivel de protección adecuado. La segunda se aplica 21 días después de la primera, por lo que a partir de mañana deben recibir la segunda vacuna quienes ya recibieron la primera, mientras que los envíos, por lo tanto, siguen siendo micros. Vaya optimismo. OPINA carjesus30@hotmail.com 

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Carlos Jesús R. – Salvados: no hay vuelos de Inglaterra a Veracruz

Columnistas

Ángel Álvaro Peña – El enemigo de la 4T está en casa

Publicado

en

Por

Por Ángel Álvaro Peña

La congregación alrededor de la figura del presidente de la república arrojó una serie de interpretaciones que muestran la antipatía o las simpatías sobre su persona, más que por su proyecto de nación. El crecimiento de la personalidad de López Obrador es responsabilidad de una oposición que no supo cómo detener este fenómeno social.

Los partidos contrarios al gobierno atribuyen que el gobierno federal no hace nada, pero ellos tampoco. Muestra de ello es que en tres años no han podido diseñar un líder que los encabece, mientras la popularidad del jefe del Ejecutivo aumenta y su aceptación en el país oscila entre el 58 y el 71 por ciento. Lo cual es muy bueno para cualquier presidente de México a la mitad de su sexenio, que es la época más desgastante de su gestión.

En el ámbito internacional la figura del presidente de México es aceptable, más que cualquiera de sus antecesores y se han incluso copiado esquemas de gobierno como la idea de Sembrando Vida, en más de un país. El problema del Presidente, y serio, por ciento, está adentro, con una dirigencia del partido escogida por el INE y no por las bases, con una serie de impugnaciones que demeritan a la organización que encabezó hasta el momento en que se convirtió en candidato a la Presidencia de la República.

Está en casa el enemigo, y eso pareciera no advertirlo el jefe del Ejecutivo ni darse cuenta nadie de quienes consideran que el partido es hegemónico, invencible. Puede serlo en las urnas, que es una especie de hilo que hilvana su unidad, pero sin elecciones a la vista Morena puede desmoronarse de un momento a otro, sobre todo cuando López Obrador ya no esté al frente del gobierno.

Los errores de la cúpula de Morena son muchos, y repercuten incluso en la imagen del presidente de la república. Sus propios correligionarios se convierten en enemigos involuntarios y en saboteadores inconscientes de las obras que ellos mismos defienden. Pero la falta de experiencia en el poder los hace ver todavía como expertos disidentes y ni siquiera llegan a ser novatos en el ejercicio del poder.

Para nadie es un secreto que los integrantes de Morena actúan como si no tuvieran guía, ni su partido tuviera estatutos ni su líder marcara límites y estableciera modelo a seguir. En todas partes del país no falta un morenista que actúe no sólo fuera de los reglamentos implícitos y explícitos de Morena, sino contra la ley, que es todavía más grave.

Tal es el caso de las selecciones de candidatos para las elecciones de 2021, donde Mario Delgado había asegurado que se trataba de una encuesta y cuando se le pidieron las facturas para que mostrara las empresas que habían realizado dichos estudios simplemente se descubrió que no había habido encuestas, todo fue como siempre, de a dedazo.

Pero hay cosas más graves dentro de Morena que no dejan de desgastar al gobierno federal y que tienen que ver con la repetición de conductas de los viejos regímenes, sobre todo en oficinas de gobierno, y no se diga en el Poder Judicial, el cual siempre ha tratado de estar lejos de la 4T, pero muy cercana a la corrupción.

También dentro de este ámbito algunos morenistas han sabido combinar autoritarismo político y represión judicial, sin que haya poder humano que se los impida y que aceptan de manera considerable el ejercicio de su proyecto político, como el caso de la aplicación de la ley llamada ultrajes a la autoridad, que de inmediato fue denominada la Ley Franco, por ser aplicada por primera vez en esta época al exsecretario de gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, Rogelio Franco Castán, a tres días de regresarle la vigencia a dicha normatividad. En realidad, este castigo se utiliza cuando no hay delito que perseguir, pero quieren deshacerse de la persona porque políticamente les estorba o simplemente por venganza.

En actitudes como ésta es cuando la 4T sufre descalabros de los que difícilmente puede escapar, y menos aún justificarse. Tal vez por ello surgió del pasado una voz discordante subrayando los errores, que en realidad son asignaturas pendientes, pero no faltan críticos que consideren que en tres años el presidente debió cumplir con todas y cada una de las promesas de campaña, y si no las cumple en tres años es que ya no las cumplió, según criterios como el de Cuauhtémoc Cárdenas, quien en algún momento se dijo de izquierda, luego se fue a la derecha y ahora se dedica a diagnosticar quién pertenece a cada lado, tratando de quedar en el centro, cómplice de las decisiones sin postura y definición.

Cuauhtémoc, con poco sentido del humor como siempre, no permite ni sarcasmos ni estrategias complejas en la política y ve la realidad política desde una perspectiva plana, sin matices, maniquea. Cuando son tiempos de leer entre líneas, ver detrás de los gestos, interpretar discursos y adivinar posturas.

Lo cierto es que pareciera que la carga de la 4T la lleva solo el Presidente, tal vez por ello tiene tanta simpatía. La población sabe que trabaja, por lo menos labora más horas que los anteriores presidentes de quienes nunca se sabía qué hacían, a pesar de que nosotros les pagábamos el salario.

Las especulaciones seguirán alrededor del presidente y la 4T que, a pesar de todos, son los que crean la agenda informativa. PEGA Y CORRE. – Aunque es tiempo de nacimientos, el Tribunal Electoral quiere resucitar al partido Fuerza por México, organización que tiene la oportunidad de volver para darle variedad al panorama electoral de México… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

Esta es una opinión personal del columnista

angelalvarop@hotmail.com

Continua Leyendo

Columnistas

José Sobrevilla — Tres años de gobierno, “como en los mejores tiempos”

Publicado

en

Por

Por José Sobrevilla

“Nos volvemos a concentrar en este Zócalo democrático de la capital de la República”, dijo en el Zócalo de la CDMX a más de 250 mil personas (Datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana) al iniciar su mensaje por los primeros tres años de gobierno el presidente López Obrador. “Estamos de pie a pesar de la pandemia que tanto dolor nos ha causado, aunque la crisis económica originada por el neoliberalismo o neoporfirismo se precipitó, seguimos de pie. Hemos resistido las adversidades y avanzamos en la transformación de la vida pública de México”.

Horas antes de su mensaje, los medios, la mayoría que en las conferencias mañaneras han sido duramente cuestionados fijaron postura: La revista Forbes (digital) “Los claroscuros de la 4T a tres años de gobierno. La llamada “cuarta transformación de México” cumple tres años y vive momentos decisivos a la mitad del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, cuya administración avanza entre claroscuros políticos y económicos”[1]. El Financiero: “3 años de Gobierno de AMLO: Lo bueno, lo malo y lo feo, según la IP (Iniciativa Privada). La estabilidad financiera y márgenes de endeudamiento racionales están dentro de las políticas obradoristas ‘aplaudidas’ por los empresarios”[2]. El Economista: “Ven expertos pocos cambios en 3 años de López Obrador. Este miércoles, a las 5 de la tarde, el presidente convocó a sus simpatizantes a congregarse en el Zócalo de la Ciudad de México para rememorar su investidura”[3].

Sin embargo, en octubre pasado, 64% de las personas (en promedio) avalaron al presidente Andrés Manuel López Obrador, lo que representó el tercer registro más alto desde que comenzaran las mediciones de aprobación, y la cifra más alta desde octubre de 2019 (63%); esto de acuerdo con la más reciente encuesta realizada por Consulta Mitofsky.

En un principio, en su arenga en el zócalo capitalino, hizo un recuento (que más parecía informe) de lo que él ha considerado sus logros; pero, además, ese mismo miércoles, se daba a conocer del aumento de 22% a los salarios mínimos para el próximo año y, al siguiente día, el jueves en la conferencia mañanera, la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, daba un resumen pormenorizado. Con orgullo, el presidente también informaba que, durante sus primeros tres años de gobierno, el índice de la Bolsa Mexicana de Valores, BMV había crecido 19% y las reservas del Banco de México 15 por ciento, entre muchas otras cosas.   

Pero, ¿por qué sus números de aprobación se han mantenido? Pese a lo que algunos grupos que no coinciden con su trabajo siguen afirmando es que la respuesta tal vez sea porque ha mantenido la percepción en la gente de que, como él lo dijo, “Atender a los más pobres es ir a la segura para contar con el apoyo de muchos, de millones, cuando se busca transformar una realidad de opresión y alcanzar el ideal de vivir en una sociedad mejor” como lo recalcó en su discurso.

Antes del mensaje, el mariachi de la Secretaría de la Defensa Nacional ganaba los aplausos de los asistentes, igual que los demás grupos que amenizaron entre la algarabía de los presentes. Después, cuando comenzó su discurso, fue enumerando los puntos más importantes considerados logros de su gobierno en estos primeros tres años, pero cuando todo mundo esperaba la conclusión del mensaje-informe, agregó con mucho énfasis el mensaje político que fue lo que muchos han considerado parte fundamental de su discurso.

“Amigas y amigos”, dijo, lo más importante es que, entre todos, ya sentamos las bases para la transformación de nuestro país. Como nunca, en tres años ha cambiado la mentalidad del pueblo, que eso es lo más importante de todo: la revolución de las consciencias, el “cambio de mentalidad” eso es lo más cercano a lo esencial, a lo mero principal, y eso es lo más cercano a lo irreversible. Pueden darle marcha atrás a lo material, pero no van a poder cambiar la consciencia que ha tomado en este tiempo el pueblo de México.

Hoy se respeta la Constitución, existe legalidad y democracia, se garantizan las libertades y el derecho a disentir; hay transparencia plena y derecho a la información, no se censura a nadie. Desde el poder Federal no se organizan fraudes electorales, como era antes.

El gobierno ya no representa a una minoría, sino a todos los mexicanos de todas las clases, culturas y creencias; se gobierna con austeridad y con autoridad moral. No se tolera la corrupción ni se permite la impunidad. En la práctica no hay fueros ni privilegios. Se atiende a todos, se respeta a todos, pero se les da preferencia a los pobres. “Por el bien de todos, primero los pobres”.

Convencido, dijo que se protege la naturaleza, se auspicia la igualdad de género, se repudia la discriminación, el racismo y el clasismo. Se fortalecen valores morales, culturales y espirituales. Se cuida y promueve el patrimonio cultural e histórico de México.

Agradeció a los legisladores la reciente autorización del presupuesto para el año próximo, especialmente a los de su movimiento por su respaldo, “consciente y en favor de la transformación”. “Muchas gracias, en nombre del pueblo de México (porque) tendremos recursos para atender por convicción y humanismo a los más desposeídos y necesitados de México. Ayudar a las pobres, no lo olvidemos, alivia el alma, mantiene tranquila la conciencia y alegra el corazón”.

“Pero este fraterno proceder implica también algo adicional, no poco importante: atender a los más pobres es ir a la segura para contar con el apoyo de muchos, de millones, cuando se busca transformar una realidad de opresión y alcanzar el ideal de vivir en una sociedad mejor.

“Nada bueno se puede esperar, en cambio, de políticos corruptos, de la prensa que se vende o se alquila, de intelectuales convenencieros y de potentados dominados por la codicia. La clave está —esto, para los jóvenes que quieran formarse y dedicarse al noble oficio de la política— en la frase del presidente Juárez: ‘Con el pueblo, todo; sin el pueblo, nada’.

“Nada se logra, y esto aplica en México y el mundo, con las medias tintas. Los publicistas del periodo neoliberal —que ya se fue, se está terminando esa pesadilla—, además de la risa fingida, el peinado engominado y la falsedad de la imagen, siempre recomiendan a los candidatos y gobernantes correrse al centro, es decir, quedar bien con todos. Pues no… eso es un error. El noble oficio de la política exige autenticidad y definiciones. Ser de izquierda es anclarnos en nuestros ideales y principios, no desdibujarnos, no zigzaguear.

“Si somos auténticos, si hablamos con la verdad y nos pronunciamos por los pobres y por la justicia, mantendremos identidad. Y ello puede significar simpatía, no sólo de los de abajo, sino también de la gente lúcida y humana de la clase media y alta, y con eso basta para enfrentar a las fuerzas conservadoras, a los reaccionarios.

“En abril del año próximo, con la consulta para la revocación del mandato, vamos a probar de nuevo qué tanto respaldo tiene nuestra política de transformación, sabremos si vamos bien o no. Se le preguntará al pueblo, que es el soberano, el que manda, si quiere que yo continúe en la Presidencia o que renuncie.

“Este ejercicio, este método creado por nosotros, elevado a rango constitucional, no sólo resolverá si me voy o me quedo, establecerá el procedimiento para hacer realidad el principio de que “el pueblo pone y el pueblo quita”. Ese sembrar, establecer en nuestro país un precedente. Nada de que ‘me eligieron por seis años y puedo hacer lo que me dé la gana’. No. El pueblo tiene que mantener todo el tiempo el poder en sus manos y, si un gobernante no está a la altura de las circunstancias y no manda obedeciendo al pueblo, revocación de mandato y para afuera.

“Por eso llamo a participar a todas y a todos los mexicanos, militantes de partidos o ciudadanos apartidistas para poner en práctica el método de la revocación del mandato hasta convertirlo en un hábito democrático. Tengamos fe en el pueblo y sigamos haciendo historia. Por lo pronto, en estos tres años hemos demostrado que somos una gran nación, libre y soberana, respetada y respetable para el resto del mundo, que lucha por la paz y que se encamina a ser una República justa, igualitaria, democrática y fraterna.

“Y eso ha sido una obra, repito, de todas y de todos, de un nosotros, que hoy está aquí representado por ustedes, mujeres y hombres libres y conscientes, protagonistas principales de la Cuarta Transformación de México. Gracias, pueblo de México, gracias de todo corazón. ¡Que viva México!

Con estas palabras concluyó el esperado mensaje por los primeros tres años de gobierno que, si bien tiene un gran respaldo en los grupos más necesitados, “los olvidados de otros regímenes de gobierno”, en las clases medias y algunas altas, siguen sonando los académicos, grupos empresariales… y se sigue escuchando que su administración ha presentado muchos “claro oscuros”, y que la transformación prometida está lejos de consumarse, y que en sus conferencias mañaneras él ha calificado como “grupos neoliberales” que quieren regresar al pasado y que están contra su gobierno.

Fue un mensaje político que por los siguientes días –seguramente– generará muchas opiniones en favor y en contra, pero es el reflejo preciso del momento que estamos viviendo.

Esta es una opinión personal del columnista


[1] https://www.forbes.com.mx/los-claroscuros-de-la-4t-a-tres-anos-de-gobierno/ consultado el 1 de diciembre de 2021

[2] https://www.elfinanciero.com.mx/economia/2021/11/30/3-anos-de-gobierno-de-amlo-lo-bueno-lo-malo-y-lo-feo-segun-la-ip/ consultado el 1 de diciembre de 2021

[3] https://www.eleconomista.com.mx/politica/Ven-expertos-pocos-cambios-en-3-anos-de-Lopez-Obrador-20211201-0003.html consultado el 1 de diciembre de 2021

Continua Leyendo

Columnistas

Gilberto Haaz Diez – Dos pisa y corre

Publicado

en

Por

ACERTIJOS

Absortos y enjaulados por la pandemia, como si nos hubieran aplicado esa jalada de ‘ultrajes a la autoridad’, por fin el sol salió y estamos volviendo a reunirnos los amigos, después de 18 meses de no vernos. Me fui de pisa y corre a Xalapa, con el ex magistrado presidente, Alberto Sosa Hernández, el político Amadeo Flores Espinosa, que tiene este fin de semana su reunión anual de su fuerza política, Viagra veracruzana, perdón, Vía veracruzana, el gran Jesús Corichi, el Messi de las relaciones públicas; Joaquín Barragán, que ahora labora en Xalapa, Manuel Lila de Arce, médico y mi cuñado, el antiguo secretario particular del gobernador, Fidel Herrera Beltrán, Luis Arturo Ugalde; el socialité, Gonzalo Lara, el ingeniero y constructor, Enrique García, el ex director del IPE, Octavio Gil y los periodistas, Melitón Morales y Gustavo Cadena Mathey. Lo mejorcito de cada familia. Llegamos a un buen lugar que no conocía, la Quinta Pico de Gallo, de la jalapeña calle de Santos Degollado, que tiene una excelente comida con un chef belga, originario de Bélgica, sin albur. Su especialidad son los mariscos y Enrique nos presumía lo que comió apenas en Barcelona y Valencia, donde anduvo y andó hace muy poco aprendiendo a hacer bien la paella valenciana. Una buena convivencia donde apagué mi pastel por mi cumple, que fue unos días antes. Se agradece. 

La otra fue en la mañana del día siguiente, en la Córdoba de los 30 caballeros, ahora aquí cerquita, en Manolos, restaurante del hotel Virreynal, donde se desayuna de campeonato. Convocó el notario Alejandro Herrera Marín, y nos apersonamos los empresarios, Pepe Ramírez y Chucho Perroni, el periodista Alfredo Ríos Hernández, Sabás Flores, el notario de Paso del Macho, Carlos Córdoba y el exsecretario de finanzas del gobierno de Miguel Alemán, Juan Felipe Aguilar de la Llave. Buena reunión, evocando los tiempos del año y medio que no nos vimos por la cochina pandemia.  

LOS MORDELONES DE TRANSITO 

Venia entrando a Orizaba muy quitado de la pena, cuando mis ojos se abrieron y vieron una escena que es muy cotidiana, dos motociclistas de tránsito del estado, tenían detenido a un hombre con una camioneta de redilas. Logran detenerlos y revisarles hasta el acta de nacimiento, en los límites de las ciudades, aquí estaban firmes con los dientes afilados frente a la Volkswagen, donde es territorio estatal. Lo detuvieron y seguí su caminar y lo llevaban por toda la calle Real, escoltándolo quizá hasta la delegación de Transito del Estado. El gobernador Cuitláhuac debe saber, que aquí hay un verdadero desorden, lo debe saber también su secretario de Gobierno, Eric Patrocinio, estos mordelones se ubican en las franjas donde es territorio estatal, no hace mucho a un amigo que reparte comida en su camioneta, lo pararon cruzando hacia Ixtaczoquitlán, en el tramo de la avenida Fernando Gutiérrez Barrios, al grito de la bebes o la derramas (la derramó), porque al traer placa de otro estado querían 7 mil pesos por la multa o 3 mil bajo el agua (les dio bajo el agua), igual ocurre en el tramo de Rio Blanco y Nogales y Mendoza, carretera estatal donde cazan a los jóvenes que salen de los antros y les aplican la ley del monte, o pagas o a la chirona, ha llegado el caso que hasta los esposan, como si fueran delincuente. Ojo, gobernador.  

EL PADRE ANTOLIN (59 AÑOS) 

El Padre Antolín Bernardi Castelán, cumple 59 años de sacerdocio. Desde aquel 1959, cuando concluyó Filosofía en Roma, hasta 1962 cuando fue consagrado como sacerdote, ha pasado el  tiempo del ministerio. Un buen hombre, un buen Cura, como suele llamarlos el Papa Francisco. Estudioso de teología, cuando el Concilio Vaticano acusaba deserciones, Antolín jamás se rajó. Regresa a México en 1965 como vicario en la iglesia San José en Xalapa, de allí parroquias tras parroquias, hasta llegar a la pandemia, donde Antolín no rindió los brazos y mantuvo las puertas abiertas a la feligresía, porque en esos tiempos de pesares, la palabra de Dios era lo máximo, más escucharla de un buen Padre, como él. Con el obispo Hipólito Reyes Larios, fue el Ecónomo de tres obispos, y rindió un gran trabajo. En 2021, el actual Obispo, inexplicablemente le solicita su retiro por su salud, cuando el hombre estaba fuerte como un roble, acto que desconcertó a todos los que lo conocemos y por poco vamos a hacerle una marcha de protesta al Obispo. Ante eso, el obispo le permitió celebrar en la capilla de Santa Mónica, en la parroquia de Santa Gertrudis, donde celebra misa y confiesa. Larga vida a Antolín, así se lo desean miles, que ven en él a un hombre bueno, bondadoso, caritativo, hombre culto, alegre, amigo fiel y un verdadero padre y pastor de la feligresía. Le saludé no hace mucho, en La Concordia, cuando ofició una misa por el descanso de un amigo, y me tomé una foto con él, que guardo con mucho cariño. Felicidades, Antolín.     

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Gilberto Haaz Diez – De la periferia al centro

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.