Ponte en contacto

Columnistas

Javier Roldán – El ‘judas’ Attolini

Publicado

en

La insoslayable brevedad 

Por Javier Roldán Dávila 

El asunto es que, por su sacrificio, los crucificados son 126 millones 

Una forma práctica, de distinguir a un político profesional de un oportunista, es que estos últimos desaprovechan la magnífica oportunidad de quedarse callados. 

La entrevista en la que el cortesano Antonio Attolini compara, con falaz tono doctoral, al presidente López Obrador con Mahatma Gandhi, Martin Luther King, Nelson Mandela y Jesucristo, es un homenaje a la inveterada estupidez de los lambiscones. 

De entrada, el tabasqueño no ha estado en la cárcel por motivos políticos, ha ejercido su derecho a la manifestación por medios electrónicos e impresos y, además, ha sido diputado, líder partidista, jefe de Gobierno del otrora DF, presidente de la República y crítico feroz. 

Por el contrario, Luther King, Gandhi y Mandela estuvieron presos (el sudafricano 27 años), también lucharon por un ideal indeclinable que fue eliminar la segregación social y los fanatismos religiosos, a lo que se añade que el reverendo y el hindú fueron asesinados. 

Acá, es público y notorio que ‘las mañaneras’ son una guillotina mediática en la que se decapita a los que disienten, el fundamento moral de la 4T es la vendetta no el consenso. 

Sin embargo, el disparate toma tintes de enfermedad psiquiátrica, cuando equipara al don con Jesús de Nazareth, cuya obra diferenció la historia de la humanidad en un antes y un después. Previo a su llegada los profetas lo anunciaron…dos mil años más tarde prevalece. 

Por fortuna el mamarracho no baila como Salomé, sino, ya hubiera obtenido su candidatura. 

Posdata: algunos, quesque por austeridad, hacen el ritual del lavado de pies con la lengua. 

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Javier Roldán – Bye-bye a la política

Columnistas

Carlos Jesús R. – Millones habitan zonas de altísimo riesgo en México

Publicado

en

Por

POR SI ACASO…

*Urge ordenamiento territorial y reacomodo de familias

*Pérdidas incalculables por derrumbes e inundaciones

NADIE QUIERE echarse el trompo a la uña, pero en México fenómenos como sismos, erupciones volcánicas, huracanes, inundaciones, explosiones e incendios forestales, entre otros, provocan grandes impactos en la población, sobre todo en la que menos tiene, ya que esos desastres se han convertido en un tema cotidiano. La diversidad de eventos a los que ha estado sometida la población en gran parte del territorio mexicano, así como la posibilidad real de que esa tendencia se agudice en los próximos años debido al Cambio Climático Global y al deterioro ambiental existente en el País, es motivo de preocupación por parte de diversos sectores sociales y gubernamentales, y se ha comenzado a perfilar como una exigencia en las políticas de ordenamiento territorial y de desarrollo urbano-regional, así como en aquellas de carácter ambiental, económico y social. Los cierto es que los fenómenos provocan anualmente miles de millones de pesos en pérdida, y este año no ha sido la excepción debido a los efectos provocados por el Huracán Grace que dejó como saldo varios muertos en Xalapa y en otras partes del Estado y el País; los 14 derechohabientes fallecidos que se encontraban internados en el Hospital General número 5 del IMSS tras la inundación en Tula, Hidalgo que, paralelamente dejó a decenas de familias sin hogar al ser arrasados por las enfurecidas corrientes; el desbordamiento del canal de aguas negras en Ecatepec, Estado de México que arrastró autos y anegó viviendas al inundarse calles y vialidades que se convirtieron en verdaderos ríos debido a las intensas lluvias; los efectos del Huracán Olaf en Baja California; el sismo que afectó varias inmuebles y familias en Guerrero y, para variar, el desgajamiento del Cerro del Chiquihuite en el municipio de Tlalnepantla, Estado de México cuyas voluminosas piedras arrasaron con el patrimonio de decenas de familias, y eso que la temporada de huracanes apenas va a la mitad.

Y TODO esto sigue ocurriendo pese a las dramáticas experiencias dejadas por desastres de gran magnitud ocurridos en las últimas décadas, los cuales han marcado a muchas ciudades y regiones del País de por vida, con importantes implicaciones sobre la población, la infraestructura y los sectores económicos. Aun se recuerdan los efectos de los sismos de 1985; las explosiones de San Juan Ixhuatepec (San Juanico) en 1984 y en los drenajes de Guadalajara en 1992; el impacto de los huracanes Gilberto (1988), Gert (1993), Roxana (1993),Opal (1995), Paulina (1997), Stan (2005), Wilma (2005) y otros más recientes sobre ciudades de Quintana Roo, Guerrero, Campeche, Chiapas, Veracruz, Tamaulipas e, incluso, Nuevo León; así como los desastres en Tabasco, entre otros que han puesto en evidencia la alta vulnerabilidad de la población mexicana y sus estructuras frente a amenazas de origen natural y antrópico pero, sobre todo para aquellas personas que habitan las riberas de los caudalosos afluentes o viven en zonas de montaña ganando espacios a los cerros que, más temprano que tarde terminarán por desgajarse provocando severas desgracias como ocurrió recientemente en Xalapa y otras partes de la Entidad y el País.

POR ELLO urge un reordenamiento de viviendas en zonas de alto riesgo aun contra la voluntad de quienes las habitan, para evitar mayores pérdidas materiales pero, sobre todo humanas. Y es que en México existen entre 6.7 y 7.5 millones de terrenos irregulares con viviendas que multiplicados por cuatro o cinco deja ver la magnitud de las personas que allí viven, y muchos de esos están en zonas de alto riesgo, como sucedió con el Cerro del Chiquihuite en Tlalnepantla, Estado de México, ya que cada año alrededor de 100 mil familias de escasos recursos se ven obligadas a adquirir vivienda en ese tipo de áreas, espacios que venden líderes venales venden con afanes de lucro y quienes  deberían estar en prisión, ya que incurren en franca especulación al ser encarecidos espacios en zonas urbanas consolidadas.

Y ES que las pérdidas de vidas humanas y del patrimonio productivo del País por los desastres naturales han sido significativos y, lo peor es que ahora no existe el Fonden. Tan sólo en los terremotos de 1985 se perdieron más de 10 mil vidas y el costo económico de sus efectos fueron equivalentes a poco más del 4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional para ese año. En forma paralela lo factores de riesgo se agudizan, ya que en la actualidad el territorio nacional vive momentos de profundas transformaciones expresadas en el agravamiento de carencias acumuladas que se están convirtiendo rápidamente en factores de nuevos y mayores riesgos. Se han creado nuevos polos y regiones de crecimiento, y existe una mayor participación de algunas ciudades y estados en la conducción de su desarrollo y un mejor aprovechamiento de los vínculos globales, pero a la par de esos efectos positivos persisten las carencias históricas en las zonas rurales y en las localidades aisladas que, hoy en día se acompañan de un aumento de la marginación y la pobreza en zonas urbanas; las desigualdades entre ciudades y localidades cada vez se acentúan más y lo mismo puede decirse de las desigualdades entre las Entidades del País. Así, el crecimiento urbano continúa siendo predominantemente irregular con consecuencias negativas sobre el medio ambiente y la ocupación de zonas alto riesgo si no se imponen acciones serias e, incluso, drásticas.

CONJUNTAMENTE SE hace necesaria una mayor intervención de los órganos de los tres niveles de gobierno en el diseño e implementación de políticas orientadas a la reducción del riesgo. Tales políticas implican importantes esfuerzos de coordinación, la inversión de recursos (que AMLO se niega a realizar culpando de todo al pasado), el trabajo interinstitucional y una mayor vinculación entre los gobiernos y las poblaciones vulnerables, todo ello con el fin de definir estrategias y establecer prioridades para reducir el riesgo existente, así como también para evitar que nuevas inversiones y proyectos de desarrollo generen más y nuevas vulnerabilidades. En ese marco, si es necesario reacomodar a los veracruzanos que habitan zonas de alto riesgo en las reservas territoriales que poseen los municipios, debe hacerse a la de ya, facilitando créditos a las familias para que construyan nuevos fraccionamientos, e incluso los propios Gobiernos deberían usar recursos incautados a la delincuencia organizada en esos afanes, esto con la finalidad de contribuir a reducir el riesgo de desastre y la vulnerabilidad de la población expuesta a los fenómenos naturales. Ojala se hiciera. OPINA carjesus30@hotmail.com

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Carlos Jesús R. – Abortos enfrentan a Iglesias y galenos con el Estado

Continua Leyendo

Columnistas

José Sobrevilla – Monumento a Colón y la ‘descolonización de la historia’

Publicado

en

Por

Por José Sobrevilla

Vivimos tiempos distintos, donde hasta un asunto tan intrascendente como el cambio de una escultura y la colocación de otra, generan una controversia que raya en lo banal, pero que, en el fondo de sus enfoques, hay motivaciones políticas, históricas, culturales y estéticas. Según el conductor José Cárdenas, “todo parte de la afirmación de la esposa del presidente de que tenemos que descolonizar la historia” y, para ello, la Jefa del Gobierno de la CDMX, Claudia Sheimbaum, pidió al arquitecto y escultor Pedro Reyes crear un monumento que reivindique a la mujer indígena, y él planteó Tlali, pero la cadena de opiniones en contra hicieron que finalmente le diera las gracias y anunciara que un comité especializado estaría encargado de decidir qué escultura de mujer indígena tomaría el lugar del la escultura de Cristóbal Colón.

En su momento, hacia 1853, José Bernardo Couto, presidente de la Junta Directiva de la Academia de San Carlos habría solicitado al gobierno mexicano espacios para colocar dos esculturas que pusieran en práctica el talento de la Academia; una sería la de Agustín de Iturbide, y la otra del almirante Cristóbal Colón, que sería “la primera en existir en el continente”. Su inauguración fue frente a la Central de Trenes de Buenavista en 1892, en los festejos del Cuarto Centenario del Descubrimiento de América y la encabezó Porfirio Díaz[1].

La desafortunada propuesta que dio a conocer Reyes para sustituir a Colón por su “Tlali” (tierra) una cabeza como la olmeca pero de mujer, generó tal respuesta que este 14 de septiembre, Sheinbaum dijo “Hemos tomado la decisión de que mejor lo ponemos en manos del Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la Ciudad de México, que es finalmente quien lo tiene que decidir”, organismo que conforman integrantes del gobierno capitalino, historiadores, ciudadanos y personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Como dice el dicho “Cada chango a su mecate” y, para entender si estéticamente lo propuesto por Reyes cumplía con el planteamiento escultórico, y todo lo que implicaba la colocación de la obra propuesta –en su momento– por Pedro Reyes, acudimos al prestigiado escultor Jorge Ismael Rodríguez quien ha participado en más de 300 eventos de arte y desarrollado estrategias exitosas para la creación de espacios escultóricos, grandes ambientaciones y procesos duraderos relacionales en Japón, España, Canadá, Francia, Colombia y México.

– Es ¿el sello de la Cuarta Transformación?

Cuando hablamos de la llegada de una opción alternativa que el presidente señala como “La Cuarta Transformación”, no me parece nada mal que pretendan poner en el Paseo de la Reforma una pieza significativa que tenga que ver con la realidad de la época. No la vería como “un capricho del gobernante en turno”, más bien lo vería como la respuesta al pensamiento actual, lo vería coherente.

Lo que formalmente preocupa al diseñador de espacios públicos (quien permite a los espectadores sean co-creadores de sus obras), es la falta de discusión en torno al hecho, tanto de la remoción como de la reposición. Después, al decir “Con qué vamos a reponer al colonizador”, la lógica simple y llana es con un objeto que sea descolonizador, entonces, está bien que pensemos en algo indígena. Pertinente sí es, los modos no fueron los adecuados (que ha sido característica de este gobierno), que tampoco se lo critico gravemente, porque había que sacudir la mesa y ponerla de nuevo; pero sí están perdiendo la oportunidad de hacerlo de manera tersa y con más aliados.

– ¿Debió haberse hecho una consulta?

Como tal, la consulta se me hace un poco ‘demagógica’, pero sí un estudio y una reflexión en serio, no a botepronto… Quitan la escultura de Colón porque un grupo de manifestantes en internet habían dicho que iban a venir a tirarla. Si yo fuera el responsable del lugar tendría de dos: juntar un montón de policías con macanas y realizar una nueva matanza en favor de la colonización, lo que no era políticamente correcto, o proteger lo que te dieron a resguardar que es parte del patrimonio de la Ciudad, y es esta obra representativa de estatuaria del siglo XIX… pues la bajas y la guardas.

– ¿Debió convocarse a un concurso?

Hubiera sido muy bueno convocar a un concurso donde tampoco pienso que tuvo que ser realizado por una mujer indígena, sería lo ideal, maravilloso, pero yo no se si hubiera mujeres indígenas escultoras que quieran participar en el asunto. Abrirlo a la nación, porque es un asunto nacional, me parecería muy bien.

También me gusta la idea de que sea sustituido por el otro lado de la moneda; esto es, la parte descolonizadora, es un acto político, pero no en el sentido partidista, sino de la polis; que sea un punto que brille para el nuevo gobierno… “debe reconsiderarse, definir qué es lo que se quiere con los generadores de ideas, de historia, con los filósofos, y una vez con eso lanzar una convocatoria, pero así ya sabríamos qué es lo que esperamos como nación, no como gobierno”, compartió a Noreste.net el artista. 

El retiro de Pedro Reyes de la comisión de esta obra, se debió a que el 12 de septiembre le hicieron llegar a la Jefa de Gobierno una misiva con casi 300 firmas donde le decían que era inadmisible que un artista hombre, “blanco-mestizo” que no se autoidentifica como indígena para representar a “la mujer indígena”, de una forma generalizada. Por lo que exigían su retiro y que se instalara un comité curatorial conformado por mujeres artistas, gestoras y curadoras que se autoidentifiquen como miembros de pueblos y naciones originarios para elegir a una o varias artistas, también mujer (es) y perteneciente (s) a algunos de los pueblos originarios, para sustituirlo[2].

Entre los firmantes se encontraban Lorena Wolffer (artista y activista cultural), Gabriela Jáuregui (escritora, poeta y crítica literaria), Graciela de la Torre (profesional de museos, académica e historiadora del arte), Eduardo Abaroa (escritor y artista mexicano que trabaja en los campos de escultura), Luis Vargas, Mónica Mayer (artista y crítica de arte mexicana feminista), Sol Henaro (Licenciada en Arte con máster en Estudios Museísticos y Teoría Crítica por parte del Programa de Estudios Independientes del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona) y Julieta Aranda (artista conceptual que vive y trabaja en Berlín y Nueva York).


[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Monumento_a_Col%C3%B3n_(Buenavista,_Ciudad_de_M%C3%A9xico) Consultado el 14.09.2021

[2] https://www.elfinanciero.com.mx/cdmx/2021/09/14/retiran-a-pedro-reyes-del-proyecto-tlali-que-sustituira-a-colon-en-reforma/ Consultado el 14 de septiembre 2021

Esta es opinión personal del columnista

Continua Leyendo

Columnistas

Miguel Ángel Cristiani – El amigo de la presidenta

Publicado

en

Por

  • Desde hace 44 años Martín Aguilar es su amigo
  • Un desconocido en la comunidad universitaria
  • Ahora hay tres rectoras que mandan en la UV

Por Miguel Ángel Cristiani González

Como en la anterior entrega de la columna Bitácora Política abordamos el tema del nepotismo, influyentismo y amiguismo que según el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador son un cáncer de la corrupción en la administración pública, un querido lector nos hizo llegar una carta, en la que advierte de que el recién nombrado Rector de la Universidad Veracruzana Martín Aguilar Sánchez, es amigo de la presidenta de la Junta de Gobierno desde hace 44 años.

De confirmarse ese dato, resultaría que en la selección “por unanimidad” de la Junta de Gobierno estuvo plagada por lo que el presidente llama una “lacra de la moralidad” que debe de imperar en el buen gobierno.

Precisamente comentábamos el hecho de que la Junta de Gobierno hubiera seleccionado una terna primero de entre todos los aspirantes a ocupar la Rectoría, cuando que ya estaban de acuerdo “por unanimidad” en nombrar al Rector Martín.

Como también es muy significativo el hecho de que Martín Aguilar Sánchez, es un investigador del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales de la UV, pero que carece de total experiencia administrativa, que se supone es la principal tarea que debe de hacer el nuevo funcionario.

Por considerarlo de interés para toda la comunidad universitaria, reproducimos a continuación la carta que nos hicieron llegar:

“Sin duda con la elección del desconocido Martin Aguilar, pero eso sí, amigo de exactamente desde hace 44 años, de la presidenta de la Junta de Gobierno, los universitarios salieron ganando porque ahora no tienen un Rector sino 3 rectoras. La secretaria académica Dra. Elena Rustrian 2. La esposa de Martin, María José Orates y la prima, Jaqueline Jonguitud, prima, porque es la que manda a todos en rectoría, incluyendo al Rector, ella es quien ha puesto a todos sus amigos en los puestos más altos y el supuesto rector solo tiene que decirle sí, ya sea porque o bien lo tiene amenazado o bien no tiene idea de por donde se maneja una Institución de tal magnitud. Que lamentable.

¡Y ya le metieron el primer gol al nombrar de Abogada General a una Maestra llamada Marisol, que lo único que sabemos de ella es que lleva la línea del Cardenal y todos los padres de la Iglesia Católica, completamente en contra del aborto, un logro de años de lucha de todas las mujeres universitarias!

Muy lamentable este retroceso. Igual se dice que Marisol es la alumna de José Ramón Cossío completamente militante y participante del PAN.

Por el bien de la Universidad Veracruzana le pedimos al Rector que sea independiente y analice con detalle los CV de los próximos funcionarios de las áreas de Humanidades, Exactas y Biológicas y no le vuelva meter otro gol, y llegue otro panista. Queremos solo Universitarios no miembros del Partido de Acción Nacional.”

Por lo pronto, este martes, el nuevo Rector Martín Aguilar acudió a palacio de gobierno, para recibir la bendición formal del gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, quien habría advertido que se mantuvo al margen de la elección del funcionario sustituto de Sara Deifilia Ladrón de Guevara.

Cuitláhuac García habría declarado a los periodistas cuando le cuestionaron sobre si habría de intervenir en la selección del nuevo rector, que no lo haría, porque además ni siquiera lo conocía.

Y es que efectivamente, Aguilar Sánchez es un perfecto, desconocido para la comunidad universitaria, ahora se sabe, que con excepción de la presidenta de la Junta de Gobierno, encargada de conducir la elección del Rector.

En su visita a palacio de gobierno, Aguilar Sánchez aseguró que la acción colectiva, la ciencia, los derechos humanos, la sustentabilidad, la transparencia, la perspectiva de género y la asignación financiera centrada en las áreas sustantivas, como principios de su gestión al frente de esta casa de estudios.

Aunque no mencionó como parte de esos principios, el nepotismo, influyentismo y amiguismo, consideradas como lacras y estigmas de la moralidad en una correcta administración pública.

Pero como dirían los clásicos, esto apenas comienza y no se acaba hasta que se acaba.

Seguro que en la medida que vayan transcurriendo los días de la nueva administración universitaria, se habrán de ir revelando nuevos episodios, que habrán de nutrir los espacios de Bitácora Política, gracias a las colaboraciones de nuestros queridos lectores universitarios.

Contáctanos en nuestras redes sociales:

https://www.canva.com/design/DAEN5B9DWgs/ZCHd2Z8KueYjlg_d59Op3A/view?website#2

Esta es opinión personal del columnista

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.