Ponte en contacto

Columnistas

Javier Roldán – ¡Aguas con los abrefáciles!

Publicado

en

La insoslayable brevedad 

Por Javier Roldán Dávila 

El sentido de la corcholata es mantener con gas al tapado 

Señala el presidente López Obrador, con relación al candidato presidencial de MORENA para el 2024: “Ahora sí que ya no hay tapados, yo soy el destapador y mi corcholata favorita va a ser la del pueblo, esa es la regla” 

En la tradición política mexicana, la última gran aspiración del Tlatoani es designar su sucesor y con ello, aspirar a seguir manejando los hilos del poder, es una obsesión irrefrenable, trátese de un priista, un panista y ahora un morenista. 

El tema es que, invariablemente han fallado en tal pretensión, porque de ganar su candidato (desde la alternancia del 2000 ya no es garantía), al sentarse en la silla es invadido por los poderes mágicos del trono y asume el control absoluto del bastón de mando. 

A pesar de las lecciones de la historia, el deseo, subrayamos, es incontrolable y en ese sentido, el presidente imperial evalúa a sus favoritos y elige no al mejor, sino al o la idónea, aquel(la) que, desde su particular visión del mundo, le garantice continuar vigente. 

Por ello, el tabasqueño anuncia que asume la decisión en forma unilateral (dedazo), al enfatizar ‘YO SOY EL DESTAPADOR’ y da por sentado que hará lo correcto cuando sostiene: ‘MI CORCHOLATA FAVORITA VA A SER LA DEL PUEBLO’. 

Así, bajita la pinza dijeran en el barrio, don Andrés supone tener el pulso exacto para determinar lo que conviene a la 4T y lo que necesita el pueblo, es un político que emite el mensaje y corre al lado opuesto para recibirlo, luego lo regurgita como maná para sus prosélitos. 

Hasta aquí, no hay novedad, el modelo surgido de la posrevolución sigue vigente en sus dos variantes: los pros y los contras. 

En tal contexto, habría que decirle al don que se cuide de los abrefáciles, no sea que dedos ajenos le quiten el monopolio, dijera el clásico: son cosas que pasan.

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Javier Roldán – Meando que es gerundio

Columnistas

Marco Antonio Aguirre R. – En Veracruz hay muertos que nadie cuenta

Publicado

en

Por

Místicos y Terrenales

* Un subregistro de homicidios dolosos que ronda el 20%, por lo menos

Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

Es verdad. En Veracruz hay muertos a los que nadie cuenta.

Aparecen los cuerpos y desaparecen sus vidas sin que nadie cuente sus historias, porque sus restos parece que a nadie le importan.

De hecho, son muertos que ni siquiera merecen ser parte de la estadística de defunciones por homicidios.

Son parte de los asesinatos que la Fiscalía General del Estado y el gobernador Cuitláhuac García no quieren ver y que le ocultan al presidente Andrés Manuel López Obrador, o que éste prefiere ignorar, volteando la cabeza hacia otro lado.

Son asesinatos que el Sistema Nacional de Seguridad Pública sabe que existen, pero que no cuenta, porque no les dijeron que había que sumarlos.

En Veracruz, pues, hay un fuerte subregistro de homicidios en las estadísticas oficiales.

Nada más de los que sí se sabe que ocurrieron, de los que aparecieron los cuerpos, de los que hay evidencia de que los mataron.

Ahora, esos que desaparecen sin dejar huella o que son enterrados en fosas clandestinas, a esos, todavía son menos los que los cuentan.

Vamos pues con los muertos que sí pueden ser contados.

En la estadística de incidencia delictiva correspondiente a septiembre, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) consiga que hubo 84 homicidios dolosos en el estado en septiembre.

Pero un conteo de los que se pudo encontrar publicados en los medios de información de la entidad, llega a 100 muertos.

Hay 16 cuerpos de diferencia.

16 nombres que nunca serán incluidos en una lista de fallecidos, porque desde ahora la autoridad ya los desapareció, impunemente, par no tener que levantar ni siquiera una carpeta de investigación para que no quede el registro de que alguna vez vivieron y que su cuerpo sin vida apareció.

El SESNSP presenta los números pero no se hace responsable de estos y por eso anota desde el principio de cada tabla de incidencia delictiva que las cifras son “presuntos delitos registrados en carpetas de investigación iniciadas en las Agencias del Ministerio Público y reportadas por las Procuradurías Generales de Justicia y Fiscalías Generales de las 32 entidades federativas, instancias responsables de la veracidad y actualización de las cifras”.

La Fiscalía de Veracruz es, pues la responsable de la veracidad de esos 84 homicidios dolosos reportados, que no son todos.

Fueron 100 tan sólo los encontrados en medios de información.

Un subregistro de casi el 20%, tan sólo de los homicidios que sí llegan a la luz pública, ¿se imagina que tan grande será el subregistro con todos los decesos dolosos de los que nadie se entera porque sus casos no llegan a los medios de información?.

¿Serán 10 más por mes?, ¿o acaso 20?, ¿llegará a 30 las muertes que se ocultan de forma premeditada?, ¿serán 50?.

Y los cuerpos y los nombres y las historias de vidas truncadas de quienes sus restos quedan tirados por allá, lejos, donde nada más llega la autoridad judicial a recogerlos, esos ¿cuántos casos más serán?.

No hubo día de septiembre que transcurriese sin un asesinato conocido, por lo menos uno.

Pero el día en que más vidas fueron segadas fue el 16 de septiembre, cuando se contaron 13 muertos, entre ellos una masacre de 4 hombres, donde por lo menos dos eran soldados, en Cosoleacaque.

¿Quién los mató?.

Nunca se ha informado de una persona detenida, por lo menos una, relacionada con esos hechos.

Por eso es que en Veracruz hay muertos que nadie cuenta.

Son los asesinatos que a nadie importan o si alguien los extraña no los quiere reclamar, calla, por miedo o por quién sabe qué.

Si usted quiere ver el listado completo de homicidios dolosos localizados en prensa durante septiembre y la tabla sobre cuantos de estos hubo por día, lo puede consultar en https://cutt.ly/MRnXg6r

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Marco Antonio Aguirre R. – El presidente mintió: sí hay nuevos impuestos para el 2022 y son para los productores agropecuarios, reclamó José Yunes Zorrilla

Continua Leyendo

Columnistas

Héctor Parra – La OMS exhibe mundialmente la ignorancia de AMLO

Publicado

en

Por

TRAS LA VERDAD 

En la mañanera del pasado miércoles, AMLO pretendió exhibir a Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por no aprobar al ritmo que exige López, las vacunas de Rusia y China, para que obtengan los reconocimientos y aprobación a nivel mundial. 

No tuvo que esperar mucho el presidente de México. La respuesta fue contundente vía twitter, exhortando al primer mandatario para que “envíe a sus expertos” y conozcan todo el proceso técnico y científico que requiere la aprobación de cualquier vacuna. Vamos, en pocas palabras le dijo ignorante. 

La OMS es ajena a cualquier asunto político. Pero AMLO aplica, como es su costumbre, la manipulación. 15 millones de mexicanos han sido inmunizados con vacunas rusas y chinas, por eso la molestia e intolerancia de López, dado que los EUA, no admiten en su territorio a nadie que tenga esas vacunas que aún no han sido reconocidas por la OMS. El cristal con que mira (no observa) López Obrador, siempre teñido de tintes políticos. Pretende ser el “adalid” de las causas justas, pero su torpeza e ignorancia es tan grande que complica las cosas. 

AMLO queriendo influir en las decisiones técnicas y científicas de la Organización Mundial de la Salud, cuando que el presidente es un verdadero neófito en la materia. Evidente analfabeta en la materia que derrama ignorancia. Tedros puso en su lugar a López Obrador, fue exhibido a nivel mundial. Triste “papelón” el del presidente de México ¡Qué vergüenza! 

López Obrador aseguró en su mañanera que enviaría una carta a la OMS, para que apurara el proceso de autorización de las vacunas contra el nuevo coronavirus. Así de “imprudente y tonto”. 

Luego agregaría: “Es con todo respeto una ineficiencia, ya llevamos una semana diciéndolo y no hay respuesta. Le pedí a Hugo (supongo López-Gatell) que me elaborara un formato de carta, creo que el día de hoy me van a entregar el formato y voy a firmarla para que formalmente se solicite a la OMS que apruebe”. Por supuesto que se refería a la aprobación de las vacunas. El único imprudente de todos los mandatarios, incluso de gobierno autoritarios, nadie ha cuestionado. Pero, la ociosidad de AMLO es muy grande, no gobierna, solo “habla y habla estupideces”. 

AMLO no tuvo que esperar mucho por la firme y contundente respuesta. Al otro día (jueves, ayer) Tedros, director general de la OMS respondió a las insidias o críticas del presidente Andrés López Obrador por sus torpes comentarios, sin sustento al proceso de aprobación para las vacunas Covid de CanSino (china) y Sputnik V (rusa). 

El director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que: “el organismo no había escuchado el señalamiento”, por ello invitó al gobierno de México a comunicarse directamente con ellos. 

“Primer golpe mediático». Dijo: “Esta es la primera vez que escucho que tienen quejas”. Razón por la cual invitó al presidente López para que enviara a un equipo de expertos (mexicanos) a la OMS para observar el proceso de aprobación de las dosis contra el virus SARS-CoV-2. Así que López, seguramente ya no enviará su torpe misiva. 

Segundo golpe al entrometido y malandro de AMLO. Tedros le dijo: “En lugar de que el presidente haga estas declaraciones sin ningún contacto con nuestros expertos, es mejor dejárselo a ellos para que lo analicen”. 

Conclusión. AMLO debe entender que el aval de la OMS para las vacunas COVID se hace con base en evidencia científica, no política. Tedros, seguramente con mucho agrado exhibió la franca ignorancia de Andrés López, en su calidad de presidente de México. 

Por Héctor Parra rodríguez 

Continua Leyendo

Columnistas

Gilberto Haaz Diez – En Veracruz y Boca del Río

Publicado

en

Por

ACERTIJOS

Tarde de media semana. La rutina es la misma. Salgo a Veracruz de pisa y corre, como Los Dodgers, en el mismo día que apalearon a Julio Urías y toda la culpa de la debacle de ese equipo, sin saber Yo Mero mucho de béisbol, la tiene el entrenador, que ha tomado una dinámica de meter a pichar a quiénes no debe y cuándo no debe. Como lo hizo con Urías en días pasados, que lo convirtió en cerrador y lo apalearon, los cerradores están para eso, son tira-piedras, lanzan misiles con sus brazos fuertes y los clásicos, como Urías, que es un Messi en el parque de pelota, son más finos y demoran poco a poco en engancharse, en fin. Me reportó el abogado penalista, Jorge Reyes Peralta, cosa que vi cuando crucé la autopista de Fortín de las Flores, que había un atasco del carajo. La gente que anda en esa zona, donde solo tienen 4 casetas y debían tener 16, ocho de cada lado, la gente demora hasta una hora en cruzar para pagar.  Un verdadero fastidio, uno a veces decide tomar la federal, aún con el miedo de que los tranzas mordelones del estado, con sus patrullas amarillas, te quieran aplicar la de Rosario Robles, y vas pa adentro. 

Ahora comimos entre semana los cuatro cuenqueños de siempre: mi hermano Enrique, Fernando Pavón y José Luis Rico, el amigo que no es rico. Fuimos con doña Amada, en La Isla del Amor, nos atendió el siempre eficiente mesero y buen amigo, Gustavo Canales. De entrada, entre un cóctel de camarones rememoraba con él al antiguo patrón, Luis Gilbon, fallecido hace unos 17 años, cuando en aquel tiempo del gobernador Fidel Herrera Beltrán y Tavo Sousa Escamilla de secretario de Turismo, hacían aquellos intercambios gastronómicos con Santander, en el afamado restaurante Zacarías, que es dónde Yo Mero comía cuando allí andaba, el de la calle Hernán Cortés. Todo un desafío culinario y recordé cuando Tavo Souza andaba aquí con él en Orizaba, con Zacarías, y desde el restaurante Romanchu, donde comían, me lo comunicó porque quería saludarme. Los grandes tiempos de las comidas santanderinas. 

EL VIEJO Y EL PASTO 

Después de la comida y de comenzar a otear el calor, verlo, porque a veces el calor se ve no solo se siente, una estampa llamó mi atención. Vi a un viejo llevando una máquina de cortar pasto. Al verlo recordé a Ernest Hemingway y su relato de El Viejo y el mar: “El viejo era flaco y desgarbado, con arrugas profundas en la parte posterior del cuello. Las pardas manchas del benigno cáncer de la piel que el sol produce con sus reflejos en el mar tropical estaban en sus mejillas. Todo en él era viejo, salvo sus ojos; y estos tenían el color mismo del mar y eran alegres e invictos”. Bajé una cuesta y le alcancé. Platiqué con él. Se llama Eduardo, tiene 93 años y dice que hace de todo. Trabaja aún y tiene ese pasto de la parte posterior del restaurante, pegado al rio, versallesco, de primera. Debe haber visto toda una vida recorrer. A su edad nada le afligía. Quizá la vida misma era la mejor recompensa. Vive aún con su familia y por las noches, después de cortar el pasto, vela en ese restaurante. Debe haber vivido una vida plena, porque se acordó del año en que nació y lo repitió: nací en 1928. Asombrados lo escuchábamos. Se disponía a cortar el pasto, junto a un árbol centenario llamado Apompo que, me dicen, su fruto sirve para hacer un jugo para los diabéticos, también se le conoce como árbol de pan. Árbol bellísimo, como la misma estampa del viejo, que es de la gente que no se rinde y en lugar de estar en su casa disfrutando la vejez, ennoblece su vida y su espíritu con su trabajo, cosa que debe enorgullecer a su familia, porque aún sigue llevando el dinero a casa. Dios le dé larga vida a don Eduardo, un viejo chapeador y jardinero, una gente que es orgullo veracruzano. 

www.gilbertohaazdiez.com 

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Gilberto Haaz Diez – Aquel Morales Lechuga

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.