Ponte en contacto

Columnistas

José Sobrevilla – De la “sindemia” al “capitalismo pandémico”

Publicado

en


Por José Sobrevilla.


La forma en que enfrentamos el Covid19 está siendo la equivocada, consideran varios científicos, porque en realidad no es una pandemia sino una sindemia, o sea la suma de varias pandemias, y entre las que se mencionan la obesidad, la malnutrición y el cambio climático; porque una sindemia se desarrolla bajo inequidad sanitaria, causada por la pobreza, el estrés o la violencia estructural y, para dar un enfoque sindémico al Covid19 tendremos que partir de la orientación biomédica de las enfermedades para aislar, estudiar y tratarlas como entidades distintas, separadas de otras e independientes de los contextos sociales.


Por ejemplo, afirma Richard Horton, editor jefe de la revista científica ‘The Lancet’, todas las intervenciones actuales han sido concentradas en cortar las vías de transmisión viral, para controlar la propagación del patógeno, sin embargo, el SARS-CoV-2 interviene con una serie de enfermedades no transmisibles que interactúan en un contexto social y ambiental caracterizado por una profunda desigualdad social. Por eso, en comunidades empobrecidas, aumenta el contagio porque no pueden cumplir con las normas de higiene y distancia social, ha destacado la BBC (https://www.bbc.com/mundo/noticias-54386816).


Así, el Covid19 debería enfrentarse –sugiere– no como pandemia sino como una sindemia, que no es cambio de términos, sino que la crisis de salud que atravesamos deberíamos abordarla desde un marco conceptual más amplio y abrir así camino a soluciones más adecuadas, porque de otra manera estamos atacando los síntomas, pero no las causas de la enfermedad.


En contraste, el filósofo y escritor madrileño Santiago Alva Rico, ha publicado el 4 de enero de 2021 (www.servindi.org) que el problema no es el coronavirus sino un capitalismo sindémico, porque ya no es fácil distinguir entre naturaleza y cultura, ni entre muerte natural y muerte artificial. Refiere al respecto el libro ‘Grandes granjas, grandes gripes’ de Rob Wallace donde describe un modelo de producción cárnica en el que –desde la alimentación de aves y ganado hasta la aglomeración en las granjas–, todo el proceso, no solo facilita, sino que hace inevitable la generación de nuevas cepas virales y su transmisión a los seres humanos.


Alva Rico coincide con Wallace en que el capitalismo ha convertido a la naturaleza misma en un laboratorio vivo, en ebullición patológica permanente, incontrolable, incluso para sus gestores y beneficiarios; así, “los nuevos virus pasan a sociedades humanas muy estratificadas donde las mujeres, las minorías racializadas y las poblaciones urbanas marginadas, más expuestas a contactos de riesgo y víctimas ya de enfermedades no infecciosas o crónicas, terminan sucumbiendo a la epidemia y justificando aislamientos selectivos y discriminaciones adicionales que, en una nueva vuelta de tuerca, agravan sus condiciones sociales y multiplican los riesgos de contagio global”.


No le falta razón a Alva Rico cuando dice que “todos estos factores antropológicos se han conjugado del modo más favorable –es decir, más peligroso– en el contexto de una pandemia sindémica que venía socialmente precedida por la disolución de los vínculos comunitarios y la pérdida de credibilidad de los políticos y las instituciones”.


En este sentido, asegura que el covid fue efectivamente creado en un laboratorio y las vacunas traducen efectivamente ambiciones de dominio porque el poder económico penetra ya todas las esferas del conocimiento y, aún más, del conocimiento aplicado. Hay muchos motivos para desconfiar del origen ‘natural’ del coronavirus y muchos motivos también para desconfiar de esas vacunas desarrolladas a velocidad sideral para contenerlo; pero ninguno de ellos tiene nada que ver con la maldad del gobierno chino o el afán de dominio mundial de Bill Gates. “Ojalá todo fuera tan sencillo y tranquilizador”.


Agrega que quisiéramos creer en los políticos, pero la política está secuestrada por los índices bursátiles, la prima de riesgo y los límites draconianos del déficit público; igualmente quisiéramos creer en los científicos, pero a la ciencia la tienen secuestrada las grandes farmacéuticas.
Así, –dice Alva– acabamos cediendo sin remedio a una de dos tentaciones, o confiamos en el mercado, confundiéndolo con la ciencia, o desconfiamos de la ciencia, confundiéndola con el mercado; sin embargo, la verdadera política nada tiene que ver con la gobernanza neoliberal, ni la verdadera ciencia se agota en las enfermedades ni en los remedios que reconoce y rentabiliza la farmacéutica privada o el ‘sistema médico’ en general.


La cuestión es la siguiente: la producción y distribución de vacunas –cuya existencia debemos celebrar– reproduce el modelo sindémico de la producción y distribución del virus. Es decir: hay presión sobre la comunidad científica desde las farmacéuticas como hay presión sobre los animales y sobre la naturaleza desde las empresas agroalimentarias; y existe desigualdad social –y por lo tanto geográfica– en la distribución de las vacunas como la hay en la distribución e incidencia de la enfermedad. Eso es, en realidad, lo que quiere decir “sindemia”.


El capitalismo sindémico, ha seleccionado siempre y sigue seleccionando qué enfermedades son curables y cuáles no en virtud de criterios puramente económicos, sino que también ha encontrado la más fabulosa oportunidad de negocio en un mercado literalmente global que convierte a 7.600 millones de seres humanos en potenciales clientes de sus productos; porque –como asegura el autor español– “La misma lógica extractiva que se aplica a otros sectores –del petrolero al agroalimentario– se ha aplicado aquí para extraer fondos de los Estados y conocimientos de la comunidad científica”.


Destaca el autor de ‘Capitalismo pandémico’ que la propuesta inicial de India y Sudáfrica para liberar las patentes y suspender cualquier derecho intelectual sobre medicamentos o vacunas –al menos hasta que el 70% de la población mundial estuviera inmunizada– fue rechazada en la OMS por los países europeos, Estados Unidos, Canadá y Brasil.

Mientras que el fondo Covax, supervisado por la propia Organización Mundial de la Salud y destinado a vacunar a poblaciones de bajos recursos, no ha sido apoyado por Estados Unidos y no recibe más que migajas de los países que acordaron su creación.
El propósito de este artículo y el de mencionar estos temas, es motivar el análisis más allá de lo que nos dicen los medios formales y destacar puntos nodales para formar un criterio y abrevar de otras lecturas; por lo que si le interesa conocer una visión diferente pueda consultar la información directa. La liga es Capitalismo pandémico | ctxt.es. Recomendamos su lectura.

También te puede interesar: José Sobrevilla – Advierte INAI “lean bien los términos” sobre privacidad de WhatsApp

Columnistas

Gilberto Haaz – El día después

Publicado

en

Por

La mujer lloraba y exigía a las autoridades, le dijeran cómo y dónde encontrar a su hijo. La escena era desgarradora, todas las televisoras cubrieron el dolor y llanto de esa madre que buscaba a su hijo, Brandon, un jovencito de 13 años que le había llamado por teléfono cuando subió al Metro de la Muerte, con M de Morena, y le había dicho: ‘Mami ya llego en media hora’. Nunca llegó. Andaba entre los desaparecidos y el peregrinar de esa madre, a las 24 horas del suceso, llegó a su verdad, cuando vio a su hijo tendido, muerto entre los 25 que dejaron su vida allí mismo. Por la tarde la jefa de Gobierno se sometió a fuego duro. No es lo mismo estar en una mañanera, donde Jesús Ramírez le pone los papeles de las preguntas a los reporteros dóciles, que estar en la tarde en la jefatura de gobierno con los verdaderos periodistas. Claudia Sheinbaum estaba molesta, le exigían la respuesta del porqué no había cesado a la directora del Metro, una inútil mujer que, desde que asumió ese puesto, solo ha traído desafortunadas noticias. Este grupo político, ha manejado desde hace 20 años el Metro. Los dos vagones de la muerte comenzaron a ser levantados por grúas, anoche mismo comenzaron a llegar las filmaciones de celulares de la gente solidaria que llegó antes que nadie, los vecinos, a demostrar porque este México es muy solidario, y Los Topos, aquel grupo famoso del Temblor del 85, estaban listos para hurgar entre los fierros retorcidos de los autos, cuando una mujer pedía auxilio y tenía a un lado atrapado a su hijo. Eran escenas desgarradoras, impactantes. Se buscaban culpables, y solo hay tres tesis, decía anoche Ciro Gómez Leyva: 

Una: echarle la culpa a Marcelo Ebrard, que fue quien construyó esa línea. 

Dos: Echarle la culpa a Miguel Mancera, que fue el jefe de gobierno que recibió esa Línea de la Muerte. 

Tres: Echarle la culpa a Claudia Sheinbaum, por la falta de mantenimiento desde que entraron al gobierno y solo se les ha ido en los Austerisuicidios. 

Lo que es un hecho es que en el Senado de la República, Ricardo Monreal sonríe, como el payasito de Enrique Guzmán. Los dos principales aspirantes al relevo presidencial, por Morena, Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum, están embarrados en esta tragedia. El camino será suyo, si las encuestas los bajan, como están bajando a muchos candidatos a las gubernaturas, y ya no las tienen todas consigo. 

¿Y DONDE ESTA EL PILOTO? 

Y los comentaristas se preguntaban dónde estaba el piloto. El presidente AMLO, dijo Chumel Torres, dormía plácidamente en Palacio Nacional. Suele acostarse y dormirse a las 10 pm., porque se levanta muy temprano a sus mañaneras, y no hay colaborador alguno que se atreva a despertarlo. Como un día le ocurrió a Obama, que en un ataque a una embajada, entraron los del Servicio Secreto a despertarlo a las 4 de la madrugada. El presidente estaba a solo 20 minutos de la tragedia. De esa Zona Cero. Critican que el presidente no le conduele la tragedia de sus paisanos, claro, podría decir como aquel nuestro gobernador veracruzano, que cuando le preguntaron en una explosión en fin de año de un mercado, el por qué no había estado presente, les dijo socarronamente: ‘No soy bombero’. También el periódico The New York Times hizo una crítica despiadada porque, aseguraba, que para los mexicanos era más solidario Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, que el mismo presidente mexicano. Porque Trudeau tuiteó muy temprano un apoyo a los mexicanos, acto que se agradece. Pasarán los días, vendrá la compañía escandinava a hacer un peritaje para saber qué demonios falló, y eso, como el peritaje al helicóptero de la gobernadora de Puebla, cuando murió junto a su esposo, valdrá para una pura y dos con sal. Total, siempre se le puede echar la culpa a las trabes y al infortunio, aunque por allí también merodeó en las fotografías Carlos Slim, que fue el constructor de ese tramo. ¿Habrá justicia o lo dejarán en un empate?, como juego de Champions, vaya usted a saber. Ahora a indemnizar, pagar gastos funerarios y cubrir los daños de lo que hayan perdido en el Metro de la Muerte, y cubrir los salarios de la gente que está hospitalizada, porque eran padres o madres que regresaban a descansar a sus hogares, después de una jornada dura y difícil de trabajo. Una mujer se quejaba de no tener dinero para sepultar a su marido, y en el funeral del jovencito, Brandon, se ve la humildad de su casa. Descansen en paz.  

www.gilbertohaazdiez.com 

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Gilberto Haaz Diez-La terrible tragedia

Continua Leyendo

Columnistas

Marco Antonio Aguirre R. – AvanRadio arma de represión y censura de Morena

Publicado

en

Por

Místicos y Terrenales

* Sacan del aire a Paco Rivera en evidente represión

* El candidato de Morena en Perote señalado de acoso sexual

Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

AvanRadio hoy es un arma de censura y represión que la 4T enarbola contra quienes no le rinden total pleitesía.

Carlos Ferraez Centeno, uno de los propietarios de la cadena de estaciones radiodifusoras AvanRadio, fue el brazo ejecutor, quien aplicó la censura a y el represor.

Carlos Ferraez le dijo el 4 de mayo, de forma intempestiva, a Francisco Rivera, Paco Rivera, como es mejor conocido, que debía salir del aire.

Y de plano le confesó que lo sacaba por petición de Randú Ortiz Herrera, coordinar del programa Sembrando Vida en la zona de la Huasteca.

O sea que admitió que estaba ejerciendo un acto de censura, porque lo estaba sacando del aire, pero también que era el brazo ejecutor para reprimirlo.

Paco Rivera durante dos años y medio llevó el noticiero “En Contacto Región Perote” y durante el mismo una de las notas que difundió fueron los señalamientos contra Baruch Ortiz Herrera, hermano de Randú, coordinador de Sembrando Vida en Perote, quien fue acusado de acoso sexual, sin que la Fiscalía del estado haya investigado en lo más mínimo su caso. La Fiscalía fue completamente omisa, al igual que lo ha sido en otros casos que involucran señalamientos de abuso sexual contra funcionarios, dirigentes y candidatos de Morena.

Con ese antecedente, que ya se ha hecho característico en muchos funcionarios y políticos, Baruch Ortiz es nombrado candidato de Morena para la presidencia municipal de Perote.

Y como su coordinador de campaña está su hermano, Randú, el mismo que pidió que reprimieran a Paco Rivera.

Randú puede abandonar su área de trabajo, la Huasteca veracruzana, para coordinar la campaña, porque tiene el visto bueno de sus jefes.

O sea, que en Morena están aplicando la misma técnica que aprendieron en su paso por el PRI, de aprovecharse de los puestos públicos.

Los hermanos Randú y Baruch ya demostraron que no son demócratas y también que son capaces de aplicar la censura y la represión al menor detalle.

Si este es su carácter ya demostrado, ¿cómo serán como funcionarios de los programas de Bienestar?, ¿qué clase de alcalde puede ser Baruch?.

Carlos Ferraez estaba tan ansioso de quedar bien con los funcionarios de Morena, que incluso despidió a Paco Rivera en términos “muy poco amables”, de forma intempestiva, sin darle oportunidad de cerrar el ciclo del noticiero.

O sea que pudo haber sido hasta prepotente y majadero.

Eso es censura en toda la extensión de la palabra.

Y también represión.

Lo hizo porque ahora los Ferraez están muy apegados a Morena, como antes lo estuvieron con Javier Duarte y hasta con Miguel Ángel Yunes.

Cuando el PAN parecía la mayor fuerza política de Veracruz, la familia Ferraez buscó a los dirigentes de ese partido y puso a su servicio sus estaciones de radio y sus noticieros.

Así fue como en 2017 Ana Miriam Ferraez fue candidata del PAN a la presidencia municipal.

Pero inmediatamente, más pronto que rápido, el mismo Carlos Ferraez buscó el acercamiento con los dirigentes de Morena y puso a sus ordenes todas las radiodifusoras y toda la familia.

Y Ana Miriam fue otra vez candidata, en 2018, pero ahora a diputada local y por Morena. Y los que antes hablaban mal de López Obrador ahora le echaban flores a montón.

Con un brinco de ese tamaño, por eso ahora Carlos Ferraez no tuvo el menor empacho en ser el brazo ejecutor de la censura y represión contra Paco Rivera.

Hoy Paco Rivera en su video donde anuncia que lo sacaron del aire, dice que se quedará en Perote, aunque se corra el peligro de que ese municipio quede en manos de “aprendices de cacique”.

Y anuncia que continuará el noticiero “Región Perote” en redes sociales.

Muchos, pero muchos programas informativos ahora se soportan en las redes sociales.

El de Paco Rivera podría ser un fenómeno de ese tipo.

Así que, aunque no esté en Perote, hay que verlo.

El video completo de Paco Rivera lo puede ver en https://youtu.be/TPb8InSeQ6g

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Marco Antonio Aguirre R – La Procuraduría Fiscal nunca desmintió que esté investigando a Patrocinio

Continua Leyendo

Columnistas

Javier Roldán – Daño Colateral

Publicado

en

Por

La insoslayable brevedad 

Por Javier Roldán Dávila 

Ahora resulta que la bandera a media asta funciona como reparación del daño  

El trágico accidente en la estación Olivos de la Línea 12 del Metro de la CDMX, tiene daños políticos y al contrario de lo que dice Claudia Sheinbaum, no se trata de mezquindad, es un asunto que incentiva el malhumor social con sus respectivas consecuencias. 

En el imaginario colectivo hay dos percepciones (que se podrían confirmar), ancladas: que la mentada línea fue mal construida y, además, no se le ha dado el mantenimiento necesario por los recortes presupuestales, es una faceta del austericidio provocado por la 4T. 

En lo que corresponde a la realización de la obra, el tema recala en Marcelo Ebrard, fue el proyecto emblemático de su administración. Por su parte, el abandono de la estructura, es una responsabilidad de la doña, que ya tiene casi tres años en el cargo y si trata de descargar la culpa en Miguel Ángel Mancera, nadie se lo va a ‘comprar’. 

Así las cosas, la afectación mediática golpea a los dos principales alfiles en la sucesión presidencial del 2024, eso sin contar que tenga un efecto inmediato en las votaciones del próximo seis de junio. 

El palo está dado, más allá de que los peritajes (el oficial y el externo), busquen atenuar las cosas, los 25 muertos, los cientos de deudos y el daño económico producido, no son cuestiones que se puedan desdeñar, al menos no para los ciudadanos. 

Qué tiempos aquellos cuando AMLO exigía que, por el socavón en el paso exprés de Cuernavaca que causó dos muertos, el entonces titular de la SCT debía renunciar. 

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Javier Roldán Dávila – Hipólito la lápida de Ahued

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.