Ponte en contacto

Columnistas

Héctor Parra Rodríguez – AMLO utiliza la fuerza del estado para doblegar

Publicado

en

TRAS LA VERDAD 

AMLO UTILIZA LA FUERZA DEL ESTADO PARA DOBLEGAR 

¡LIMPIA LA ACTUACIÓN DEL JUEZ GÓMEZ! 

Por Héctor Parra Rodríguez 

El presidente de la República usa y abusa del poder para doblegar y castigar a todo aquel que no se pliega a sus caprichos y aplica su propia “justicia”, haciendo a un lado el Estado de Derecho, corrompiendo a las instituciones, rápidamente conduce a su gobierno al autoritarismo en perjuicio de los mexicanos. Ese es el nuevo régimen de gobierno. 

Ejemplos hay muchos que demuestran los abusos que ha cometido el presidente, no tiene límites legales ni autoridad que lo contenga; quebranta cualquier norma jurídica en “aras de aplicar su propia justicia”. No tiene el menor respeto a las instituciones, sin recato alguno agrede a sus adversarios los persigue como en cualquier régimen fascista que no admite disidencias, utilizando a las instituciones del Estado. 

El Consejo de la Judicatura, a instancia del mismo presidente de la República, ordenó la investigación del juez segundo de distrito Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, Juan Pablo Gómez Fierro, en razón a cumplir con su responsabilidad de impartir justicia en la materia. AMLO, no soportó que el juez otorgara suspensiones provisionales en diversos juicios de amparo, para proteger derechos humanos de los amparistas y evitar violaciones por parte de la autoridad. De inmediato fue acusado y juzgado  en el patíbulo de las mañaneras, además de relacionarlo con “intereses obscuros, de ser juez de contentillo que utilizan los grupos de interés”. El injurioso presidente cometiendo diversos delitos al acusar y denigrar públicamente a la autoridad judicial sin tener prueba alguna que sustente sus acusaciones. 

Los miembros del Consejo de la Judicatura, adscritos al Poder Judicial Federal, se dieron a la tarea de “investigar al juez Gómez Fierro”. Por supuesto que la investigación se basó en relación con el desempeño de sus funciones como impartidor de justicia. López Obrador lo acusó públicamente en abril y marzo pasado. Bajo sus propios mecanismos y medios de control, los consejeros no encontraron nada irregular en el desempeño de las funciones del juez. De tal manera el Consejo de la Judicatura, por medio de su presidente Arturo Zaldivar Lelo de Larrea, determinó seguir garantizando a todos los juzgadores federales su plena autonomía, en la impartición de justicia. 

A la par, la Unidad de Inteligencia Financiera, de forma ruin y facciosa inició la pesquisa financiera en contra del juez Gómez Fierro y su familia, para “investigar” si no tiene movimientos o ingresos económicos “sospechosos”. De una u otra manera el gobierno de AMLO, utiliza las instituciones para fastidiar y perjudicar a todo aquel que se atraviesa en su camino depredador. Trascendió que la UIF ha investigado en muchos Bancos tanto al juez como a su familia. A como dé lugar Andrés Manuel López Obrador quiere perjudicar al juez y no quedar como mentiroso (que sí lo es) al haber acusado al juzgador de corrupción. La 4T comportándose como en las peores épocas del nacismo. La acusación de López resultó todo un fracaso en el Consejo de la Judicatura. 

¿Qué sigue? ¿Inventarle delitos al juez Gómez Fierro como al gobernador de Tamaulipas? ¿Inyectar dinero sucio en su o sus cuentas bancarias para acusarlo de recibir dinero de los “grupos de interés”? ¿Sembrarle pruebas falsas para inculparlo? Al parecer los esbirros de AMLO son capaces de todo con tal de conseguir sus perversos y aviesos objetivos. Las pruebas lo confirman. Las interrogantes son muchas. 

Mientras tanto el presidente se divierte amenazando con desaparecer o transformar organismos autónomos como el Instituto Nacional electoral, al que fustiga con la cantaleta de no tenerle confianza y estar bajo la corrupción del fraude electoral ¡No tiene prueba alguna que lo demuestre! Nuevamente sus acusaciones sin fundamento. Si los integrantes del Consejo General del INE se hubieran doblegado a los caprichos del presidente de la República, dejaría de molestarlos. 

Pero, al igual que el juez Gómez, los consejeros cumplen con la responsabilidad de conducir el proceso electoral bajo las reglas impuestas en la Constitución, Ley Electoral y reglamentos, eso incomoda al abusivo de López Obrador. La idea tergiversada de “justicia” del presidente, rompe con el Estado de Derecho ¡Él es la justicia! ¡Él decide qué es bueno y qué es malo! Luego, todo aquello que no sea como a él le parece, es injusto y corrupto. Cuando el corrupto es el propio presidente de la República. No le agrada cumplir y hacer cumplir los mandatos del Estado de Derecho. 

AMLO se quedará con las ganas de reformar o desaparecer a los organismos constitucionalmente autónomos, no le alcanzan los votos. El Congreso de la Unión entró en receso, llegó la “paz legislativa”, la oposición logró la mayoría en la Comisión Permanente, esta no convocará para cumplir las locuras de López. Mucho menos después de que pierda la mayoría en la Cámara de Diputados. Solo es publicidad mediática para amedrentar, molestar e incomodar durante el proceso de campaña, dada su ineptitud para gobernar, solo dedica su tiempo a tergiversar y engañar a los inocentes, a los ignorantes. Como dijera el mismo AMLO: ¡El pueblo se cansa de tanta pinche tranza! 

Esta es opinión personal del columnista

Columnistas

Ángel Álvaro Peña – Latinoamérica más allá de la utopía

Publicado

en

Por

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

La vigésimo primera cumbre de cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), fue el escenario donde se mostró la unidad de más de 20 naciones que buscan su soberanía, castigados en mayor o menor medida por un nuevo colonialismo, que ya no es España, Inglaterra o Portugal sino un solo país: Estados Unidos. Ahora vuelven hacia su origen y se reconocen hermanos.

La regionalización tiene como base indiscutible la postura nacionalista de los diferentes mandatarios de esos países, que desde la vida diaria de sus pueblos encuentran severos límites para su desarrollo económico y bienestar social.

América Latina prácticamente desde su independencia de los reinos de ultramar ha dependido de una u otra forma de Estados Unidos, país cuyo gobierno considera que por recibir mano de obra barata puede sentirse propietario del resto del continente, y así actúan a través de foros internacionales que mostraron su inoperancia.

La participación de la Organización de Estados Americanos ha servido de puente para cuidar los intereses del vecino país del norte, y no lo hace discretamente sino con el cinismo de una intervención abierta, como sucedió en Bolivia, donde apoyó la idea de un fraude electoral para sacar de la presidencia a Evo Morales y dar un golpe de Estado encabezado por Jeanine Áñez, quien no tenía más antecedente que ser conductora de televisión. Ella debió estar seis meses en la presidencia, pero estuvo un año, lapso en que reprimió grupos indígenas y gremiales, arrestando líderes del anterior partido en el poder, Movimiento al Socialismo.

En cuanto hubo elecciones ese partido volvió al poder por la vía electoral con una mayoría aplastante, echando por tierra el supuesto fraude electoral que Luis Almagro, presidente de la OEA, había afirmado que se fraguó en favor de Morales Ayma.

La OEA ha dado muestra de pertenecer a una tendencia política muy definida, siempre en resguardo de los intereses de los verdaderos líderes de Estados Unidos. Ejemplos sobran.

Ante este escenario, el presidente Andrés Manuel López Obrador propuso sustituir la OEA por un organismo que sea verdaderamente autónomo, semejante a la Unión Europea. Con la autonomía suficiente como para negociar, pero con la unidad necesaria como para fortalecer las economías y los lazos de amistad. “No debe descartarse la sustitución de la OEA por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie sino mediador a petición y aceptación de las partes en conflicto”, señaló el mandatario.

Desde luego que no es gratuito el hecho de que el único país que rechaza la propuesta del mandatario mexicano sea Colombia, que prácticamente es una colonia de Estados Unidos. Es la nación con mayor número de bases militares estadounidenses, con 40 de ellas en su territorio, con una protesta social diaria y una represión contra los manifestantes que ha ocasionado medio centenar de muertes por los golpes de policías y soldados y más de 400 detenidos.

Los manifestantes han bloqueado las carreteras y la policía ha respondido con fuerza letal. Según The New York Times, la policía colombiana ha disparado contra los manifestantes inconformes con una reforma fiscal que grava impuestos a los más pobres, sin que afecte a los más ricos del país, lo cual cierra posibilidades de salud, educación y trabajo. Estudiantes, maestros, trabajadores de la salud, agricultores, comunidades indígenas y muchos otros se han juntado en las calles para protestar por esta disposición.

El ministro de Defensa, Diego Molano, afirmó que tiene órdenes del presidente Iván Duque de acelerar la reforma. La represión motivó la vista urgente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y otras instancias internacionales de derechos humanos.

Esta situación coloca la aceptación de Iván Duque con una popularidad del 27 por ciento en todo el país. Antes de la pandemia los colombianos con trabajo de tiempo completo no alcanzaban a ganar el salario mínimo, que es de 275 dólares mensuales.

Desde luego la política del derechista Duque tiene el aval de la OEA, ya que desde su territorio se han preparado golpes de Estado contra Venezuela y planeado el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse.

Es momento de ver hacia la región que nos es cercana, con las mismas raíces, con historia en el mismo idioma. Con problemáticas similares, pero sobre todo con un vecino poco agradable que quiere usar nuestras casas como patio trasero.

Estados Unidos se fortalece con la aparente debilidad de los pueblos latinoamericanos, que se erradicará con la unidad de una vez por todas.

La diversidad de historias, la similitud de pensamientos libertarios de nuestros héroes, y la violación de nuestro territorio por un vecino común, hace necesaria la unidad de los pueblos más allá de las diferencias que puedan tener los gobiernos; traspasar las ideologías en pro de la cohesión de necesidades y crear la autosuficiencia de la región.

En este momento hay dos países de la región bloqueados por Estados Unidos, pero en realidad el resto de nuestros países han estado limitados, como en un bloqueo no oficial contra el desarrollo, por la forma de dominio del vecino del norte que impide ser superado por quienes considera inferiores.

La unidad latinoamericana no es una idea nueva, tiene más de dos siglos de haber surgido del pensamiento de Miranda, de San Martín, de Bolívar. La historia tiene sus elecciones y arroja conciencia sobre el presente, de ahí la necesidad de reflexionar sobre esta urgente necesidad que nos hará más fuertes y mejores. PEGA Y CORRE. – Podemos ver que en América Latina no somos los únicos que tienen exfuncionarios públicos con cuentas pendientes con la justicia. La Fiscalía General de la República de El Salvador presentó cargos de corrupción contra el expresidente Salvador Sánchez Cerén y otros nueve exfuncionarios ante un juzgado por recibir pagos irregulares en la administración de Mauricio Funes… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

ALMA GRANDE

Latinoamérica más allá de la utopía

Por Ángel Álvaro Peña

La vigésimo primera cumbre de cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), fue el escenario donde se mostró la unidad de más de 20 naciones que buscan su soberanía, castigados en mayor o menor medida por un nuevo colonialismo, que ya no es España, Inglaterra o Portugal sino un solo país: Estados Unidos. Ahora vuelven hacia su origen y se reconocen hermanos.

La regionalización tiene como base indiscutible la postura nacionalista de los diferentes mandatarios de esos países, que desde la vida diaria de sus pueblos encuentran severos límites para su desarrollo económico y bienestar social.

América Latina prácticamente desde su independencia de los reinos de ultramar ha dependido de una u otra forma de Estados Unidos, país cuyo gobierno considera que por recibir mano de obra barata puede sentirse propietario del resto del continente, y así actúan a través de foros internacionales que mostraron su inoperancia.

La participación de la Organización de Estados Americanos ha servido de puente para cuidar los intereses del vecino país del norte, y no lo hace discretamente sino con el cinismo de una intervención abierta, como sucedió en Bolivia, donde apoyó la idea de un fraude electoral para sacar de la presidencia a Evo Morales y dar un golpe de Estado encabezado por Jeanine Áñez, quien no tenía más antecedente que ser conductora de televisión. Ella debió estar seis meses en la presidencia, pero estuvo un año, lapso en que reprimió grupos indígenas y gremiales, arrestando líderes del anterior partido en el poder, Movimiento al Socialismo.

En cuanto hubo elecciones ese partido volvió al poder por la vía electoral con una mayoría aplastante, echando por tierra el supuesto fraude electoral que Luis Almagro, presidente de la OEA, había afirmado que se fraguó en favor de Morales Ayma.

La OEA ha dado muestra de pertenecer a una tendencia política muy definida, siempre en resguardo de los intereses de los verdaderos líderes de Estados Unidos. Ejemplos sobran.

Ante este escenario, el presidente Andrés Manuel López Obrador propuso sustituir la OEA por un organismo que sea verdaderamente autónomo, semejante a la Unión Europea. Con la autonomía suficiente como para negociar, pero con la unidad necesaria como para fortalecer las economías y los lazos de amistad. “No debe descartarse la sustitución de la OEA por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie sino mediador a petición y aceptación de las partes en conflicto”, señaló el mandatario.

Desde luego que no es gratuito el hecho de que el único país que rechaza la propuesta del mandatario mexicano sea Colombia, que prácticamente es una colonia de Estados Unidos. Es la nación con mayor número de bases militares estadounidenses, con 40 de ellas en su territorio, con una protesta social diaria y una represión contra los manifestantes que ha ocasionado medio centenar de muertes por los golpes de policías y soldados y más de 400 detenidos.

Los manifestantes han bloqueado las carreteras y la policía ha respondido con fuerza letal. Según The New York Times, la policía colombiana ha disparado contra los manifestantes inconformes con una reforma fiscal que grava impuestos a los más pobres, sin que afecte a los más ricos del país, lo cual cierra posibilidades de salud, educación y trabajo. Estudiantes, maestros, trabajadores de la salud, agricultores, comunidades indígenas y muchos otros se han juntado en las calles para protestar por esta disposición.

El ministro de Defensa, Diego Molano, afirmó que tiene órdenes del presidente Iván Duque de acelerar la reforma. La represión motivó la vista urgente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y otras instancias internacionales de derechos humanos.

Esta situación coloca la aceptación de Iván Duque con una popularidad del 27 por ciento en todo el país. Antes de la pandemia los colombianos con trabajo de tiempo completo no alcanzaban a ganar el salario mínimo, que es de 275 dólares mensuales.

Desde luego la política del derechista Duque tiene el aval de la OEA, ya que desde su territorio se han preparado golpes de Estado contra Venezuela y planeado el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse.

Es momento de ver hacia la región que nos es cercana, con las mismas raíces, con historia en el mismo idioma. Con problemáticas similares, pero sobre todo con un vecino poco agradable que quiere usar nuestras casas como patio trasero.

Estados Unidos se fortalece con la aparente debilidad de los pueblos latinoamericanos, que se erradicará con la unidad de una vez por todas.

La diversidad de historias, la similitud de pensamientos libertarios de nuestros héroes, y la violación de nuestro territorio por un vecino común, hace necesaria la unidad de los pueblos más allá de las diferencias que puedan tener los gobiernos; traspasar las ideologías en pro de la cohesión de necesidades y crear la autosuficiencia de la región.

En este momento hay dos países de la región bloqueados por Estados Unidos, pero en realidad el resto de nuestros países han estado limitados, como en un bloqueo no oficial contra el desarrollo, por la forma de dominio del vecino del norte que impide ser superado por quienes considera inferiores.

La unidad latinoamericana no es una idea nueva, tiene más de dos siglos de haber surgido del pensamiento de Miranda, de San Martín, de Bolívar. La historia tiene sus elecciones y arroja conciencia sobre el presente, de ahí la necesidad de reflexionar sobre esta urgente necesidad que nos hará más fuertes y mejores. PEGA Y CORRE. – Podemos ver que en América Latina no somos los únicos que tienen exfuncionarios públicos con cuentas pendientes con la justicia. La Fiscalía General de la República de El Salvador presentó cargos de corrupción contra el expresidente Salvador Sánchez Cerén y otros nueve exfuncionarios ante un juzgado por recibir pagos irregulares en la administración de Mauricio Funes… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

angelalvarop@hotmail.com

Esta es opinión personal del columnista

Continua Leyendo

Columnistas

Javier Roldán – Lo dijo Pablo

Publicado

en

Por

La insoslayable brevedad 

Por Javier Roldán Dávila 

No es perfecta ni se acerca a lo que simplemente soñaron  

Con relación a las recientes protestas populares en Cuba, la ‘izquierda’ mexicana suele satanizar a todos los que manifiesten empatía con los movilizados, son ‘manipulados’ por el imperialismo yanqui, aducen para descalificar en combo. 

El objetivo de los marxistas de café es defender a ultranza a una burocracia que, en seis décadas, no ha encontrado la fórmula para la autosuficiencia nacional, ora el oro de Moscú, ora los petrodólares venezolanos, son los que han sacado del atolladero a los mandarines de la nomenclatura cubana, lo trágico, es que el flujo concluyó. 

Ante tal negacionismo cobra mucha importancia lo dicho por el cantautor Pablo Milanés que, junto con Silvio Rodríguez, es uno de los pilares de la Nueva Trova, movimiento musical que tuvo impacto a nivel mundial y fue coreado, especialmente, por la peña latina. 

Lo recuperamos de su muro de Facebook: 

“Es irresponsable y absurdo culpar y reprimir a un pueblo que se ha sacrificado y lo ha dado todo durante décadas para sostener un régimen que al final lo que hace es encarcelarlo. Desde hace mucho tiempo, he venido expresando las injusticias y errores en la política y gobierno de mi país. En el año 1992 tuve la convicción de que definitivamente el sistema cubano había fracasado y lo denuncié. Ahora reitero mis pronunciamientos y confío en el pueblo cubano para buscar el mejor sistema posible de convivencia y prosperidad, con libertades plenas, sin represión y sin hambre. Creo en los jóvenes, que con la ayuda de todos los cubanos, deben ser y serán el motor del cambio. A los 78 años seguiré expresando estas mismas opiniones mientras mi salud me lo permita”. 

¿También dirán que el famoso trovador está al servicio del Tío Sam?

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Javier Roldán – Tenemos mala inten-Chong

Continua Leyendo

Columnistas

Gilberto Haaz – Hace unos años en Japón (2015)

Publicado

en

Por

Hace unos años, en 2015, por cosas del destino fui a Japón. Hoy, que están las olimpiadas de Tokyo rememoro aquella columna que escribí y recuerdo. Conocí parte de su cultura milenaria, sus templos, sus jardines botánicos, los templos del Emperador, lo que haya aquí, porque entendemos que las bellezas grandes están fuera de Tokyo, una ciudad con casi 14 millones de habitantes, en toda su periferia. ¿Qué tienen los japoneses? Muchas cosas, son callados, silenciosos. Cuando el grupo mexicano anda por algún lado, seguro se asombran. No hay ruidos en la calle. Nadie toca el claxon. Respetan al paseante. Ciudad limpia. Casi todos tienen los ojos oblicuos, por su raza, por su genética. Dejan fumar en algunos sitios. Son respetuosos de las colas para lo que sea, lo mismo para ir al baño (en el avión) que, para comprar boletos, etc. Me dicen que hay vagabundos, pero aún no los veo, que, a diferencia de otros países, no piden limosna. Montan sus carpas en los parques públicos y allí duermen. No se debe dejar propina. No están acostumbrados a ellas. Por la mañana fui a un parque botánico, donde pululan los arbolitos Bonsai, un árbol que se originó en China hace unos dos mil años, pero que esta gente los ha hecho suyos. Frente al parque de árboles, un castillo imperial con sus tejas de dos aguas, sus techos encorvados, típicos japoneses, está en obra, un lago lo rodea, los lagos servían de fosas para defenderse de los enemigos. El emperador Hirohito murió en 1989 y su hijo, Akhijito (sin albur) gobierna desde entonces. El Palacio de Koyko es su residencia.

EL PERRO MAS LEAL (HACHIKO)

Un día menos pensado, caminando por esas calles japonesas, sin buscarlo lo encontramos. Está en el cruce de Shibuya, la calle peatonal más transitada del mundo. Se ven miles por segundos cruzando de lado a lado. En una esquina está fija la estatua. Llamó nuestra atención que la gente se arremolinaba y, como buenos jarochos, ahí fuimos a dilucidar qué cosa veían. En Tokyo conocí la estatua del perro japonés Hachiko. De repente, al caminar entre el centro, lo que es su Times Square japonés, un sitio lleno de luces y pantallas como el neoyorkino, vimos a la gente arremolinarse en la estatua del perro fiel. Jamás en la historia se ha registrado un caso de perro más fiel. El de Hachiko, que al morir su patrón lo esperó en la estación del tren por 9 años, una historia que tomó Hollywood y que Richard Gere embelleció y entristeció al mundo, cuando se conoció la historia. Un amigo me dice que la estatua original con el profesor está en la Universidad de Tokyo. Otra está en la terminal de trenes, donde murió el perro en espera de su amo. Pero esta del perro es retratada por miles. Cientos y cientos que forman fila para tomarse una foto al lado del can más famoso de Japón, y creo que del mundo.

EN KYOTO (TEMPLOS Y GEISHAS)

Uno se apea del auto y comienza la caminata. Hagan de cuenta que es un bosque como el de Chapultepec, pero a lo bestia. Tiene más de cien mil árboles, centenarios todos, quizá alguno milenario, si es que han sobrevivido. Hay uno de alcanfor que expide el olor. Uno arruga una hoja de las caídas al suelo y las huele y eso es alcanfor, como el olor de la guayaba de García Márquez. Es un santuario de paz, a la entrada se comienza a las fotografías. Todo tiene su simbolismo, desde unas barricas de vino, hasta una galería de cojines con jeroglíficos, que son barriles de Sake. Hay bodas también, encontramos a una geisha con su vestimenta y a posar con ella.  Allí estuvimos un rato no muy corto, pero tampoco muy largo. El Templo da quietud, en silencio llega la gente. Prohíben fotografiar, se puede hacer afuera, en un patio grande, cuando te asomas a la entrada del templo, cerrada para los mortales, la vista es impresionante. Llegan, dan tres aplausos y unen las manos, cierran los ojos y a orar en silencio. Luego, tiran unas monedas, eso sí, no te dejan tomar fotos, pero monedas, bienvenidas. Cuenta el guía que el día de la festividad, hagan de cuenta el 12 de diciembre nuestro en la Basílica, son tantos los fieles que no se pueden acercar, y tiran el dinero desde lo lejos, seguro deben descalabrar a algunos porque en los soportes de las columnas de madera están las huellas de esos tiros y las ranuras de las monedas volando a alta velocidad.

www.gilbertohaazdiez.com

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Gilberto Haaz Diez – La tía Tatis y la moda

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.