Ponte en contacto

Columnistas

Javier Roldán – Así no Cuitláhuac

Publicado

en

La insoslayable brevedad 

Javier Roldán Dávila 

Lampedusa tropical: hay que cambiar todo para que todo vaya peor 

Todo grupo en el poder tiene el derecho para buscar su permanencia tratando de nulificar a sus adversarios, sin embargo, el juego democrático marca límites. 

El buen gobierno, la propaganda (sobre todo cuando está sustentada), el deber cumplir los compromisos de campaña y la operación política, son mecanismos, legítimos, para desestimar todas las críticas opositoras, en buena lid. 

Pero, cuando ante la falta de resultados y de pericia gubernamental, se recurre a la judicialización de la política perdemos todos, en particular, los que la aplican, que más tarde o temprano, serán medidos con la misma vara (aserto para tatuarse en la memoria). 

Sin duda, la detención de Rogelio Franco Castán es una búsqueda para desarticular las redes electorales de la alianza opositora, lo de los ‘ultrajes a la autoridad’, es una (intención de) justificación legal que se anula, sólo, por ser un mayúsculo despropósito. 

Insistimos, la 4T local está en lo suyo al buscar refrendar su control del Congreso, pero hacerlo a cualquier costo (la ley del garrote v.g.), tiene implicaciones a futuro. El regodearse en un: ¡no te preocupes Cuitláhuac!, es un efímero salvoconducto. 

Hace un par de días, el presidente López Obrador, se tomó una instantánea con el mandatario veracruzano, al cobijo de los retratos al óleo de Miguel Alemán Valdés y Adolfo Ruiz Cortines, ex gobernadores de Veracruz y ex presidentes de la República, ojalá Cui les aprendiera algo, en lugar de dejarse embaucar por sus pinochetistas asesores.

Esta es opinión personal del columnista

Columnistas

Ángel Álvaro Peña-Periodistas contra periodistas, guerra sin fin

Publicado

en

Por

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

Desde que se anunció la designación de Isabel Arvide como cónsul en Turquía, los primeros en cuestionar el nombramiento del 28 de julio del año pasado fueron los propios periodistas. Ningún diplomático dijo nada, ningún político, ni siquiera de oposición, criticó tal nominación.

El gremio se ha convertido en una especie de cavernícolas donde, con o sin razón, se crean grupos y se señalan defectos entre ellos. La última arremetida contra Isabel Arvide fue en una de las conferencias matutinas del presidente de la República, donde un periodista cuestionó sobre dicho nombramiento como si se tratara de algo injusto, innecesario, fuera de lugar.

Ante esta pregunta, el jefe del Ejecutivo respondió con la trayectoria de la periodista, quien no sólo ha escrito miles de análisis sobre la política de México, sino que ha escrito una veintena de libros. Ha sido siempre solidaria con los compañeros marginados o castigados por los diferentes gobiernos, su voz ha sido importante en todos los ámbitos de la política del país; sin embargo, cuando se requiere de la solidaridad del gremio, recibe el rechazo de los compañeros que fueron defendidos por ella y ahora, en medio de la crítica, simplemente guardan silencio. Otros, rechazan que haya sido designada cónsul.

Así, en medio de esta situación son los periodistas quienes tienen bajo la lupa a Isabel Arvide, desde hace semanas por un conflicto laboral del 14 de abril de este año, que tuvo con sus subordinados en la embajada de Estambul, sin profundizar en el caso, sin averiguar sobre el tema, la condena contra Arvide fue generalizada por parte de los periodistas. El servicio diplomático de México nunca se pronunció al respecto y, ante la mala fe que mostraron los colegas de la cónsul, la posible denuncia se diluyó ante la mala intención de los periodistas que cuestionan de manera visceral y poco sustentada.

Recientemente fue cuestionada por los periodistas por viajar a Chetumal en primera clase en tiempos de austeridad. Arvide aclaró que ella pagó la diferencia del costo a causa de que el resto del avión estaba ocupado por los periodistas, quienes fueron los primeros en atentar contra la austeridad en la que se había comprometido el presidente de la República.

Isabel Arvide ha escrito artículos para diferentes medios como Excélsior, El sol de México y los principales diarios del país con su columna «Sin Gafete», siempre en primera plana. Obtuvo el Premio Nacional de Periodismo en 1984, fue la primera mujer en obtenerlo por un artículo de opinión.

Corresponsal de guerra en 1980 en la guerra entre Irán e Irak, en Bagdad. Es una de las pocas periodistas especializadas en temas militares, sus profundos conocimientos sobre el tema la convierten en una autoridad sobre información militar no sólo de México sino de otras latitudes.

Pero no son las únicas expresiones de Arvide, también escribe poesía, en 1979 resultó finalista en el Premio Nacional de Poesía, Francisco González de León.

Como toda periodista que se mete a fondo con la información, ha tenido problemas de contenido en sus de libros de los que ha salido bien librada. El propio jefe del Ejecutivo la señaló como una periodista no sólo activa, sino comprometida y en ocasiones castigada y censurada por los intereses de privilegiados que fueron denunciados por la periodista.

Dijo López Obrador que Arvide ha sufrido persecución, porque en administraciones anteriores había una férrea censura, que no sólo se ejercía, sino que los periodistas acusados de ejercer la libertad de expresión eran tomados como enemigos personales de los funcionarios públicos.

Lo que sucede es que el simple hecho de realizar un periodismo serio y veraz gana enemigos entre las filas de quienes fabrican noticias o hacen de las fake news comentarios como si en realidad esos hechos hubieran sucedido.

Isabel Arvide lo retrata muy bien en su libro “Entre políticos y rufianes”, donde señala: “A diferencia de los que sucedió cuando apareció el reportaje sobre la casa de Peña Nieto, el aparato de poder de la Presidencia, directamente, que conste, operó en contra de que fuera publicada y magnificada en los medios esta noticia. Y vaya que lo lograron”.

En México decir la verdad, profundizar sobre el origen de los conflictos, conocer a fondo las causas, crea enemigos y los primeros en cuestionar el trabajo y hasta la vida privada son los mismos periodistas que ven cuestionado su trabajo en el mundo de irrealidades y fantasías que suelen narrar cotidianamente.

Isabel Arvide vive la vida de una periodista comprometida seria. Tiene exabruptos propios de cualquier ser humano. En México solía existir una regla no escrita, los periodistas son buenos y brillantes mientras tengan contento al poder político y económico. PEGA Y CORRE. – Sigue la violencia en las campañas, esta vez la víctima pudo ser el candidato del PRI a la presidencia municipal de Morelia, Guillermo Valencia Reyes, quien viajaba con integrantes de su equipo de campaña cuando su camioneta fue baleada. El aspirante resultó ileso, pero no así sus acompañantes… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

angelalvarop@hotmail.com

Esta es opinión personal del columnista

Continua Leyendo

Columnistas

Carlos Jesús R. – MoReNa: ¡o pierdes o te meto a la cárcel!

Publicado

en

Por

POR SI ACASO…

*Van por García y Adrián en Nuevo León

*Candidata morenista regia desecho priista

ES TAL la determinación presidencial de apoderarse de los Estados más ricos del País, que Andrés Manuel López Obrador no dudó ni un instante en inculpar a los candidatos punteros al gobierno de Nuevo León por el Movimiento Ciudadano, Samuel García Sepúlveda, y por el PRI, Adrián de la Garza de los Santos por presuntos delitos electorales, vía sus incondicionales, a tal grado que ya hay denuncias contra ellos ante la Fiscalía General de la República (FGR) en aras de allanarle el camino a Clara Luz Flores Carrales, la candidata de Morena a la gubernatura que no levanta, y como, si la abanderada fue integrantes del Partido Revolucionario Institucional hasta el  10 de Febrero de 2020, cuando en el colmo de la ingratitud renunció porque le negaron la postulación. Y es que su esposo Abel Guerra Garza es un político, también, afiliado al PRI, y ha fungido dos veces como presidente municipal de Escobedo, y dos veces como diputado Federal por ese mismo partido. En suma, Clara Luz Flores Carrales ahora avala una investigación contra el candidato de su ex partido, lo que demuestra que la señora, así como traiciona al “tricolor” terminará haciéndose con el Movimiento de Regeneración Nacional si pierde la elección a la gubernatura, como todo parece indicar, ya que a juzgar por su actitud, solo la mueve la ambición desmedida más allá del servicio. Clara Luz ha sido diputada local por el PRI en 2006, y por ese mismo instituto se ha desempeñado en tres ocasiones como alcaldesa de Escobedo, entreverándolas con su conyugue. La primera vez fue elegida en las elecciones estatales de Nuevo León de 2009. La segunda en las elecciones estatales de 2015 y la tercera vez se reeligió para ostentar el cargo para un tercer mandato y su segundo consecutivo en las elecciones de 2018. En pocas palabras, tanto ella como su esposo todo se lo deben al PRI, pero el berrinche de no haber sido postulada a la Gubernatura le indujo a renunciar a ese partido, lo que prueba la baja calidad moral que les distingue.

POR LO pronto, a partir de las insinuaciones del Presidente López Obrador, Adrián de la Garza, el candidato del PRI a la Gubernatura y segundo en las preferencias ciudadanas, fue denunciado en base al ofrecimiento de una tarjeta rosa con la que promete entregar dinero a las mujeres que voten por él, si gana (lo que no es delito electoral puesto que promete, no compra el voto en esos momentos). La fiscalía indaga si esto constituye una violación al artículo 19 de la Constitución, que penaliza el uso de programas sociales con fines electorales, cuando el propio titular del Ejecutivo Federal sigue comprando conciencias a partir del uso de programas sociales y becas pero, no solo eso, recurriendo a las “mañaneras” desde donde ataca o arremete contra sus adversarios. La FGR determinará, por lo tanto, si esa campaña no es una variante de la compra de voto, pues se ofrece dinero a cambio del sufragio (más bien se ofrece una tarjeta sin valor hasta después de las elecciones, y el voto es libre). Y es que la semana pasada el presidente López Obrador exhibió una de esas tarjetas durante su conferencia en Palacio Nacional, y exigió una investigación, algo que ni tarda ni perezosa la Fiscalía asumió como un mandato, mientras que en el caso del Senador con licencia, Samuel García, la dependencia informó que las pesquisas obedecen a las denuncias de la Unidad de Inteligencia Financiera (servil de AMLO) en contra de García, su padre Samuel García Mascorro; su esposa, la influencer Mariana Rodríguez Cantú, y su suegro Jorge Rodríguez Valdez, por presuntos hechos delictivos señalados en el artículo 15 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, que se refiere a aportaciones en dinero o en especie, así como fondos o bienes de origen ilícito utilizados en forma ilegal para fines electorales.

COMO FUERA, la FGR ya abrió una carpeta de investigación por esos hechos, de tal suerte que se desahogan todas las pruebas y denuncias con el fin de tener a la brevedad una determinación jurídica sobre el asunto. La denuncia señala montos y fechas de movimientos financieros, así como a una serie de personas físicas y morales que estarían involucradas, por lo que García ha respondido que está dispuesto a declarar y que la investigación es parte de los ataques en su contra.

LO PEOR es que el Presidente López Obrador, sin el menor dejo de imparcialidad, dice que respalda las investigaciones de la FGR, y acepta que, “claro que sí” está metiendo la mano en los procesos electorales locales, como lo denuncian dirigentes partidistas, al respaldar las investigaciones de la Fiscalía General de la República contra Samuel García y Adrián de la Garza, candidatos por Movimiento Ciudadano y el PRI a gobernadores de Nuevo León en las elecciones del próximo 6 de junio. “Pero cómo no. Claro que sí. Aquí lo di a conocer; si es del dominio público. No podemos ser cómplices del fraude”, dijo AMLO en referencia a la denuncia pública que hizo la semana pasada sobre el ofrecimiento de apoyo monetario a las mujeres, que hace en campaña el candidato priísta si resulta ganador de la elección de Nuevo León. “Yo apoyo esa decisión de la Fiscalía. Aquí lo denuncié (el caso de la tarjeta de apoyo monetario) porque es un delito electoral. Que investigue la Fiscalía y aplique la ley. Es delito grave el fraude electoral. Si no para qué se creó la Fiscalía Electoral, para qué se reformó la Constitución si va a seguir lo mismo. No. Aunque se enojen los conservadores hipócritas. Tiene que haber democracia… porque con democracia nadie se va a sentir absoluto…”, dijo desde Palacio Nacional descuidando como siempre las formas, y anteponiendo la agresión verbal al ser estadista. EL PRESIDENTE indicó a principios del mes pasado que en el proceso electoral que se desarrolla no va a hacer mención de partidos políticos “ni voy a decir voten por éste, voten por este otro; pero si están repartiendo despensas, eso sí lo voy a decir porque tengo que defender la democracia”, pero en Veracruz no se ve que surta efecto el discurso, pues candidatos de MoReNa a las distintas alcaldías reparten no solo despensas sino rotoplas, láminas y otros beneficios, como en Mixtla de Altamirano, o en última instancia amenazan a quienes no se someten como en Orizaba. Veracruz vive escenarios de riesgo que podrían desencadenar en violencia. Que lastima que Andrés Manuel López Obrador no respeta aquel dicho del 6 de Abril: “Lo importante es que podamos resolver nuestras discrepancias, diferencias, de manera pacífica mediante el diálogo, que haya debate y que haya respeto, y que no haya violencia, que no haya golpes de Estado, porque la derecha, el conservadurismo, cuando sienten que no pueden, son muy violentos y por defender privilegios son capaces de cualquier atrocidad”. Mira quien lo dice, quien emergió del PRI, recorrió el PRD –partidos que ahora detesta- e inventó MoReNa aprovechando el rencor social que se extendía por el País. Vaya caso…OPINA carjesus30@hotmail.com

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Carlos Jesús R. – Se calienta Veracruz y violencia amenaza desbordarse

Continua Leyendo

Columnistas

Héctor Parra – Confiesa delito electoral López Obrador

Publicado

en

Por

TRAS LA VERDAD 

Frente a una pregunta que formulara una reportera a López Obrador, en la “mañanera” de este día, AMLO confesó la comisión de un delito electoral. Pero, como es el presidente la FEPADE, prefieren no ver, no oír y no intervenir, ante los abiertos abusos del presidente, quien dice que su actuar es en su calidad de “ciudadano” ¡Atroz mentira! 

La reportera hizo la siguiente pregunta al presidente de la República: “¿Algunos partidos acusan que usted está metiendo la mano en las elecciones? Y aquel responde: Pero cómo que no voy a tener que ver. Claro que sí, claro que sí, si no soy cómplice del fraude… Lo vi tres días en las redes sociales y primero pensé que era una noticia falsa, ya se comprobó que es real, hasta me enviaron una tarjeta…”. Ante confesión manifiesta, relevo de pruebas, dice un principio jurídico. 

Van cuatro ocasiones en este mes que AMLO comenta en sus tertulias que, en su calidad de “ciudadano” denunciaba los hechos fraudulentos que se estaban dando en el proceso electoral de las campañas en el Estado de Nuevo León. Confesó que “sí tiene metidas las manos en el proceso electoral” ¡Comete delito electoral y lo confiesa! 

López no quiere entender que no puede desprenderse de la investidura presidencial cuando se le antoje y actuar como “ciudadano” haciendo uso de todos los recursos públicos para denunciar supuestos actos delictivos de candidatos opuestos a los de su partido. Ningún ciudadano tiene la menor posibilidad de llevar a cabo, en Palacio Nacional, conferencias mañaneras todos los días; por lo tanto, no puede ser considerado como cualquier “ciudadano”. El agresivo violador de la norma es el “presidente de la República”. Según él, aplica su propia justicia. 

Luego entonces, constitucionalmente AMLO es el presidente de la República Mexicana y hace uso de recursos públicos, autoridad que no tiene competencia alguna para entrometerse en el proceso electoral ni en las campañas de los partidos políticos. El artículo 11 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, prevé conductas y sanciones para los servidores públicos que intervengan en los procesos electorales en pro de candidatos o partidos políticos y hagan uso de recursos públicos para ello. Utilizando el mismo razonamiento de López Obrador, resulta por demás obvio que “tiene metidas las manos en el proceso electoral”. Así lo reconoció a pregunta expresa de la reportera ¡Es un delincuente! 

Ayer lunes, la Fiscalía General de la República, como nunca, subió a las redes sociales, haciendo público que se investigaba a dos candidatos al gobierno de Nuevo León (de oposición al partido de López Obrador). Uso faccioso de la procuración de justicia por parte de la Fiscalía, da el golpe mediático y causa gran escándalo. La nota informativa de la Fiscalía sustenta la posible comisión del delito previsto en el artículo 19 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos ¿Qué dice el artículo? En el párrafo segundo, una parte de sus líneas dice “… uso de programas sociales con fines electorales…”. López ha hecho referencia que el candidato del PRI ofrece tarjetas para apoyos sociales de llegar a ganar la elección. Luego ¿dónde está el delito del candidato? El artículo 6 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, reitera exactamente la misma redacción. Solo será delito si se trata de “programas sociales con fines electorales”. 

Por lo tanto, no existe delito alguno, atento a lo que ha denunciado López Obrador. La maniobra del presidente es política. Pretende “tumbar” al candidato de la alianza PRI-PRD, Adrián de la Garza, a como dé lugar, aún con mentiras. Y la Fiscalía General de la República, afirma que hay múltiples denuncias. Lo cierto que la única denuncia reiterada y verbal es del presidente, las otras fueron armadas por Morena, con los argumentos de AMLO. Por las promesas de obsequiar tarjetas a las mujeres para recibir apoyo social, en caso de ganar la elección, por ello inician la investigación. La furia de López no tiene límites ¿Acaso las campañas políticas no están basadas en promesas? ¿Entonces? López se ha negado reiteradamente a dejar la campaña en tiempos de prohibición constitucional. 

Si el presidente quería estar en campaña política con sus candidatos, hubiera solicitado permiso para separarse del cargo temporalmente; pero no hacer campaña en su calidad de presidente de la República, intentando engañar (como es su costumbre) haciéndose pasar como “simple ciudadano” y no como gobernante. La Constitución y la ley se lo prohíben. Pero no ha querido entender, a pesar de las llamadas de atención del INE y el TEPJF ¿Por qué no actúa la FEPADE con diligencia en contra de Andrés Manuel López Obrador? 

El teatro armado por AMLO, acompasado por la Fiscalía General de la República, tiene como finalidad impulsar a su candidato efectivo, de Movimiento Ciudadano, Samuel García (así lo reconoció en un promocional, afirmando que estaba con Andrés Manuel López). Andrés López no apoya a su candidata, se encuentra en desgracia política, baja popularidad y relacionada con delitos graves. Por eso el presidente utiliza ilegalmente el poder público para “emparejar los cartones” dado que perdió a los candidatos de Guerrero y Michoacán. Los números no le cuadran, en su mapa electoral ha bajado su popularidad y la de su partido, en picada; por eso la absurda y delictiva participación del presidente en actos de campaña. 

El colmo del presidente de la República. Candidatos del PRI en otros Estados realizan la misma promoción política, ofreciendo apoyos por medio de tarjetas (al igual que lo hace el mismo López), en caso de ganar la elección. El mapa electoral de López Obrador anda mal, lo desinforman o es muy mañoso y sus tendencias políticas muy claras, intentar perjudicar al especialista en Derecho Penal. Adrián de la Garza Santos, lleva la delantera en el Estado de Nuevo León. 

Es claro que, jurídicamente Adrián de la Garza, no comete delito alguno, dado que no hace uso de programas sociales con fines electorales. Al menos es el argumento que dio a conocer la Fiscalía General de la República y no la FEPDE, base de su acción. Hasta en eso andan mal. Alejandro Gertz Manero, odia a los “neoliberales”, aunque haya trabajado para ellos en otros tiempos. El millonario ahora ama a los socialistas. 

Por Héctor Parra Rodríguez 

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Héctor Parra – Contrastes de un gobernante corrupto e insensible

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.