Ponte en contacto

Vida y estilo

Errores dañinos que cometen los padres y generan más probabilidades de criar hijos narcisistas

Publicado

en

Estados Unidos.- Criar a los hijos, una tarea tan amorosa como compleja para los padres de aquí, allá y en todas partes. Muchas veces sin quererlo, los padres trasmiten ciertos patrones a sus hijos, un molde que años más tarde es difícil de quitar. Es aquí donde aparece el trastorno narcisista de la personalidad. La dinámica familiar de un niño es uno de los predictores más significativos de las tendencias narcisistas, incluidas la superioridad, la grandiosidad, el derecho y la falta de empatía, en la edad adulta.

“Los niños y los adolescentes son naturalmente más egoístas, no narcisistas, porque sus mentes aún se están desarrollando. Por lo tanto, es normal que sean menos conscientes de sí mismos hasta que hayan aprendido habilidades importantes como la regulación emocional y la empatía”, explica Cody Isabel, neurocientífico, entrenador de crianza.

Foto: Catalunya Press

Según indican muchos expertos en psicología, todo el mundo tiene un componente narcisista. El narcisismo es parte innata del ser humano, y es una etapa clave de desarrollo para adolescentes y adultos jóvenes. Pero, cuando el narcisismo comienza a interferir con la forma en que una persona funciona en su casa o el trabajo, sin embargo, ese rasgo se convierte en un problema que puede incluso virar hacia un trastorno de la personalidad. Los narcisistas creen genuinamente que son únicos, que tienen derecho a un tratamiento especial y tienen una necesidad irrefrenable de admiración y validación a cualquier costo. “La mayoría de nosotros crecemos pensando que somos Superman a los 6 años”, explicó a The Washington Post, Ramani Durvasula, psicóloga y autora del libro “¿Debo quedarme o irme? Sobreviviendo una relación con un narcisista”.

El problema de un adulto narcisista, cuando tiene hijos, es que los niños no ofrecen el tipo de retroalimentación positiva continua que ellos anhelan y estos padres egocéntricos tienden a reaccionar de dos formas distintas. Durvasula y Keith Campbell, profesor de psicología en la Universidad de Georgia y experto en narcisismo, indicaron que, por un lado, algunos pierden interés por sus hijos al no encontrar esa aprobación y buscan otras fuentes de validación.

Por otro lado, otros narcisistas ven a sus hijos como un reflejo de sí mismos y se vuelven padres “helicóptero”: hiperactivos y controladores. En ambos casos, la desconexión es la el punto clave, porque incluso el padre narcisista demasiado involucrado está emocionalmente separado de su hijo y carece de calidez, según los expertos.

Los niños, por su propia naturaleza, son “monstruos morales”, escribió el periodista Jeffrey Kluger en su informe sobre “Pequeños narcisistas” para Time. Según describe, son codiciosos, exigentes, violentos, egoístas, impulsivos y absolutamente implacables. Luchan constantemente con compañeros de juego y hermanos, pero gritan de dolor e indignación si son atacados. Esperan ser adorados, pero no disciplinados, recompensados pero nunca penalizados, atendidos y servidos por los padres y familiares sin importar o ser recíprocos.

En un ensayo de 1914 titulado apropiadamente “Su majestad el bebé”, Sigmund Freud describió que la primera etapa de la vida de un bebé se define por lo que llamó “narcisismo primario”. Freud, que podría encontrar sexualidad en un plato de sopa de pollo con fideos, la encontró aquí también. “Llamamos a esta condición ‘narcisismo’ y a esta forma de obtener satisfacción ‘autoerotismo’”.

“Es un imperativo evolutivo que los bebés sean egoístas y narcisistas al nacer con el fin de obtener sus necesidades cubiertas”, dijo el psicólogo Marcos Barnett, de la Universidad Estatal de Kansas. “La vida está establecida para que consigan lo que necesitan para sobrevivir.” Los bebés no se mueven por la codicia y la astucia, sino por la necesidad primordial para sobrevivir al día siguiente, quizás una buena razón para comportarse de forma egoísta.

Pero eso no significa que las semillas del comportamiento que se convierten en verdadero narcisismo no se encuentran dispersas en el temperamento del bebé, al igual que las semillas de otros trastornos de la personalidad- los ‘berrinches’ que, de no entrar en vereda, se convierten en el trastorno histriónico de la personalidad más adelante; con la profunda necesidad de amor y atención, y la rabia ante su ausencia, que en un adulto se llama el trastorno límite de la personalidad.

Foto: Psicoactiva

Entonces, ¿cómo educar a nuestros hijos? ¿Qué se debe tener en cuenta en relación a este trastorno narcisista? Según la experiencia del neurocientífico Cody Isabel, los padres que cometen estos tres errores dañinos y tienen más probabilidades de criar hijos narcisistas:

  1. No reconocer los propios comportamientos negativos
    Los niños aprenden observando y reflexionando, lo que significa que pueden adoptar sus acciones negativas. “Digamos que un camarero estropea su pedido. En lugar de manejar la situación con gracia, humillas y le gritas al mesero. Su hijo observa y piensa que la forma en que usted reaccionó está bien”, dice Cody Isabel, quien además es cofundador de Rewrite and Rise, un servicio de entrenamiento que utiliza la neurociencia y la ciencia del comportamiento para ayudar a adultos y niños a superar los desafíos de salud mental y mejorar su bienestar general.

Por eso es tan importante enseñar y demostrar a sus hijos cómo es la inteligencia emocional, particularmente el componente de empatía. La buena manera de empezar es ayudarlos a reconocer cómo se sienten. Ponerle un nombre por ejemplo a la emoción que sospechamos que está experimentando. Por ejemplo: “¿Te sentís herido o decepcionado por lo que hizo tu amigo?”.

“Practicar la inteligencia emocional les facilitará expresar sus sentimientos y ser conscientes de cómo se sienten los demás en el futuro”, dice Isabel.

  1. No reflejar o validar las emociones de nuestro hijo
    Si uno se hace el distraído o ignora las emociones de sus hijos, esencialmente les estará enseñando que lo que sienten está mal. “Como resultado, tendrán dificultades para regular sus comportamientos, lo que puede generar una serie de problemas a medida que envejecen, desde comportamientos insensibles como la adicción hasta comportamientos protectores como la grandiosidad, que es un rasgo narcisista común”, dice Isabel.

Un estudio también han encontrado que la vergüenza, la inseguridad y el miedo están en la raíz del yo interior del narcisista. Reflejar requiere que uno conozcas a su hijo lo ayude a etiquetar sus emociones. “Validar sus emociones significa hacerles saber que lo que sienten es razonable”, agrega el especialista

Y pone un ejemplo. Imaginar que estamos recogiendo a nuestro hijo de la escuela. Nos subimos al coche y nuestro hijo da un portazo con cara de enojado. En lugar de avergonzarlos por tener una mala actitud, conviene imaginarlos diciendo: “Parece que tuviste un día horrible en la escuela ¿Qué sucedió?”

Foto: Ejemplo de

Una vez que te hayan dicho lo que sucedió, hay que validarlos y decir: “Eso no está bien. Puedo entender por qué estás molesto”. Esto no significa que uno como padre esté de acuerdo o en desacuerdo con su respuesta emocional. “Simplemente les está haciendo saber que la forma en que se sienten es aceptable”, dice Isabel

  1. No darnos cuenta de los comportamientos narcisistas del niño
    “Si su hijo se enfurece en público porque no se sale con la suya, no deje que suceda. En situaciones como esta, no necesita avergonzar a su hijo, pero es importante sacarlo de la situación”, dice el experto, quien recomienda hacer tres preguntas: ″¿Qué sucedió?”, ″¿cómo te sientes?” y “¿cómo crees que tu reacción está haciendo sentir a la otra persona (o a las personas que te rodean)?”

“En lugar de aceptar su disfunción emocional, los está ayudando a flexibilizar sus habilidades de empatía, conciencia social y regulación emocional, todo lo cual es esencial para desarrollar la inteligencia emocional”, dice el neurocientífico.

Ahora bien: ¿cómo podemos saber cuándo nuestros hijos muestran comportamientos narcisistas? Hay varias pruebas que se pueden hacer. Si sucede algo malo durante una película que están viendo o un libro que están leyendo juntos, conviene preguntarle qué creen que pueden estar sintiendo los personajes.

Si dicen: “Se sienten tristes o enojados”, entonces el nivel de Inteligencia emocional de nuestros hijos está en el camino correcto. Pero si explotan o dicen que no les importa cómo se sienten los personajes, será una señal que hay mucho por hacer.

El camino difícil de la perfección

El mandato de perfección es tan frecuente como frustrante. “Muchas personas tienen dificultades en aceptar al hijo real versus al hijo ideal, el que completa nuestro narcisismo. Ese ideal de hijo que está al menos un poco lejos del hijo real interpelándonos sobre nuestros modos de criar. En el mejor de los casos de estas preguntas podemos hacer una crianza más sana y real, entendiendo que somos imperfectos y criando tan imperfectamente como somos”, explicó en una nota reciente con Infobae la licenciada en Psicología Lorena Ruda.

Un elemento final e indispensable del narcisismo es la falta de remordimiento. Es difícil ser un glotón de golosinas o un manipulador de la gente si luego vendrá el arrepentimiento. Es mucho mejor permanecer insensible a las malas conductas, si estas van a continuar.

Foto: Infobae

Un estudio realizado por la Universidad de Iowa explora cuán temprano los niños empiezan a mostrar remordimiento y lo que hacen para manejar ese sentimiento. Grazyna Kochanska y sus colegas reunieron a un grupo de muestra de 57 niños, todos más o menos de 2 años, y dieron a cada uno un juguete. A los niños se les dijo que el juguete era muy especial, que pertenecía a la investigadora y que lo había tenido desde que era una bebé. Eso no era cierto. El juguete fue especialmente manipulado para romperse en pedazos apenas el niño lo toque. Cuando esto sucedió, la dueña del estudio exclamó con angustia: “¡Oh no!”.

Durante los siguientes 60 segundos, se dedicó a observar. Algunos de los niños parecían imperturbables. Otros estaban visiblemente molestos, cubriendo sus ojos, dándole la espalda, abrazándose a sí mismos para darse contención.

Era en cierto modo lo más desagradable de la investigación, aunque el largo minuto de sufrimiento terminó y fue seguido por el perdón. Kochanska recogió las piezas del juguete y salió de la habitación con la promesa de que lo arreglaría. Ella regresó luego con un juguete duplicado en perfecto estado de funcionamiento. Al igual que con los resultados de seguimiento para la prueba del malvadisco, los niños que mostraron más molestias durante el ejercicio mostraron menos problemas conductuales y académicas más tarde en la vida que quienes le restaron importancia al juguete roto.

Si bien los estudiosos del tema alertan que no hay una fórmula simple para predecir quién se convertirá en un narcisista, o cómo un niño reaccionará a ser criado por uno, es importante tratar de erradicar ese método de crianza, que hasta ahora solo mostró consecuencias negativas.

Siempre, de todas formas, puede suceder que siendo padres no sepamos como resolver la cuestión. En estos casos trabajar con un terapeuta que se especialice en trastornos de la personalidad es lo mejor que se puede hacer.

Con información de Infobae

Vida y estilo

Mujeres que experimentan ansiedad por el embarazo dan a luz antes, según estudio

Publicado

en

Los Ángeles, Cal.- Las mujeres que experimentan ansiedad por sus embarazos dan a luz en promedio antes que las que no, según una investigación publicada este lunes por la Asociación Estadounidense de Psicología (APA).

En razón de los resultados del estudio, la APA opina que los médicos deberían evaluar a las embarazadas en los primeros meses de gestación para detectar si están ansiosas como manera de prevenir partos prematuros, indica un comunicado de la entidad.

Foto: Primera Hora

«La ansiedad por un embarazo actual es un estado psicosocial potente que puede afectar los resultados del nacimiento”, dijo la autora principal del estudio, Christine Dunkel Schetter, de la Universidad de California en Los Ángeles.

“Hoy en día, los síntomas depresivos se evalúan en muchas clínicas de todo el mundo para prevenir complicaciones de la depresión posparto en madres e hijos. Este y otros estudios sugieren que también deberíamos evaluar la ansiedad en mujeres embarazadas”, agregó.

El estudio, que examinó la relación entre la duración del embarazo y diferentes medidas de ansiedad, fue publicado este lunes en la revista Health Psychology.

Investigaciones anteriores habían encontrado que hasta una de cada cuatro mujeres embarazadas tiene síntomas de ansiedad clínicamente elevados y que esta puede ser un factor de riesgo de parto prematuro o nacimiento antes de las 37 semanas de embarazo.

Foto: Guía Infantil

En este nuevo estudio se ha utilizado una variedad de medidas de ansiedad y analizado tanto la ansiedad general como la ansiedad específica del embarazo, la que es derivada de preocupaciones sobre el parto, la crianza de los hijos y la salud del bebé.

Los investigadores también midieron la ansiedad en diferentes momentos del embarazo, desde el principio hasta el final y, con mayor frecuencia, en el segundo trimestre.

Para clasificar estos diversos efectos del momento y el tipo de ansiedad, los investigadores examinaron datos de una muestra diversa de 196 mujeres embarazadas en Denver y Los Ángeles que participaron en el estudio Healthy Babies Before Birth.

El 45 por ciento de las mujeres se identificaron como blancas no hispanas, el 36 por ciento como blancas hispanas, el 10 por ciento como asiáticas y el 9 por ciento como negras o afroamericanas.

Los investigadores manejaron cuatro escalas de ansiedad diferentes en las mujeres, una general y tres relacionadas con el embarazo, cada una con una tanda de preguntas.

Foto: Infosalus

Encontraron que las puntuaciones de las participantes en las tres escalas relacionadas directamente con ansiedad en el embarazo estaban interrelacionadas.

También descubrieron que la ansiedad relacionada con el embarazo en el tercer trimestre estaba más fuertemente asociada con nacimientos más tempranos, aunque la ansiedad general en el primer trimestre también contribuyó al riesgo de parto prematuro.

Una posibilidad, según los investigadores, es que la ansiedad general al principio del embarazo podría predisponer a las mujeres a estar ansiosas más adelante en el embarazo por cuestiones como los riesgos médicos, el bebé, el trabajo de parto y el parto, y la crianza de los hijos.

La ansiedad y el parto prematuro
Los resultados se mantuvieron incluso cuando se ajustaron al riesgo médico real de los embarazos de las mujeres.

«Aunque no todas las mujeres que comienzan el embarazo con síntomas generales de ansiedad experimentarán más tarde ansiedad específica del embarazo, nuestros resultados sugieren que las mujeres que siguen esta progresión probablemente corran un riesgo especial de parto prematuro”, dijo Dunkel Schetter.

Los autores del estudio señalaron que es necesario continuar explorando las razones por las cuales esta condición está relacionada con el momento del nacimiento, incluidos los cambios neuroendocrinos asociados al estrés, la inflamación y los comportamientos de salud, según Dunkel Schetter.

Foto: La Vanguardia

“Aumentar la precisión en nuestra comprensión de los riesgos y los mecanismos de los efectos de la ansiedad por el embarazo en la duración de la gestación puede mejorar nuestra capacidad para desarrollar, probar e implementar intervenciones para abordar el apremiante problema de salud pública del parto prematuro”, dijo.

Con información de EFE

Continua Leyendo

Vida y estilo

Tardan en diagnosticar entre 12 y 18 meses enfermedades como demencia o Alzheimer en México

Publicado

en

México. – El diagnóstico para enfermedades como demencia o Alzheimer en México puede tardar entre 12 y 18 meses en los casos en los que la familia ofrece atención y seguimiento al paciente adulto mayor, afirmó este jueves la especialista en gerontología, Tania Gálvez.

Durante el quinto Congreso de Alzheimer y otras demencias. Diagnósticos diferenciales, que es realizado en la ciudad mexicana de Guadalajara en el marco del Día Mundial del Alzheimer, la médica señaló que el camino para este tipo de pacientes es largo y no siempre asesorados por especialistas bien capacitados o actualizados.

Foto: Terra México

Durante su conferencia señaló que es común que las familias crean que el paciente atraviesa por depresión y lo acercan a servicios de psicoterapia, pero no es hasta que tiene un episodio de crisis que lo lleva al hospital cuando buscan el acompañamiento de un neurólogo o gerontólogo que puede realizar las pruebas diagnósticas.

La representante de la organización civil “Plenitud y demencia”, dijo que en promedio una familia gasta cerca de 50 mil pesos en consultas, medicamentos psiquiátricos y hospitales antes de saber que el paciente padece de Alzheimer o algún otro trastorno neurodegenerativo.

Sin embargo, hay familias en las que no existe la suficiente atención hacia los adultos mayores o los recursos económicos son limitados, por lo que el diagnóstico correcto puede tardar años o no llegar, puntualizó.

De acuerdo con los datos más recientes a 2022 de la Asociación Mundial de Alzheimer, en México un millón 300 mil personas padecen demencia, pero esta cifra solo representa el 40 por ciento de los pacientes que tienen un diagnóstico, por lo que la cifra puede ser mayor.

Foto: ABC Blogs

El 85 por ciento de esos pacientes tienen un seguimiento de la enfermedad, pese a que el 62 por ciento de los profesionales en geriatría creen que la pérdida de memoria es normal durante el envejecimiento.

En otra conferencia, la jefa del servicio de gerontología del Hospital Civil de Guadalajara, María de Jesús Ocampo recalcó que el envejecimiento cerebral no tiene in impacto importante en la demencia, si no que esta es producto de no hay lesión significativa entre edad.

Precisó que después de los 65 años de edad, cada 5 años se duplica la posibilidad de que una persona tenga demencia, que se detona por factores hereditarios, el estilo de vida, mientras que el impacto en la cognición está asociado además a enfermedades como diabetes e hipertensión.

Foto: Revista Selecciones

El quinto Congreso de “Alzheimer y otras demencias. Diagnósticos diferenciales” continúa con talleres y conferencias.

Con información de EFE

Continua Leyendo

Vida y estilo

Tres de cada 10 adolescentes con obesidad en el mundo no identifican su enfermedad

Publicado

en

México.- Tres de cada 10 adolescentes con obesidad en el mundo no perciben que tienen esta enfermedad, según el estudio internacional ACTION Teens, que analiza a los jóvenes de 10 países, entre ellos México, presentado en el Congreso Europeo de Obesidad.

“El estudio nos ayudó a obtener información relacionada con las percepciones, actitudes, conductas y barreras que enfrentan los adolescentes que viven con obesidad y cómo es la percepción de estas condiciones, tanto de los cuidadores como de los médicos que los atienden”, dijo la endocrinóloga Nayeli Garibay.

Según el estudio, 76 por ciento de los encuestados consideró que su peso estaba por encima de lo normal, el 72 por ciento estaban preocupados por su peso y el 85 por ciento son conscientes de que el sobrepeso afectará su salud en un futuro.

Foto: Expansión

Además, el 67 por ciento cree que podrían perder peso si se lo proponen y el 65 por ciento siente que la pérdida de peso es responsabilidad exclusiva de ellos como adolescentes.

ACTION teens es un trabajo transversal, internacional, impulsado por el laboratorio Novo Nordisk para identificar percepciones, actitudes, comportamientos y barreras para un cuidado efectivo de la obesidad.

La consulta incluyó más de 5 mil chicos y chicas de entre 12 y 17 años que viven con obesidad, más de 5.000 padres o cuidadores y más de 2 mil profesionales de salud de 10 países: Australia, Colombia, Italia, México, Arabia Saudita, Corea del Sur, España, Taiwán, Turquía y Reino Unido.

Garibay explicó que la obesidad es una enfermedad asociada al desarrollo de más de 60 condiciones de salud potencialmente severas.

Esto, dijo, alimenta una ola creciente de otras enfermedades crónicas, incluidos problemas de salud mental, afecciones cardíacas, diabetes tipo 2, así como algunos tipos de cáncer y problemas en huesos y articulaciones.

Foto: La Sexta

Tan solo en México el 43.8 por ciento de los niños y adolescentes de 12 a 19 años vive con sobrepeso y obesidad.

De acuerdo con el estudio, pese a que los adolescentes están interesados en perder peso, controlarlo y mejorar sus condiciones de salud, solamente 40 por ciento de los padres reconocen este esfuerzo.

Asimismo, evidenció que uno de cada tres padres no identifica la obesidad en su hijo, y casi la mitad cree que se resolverá espontáneamente.

“Nos da la impresión de que los cuidadores subestiman de manera muy importante el impacto que la obesidad tiene en los adolescentes así como el deseo que tienen de tener alguna atención en este sentido”, apuntó la experta.

La investigación también mostró que casi dos tercios de los adolescentes consideran que la pérdida de peso es una responsabilidad que recae únicamente sobre ellos.

En tanto, uno de cada tres no siente que sea un tema que puedan hablar con sus padres y muchos buscan orientación en las redes sociales.

Foto: Somos News

La especialista señaló que la situación es preocupante, pues no están encontrándose estrategias necesarias para la adopción de estilos de vida más saludables que permitan alcanzar y sostener un peso corporal saludable.

“Es muy importante que desde todos los estratos empecemos a considerar a la obesidad como una enfermedad, que se le empiece a otorgar un presupuesto para la atención, para la capacitación de los médicos, para favorecer que haya entornos mucho más saludables”, dijo.

En este sentido, el estudio también demostró que los profesionales médicos necesitan mayor y mejor educación, pues hasta el 87 por ciento de los médicos reveló no haber tenido un entrenamiento significativo en cómo tratar la obesidad después de la facultad de medicina.

“La parte médica tiene limitaciones para establecer un vínculo con los pacientes y tener una mayor capacidad de desarrollar herramientas para entender cuáles son las necesidades que ellos tienen y definitivamente nuestro tratamiento está mal enfocado porque tenemos percepciones que son erróneas”, precisó.

Con información de EFE

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.