Ponte en contacto

Columnistas

José Sobrevilla-Lecherías Liconsa: Pobreza, indignación e incertidumbre

Publicado

en

Por José Sobrevilla

Como todos sabemos, el Programa de Abasto Social de Leche a cargo de Liconsa, S.A. de C.V. se diseñó desde hace 77 años para apoyar a los hogares mediante el acceso al consumo de leche fortificada, de calidad y bajo costo; hoy, según los datos oficiales, llega a 5 millones 857 mil 186 personas en el país; y, por su precio subsidiado, los beneficiados son personas de muy escasos recursos. Fue creado en 1944 durante el gobierno de Manuel Ávila Camacho y la empresa con que inició se llamaba Nacional Distribuidora y Reguladora, S. A. de C. V. del que evolucionó hasta su nombre actual.

De esa cantidad de beneficiarios, 2,633,137 son menores de 6 meses a 12 años, 765,607 son de 13 a 15 años, 189,115 son enfermos crónicos o con discapacidad, 41,246 son gestantes o en lactancia, 700,775 son mujeres entre 45 y 59 años, y 1,527,306 son personas de 60 o más años[1].

Su fortificación consiste en el adicionamiento de Hierro, Cinc, Ácido fólico y vitaminas A, C, D, B2 y B12; y hoy, en el gobierno de López Obrador, forma parte del programa de Seguridad Alimentaria, (Segalmex), que dirige Ignacio Ovalle Fernández, quien en otros gobiernos habría dirigido la Comisión Nacional de Subsistencias Populares, Conasupo.

Respecto al nombramiento de Ovalle, existe un reportaje de Raúl Olmos[2] donde habla del “Grupo Vicente Suárez 73” creado (11/11/2014) por Alejandro Puente Córdoba como empresa de la construcción y a los dos días del cambio de gobierno, (3/12/2018) añadió a su objeto social: “producción y comercialización de productos agrícolas y ganaderos”. Actualmente este grupo ha firmado contratos por 4 mil millones de pesos para procesar, mínimamente 800 mil litros de leche diarios durante cinco años, en plantas por construirse (Zacatecas y Tabasco), y contratando servicios de empresas ya establecidas.

El 4 de enero, ante la ausencia por covid del presidente, preguntamos a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en conferencia mañanera, sobre el retraso de pagos a ganaderos adscritos al Programa de Precios de Garantía del norte de Veracruz, quienes surten a Liconsa. Ese día, Jesús Ramírez Cuevas, titular de comunicación de presidencia, hizo llegar a Noreste el calendario de adeudos y fechas probables de pago a ganaderos, tanto de Veracruz, Guanajuato, Hidalgo, Chihuahua y Jalisco que en total sumaban 28 millones 303 mil 960 pesos, proporcionado por Liconsa.

A raíz de ello, una promotora social de esa paraestatal se acercó a Noreste.net para denunciar, indignada, la pobreza, reducción y a veces falta de suministro de leche que están viviendo diariamente las lecherías de la Ciudad de México; problema que no necesariamente tiene que ver con el pago a los ganaderos, dijo nuestra entrevistada, sino a ‘por extraños motivos’, con Segalmex.

– ¿Qué está pasando en las lecherías?

– Estamos angustiadísimos. Hemos tenido problemas de suministro. La gente del Sindicato nos dice que aguantemos las quejas, que no pasen, porque así se lo han pedido sus jefes. “Díganle a la gente que la planta ‘está en mantenimiento’. Pongan un aviso de que por eso no llegó la leche”; pero yo vengo de la planta porque fui a cobrar y no es cierto, no hay mantenimiento ni nada.

Eso es lo que a mí me preocupa igual que a todas mis compañeras. El oficio que manda Segalmex para decir “mañana no habrá surtimiento ni producción de leche”, –según esto– porque no hay bolsas de plástico. Eso dice oficialmente a Liconsa Segalmex. Y lo han dicho desde hace tiempo.

– Desde cuándo Segalmex les ha detenido el suministro de leche?

En diciembre fueron dos días. Lo que han hecho es, primero en unas lecherías surtieron unas poquitas, menos del 10%, al otro día no surtieron ninguna. A principios de enero nos hicieron lo mismo, y luego, porque hubo muchas quejas, se fueron a la otra planta, a la Metropolitana Sur, e hicieron lo mismo: tres días sin leche.

– El problema: ¿Está en Liconsa o en Segalmex?

– Creo que Segalmex, porque antes de marcarte preguntaba a una amiguita que trabaja en la oficina. “Dime la verdad: ¿Qué está pasando? y a mí no me digas que ‘hay mantenimiento en la Planta’ porque vengo de allá”. No, dice, el problema viene de Segalmex.

Nos piden que contengamos el enojo, pero da tristeza ver a la gente pobre desesperada; y ahí estas tú, poniendo tu cara de mensa. “Oiga, pero cómo es posible… y ahora qué le doy a mis niños, si no tengo para comprar otra leche más cara…”

Lo que yo te digo es que atendemos a gente verdaderamente pobre.

No te miento, pero –de seis meses para acá– el 80% de las personas que van por su leche “¡No tienen trabajo!”. Te lo aseguro porque soy ‘promotora social’, a mi me toca recabar los estudios socioeconómicos, toda la información, para otorgarles sus tarjetas.

“Nos ponen entre la espada y la pared, porque esta es nuestra fuente de trabajo; pero es real lo que estamos viviendo”.

El litro de leche Liconsa cuesta 5.50 y, comenta nuestra entrevistada, a la gente le tocan dos bolsas de leche; pero llegan con sus centavitos en la mano y te dicen “Nada más me voy a llevar una, porque no me alcanza para otra”.

Con la preocupación en la voz, nos comenta no saber lo que está pasando. “No sé si se están llevando el presupuesto para las campañas políticas, o a otros programas sociales que les retribuyan más políticamente…”  

¡Estamos angustiadísimos! No tenemos pruebas, lo único es el enojo de la gente. Una viejecita –por ejemplo– que consigue para pagar quien la lleve por su leche, y otra que con trabajos camina cuadras para llegar a la lechería, y cuando llega, “no hay”. Eso fue ayer (24 de febrero) pero hoy, la rebatinga de la gente porque todos quieren pasar por leche porque ayer no hubo. ¿Cómo les hago entender que no me mandaron la leche de ayer, únicamente la de hoy”?

– ¿Cómo son otorgadas las concesiones?

Se hace una solicitud. Los requisitos son mínimos; el principal es tener una propiedad que, mediante afianzadora, queda en prenda; lo demás, es tener primaria terminada, comprobante de domicilio y ese tipo de cosas.

– Cuanto gana el concesionario de una lechería?

El litro se vende en 5.50, y ellos pagan (depositan) a Liconsa a 5.4087; entonces su ganancia es de .0913 por litro. Mi concesionario que tiene ahorita mil litros, gana 99 pesos de comisión. Ellos viven de la venta de productos básicos; pero te dicen “ahorita no se está vendiendo nada”, y revelan “vengo un día y saco 100 pesos”, y de esos cien solo le tocan veinte; a veces no sacan ni lo del taxi.

Te estoy hablando de una lechería promedio; aunque hay otras a las que les surten de 2000 o 3000 litros, pero las mías eso es lo que ganan.

Tengo concesionarios que, igual que yo, de 30 años, te dicen que todas las administraciones que han pasado, o sea ya tuvimos priistas, panistas, pero nunca, jamás, te habían dejado sin leche. Tarde, pero llegaba. El problema para la “Cuarta Transformación” es que, por las campañas políticas, cualquiera puede agarrar como bandera el enojo de la gente y hacer que esto se politice.

¿Cuántas plantas hay?

En el área metropolitana hay dos, Metropolitana sur y Metropolitana norte. En la planta Liconsa un litro de leche –como te decía– cuesta 5.50, o sea que con esa cantidad no compran ni un kilo de tortillas, o de frijol; es una manera de que tú garantices que esa familia va a tener un alimento nutritivo en su mesa.

“Tú puedes darles el dinero, como lo está haciendo ahorita el gobierno, pero no estas garantizando la alimentación de esas familias con todos sus nutrientes, porque además hay que hablar de la calidad de la leche Liconsa. No hay ninguna en el mercado que tenga todos los nutrientes”.

– ¿La leche Frisia, es de Liconsa?

Sí, pero esta no está fortificada. A la otra, la subsidiada, la del programa, la llamamos “institucional” se encuentra desengrasada, porque hay un problema fuerte de sobrepeso en niños; mientras que la Frisia es leche entera y te cuesta 13 pesos.

Mis compañeros concesionarios de lecherías, con esa miseria que ganan y tú les dices “Oye, tu colonia está en “foco rojo”, vamos a cerrarla porque está desbordado el Covid”; ellos te dicen: “¡No, no por favor, te lo ruego!” Somos dos familias las que dependemos de esto… y tú dices, ¿perdón? ¿con 250 pesos viven dos familias? Y no te dejan que les cierres las lecherías.

“¡Oye, pero estas en riesgo, ya tienes 70 años de edad, eres de alto riesgo…! NO. POR FAVOR NO. Yo me cuido, ya puse mi plástico, uso guantes, gel, cubrebocas… le pongo cloro al dinero y quien sabe cuántas cosas más te argumentan. Pero es lo que pasa en todos los lugares: a ver, dile al señor de los tacos que cierre, o al de la tienda… Nadie quiere cerrar. Todos estamos igual, con el problema económico fuertísimo.

Cabe hacer notar que los padrones de beneficiarios que realizan los promotores sociales de Liconsa son altamente confiables y auditables; se actualizan con el día a día. En él se basó Enrique Peña Nieto para otorgar las pantallas a la población y, actualmente por el Gobierno de la CDMX para entregar prestaciones como vales (despensas, útiles escolares, etc.). “López Obrador, durante todo su gobierno en la Ciudad, utilizó nuestro padrón para otorgar vales de despensa. ¿Por qué? por la transparencia que tiene nuestro programa”.

El Programa de Abasto Social de Leche Liconsa funciona con comités de beneficiaros, que es gente de la comunidad que no recibe ningún salario a cambio; ellos verifican que la leche se reparta a las personas verdaderamente necesitadas; a hacer cumplir el reglamento. 

Al día siguiente que grabamos esta entrevista, (el 25 de febrero) a su concesionario le surtieron la mitad de la leche que normalmente le proporcionan; y se repite la historia de la molestia de la gente.

Finalmente aclara: “Quise hablar contigo para denunciar esta pobreza de la que nadie habla. Además, no deseo que este problema se politice. Lo único que busco es que se salve el programa”. Por obvias razones omitimos dar el nombre de nuestro entrevistado.


[1] https://www.gob.mx/liconsa/articulos/casi-2-millones-de-personas-en-comunidades-rurales-son-abastecidos-por-liconsa?idiom=es

[2] https://contralacorrupcion.mx/ignacio-ovalle-alejandro-puente-liconsa-movimiento-ciudadano/

Esta es opinión personal del columnista

Publicidad
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Columnistas

Miguel Ángel Cristiani- Abrir zonas arqueológicas al turismo

Publicado

en

Por

  • Desde hace ya más de un año permanecen cerradas
  • Hoteleros, restauranteros y guías de visitantes lo demandan
  • En otros estados, ya han abierto sitios históricos

Por Miguel Ángel Cristiani González

Ahora fue el sector hotelero y restaurantero el que se unió a la petición de los guías de turismo, para pedir al gobierno federal la reapertura de las zonas arqueológicas en el estado de Veracruz, como una medida importante para reactivar la economía en beneficio de las miles de familias que dependen de esos sectores y para atraer las visitas de turismo.

Desde hace ya varias semanas, los llamados guías turísticos, pidieron al gobierno federal la reapertura de las zonas arqueológicas, como al parecer ya se ha hecho en otras entidades del país, pero acá en el terruño veracruzano, no les han hecho ningún caso.

Y es que por fortuna, el estado de Veracruz es el que tiene mayor número de monumentos históricos -no solo las zonas arqueológicas- sino sitios de gran atractivo para los visitantes como son El Tajín, en Papantla; y San Juan de Ulúa, en el puerto de Veracruz; Cempoala, en el municipio de Úrsulo Galván o la llamada Casa de Hernán Cortés en La Antigua.

En el caso de la zona arqueológica de Cempoala -donde se dio el encuentro entre el cacique Gordo -así lo llamaban- y el conquistador español, los artesanos están angustiados por las restricciones que continúan aplicándose en la entidad, por las restricciones de la pandemia, pese a que son lugares en terrenos abiertos y en donde se puede conservar la sana distancia.

Dicha zona arqueológica permanece cerrada desde el 24 de marzo del año pasado, y ya cumplieron más del año sin tener ingresos.

Pero ahora también son los hoteleros de la zona conurbada Veracruz Boca del Río, quienes se han unido a la demanda porque se reabran las zonas arqueológicas y sitios históricos de Veracruz, como son la fortaleza de San Juan de Ulúa y el Baluarte de Santiago, que además de las playas, son los principales atractivos para los visitantes.

En esta Semana Santa, muchos de los turistas que arribaron al puerto, expresaron su descontento y desilusión, porque cuando trataron de visitar esos sitios históricos, se encontraron con la noticia de que están cerrados por la pandemia.

El presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Veracruz y Boca del Río, Santiago Caramés Chaparro, manifestó que “Muchos turistas nos llaman por teléfono antes de visitar y preguntan que está abierto, esto ha venido sucediendo durante todo este año que nos ha tocado vivir por la cuestión de la pandemia. En un principio era si estaban abiertas las instalaciones de los hoteles y demás áreas públicas, como las albercas y las playas. Ahora son las zonas arqueológicas y también turistas que ya estaban hospedados hacen mucho hincapié de porque no están abiertos”, argumentó el hotelero.

Santiago Caramés cuestionó porque en otros estados ya fueron reabiertos sus sitios arqueológicos y porque en Veracruz se mantienen cerrados.

“Hasta ahorita no hemos tenido una respuesta clara de cuál es la situación. La razón principal que tenemos esta inquietud es que si de alguna manera podemos apoyar como sector hotelero seguramente lo haremos, porque nosotros tenemos un beneficio con que estos monumentos estén abiertos”.

Explicó que “Hay que recordar que el turismo no solo derrama dinero para el hotel sino también para el taxista, para el que vende volovanes, el lanchero, los restauranteros, entonces nuestra labor es el promover esto y que mejore para que se tenga una derrama económica considerable porque sabemos que Veracruz tiene el potencial para ello”.

El empresario finalizó diciendo que se ha buscado tener contacto con el delegado del Instituto de Antropología e Historia (INAH), sin embargo no se ha podido concretar una reunión, debido a que las instalaciones permanecen cerradas por la pandemia.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (CANIRAC), Marcel Van Eyck informó que el periodo vacacional de Semana Santa generó un repunte solo de entre un 35 a 40 por ciento representando un “respiro” para el sector.

“Teníamos altas expectativas de entre un 70 a 80 por ciento más, porque los fines de semana anteriores nos había ido muy bien, entonces pensamos que llegaríamos a las cifras pero no, estuvimos a la mitad entre un 35 a 40 pero estamos bien, esto es un respiro para recuperarnos de las pérdidas que hubo durante este año desde que inicio la pandemia”.

Por todo lo anterior, es que Pancho López el filósofo ateniense xalapeño, señala que mientras la secretaria de Turismo en el Estado, Xóchitl Arbesú se entretiene organizando cursos y talleres, para preparar y promover la llegada de turistas chinos -que no se sabe para cuándo llegarían- los problemas reales que enfrentan las empresas y trabajadores del sector, siguen sin ser atendidos, enfrentando como puedan, la peor crisis en la historia.

Contáctanos en nuestras redes sociales:

https://www.canva.com/design/DAEN5B9DWgs/ZCHd2Z8KueYjlg_d59Op3A/view?website#2

Esta es opinión personal del columnista

Continua Leyendo

Columnistas

Héctor Parra – Las AMLOMENTIRAS de siempre al descubierto

Publicado

en

Por

TRAS LA VERDAD 

LAS AMLOMENTIRAS DE SIEMPRE AL DESCUBIERTO

#VOTOÚTIL 

Por Héctor Parra Rodríguez 

Andrés Manuel López Obrador, frecuentemente se tropieza con sus propias mentiras. Una vez más lo alteró el alza de los combustibles y el disparo de la inflación, cuando no se ha cansado de insistir que en su gobierno no habría “gasolinazos ni inflación”. A los incrementos de los precios de los combustibles los llama “en términos reales”. Y, en “términos reales” todo es más caro. 

Desde que López Obrador tomó posesión del cargo de presidente de la República los precios se han mantenido al alza y la inflación galopa, no trota. Consume cualquier incremento a los salarios, aunque el pretexto insostenible continúe siendo que él trabaja para apoyar a los pobres. 

¡Encontrando a los responsables de los aumentos de los combustibles! Echa la culpa a la especulación de los expendedores de los combustibles, a la alteración de las bombas para entregar menos combustible del que paga el consumidor. Luego ¡La amenaza! El gobierno de las intimidaciones y amenazas. Esta vez, advirtió a los concesionarios que, o les cancela la concesión u otorgará más concesiones para que haya mayor competencia. De cualquier manera, AMLO trata de ocultar sus falsas promesas que lo llevaron al poder que hoy traiciona. El gobierno de las mentiras. 

Intentando autocomplacerse. La mañana de este lunes López se “lanzó y se respondió” un par de interrogantes. Dijo: “Es muy sencillo ¿Cómo me van a calificar?; ¿Cómo nosotros mismos queremos que nos midan? Sobre la atención a los pobres, al pueblo, y lo que tiene que ver con la economía popular, no la macroeconomía, lo que tiene que ver con el pueblo: el frijol, la tortilla, el pan”. La “blasfemia” directa a sus “pobres seguidores”. Bueno, hasta esos creyentes ahora son “apóstatas”, dejaron de creer en sus “sus dogmas de fe”. 

López también quiere terminar con el Inegi, por investigar y publicar las verdades del mercado, Instituto que, con datos, números y porcentajes no miente, mucho menos cuando se acude a los mercados o a las gasolineras: todo más caro. El dinero cada vez rinde menos. López deteriora el poder adquisitivo de los más pobres. Sube la gasolina, suben los alimentos. No cesa su campaña político-electoral. Entrelazó el tema de veto constitucional, dijo, de ganar la oposición lo utilizará en su contra ¡Por supuesto que así debe ser! Así funcionan las democracias en todo el mundo. Andrés abusa hasta decir basta de su mayoría ficticia. López hace y deshace a su antojo gracias a sus obedientes lacayos que forman la tramposa mayoría en ambas Cámaras legislativas. 

El Inegi publicó la acumulación de la inflación de enero a marzo, alcanzando el escalofriante incremento 2.34 por ciento; pero los precios al consumidor se han ido al 4.67 por ciento, el mayor incremento desde 2018. Los expertos aseguran que pronto llegará al 5 por ciento el incremento de los precios al consumidor. Y AMLO amenaza con indagar el aumento a las gasolinas ¡Qué miedo! No hay justificación, aseguró, para luego jugar con sus propias palabras al anunciar que “es transitorio” ¿Este es el gobierno que merecen los mexicanos? Por supuesto que no. 

El Centro de Estudio de Finanzas Públicas, en 2018 dejó constancia que, en el año de 2018, hubo un incremento a los combustibles del 1.7 por ciento. Para el 2019 en “términos reales” (nuevo lenguaje engaña bobos), los combustibles se incrementaron al 5.61 por ciento; en tanto que la inflación fue del 2.78 por ciento. Para el año 2020, por la tremenda baja en el precio del barril del petróleo a nivel mundial, debido a la regla matemática que fija los precios, de acuerdo a los criterios de la Secretaría de Hacienda, llegó a bajar el precio del combustible a 7.2 por ciento. Hubo menos ingresos por la venta del petróleo, otra consecuencia que omite dar a conocer AMLO. Andrés López no puede entender (no sabría aplicar esa regla que fija precios) que los precios de las gasolinas son fluctuantes, precisamente para evitar “gasolinazos”, disfrazados esos incrementos por López en “términos reales”, que al final son “gasolinazos” ¡Gasolinazos señor López! 

Comerciantes (abusivos o no) aseguran que los incrementos a los combustibles arrastran los precios de los alimentos, llegando al 80 por ciento, según el periódico La Jornada, empresa periodística aliada y consentida de AMLO. 

Pero, no hay de qué preocuparse, López prometió “indagar el aumento a las gasolinas”. Obligará a los gasolineros a no robar gasolina, que no den litros de combustible incompletos a los consumidores. Y si no entienden, cancelará concesiones y dará más para que bajen el precio. Mentiras interminables. Con “saliva todo lo soluciona”. Asunto arreglado.   

Amlomentiras pretende amortiguar los golpes en las alzas de los combustibles en tiempos de campaña electoral al asegurar que autorizó un subsidio, de lo contrario sería más caro el precio por litro de combustible. Pero ¿Sabe qué? El subsidio a las gasolinas se otorga con dinero de los propios impuestos de los contribuyentes. Lo cual significa que el mismo consumidor paga el subsidio que tanto presume el presidente. Parece que esta vez sus Amlomentiras no lo salvarán de una gran derrota en las urnas en las elecciones del 6 de junio próximo. Lo vencerá el #VotoÚtil que utilizarán los electores. 

Esta es opinión personal del columnista

Continua Leyendo

Columnistas

José Sobrevilla-México ante el Covid-19: informe de la OMS

Publicado

en

Por

Por José Sobrevilla

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer el estudio encargado a principios de diciembre de 2020 al Institute for Global Health Sciences que dirige Jaime Sepúlveda (exdirector del Instituto Nacional de Salud Pública y fundador del CONASIDA, hoy Director Ejecutivo del Instituto de Ciencias de la Salud Global de la Universidad de California, San Francisco), y que titularon “La respuesta de México al Covid-19: Estudio de caso”, donde muchos medios han destacado que alrededor de 190 mil muertes por todas las causas en 2020 se habrían evitado si se hubiera tenido “un desempeño promedio”.

Contundente, el documento señala que una buena gobernanza, fortaleza institucional y liderazgo eficaz hubieran implicado la formulación y aplicación de políticas en beneficio del público como las realizadas por países como Nueva Zelanda y Noruega, quienes han tenido un buen desempeño durante la pandemia; a la inversa, “un liderazgo deficiente e instituciones debilitadas son, obviamente, una mala combinación; desafortunadamente, México es un ejemplo de ello; pero incluso en lugares con instituciones sólidas, como Estados Unidos, un mal liderazgo tuvo consecuencias desastrosas en 2020”[1].

Jaime Sepúlveda, en el prefacio de la investigación, explica que los ciudadanos tienen derecho a ser informados verazmente por las autoridades sobre la magnitud de la amenaza y las mejores formas de protegerse de ella; actitudes frente al uso de mascarillas o la vacilación ante las vacunas, por ejemplo, dependen en gran medida de la calidad del liderazgo y ejecución políticos, así como de la claridad y coherencia de las comunicaciones.

“Minimizar la gravedad de la afección, desalentar el uso de mascarillas, priorizar la economía sobre salvar vidas y negarse a unir fuerzas con oponentes políticos para desplegar una respuesta coherente, han interferido también activamente en la implementación de políticas sanitarias sólidas por razones políticas. Las consecuencias en términos de vidas humanas han sido devastadoras. Por lo tanto, es necesario instituir algún nivel de responsabilidad política por un liderazgo y un desempeño deficientes”.

Más del 10% de la población mundial –se estima hasta ahora– ha sido infectada por el nuevo coronavirus, sin embargo, en muchos lugares de Europa, Estados Unidos, Brasil y México, esta proporción podría ser mucho mayor. Hoy por hoy, con más de 10 000 muertes por semana, el COVID-19 es la tercera causa de muerte a nivel mundial; en México es la principal. Las proyecciones estiman que para julio próximo, habrán fallecido cuatro millones de personas por COVID-19 en todo el mundo.

Recientemente dado a conocer, en sus 131 páginas, este documento asegura que la respuesta fiscal de México ante la pandemia ha sido una de las más pequeñas del mundo y mucho más baja que la respuesta de la mayoría de las economías de ingresos medios y altos. “Ninguno de los países con medidas de apoyo fiscal más bajas (Ucrania, Vietnam, Egipto, Guinea Ecuatorial y Guinea) se ha visto tan afectado por la pandemia como México”.

Esta limitada respuesta fiscal de México, 0.2% del PIB para gastos de salud y el 0.5% del PIB para apoyar a hogares y empresas, no debería sorprendernos, dice el texto; porque la administración actual se ha comprometido con una postura fiscal conservadora y, en general, no está dispuesta a acumular nueva deuda ni siquiera para financiar los proyectos emblemáticos de infraestructura de la presidencia.

El enfoque convencional, especialmente entre las economías más desarrolladas, ha sido mitigar el riesgo de una recesión más severa brindando apoyo fiscal directo a las empresas para mantenerlas a flote y evitar despidos permanentes de trabajadores, y brindando protección a los ingresos de las personas por encima de lo establecido legalmente por las medidas de protección social. “Con un 65.6%, la relación deuda/PIB es relativamente baja y la prudencia fiscal puede generar daños económicos duraderos que colocarían a México en el camino de una economía débil y una recuperación económica prolongada”, sentencia el documento.

En lo que se refiere al sistema de vacunación, el informe detalla que el presidente de México ha dado instrucciones para privilegiar comunidades rurales pobres del país; sin embargo, dado que el COVID-19 es predominantemente prevalente en grandes áreas urbanas, dicho mandato no tiene sentido epidemiológico, ha dicho el Washington Post.

Otra medida muy criticada ha sido la vacunación anticipada de maestros en estados que tienen baja transmisión del virus (Latinus); en general, la percepción de que las prioridades de vacunación están parcialmente orientadas por razones políticas prevalece en la prensa y los medios mexicanos, refiere el estudio, añadiendo que es relevante mencionar que el país celebrará elecciones el próximo mes de junio (El País).

Todas las vacunas en México, históricamente han sido administradas por trabajadores de la salud; sin embargo, para la vacunación del COVID-19, el presidente López Obrador ordenó que las vacunas sean administradas por las brigadas Correcaminos, comandadas por los “servidores de la nación”, una estructura integrada por 23 000 seguidores políticos de MORENA, el partido político en el poder. El hecho de que los servidores de la nación fueran vacunados antes que la población de adultos mayores generó gran descontento, ha referido El Financiero.

Respecto a otros países, México se ha quedado rezagado con sólo 2.4 dosis administradas por cada 100 personas hasta el 9 de marzo de 2021. En contraste, Chile ha logrado administrar 26.6 dosis por cada 100 habitantes en tan sólo 35 días.

Conclusiones:

  1. Las deficiencias en el modelo de manejo de la emergencia llevaron a una falta de precaución al tratar con un virus desconocido, fallas en la incorporación de evidencia científica relevante y una incapacidad para reconocer errores y corregir las políticas una vez que los supuestos iniciales resultaron inválidos.
  2. Las autoridades nacionales no cumplieron con sus funciones de rectoría durante la emergencia y no asumieron la responsabilidad política de coordinar una respuesta nacional coherente y unificada.
  3. La falta de una comunicación clara, prudente y correcta sobre el nivel real de riesgo y acerca de cómo actuar al contraer la enfermedad ha contribuido al impacto devastador de la pandemia en México. Las autoridades no han transmitido un mensaje correcto y coherente ni han reforzado las medidas de salud pública a través de su propio comportamiento.
  4. Las consideraciones financieras ejercieron una influencia desproporcionada sobre las estrategias para manejar la pandemia, a expensas de las medidas de salud pública necesarias y del apoyo a los grupos sociales vulnerables más afectados por la pandemia.
  5. La adherencia sostenida a una política de pruebas excesivamente restrictiva socavó la capacidad de detectar brotes, diagnosticar pacientes, controlar la transmisión y estimar adecuadamente la carga de COVID-19 en el país.
  6. Los sistemas de vigilancia epidemiológica han subestimado fuertemente la carga de COVID-19. Los retrasos en los sistemas de información sanitaria han inhibido la toma de decisiones basada en datos epidemiológicos precisos y oportunos.
  7. El sistema de salud se encontraba en una situación precaria debido a la falta de inversión crónica, los recientes recortes por austeridad y reformas inoportunas y mal concebidas.
  8. Los esfuerzos para ampliar la capacidad de los hospitales y las Unidades de Cuidados Intensivos se vieron parcialmente socavados por la ausencia de un enfoque integral en la prestación de servicios de salud y la falta de control sobre la transmisión viral. Las autoridades no prepararon ni abastecieron adecuadamente el sistema de salud para hacer frente a la emergencia, lo que puso en riesgo a los trabajadores de la salud y contribuyó a altas tasas de mortalidad.
  9. Grandes desigualdades en el acceso y la calidad de los servicios de salud y otras desigualdades sociales crearon vulnerabilidades estructurales a una elevada carga de enfermedad y se han profundizado durante la pandemia. Altas tasas de condiciones preexistentes –como la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades crónicas– expusieron aún más a grupos sociales amplios al COVID-19 grave y han contribuido a una alta mortalidad.
  10. El plan de vacunación sigue siendo insuficientemente detallado y transparente. Es motivo de preocupación que las prioridades y decisiones de vacunación sean sometidas a consideraciones partidistas y electorales.

Cabe destacar que cada uno de los 10 puntos de las anteriores conclusiones, incluye una serie de recomendaciones de cómo debe abordarse por parte del gobierno para enmendar estos errores, pero como es ya costumbre en este tipo de trabajos emitidos por organismos extranjeros, seguramente será desestimado por la presidencia y atribuido a “la mano” o influencia de los “conservadores” que quieren afectar la consumación de la Cuarta Transformación; situaciones que han puesto al país en tela de juicio.

Este texto ha sido elaborado totalmente con fragmentos que este corresponsal consideró importantes para el conocimiento de sus lectores, y si quieren conocer el informe completo coloque en el buscador “La respuesta de México al Covid-19: Estudio de caso”, y le aparecerá el PDF.


[1]https://globalhealthsciences.ucsf.edu/sites/globalhealthsciences.ucsf.edu/files/la_respuesta_de_mexico_al_covid_esp.pdf consultado el 13-04-2021

Esta es opinión personal del columnista

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.