Nemi rompe el silencio

Nemi rompe el silencio

Nemi rompe el silencio.

LAVADEROS

Por El Tlacuilo

 

Juan Antonio Nemi Dib decidió no quedarse callado más tiempo; así que dio inicio a una serie de narraciones de sus experiencias de cuándo fue recluso en la cárcel de Pacho Viejo.

Atribuye su encarcelamiento a una serie de factores ajenos a su persona, pero principalmente a lo rentable políticamente que era su captura.

No descubre el hilo negro al comentar que muchos jueces, ministerios públicos y policías piden dinero a los acusados para pasarle información o para no aprenderlos, pero sí posee su valor de denuncia pública.

Puntualiza que los cargos por los que fue encarcelado sucedieron un mes antes de que tomara posesión de la titularidad de la Secretario de Salud y se realizaron en una dependencia ajena a la que fue titular; además los delitos que se le inculparon no ameritaban prisión, pero bueno, cuando hay consigna hay consigna; lo único que se requiere es tener un Fiscal a modo para llevarla a cabo.

NO QUIEREN SOLTAR TOTALMENTE A NEMI

Después de que ya dos jueces han declarado inocente a Juan Antonio Nemi Dib, su juicio continúa sin cerrarse en los Tribunales, está claro que alguien lo odia con odio jarocho.

En video subido a Redes, el nuevamente “gordobes” (el bueno), se pronuncia porque se acabe ya el “usted disculpe” y que las autoridades que se “equivoquen”, tengan la obligación de reparar el daño a las víctimas.

Se pronunció a favor de que las cárceles sean privatizadas, para que qué ya no, manos perversas, sigan explotando el trabajo de los reclusos. Se refiere seguramente a esas autoridades de Seguridad Pública que hacían de la corrupción su modus vivendi, pero que ya no existen ¡Ajá!

Da a conocer Nemi Dib que antes de que llevaran a los presos políticos a Pacho, los reclusos peligrosos fueron trasladados a otros reclusorios para despresurizaron Pacho; pero que sí ha habido momento en que el control de las prisiones, incluida la de Pacho, lo han tenido los Carteles y no el Gobierno… ¡Pa´ su Mecha!

Bueno, quizás cabe el chistorete de que los presos peligrosos les tuvieron miedo a los políticos y por eso pidieron su cambio.

“Estuve muchas veces secuestrado en ese infierno”, asegura Nemi; quien es uno de los políticos veracruzanos más brillantes; pero que terminó metido entre las patas de los caballos.

 

REYNALDISTA EN EL IVAI

¡Consumatum est! En el Congreso quedó todo cómo estaba previsto que quedara; a excepción de la Fiscalía Anticorrupción en que hubo madruguete.

Llama la atención la incorporación de Magda Sayas al IVAI; más que por sus capacidades, que sí las tiene; por su cercanía con el fidelismo, en especial con Reynaldo Escobar; pero bueno, esa historia ya es muy, muy antigua.

Cómo diría Colosio, Magda es producto del esfuerzo, una mujer que con trabajo y constancia ha sabido permanecer flotando durante muchos años, hasta llegar a este momento en que la Revolución cuatroterniana le hizo justicia.

Alfredo Corona también llegó, tal como estaba previsto; con lo que después de mucho tiempo se conformará en el IVAI un Consejo de gente que vale la pena; no como sus antecesores, pues desde que ese Instituto fue “inventado” no ha habido nada bueno.

 

¡AH QUE DIPUTADOS TAN CHISTOSOS!

Usted disculpará, pero hay reformas que dan risa; es el caso de la que contempla el nuevo Código Electoral de Veracruz, en donde los apellidos paternos tendrán un orden indistinto, no necesariamente el del padre deberá ir primero, podrá ser el de la madre, si así lo decide la pareja; en el caso de que no se pongan de acuerdo en el orden que quieren acomodarse, el empleado del Registro Civil tendrá que echarse un volado a ver que apellido le pone primero.

Está chida y romántica la decisión, pero no sabemos si habrán pensado en las complicaciones que habrá al sacar los Curps y con otros detallitos burocráticos, en los que hay que llenar los formatos en donde está establecido que vaya siempre el apellido paterno primero.

No cabe duda que que la ociosidad es la madre de todos los vicios… y también de todas las charadas.

INDUCCIÓN VELADA

Si a usted durante este tiempo de aislamiento le ha dado más tiempo de ver series y películas; habrá notado que en las producciones más recientes hay dos temas recurrentes, la homosexualidad y la drogadicción; la tendencia de tener personajes gays en series, telenovelas y películas está de moda, no tenemos opinión al respecto; total, nadie se ha muerto de eso. Aunque el diputado Guízar Valladares opine lo contrario y tache la unión homosexual como una aberración y un crimen.

Sin embargo con la proclividad de que los personajes consuman drogas sí nos encabronijamos.

Antes quienes se drogaban en las cintas eran los malos de la película, pero ahora son personajes gratos y hasta los abuelitos lo hacen; incluso en familia consumen drogas; tratan el tema de las adicciones como si fuera un factor innato del ser humano.

No quisiéramos pensarlo (aunque la abuela decía “piensa mal y acertaras”), pero así cómo los productos legales se promocionan indirectamente en el entretenimiento, también lo puede estar haciendo el crimen organizado para inducir un mayor consumo de su producto mediante las imágenes, porque ya el entretenimiento es una apología de las adicciones ¡Qué feo!

YA VIENEN ELECCIONES

Mientras el presidente afirma que “ya se domó la pandemia”; varias son las autoridades se están negando a regresar a la “normalidad” el próximo primero de junio; entre ellas el alcalde de Orizaba y la rectora Ladrón.

Por cierto, estaremos ya casi a un año de que se celebren elecciones, serán el 6 de junio del 2021; y obviamente estamos a menos de un año de que inicien las campañas proselitistas; quizás parezca mucho tiempo, pero no, están a la vuelta de la esquina.

Si tomamos en cuenta que la selección de candidatos deberá estar lista a más tardar en el mes de marzo del próximo año, nos daremos cuenta que están más cercanas de lo que parece; sin embargo los aspirantes están guardando cuarentena de salud y de política, esperando que las cosas les caigan del cielo.

También te puede interesar ver: Sin sorpresas para la Fiscalía

Esta es opinión personal del columnista

Comentar