Soñé algo que “con mis ojos” quiero ver

Por Avryl Castelán

El 2020 fue irresistible ya que amenazó y logró desmoronar el imperio del terror en el mundo.

El contagioso virus que nos amenazó no pudo con el amor. El aislamiento generó efectos devastadores para el sistema: hay indicios masivos de reconocimiento mutuo entre humanos.

El Silencio se infiltró y permitió que el cerebro humano generara síntomas colectivos, como la Consciencia y la Empatía.

El miedo lo hemos combatido con la prudencia e informándonos correctamente. La especie humana aún sufre pues vivió acostumbrada a alarmarse y a descalificar todo.

El planeta ha «respirado» pues los humanos sumergidos en su cuarentena no lo han molestado.

Y los gobiernos mundiales han sido removidos por sus constantes ineptitudes; ahora un Consejo de Sabios dirige y a su vez escucha a todos los seres vivos de la tierra.

Los políticos y delincuentes al ver esto, han decidido irse del Planeta y los Científicos los han ayudado haciéndoles creer obediencia, pero lo que quieren es que se vayan lejos, a Júpiter o quizás Plutón, o mejor que viajen a la deriva para no dañar otro lugar.

La historia menciona el año 2020 como el año del cambio del planeta:

-¡Lo vi, lo vi «con mis ojos». ¡Cambió la humanidad!- gritó Avryl…

Esta opinión es personal de la columnista

Comentar