Mary Bello, ¡Me canso ganso! y abrazó al presidente

 

 

Por José Sobrevilla

 

-‘¿Mary, vas a ir México?’ Preguntó alguien de su audiencia a la conductora de ‘El Show de Mary Bello’ de Radio Nueva Joya, estación que transmite vía Internet desde Minnesota, Estados Unidos.

– ¡Claro! Respondió. Iré a recibir el ‘Micrófono de Oro’ de la Asociación Nacional de Locutores por mis 31 años de estar al aire.

– Ok. ‘¡Si vas a la mañanera, le das un abrazo al señor presidente!’, solicitaron comunidades latinas que radican en aquella región.

– ‘¡Me canso ganso!’ que sí se lo doy, respondió.

Y fue así. El 29 de octubre de 2019, poco antes de las nueve de la mañana, con su gafete al cuello, sentada como en la cuarta fila del Salón Tesorería de Palacio Nacional, se encontraba María Elizabeth Bello Caro. El presidente ya había concluido prácticamente la conferencia de prensa de aquel día, y se despedía designando a las personas con quienes abriría la sesión de preguntas y respuestas del día siguiente.

– … y tú!, consulta el presidente señalando a Mary Bello, ¿también vienes mañana?

– No. Responde

– ¿De dónde nos visitas?

– De Minneapolis, Minnesota, La Nueva Joya Radio.

– A ver… dice el gobernante, e inmediatamente el staff le acerca el micrófono a la reportera.

–  ¡Buenos días, señor presidente! Muchísimas gracias. Felicitaciones. Todos son famosos, por el extraordinario impulso que se ha dado a estas conferencias.

 

 

Después de presentarse, y dar al Ejecutivo el saludo de su compañero de conducción y esposo Leo Álvarez Báez, Mary Bello le mencionó que era de Perote, Veracruz, y que contaba con doce años de residir en Minnesota. “Allá viven veracruzanos, michoacanos, chiapanecos y de todo el país; y, casualmente, ‘comenté a algunos centroamericanos que vendría a México y me dijeron: ¡Felicidades por tu presidente! ¡ya quisiéramos uno igual!’

La imagen que tiene ahora México a nivel internacional –reiteró la visitante–“nos da orgullo”, porque los seis años anteriores “nos pisoteaban por esa imagen”; es por ello que “mi audiencia me pidió que le diera un abrazo… Y, “Si me permite, ¿Se lo puedo dar?

– ¡A ver. Venga pues…! Dijo López Obrador halagado y sonriente.

Mientras lo abrazaba, la veracruzana continuaba diciendo al micrófono que el día anterior había estado en la exhibición de 33 obras en Los Pinos, donde estuvo la secretaria de Cultura y, “de verdad que ha elegido usted un gran gabinete”.

También que lo entrevistó en Perote cuando fue candidato a diputado. “En aquel tiempo usted hablaba del Fobaproa”, aseguró.

“Cuando mi padre vivía, él murió en 2011, me llegó a decir ¡A ese señor lo admiro!”, seguía comentando emocionada. También que su abuelo Alberto Bello García fue secretario de Emiliano Zapata, y era un señor de dinero que abandonó todo para sumarse a ese movimiento, “y seguro en el cielo estará orgulloso de que tengamos un presidente como usted”.

Entre los asistentes, los murmullos y la confusión eran evidentes. Jesús Ramírez Cuevas, el vocero presidencial sonreía entre nervioso y divertido, sabedor de cómo impactaría internet; horas o minutos más tarde los comentarios se fueron desatando tanto en redes sociales como medios: “Locutora pide un abrazo a AMLO durante conferencia”, publicó El Universal; Reporte Índigo: “¿Quién es la reportera que abrazó AMLO en la mañanera?”; “¿Quién es la reportera que abrazó y besó a AMLO en la mañanera? subió también La Silla Rota. “Me canso ganso que lo abrazo”: reportera se lanza los brazos de AMLO”, difundía Radio Fórmula, y así por el estilo. Algunos columnistas aseguraban que se trataba de un vil montaje; otros que no, que “había sido demasiado espontáneo para que fuera una producción”.

 

La veracruzana que en su primer mañanera abrazó al presidente

 

Con 32 años de experiencia en radio, María Elizabeth Bello Caro habría iniciado su carrera en los micrófonos un 4 de enero de 1988 en Perote, Veracruz, cuando fue secretaria continuista de la estación X.E.B.E, invitada por Raúl Molina Romero, el concesionario y profesor a la vez. Recibió el certificado de Locutor Categoría “A” el 8 de agosto de 1990, y el de ‘comentarista deportivo’ (en futbol soccer) en 2003.

Después de casarse con Leo Álvarez Báez a finales de agosto de 2007, se fue a residir en Minnesota donde llegó a laborar para La Mejor; KQSP La Picosa 1530 AM de 2009 a 2011; ya para 2012 crea su propia estación radio por Internet La Nueva Joya, ‘La radio con sentimiento’ (www.lanuevajoya.com), y en abril de 2015 el periódico Chaska Herald la nombró “La voz latina en Minnesota”.

– ¿Quién es Mary Bello?

– Soy hija de Gloria Caro Alarcón y Alberto Bello Sayago Q.E.P.D. Me considero una persona de extracción humilde, formada con los valores y principios morales en los que se basan mis ideales. Nací en Perote, orgullosamente veracruzana, una de las ciudades más antiguas del país fundada un 20 de junio de 1525. Ahí se erigió el primer colegio militar mexicano, y cuenta con la fortaleza de San Carlos donde estuvo hasta su muerte el primer presidente de México Don Guadalupe Victoria. Contamos con la quinta montaña más alta de México que es el Cofre de Perote.

– ¿Cómo ingresaste en el periodismo?

Desde los nueve años gustaba de hacer entrevistas y, mi hermano, el ingeniero Fernando Jorge Bello Caro (Q.E.P.D), me había regalado una grabadora Panasonic, con la que entrevistaba a mi abuelo, familiares y vecinos… Siempre había anhelado trabajar en radio o televisión; sin embargo terminé cursando una licenciatura en Contaduría Pública en la Universidad Centro Latinoamericano de Estudios Superiores de Perote, y he tomado diversos diplomados en mercadotecnia y comunicaciones.

– ¿Cómo llegaste a las mañaneras?

Fue la tarde del 28 de agosto de 2019 cuando solicité mi acreditación y, al hacerlo, me dijeron “preséntate mañana” o sea el día siguiente (29 del mismo mes). A pesar de que soy fiel seguidora de las conferencias matutinas, únicamente he acudido una vez a estas y fue, gracias a Dios, el día que tuve la suerte de darle un abrazo al presidente.

– Qué implica ser comunicadora radiofónica en Estados Unidos?

Es un reto ya que, a pesar de ser una radio dirigida a las audiencias latinas, existe una cultura diferente: comida, modismos, y por supuesto música. Los primeros años son los más difíciles por el idioma, principalmente el invierno “porque a veces llega a durar hasta más de cinco meses nevando y con fríos extremos; aun así Minnesota es un estado precioso; cuenta con más de diez mil lagos y tiene el mall más grande de América”.

Para Bello Caro el proyecto de López Obrador es “realmente atinado” y ya era hora que un presidente amara a México de verdad, y no velara solo por su beneficio personal, sino el del pueblo más necesitado. “No ha sido fácil –agrega– pero, colaborando todos se podrá hacer de México una gran nación”.

Cuenta a esta columna que, después de aquel día en la mañanera, su vida dio un giro de 180 grados. “El teléfono no dejaba de sonar; cientos de mensajes, felicitaciones, e invitaciones a eventos culturales, saludos de paisanos y gente de la Unión Americana, incluso medios. Al llegar a Minnesota “me recibieron con mucho cariño y agradecimiento por haber representado a miles de mexicanos en la mañanera”.

Muchos medios televisivos, radiofónicos y de redes sociales mexicanos difundieron el suceso y ‘hasta me acusaron de haber recibido doscientos mil pesos’; en realidad me hicieron famosa sin que fuera mi intención.

Sin embargo lo más hermoso fue que miles de personas me empezaron a buscar en redes, especialmente mexicanos de varias partes del mundo, así como de mi tierra, Perote. “Bueno. Hasta me propusieron que fuera candidata a la presidencia municipal de mi lugar de origen, pero –claro– se los agradecí, porque como dice el refrán zapatero a tus zapatos”.

 

 

 

 

Esta es opinión personal del columnista 

Comentar