Ponte en contacto

Columnistas

José Sobrevilla-Continúa la impunidad en Sembrando Vida

Publicado

en

Por José Sobrevilla

Mientras el presidente López Obrador se recuperaba de su contagio de Covid19, esta corresponsalía de Noreste.net preguntó el 4 de febrero 2021 a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien lo sustituyó en todo ese lapso, si en las reglas de operación del programa Sembrando Vida estaba establecido que los campesinos beneficiados se encontraban obligados a comprar los suministros únicamente a ciertos proveedores, como lo señalaban varios de los desarrolladores del norte de Veracruz (municipios de Ozuluama, Pueblo Viejo, Tampico Alto y Pánuco).  

La respuesta, algo inusual, fue enviada el mismo día a este reportero por el coordinador general de comunicación de la presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, mediante una carta con el membrete de la Secretaría del Bienestar en la que se marcaba, en cinco puntos, la honestidad del gobierno, su compromiso en el combate a la corrupción, la rendición de cuentas, y el uso transparente de los recursos, recomendando a los campesinos a presentar las denuncias correspondientes, mismas que en muchos casos ya han sido presentadas, pero a las cuales no se les ha dado seguimiento, según denuncia de los propios campesinos.

Sin embargo, el pasado jueves 13 de mayo 2021, el presidente recibió un similar cuestionamiento del reportero de La Crónica, Daniel Blancas; ahí decía que, de acuerdo con las investigaciones de su medio, los operadores del programa Sembrando Vida, principalmente los coordinadores regionales y facilitadores, han estado creando empresas fantasma o familiares, o empresas de amigos para obligar a los campesinos a comprarles los insumos en estas empresas.

En la respuesta al corresponsal de Noreste.net, la Secretaría del Bienestar aseguraba que “En ningún momento y bajo ninguna circunstancia el personal operativo obliga o coacciona a las y los sembradores de una CAC (Comunidades de Aprendizaje Campesino) a inclinarse por cierto proveedor. La decisión es únicamente de la asamblea de cada CAC. Además, los mismos sembradores están obligados a la comprobación de gastos, para cumplir con el principio de rendición de cuentas y la transparencia del uso de recursos públicos”.

Pero Blancas fue más allá. Denunció al presidente que el programa tiene reglas de operación que contemplan apoyos económicos adicionales, que son, digamos, dinero que se les da a los sembradores o a los campesinos, más allá de su jornal, “que ya sabemos que todos los meses reciben un jornal, esto para la compra de equipos, maquinaria, plantas y otros insumos, semillas incluso”.

Estos apoyos económicos adicionales provienen de un monto de alrededor de tres mil 500 millones de pesos anuales que son el valor de la operación del programa y de ahí vienen estos recursos.

“Estos recursos o este botín, le diría yo periodísticamente hablando, se ha vuelto sinónimo de corrupción”. Y explica, como en su momento hizo también Noreste.net “A veces son insumos de baja calidad, a sobreprecios, o innecesarios; esto es, que no tendrían que ser parte del proceso del Sembrando Vida”.

El reportero de La Crónica le explica al presidente que, por ejemplo, “una pala que en un pueblito cuesta 250 pesos, encontramos que es comprada de 400 a 500 pesos de sobreprecio. Esta situación es importante que su gobierno la conozca; y le pregunto ¿usted contemplaría la sustitución de estos funcionarios porque son ‘buscahuesos’, como les decimos periodísticamente hablando?”.

El presidente respondió “Sí, desde luego; pero, además, lo que tú estás denunciando, de comprobarse, es un acto de corrupción que cae en la esfera del derecho penal, es decir, hay que investigar y presentar una denuncia ante la fiscalía. Y no tienes que hacerlo tú, lo hacemos nosotros, nada más nos ayudas entregándonos la información que tengas y desde hoy mismo iniciamos la investigación”.

Nosotros no tenemos relaciones de complicidad con nadie –continuó el presidente–, no hay privilegios, no hay impunidad para nadie, ni para mis familiares, ni para mis hijos, para nadie. El que comete un delito tiene que ser castigado, sea quien sea. Y en esta parte pide a Comunicación Social presentar en pantalla la carta que dio a conocer donde dice que no permitirá ni a sus familiares actos de corrupción o de favores políticos[1].

¿Qué pasa realmente con el programa Sembrando Vida? Sabemos del agradecimiento del campesinado porque estos recursos les dan un suspiro a las actividades del campo, pero la voracidad de algunos servidores públicos, a espaldas del propio presidente, tratan de crear todo un sistema para aprovechar los recursos destinados para los trabajadores agrícolas en favor de ellos…

– ¿Usted no conocía este tema, presidente? Cuestiona Daniel Blancas al ejecutivo de la nación.

– No, no, y estoy constantemente recorriendo los pueblos y superviso el programa. Y es un programa de primera, es un programa que significa apoyar a más de 400 mil sembradores, es el programa de reforestación más importante del mundo; es sembrar un millón de hectáreas de árboles frutales, maderables.

Nada más, para que tengan una idea, en Estados Unidos destinan a la reforestación, aún con todo el esfuerzo que están haciendo para enfrentar el problema del cambio climático, 30 millones de dólares y nosotros destinamos mil 300 millones de dólares al año al programa Sembrando Vida, detalló el presidente.


[1] “Me dirijo a ustedes con la instrucción clara y precisa de no permitir bajo ninguna circunstancia la corrupción, el influyentísimo, el amiguismo, el nepotismo, ninguna de esas lacras de la política del antiguo régimen. Todos estamos obligados a honrar nuestra palabra y cumplir el compromiso de no mentir, no robar y no traicionar la confianza de los mexicanos (…) Esto incluye a mi esposa, hijos, hermanos, hermana, primos, tíos cuñados, nueras, concuños y demás miembros de mi familia cercana o distante”. (Fragmento de la carta)

Esta es opinión personal del columnista

Columnistas

José Ignacio Rasso-Hay algo en mí que muere todos los días

Publicado

en

Por

Por José Ignacio Rasso

Quizás no nos damos cuenta, pero en México morimos 100 veces al día. En el aire respiramos los restos del último aliento arrebatado. Las muertes apiladas una sobre otra. Traspapeladas entre la cotidianidad de los quehaceres.

Quizás no nos damos cuenta porque tenemos que vivir nuestras vidas. Porque no despiertas llorando la muerte de otros. Porque no sufres la sentencia migrante que se hereda en el camino. Porque no entregas la estafeta envenenada que se pasa de mujer a mujer con una violación segura.

Quizás no nos damos cuenta porque hay que salir temprano a trabajar. Porque hay que ver el lado bueno de la vida. Porque no hay que sumergirse en malos pensamientos. Porque crees que no depende de ti. Porque son mecanismos de defensa.

Quizás hay cientos de razones para sobrevivir las 3,000 muertes violentas al mes que pasan al otro lado de la calle. Que caen en los barrancos. Que se esconden en bolsas de basura. Que se entierran en fosas clandestinas. Que se olvidan entre el fuego cruzado del narcotráfico, el gobierno, el crimen organizado y el desorganizado.

Quizás soy injusto en hacerte sentir mal. Porque todo esto ya se sabe. Es el México que nos tocó vivir. Son las muertes empujadas al rincón, barridas debajo del tapete de la impunidad. Son sólo los hombres malos los que asesinan a 10 mujeres al día. Nada tienen que ver mis bromas misóginas, mi machismo, mi complicidad ni mi silencio.

Quizás hay algo en nosotros que muere todos los días cuando normalizamos la violencia. Cuando miramos de reojo la realidad que viven los vecinos. Cuando no visualizamos la desesperación de las madres buscando a sus desaparecidos. Cuando pasamos por el lugar de los hechos sin encontrar más huella que un hilo de sangre. Cuando ignoramos las balaceras que suceden en otro estado, lejos en la serranía.

Quizás morimos cuando festejamos linchamientos públicos. Cuando compartimos memes que denigran. Cuando avalamos discursos polarizadores. Cuando nos sentimos el macho alfa sobre la tumba de nuestras conquistas. Cuando organizamos el grito homofóbico. Cuando hacemos del color de piel, de la clase social, de la ideología o de la religión un atributo para condenar al otro.

Son cientos de miles de muertes violentas que se nos han dosificado por años en nuestras vidas. Son millones de partículas de resentimiento que quedan impregnadas en la ropa. Es la tristeza que queda enquistada en la mirada de las niñas.

Es la muerte que queda en nosotros al dar por hecho lo que pasa y al normalizar las violencias.

@JoseiRasso

Esta es opinión personal del columnista

Continua Leyendo

Columnistas

Gilberto Haaz Diez-El sexenio de cinco años

Publicado

en

Por

*De López Dóriga: “Nada dicen en Morena sobre su derrota en las elecciones municipales, donde la oposición logró 51 por ciento de las alcaldías en juego. El caso más representativo, y ocultado, es Estado de México, donde la alianza opositora ganó 72 de los 125 municipios y Morena perdió la mitad de los que tenía al quedarse con 26”. Camelot.  

Por Gilberto Haaz Diez

Aunque los futuristas opinen y solucionen asuntos de la política. La historia reciente hace ver que el sexenio de los presidentes mexicanos dura cinco años, pues el sexto la grilla se revolotea por los presuntos candidatos palomeados, los del poderoso presidente y los de la oposición. Así ha ocurrido en los últimos años, no siempre el presidente ha podido dejar a su sucesor, leamos a Jorge Zepeda Patterson.  

“Resulta irónico que ningún presidente después de Miguel de la Madrid, es decir hace 35 años, haya sido capaz de maniobrar con éxito para dejar en su lugar al “elegido”. Un dato que dice mucho sobre el enorme poder que tiene un presidente los primeros cinco años, pero lo poco que le queda en la recta final del sexenio. A Carlos Salinas se lo mataron; a Zedillo lo sacaron de Los Pinos con todo y partido; Fox quería con Santiago Creel pero Calderón le aplicó, a él también, su “haiga sido como haiga sido”, aunque luego no pudiera ni siquiera imponer a Ernesto Cordero como candidato de su partido; y de Enrique Peña Nieto no está claro, incluso, que realmente intentara colocar a José Antonio Meade en Los Pinos. Parecía más interesado en poner tierra de por medio a La Gaviota y pactar términos de rendición favorables a su persona con el vendaval tabasqueño que se venía encima”. 

LA NAHLE CULPABLE 

Rocío Nahle, la zacatecana que aspira y suspira y quiere ser gobernadora de Veracruz, fue demandada por el partido MC de Dante Delgado Rannauro, por andar de  metiche y violadora de la ley electoral en campañas, como funcionaria pública, la Sala especializada del TEPJF la encontró culpable de todas sus angustias y todos sus quebrantos y le sugirió a su jefe, el presidente AMLO, que imponga la sanción ante la infracción que calificaron de ‘grave ordinaria’, ándale tú, el asunto es qué hará el presidente, le dará un jalón de orejas o le dirá como aquel Peña Nieto a Rosario Robles: “No te preocupes, Rocío”.  

UN BULTO MAS 

Tata Martino, argentino, entrenador de la selección mexicana, dicen las malas lenguas que está a punto de convocar a Rogelio Funes Mori, su paisano argentino que se acaba de nacionalizar mexicano, al cuadro de la selección. Es un bulto más entre nosotros. Nada aportará, dizque porque les falta un 9 al equipo y no quiere llamar a Chicharito. México ha convidado en todos los años a 32 maletas extranjeros que se nacionalizan, aunque a la hora de cantar el himno no se lo sepan. Solo abren la boca y hacen cómo qué lo cantan, no se lo saben, saben el de sus países de nacimiento. En los juegos de la selección mundialista, ninguno de ellos nos ha ayudado a llegar al quinto maldito juego, van como maletas y troncos empacados a disfrutar los países donde se desarrolla el Mundial. Tata, mejor vámonos con los nuestros y déjate de jaladas. Ahora, si son tan buenos, ¿Por qué no están en las selecciones de sus países? 

www.gilbertohaazdiez.com 

Esta es opinión personal del columnista

Continua Leyendo

Columnistas

Héctor Parra – Delincuencia organizada abandona 5 millones de cartuchos

Publicado

en

Por

TRAS LA VERDAD

Después del robo de poco más de 7 millones de cartuchos para armas de fuego, se confirma la creciente inseguridad nacional atribuida a la falta de estrategias del gobierno federal para combatirla. Pero, el Secretario de la Defensa Nacional, General Cresencio Sandoval, festejó la aparición de 5 millones de cartuchos que fueron abandonados por los delincuentes. 

La recuperación no se debió a ninguna “acción de inteligencia”. Claro que no, los delincuentes abandonaron esos cartuchos, al parecer, por no serles útiles para sus actividades delictivas. Claro, entre los cartuchos útiles se encontraron grandes cantidades del calibre .22, una de las ojivas menores que no les son de utilidad a los delincuentes, ellos usan del calibre .9 milímetros hacia arriba. Así que no hay nada que festejar por la “aparición” de esos 5 millones de cartuchos. Continúan libres los delincuentes. 

¿Dónde están los demás cartuchos que fueron robados? Faltan más de 2 millones de “balas”. Seguramente esas sí son de utilidad para la delincuencia organizada. Que pertenecen a este o aquel grupo criminal, la realidad no importa, da lo mismo, todos actúan impunemente bajo el desparpajo presidencial. Los delincuentes “también son pueblo” y se portan bien en las elecciones, palabras “del señor López”. 

Es tanta la inseguridad que generan estos grupos criminales conocidos como delincuencia organizada, que también intervienen abierta y descaradamente en los procesos electorales. Participan en política bajo la complacencia y contubernio de Andrés Manuel López Obrador. Basta un ejemplo, analizar el enorme operativo humano que montaron en el Estado de Sinaloa, para vencer a la oposición y hacer ganar a Morena. 

Los datos asustan, ya no preocupan ¡Asustan! Curiosamente el “operativo levantón” se dio en el territorio que controla la gente del “Chapo” Guzmán, por medio de sus hijos. Sí, uno de ellos liberado personalmente por el propio presidente de la República ¿Así o más claro el contubernio? 

El periodista Ismael Bojórquez, escribió y describió en la revista electrónica RIODOCE, la meticulosa manera de operar del equipo de la delincuencia organizada en el Estado de Sinaloa. También despliegan “operativos electorales”. Secuestraron o “levantaron” a cuanto representante de partido pudieron el día de la jornada electoral y previos a la misma. Hicieron renunciar a candidatos. Nulificaron a la oposición para que no participara el día de la elección o elecciones en ese Estado de Sinaloa, mientras Morena sí pudo operar libremente. 

En el Estado de Guerrero se conjugó la participación de las autoridades, hasta la energía eléctrica se fue durante los conteos rápidos. El mismo método utilizado por Bartlet, entonces en contra de su hoy jefe López Obrador. Desconectan los sistemas de contero y alteran las cifras. 

Y qué decir del Partico Verde Ecologista, quien también le entró al juego abierto de la delincuencia organizada, el día de la elección, literalmente “aventó” a un grupo de “influencers” a las redes sociales para hacer propaganda política en favor de ese partido. Claro que se trató de un delito bien orquestado; hubo mucho dinero de por medio, “influencers” confesaron que les pagaron por subir a las redes sociales publicidad en pro del Partido Verde. Actuaron tal cual grupo organizado de la delincuencia. El INE se truena los dedos y no sabe bien a bien qué sanción imponer a los delincuentes. Hablan desde una simple multa hasta la pérdida del registro. No más. 

Bien saben los del Verde que son mucho más las ganancias que las pérdidas. Si es multa, se paga por medio del dinero público. Como lo hicieron con Pio López Obrador, dinero público. Sencillo. No procederá la pérdida del registro, AMLO los protege y amaga para que no se salgan del “redil”. Gobierno federal amenazó con investigaciones por desvíos de un monto de 500 millones de pesos en el gobierno de Chiapas, cuando Manuel Velazco era gobernador, hoy senador ¡Son aliados y lo confiesa el dirigente del Verde! Lo ratificaron en la reunión que sostuvieron los miembros de las próximas bancadas legislativas, se unieron en compromiso legislativo con Morena el Verde y PT, en apoyo de López Obrador. 

No puedo olvidar como el TEPJF anuló el triunfo electoral del PRI, en el Ayuntamiento de Morelia, Michoacán, por haber usado el emblema de ese partido en el calzoncillo del boxeador Juan Manuel Márquez, en la pelea en contra de Pacquiao, en diciembre de 2011. Los magistrados del Tribunal electoral procedieron a la anulación del triunfo, considerando que “pudo haber influido en los resultados de la elección”: el triunfo del PRI ¿Por qué no utilizar en contra del PVEM el mismo criterio “de valoración jurídica” de aquella elección? Y proceder a la anulación de todos sus triunfos por la publicidad el mismo día de la elección. Claro que no sucederá. El caso es semejante. Sin embargo, en esta ocasión actuaron como delincuencia organizada y a estos no los persigue el gobierno de la 4T. 

La delincuencia organizada ha penetrado abiertamente en la estructura de los partidos políticos. Mientras que el Secretario de la defensa Nacional, se solaza con la aparición de los cartuchos que no le fueron de utilidad a la delincuencia organizada. Bueno, tan mal anda la función de la seguridad pública, que Lóez Obrador puso de operadora de la campaña de vacunación a la señora Secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez. De mal en peor el gobierno de la 4T. 

Por Héctor Parra Rodríguez

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Héctor Parra – AMLO y sus manejos delictivos asimétricos

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.