Ponte en contacto

Columnistas

Juan Felipe Aguilar – Día negro para la ASF

Publicado

en

APUNTES SOBRE FINANZAS.

POR: JUAN F. AGUILAR DE LA LLAVE.

El pasado 20 de febrero, congruente a lo que señala el articulo 79 de nuestra Constitución, el Auditor Superior de la Federación Lic. David Colmenares Paramo, hizo la tercera entrega de los informes individuales de la Fiscalización Superior de la Cuenta publica 2019, primer año de la gestión de la administración del presidente Manuel López Obrador.

Esta se realizo a la Cámara de Diputados a través de la Comisión de Vigilancia.

Hecho que es del interés de aquellos que están inmersos en la función publica y de estos a los mandos superiores, en su generalidad al mexicano es una fecha indiferente.

En su presentación el Lic. Colmenares manifiesta que en este eje de rendición de cuentas da a conocer hallazgos derivados de las distintas auditorias al gasto federal y constituye una contribución fundamental para el mejor diseño, implementación y evaluación de las políticas públicas.

 Dentro de estos informes individuales viene la Auditoria al Desempeño realizada al ente publico Naim, que refiere al Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, donde la ASF estimo que abandonar este obra representaría un costo de 16 mil 500 millones de dólares; que a precios de esa fecha representaban 331 mil millones de pesos.

Como es del conocimiento, esta obra se cambio por la de la construcción de un nuevo aeropuerto en Santa Lucia, la adecuación del actual y el de Toluca, el hacerlo represento un coste, que motivo la auditoria de la ASF.

El maestro Colmenares Paramo ha sido un precursor de las auditorias al desempeño como una continuación de la planeación, de la programación y para medir la eficiencia y la eficacia en el uso del presupuesto, sin considerar las financieras y las forenses.

En lo personal cuando leí la nota como resultado de una auditoria al desempeño me pareció extraño que esta tuviera como resultado un importe, pues la naturaleza es medir la eficacia y eficiencia para quien aplica los recursos públicos.

Como este tema lo he estudiado y no es fácil entenderlo porque lo constituyen varias disciplinas que integran el Marco Lógico, teniendo su fundamento en el art 134 Constitucional, cuando los recursos de la federación, estados y municipios se administrarán con eficiencia, eficacia, economía transparencia y honradez para satisfacer a los objetivos a los que este destinados, otras normas señalan:

“La ley General de Contabilidad Gubernamental también se pronuncio por estos conceptos de eficiencia y eficacia al señalar que los entes públicos deben considerar en sus leyes de ingresos y presupuesto de egresos, apartados específicos, con indicadores estratégicos de gestión y desempeño.

La auditoria al desempeño es una revisión, sistemática, multidisciplinaria, independiente y objetiva sobre la operación, programas y proyectos y se enfoca a la valorización para determinar si su gestión se ha desempeñado en términos de economía eficiencia y eficacia”.

Es decir, su enfoque es cualitativa no conceptuada en importes, si es vinculatoria a la auditoria financiera pero su naturaleza es independiente podría definirse como una evaluación de la planeación que incluye al plan de desarrollo de la administración, de su proyecto y su implementación, incluida la transparencia.

En si es hablar de un presupuesto basado en resultados, del marco lógico, de la matriz de indicadores de resultados, que incluye árbol de decisiones, es  decir es una “especialidad”.

En el estado;  el Orfis cuenta con cuatro profesionales certificados para estos trabajos y la UV con uno; lo que es una verdadera especialización en la administración publica, el Contador Antonio Portilla Vásquez, pugno y logro esta herramienta, que ahora es factum en el acontecer de las auditorias públicas en el estado.

Sin embargo, reitero esta auditoria no busca desviaciones financieras, menos costos, su propósito es evaluar la eficiencia, eficacia y economía dentro del marco de la planeación.

Por ello se hace raro que una persona tan experimentada como Colmenares Paramo se haya metido en un informe del Naim, donde destacan los 331 mil millones por el abandono de esta obra, uno de los que se manifestaron sorprendidos fue el Grupo Aeroportuario de la CDMX, quien manifestó que el importe estimado es superior; por las siguientes razones:

  • La ASF da como gasto el monto no utilizado y disminuido de la deuda original, así como el pago futuro de la deuda remanente por 4 mil 200 millones de dólares.
  • El monto del costo financiero futuro por intereses de la deuda presentado por ASF es superior al calculado por GACM, que puede derivarse de la metodología y los factores de cálculo empleados.
  • La auditoria no toma en cuenta los ingresos financieros de 14 mil 500 millones de pesos, así como las potenciales ventas del material inventariado y las donaciones del gobierno federal por 10 mil millones de pesos.

El Secretario de Hacienda Lic. Arturo Herrera dijo que el calculo era erróneo y que era de aritmética básica, el valor para ellos era menor en 75%.

La opinión contundente se dio el 22 de febrero en la mañanera por el presidente de la república, que se manifestó sorprendido por esta información dada por la ASF;  en razón a que el  tenia   otros datos.

Hecho que al siguiente día David Colmenares Paramo admitiera la posibilitad de un error, al hacerlo, acepto que como humano puede estar equivocado; pero no es aplicable a una dependencia seria y prestigiosa como la Auditoria Superior de la Federación.

En mi opinión el error de mayor impacto cometido por el Maestro Colmenares, es el no haber presentado previamente el informe como proyecto al que manda en México, antes de darlo a conocer al público.

Ahora se tiene que someter al juicio publico de un hierro, cuyo informe solo merecería la solventación a los treinta días.

La Cámara de Diputados aprobó su nombramiento, quizá será esta misma Cámara quien lo quite; para ello esta citado para el 1 de marzo.

JFA. 28.02.2021. www.sinergiaenpromocin.com

Esta es opinión personal del columnista

Columnistas

Miguel Ángel Cristiani – Mis recuerdos de Bangalore

Publicado

en

v    Hay 1,850 compañías de informática en esta ciudad

v    Computación genera 23,000 millones de dólares anuales

v    Infosys una empresa creada en 1981 por siete jóvenes vale 4,000 millones

Por Miguel Ángel Cristiani González

Estoy leyendo el libro de Andrés Oppnheimer ¡Basta de Historias! En donde le dedica un capítulo a la ciudad de Bangalore en el sur de la India, en donde nosotros tuvimos la oportunidad de vivir durante un mes y conocer distintos aspectos de la urbe que se ha convertido en el más importante polo de desarrollo de las tecnologías de la computación a nivel mundial.

Les compartimos en la Bitácora Política de hoy lo que escribió Oppenheimer: BANGALORE: ALTA TECNOLOGÍA EN MEDIO DE LA MISERIA

Visitar la sede de Infosys, la compañía de procesamiento de datos más grande de la India, me recordó las guaridas de los malos en las películas de James Bond: era una ciudad futurista dentro de una ciudad, con sus propias reglas de tránsito, empleados caminando por senderos con letreros por todos lados, y un aire de constante agitación. Infosys había sido creada en 1981 por siete jóvenes, con un capital conjunto de 250 dólares. Hoy día, tiene 69,000 empleados en todo el mundo, incluyendo 17,000 en su sede en Bangalore, y está valuada en más de 4,000 millones de dólares.

Lo más notable de la sede central de Infosys en la «ciudad electrónica», a unos 20 kilómetros de la ciudad de Bangalore, en el sur de la India, es el contraste con la pobreza que la rodea. El camino a la «ciudad electrónica» es tan caótico como los que había encontrado en Nueva Delhi, y la entrada al centro de empresas de computación de la India no tiene ni siquiera un semáforo. Simplemente, la ruta conduce a dos modernos edificios de vidrio que tienen la forma de pirámides invertidas, rodeados de varios otros edificios, en lo que viene a ser un complejo edificio ultramoderno, separado de la calle por una muralla de seguridad. Afuera, se pueden ver multitudes de indigentes recostados contra la muralla, y una ciudad de chozas improvisadas a un costado de la ruta. A pocos metros de los edificios de vidrio de Infosys y Hewlett Packard, uno ve algunos de los barrios más pobres sobre la tierra, con gente que camina descalza, bueyes que vagan por las calles y pordioseros por todos lados.

Pronto entendí por qué Bangalore debería convertirse en visita obligatoria para todos los líderes latinoamericanos. Hay 1,850 compañías de informática en esta ciudad de cinco millones y medio de habitantes, incluyendo la crema y nata de las principales firmas de computación del mundo, como Microsoft, IBM e Intel, y sus competidoras indias, incluyendo Infosys, Tata Consulting y I-flex. Juntas, emplean a 450 000 ingenieros, la mayoría de ellos jóvenes, que son responsables de la mayor parte de los 23,000 millones de dólares anuales que genera la India en ingresos provenientes de la informática.

M.N. Vidyashankar, el ministro de Tecnología de la Información del estado de Karnataka, cuya capital es Bangalore, me contó que la industria de procesamiento de datos y servicios de computación de Bangalore comenzó en los años ochenta; cuando se fundó Infosys en la ciudad, empezó a recibir cada vez más pedidos de Texas Instruments, y pronto comenzaron a crearse nuevas compañías indias para ofrecer servicios a las multinacionales más grandes de todo el mundo.

«La razón del boom de Bangalore es muy sencilla», me explicó Vidyashankar. «Un graduado de ingeniería de 21 años en India gana unos 3,300 dólares al año. Imagínate, si tú empleas a un graduado de ingeniería en Estados Unidos, tienes que pagarle por lo menos 50,000 dólares al año. Las empresas de Estados Unidos están contratando cada vez más servicios en la India, o montando sus propias subsidiarias de prestación de servicios aquí, porque abaratan enormemente sus costos.»

A medida que se instalaban cada vez más empresas de servicios de computación en Bangalore, aumentaba el número de estudiantes de la ciudad y sus alrededores que escogían carreras de ingeniería y tecnología. Y aunque los salarios de los jóvenes ingenieros de Bangalore eran mucho más bajos que los de sus contrapartes en Estados Unidos, eran muchísimo más altos que los de cualquier profesional en Bangalore. Un ingeniero gana tres veces más que un médico en Bangalore, me señaló el funcionario. «Hay casos de médicos que están trabajando en empresas de informática, porque ganan mucho más», explicó. Los ingenieros estaban comprando automóviles, comiendo en restaurantes, y produciendo un efecto económico multiplicador que estaba alcanzando a cada vez más habitantes de la ciudad. Y gracias al auge de la informática, el gobierno había podido elevar la recaudación de impuestos y empezar a construir las carreteras, escuelas y hospitales que tanto necesitaban los pobres.

Contáctanos en nuestras redes sociales:

https://www.canva.com/design/DAEN5B9DWgs/ZCHd2Z8KueYjlg_d59Op3A/view

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Miguel Ángel Cristiani – La nueva Ley Orgánica de la UV

Continua Leyendo

Columnistas

José Sobrevilla – Las nuevas expresiones del son en Xalapa

Publicado

en

Por José Sobrevilla

Este miércoles 28 de septiembre (2022), aquí en Xalapa, a las 17 horas dará inicio el ‘Foro del Son Jarocho’ con el tema “Hacia las nuevas expresiones del son”, esto en el Museo de la Música Veracruzana (Casa Doña Falla) con la conferencia del investigador independiente y compositor,  Maestro Alejandro Escudero, quien ha sido profesor de Canto Coral en el Instituto Politécnico Nacional y en la Escuela Nacional de Antropología e Historia, ENAH; también creador −en Xalapa− del colectivo Voces Xallahuac, canto coral comunitario. En el mismo evento, a las 18 horas, el Dr. Rafael Figueroa Hernández, coordinador del Centro de Estudios de la Cultura y Comunicación de la Universidad Veracruzana, dará su posicionamiento del tema, mismo que aquí le adelantamos, gracias a la conversación vía zoom que el catedrático tuvo con este periodista. 

Seguramente no se lo querrá perder porque, además, a las 19:30, en el evento musical, tocarán lo mejor de su repertorio en “Mujeres al Son, Colombia y México unidos por el arpa”; con la Agrupación femenina ‘Llamarada’ con la colombiana Susana Díaz, y las jarochas del ‘Folk Ensamble’. El evento durará tres días en los que participarán otros expositores y grupos de música jarocha. Toda una fiesta sobre las nuevas versiones del son y sus manifestaciones actuales. 

En su artículo ‘Hacia una tipología del son en México’, Rosa Virginia Sánchez García, del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Musical-INBA, ha difundido que, considerando aspectos como la dotación instrumental y modos de interpretación, principalmente, se han determinado seis variantes regionales del son: por el Golfo de México los sones jarochos cultivados en las regiones de Sotavento, Los Tuxtlas y la zona istmo de Veracruz y los huastecos del norte del Estado que hoy gobierna el ingeniero Cuitláhuac García.

“Por el lado del Pacífico: los sones tixtlecos, de la montaña guerrerense; los sones calentanos, propios de las diversas poblaciones asentadas en las cercanías del río Balsas en Michoacán y Guerrero; los sones planecos o de ‘arpa grande’ que corresponden a la zona que se ubica en la depresión del río Tepalcatepec, en Michoacán, y los sones jaliscienses, también llamados ‘de mariachi’, que abarcan parte de los estados de Nayarit y Colima, además del propio Jalisco. Los anteriores, además, están emparentados con otros muy similares como los sones istmeños de Oaxaca, las chilenas, los ‘gustos’ de la Costa Chica y las jaranas yucatecas”. 

Rafael Figueroa Hernández, autor del libro “Son Jarocho: Guía histórico-musical”, uno entre la veintena que ha escrito, nació en Veracruz en 1959, y es investigador de la música popular veracruzana, en sus vertientes rumbera y jarocha. Tiene licenciatura en Sociología, maestría en Estudios Latinoamericanos por la UNAM, y doctorado en Historia y Estudios Regionales por la Universidad Veracruzana. Su estancia post doctoral la realizó en la Universidad del Sur de California, USC; y es investigador y Coordinador del Centro de Estudios de la Cultura y la Difusión, de la Universidad Veracruzana y autor de varios libros, como le decía, sobre la música popular mexicana y caribeña. 

− Rafael Figueroa, ¿En qué consistirá el Foro que arranca este miércoles aquí en Jalapa?

− Serán tres días en los que estaremos analizando los nuevos senderos del son jarocho, hacia dónde vamos o lo que va a pasar con esta expresión musical. El evento fue convocado por el maestro Alejandro Escudero, siempre preocupado por estos temas y, te puedo decir, que desde los noventa, ha existido una especie de movimiento de recuperación del son tradicional, de esto que como nación habíamos dejado de lado, olvidada, que es la parte rural; y el ‘movimiento jaranero’, que así le llaman, se había dedicado a reivindicar lo tradicional; pero al mismo tiempo, empezaron a haber muchos jóvenes interesados en el son jarocho tradicional, pero al mismo tiempo, con la sangre nueva vinieron nuevas cosas, nuevas posibilidades.

− ¿Cuál será tu contribución al Foro?

− En el son jarocho, las influencias externas se ven ahora como muy notorias, aunque siempre han estado en evolución, y ahora son enormes, porque estamos a la distancia de un ‘clic’. Hoy, los muchachos pueden oír música de cualquier parte del mundo, y los que han hecho son jarocho tradicional, a veces consciente o inconscientemente, le meten nuevas cosas; con cualquier género musical. A veces, a los chavos algo les suena bien y así lo empiezan a tocar. No es nada más complicado que eso.

Yo creo que hay que tener mucho respeto a la tradición en el sentido de que hay que conocerla. Como dice mi padre “hay que tocar el son como Dios manda”, y cundo ya aprendiste a tocarlo así, lo demás es de cada quién. Esa es un poco mi posición. Hay cosas extraordinarias que están sucediendo, que a los oídos tradicionalistas les puede sonar muy locochonas, pero que son desarrollo normal. Claro, algunas funcionarán y otras no.

− Sobre la intervención musical ¿Qué nos puedes platicar?  

− El grupo ‘Llamarada’ de Colombia no lo conozco, pero sí al ‘Grupo Ensamble’ que son mujeres arpistas. No se qué tanto conozcan del son jarocho, pero hay dos vertientes, una tradicional que inició en algún momento de los años, en la colonia, y otro que nació por la urbanización, cuando los soneros jarochos tuvieron que irse a la Ciudad de México, a tocar en bares, en la radio, en películas, etc. Se cambió y se modificó… 

Por un lado es el ‘movimiento jaranero’ que es el que abreva en la parte tradicional y al otro se le llama −no es un buen nombre pero no nos hemos puesto de acuerdo en ningún otro− ‘Son blanco’ porque son los que visten de blanco y que es un son más escénico, más profesional en cuanto a la parte técnica de la ejecución, desgraciadamente ninguna de las dos vertientes se lleva bien con la otra.

El Grupo Ensamble está dentro del llamado ‘Son blanco’ y es un sonido más técnico, más pulido, más preparado, digamos; en cambio el del ‘Movimiento jaranero’, es un son más cercano a la tierra, pero los dos, a mi gusto, tienen sus particularidades, sus maneras de hacerse, en ambos hay extraordinarios ejecutantes, simplemente hay que saberlos oír con oídos diferentes.

Respecto a las tipologías del son, durante mucho tiempo ha habido un son que se clasificaba −yo diría− por regiones. Si eras de este lado de la Sierra de los Tuxtlas, de la Cuenca del Papaloapan, sonabas de una manera, en la misma Sierra de los Tuxtlas, con su carga indígena sonaba de otra, y del otro lado, en la Cuenca del Río Coatzacoalcos era otra. Aparte estaban los que se habían ido al puerto de Veracruz, a la Ciudad de México, que tenían otro sonido. Era como un sonido regional donde todo mundo estaba en contacto con los otros.

Pero con la globalización, el concepto de región vino a trastocarse mucho porque ahora había comunicación entre todos lados; y entonces con el ‘Movimiento jaranero’ por ejemplo, y cuando empezaron a grabar los grupos importantes, había grupos de Los Tuxtlas que les gustaba un grupo de Tlacotalpan, o uno de Tlacotalpan oía algo de Minatitlán que les gustaba, y este concepto de capital musical sonora común, fue cada vez más importante porque ya no era escuchar a los que viven en mi pueblo, sino escuchar los que me gustan, a los que yo quiero seguir, y entonces se formaron escuelas. 

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: José Sobrevilla – ¿Quién es quién en las mañaneras? Tzeltzin Tonatzin Juárez Enguilo

……………….

Crestomatías del video:

Cultura Adentro: https://www.youtube.com/watch?v=VgasdRbKzJ0&t=829s

Fundación Harp Helú Oaxaca: https://www.youtube.com/watch?v=klTpKUfnoIU&t=1s

Continua Leyendo

Columnistas

Gilberto Haaz Diez – Mañana de fiaca

Publicado

en

Los martes, dice el viejo refrán, ni te cases ni te embarques, pero si me embarco, voy al Puerto a ver cómo azota este temporal malo, más bien voy a otra cosa. Entre que si Tito, tito, capotito es inocente o culpable, pues según la óptica del gobernador (Crónica, Tierra Blanca), es culpable y que, si quieren saber de sus maldades, vayan a Tierra Blanca y hagan lo que Derbéz: “¿Pregúntame?”; sin embargo, en Notiver los panistas le exhiben que Tito Delfín Cano es inocente y preso politico, pues las fechas de cuando lo acusan de que tiró un pañal desechable al basurero y por eso fue daño ambiental, en esa fecha ni alcalde era. No importa. La consigna es que no sale, así le pongan que cuando el penalti contra Holanda, aquel de No era penal, Tito tuvo la culpa.  

El mundo del beisbol está atento a si Aroon Judge, el Señor Juez, pega su jonrón número 61, ayer no pudo en sus 5 órdenes al bat, pero llegará me dijo un conocedor, yo mero, que sé poco de béisbol, me he estado documentando de quiénes han sido los jonroneros arriba de los 60, el mayor ha sido Barry Bonds con 73, McGwire con 70, Sammy Sosa con 66, Roger Maris, que crearon aquella película llamada 61 y el gran Babe Ruth, cuyo récord demoró 34 años en romperse. Y tenía mucho mérito Ruth, porque era gordito y no había gimnasios en aquella época, ni los beisbolistas como los de ahora están llenos de vitalidad y músculos y bien alimentados con leche Lala. También andan en los récords de los 700 jonrones. Donde Albert Pujols anotó ahora su jonrón número 700 y arriba de él están Barry Bonds, con 762, Hank Aarón con 755, y el gran bambino, Babe Ruth con 714 en 1934, el legendario club de los 700 jonrones, qué se necesita para eso, una poca de gracia y otra cosita.  

900 DIAS EN HUELGA NOTIMEX (DIARIO EL PAIS) 

Las banderas rojinegras ondean desde hace 945 días en la fachada de la agencia de noticias del Estado mexicano, Notimex, en Ciudad de México. En un campamento improvisado en la colonia Roma, un puñado de trabajadores se mantiene en guardia desde hace 31 meses, lapso que lleva el conflicto laboral contra la dirección de Sanjuana Martínez ante las supuestas violaciones a su contrato colectivo de trabajo. Despidos injustificados, cierre de corresponsalías extranjeras e impagos fueron algunas de las razones que llevaron a los trabajadores a la suspensión de labores en febrero de 2020. A más de dos años de distancia, la resolución del conflicto aún se vislumbra lejana y cada día que pasa abona a una huelga que ya se ha convertido en el conflicto laboral más enquistado surgido en el Gobierno de López Obrador. 

NUESTRO GRAN ALEJANDRO G. IÑARRITU 

Bardo, la séptima película de Alejandro González Iñárritu (G. Iñárritu desde 2012), está llena de huevos de Pascua. El término suele utilizarse en algunas películas de género y se refiere a pequeñas pistas escondidas por un creador dentro de una obra. En las tres horas que dura la película pueden verse las huellas de Amores Perros, Birdman, El Renacido e incluso Detrás del dinero, una cinta de televisión que dirigió en 1995 junto a Pelayo Gutiérrez con Miguel Bosé de protagonista. La obra de autoficción del mexicano cinco veces ganador del Oscar (Ciudad de México, 59 años) es un destilado de la personalidad de su creador. Iñárritu explica en una conversación a distancia los entresijos de su nueva película, la más personal, sin duda, como una obra de madurez que le permite reflexionar sobre la identidad y la migración de alguien que como él ha abandonado su país por Estados Unidos. Y también de alguien que no puede dejar de ver el éxito a través del lente de la incertidumbre. Este jueves y viernes presentará en el festival de San Sebastián un nuevo corte con algunos ajustes. “Estas películas necesitan tiempo”, asegura. Bardo se estrenará en algunas salas de cine en octubre y llegará a Netflix el 16 de diciembre. 

Diario El País.  

www.gilbertohaazdiez.com 

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Gilberto Haaz Diez – Esos legendarios Yankees

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.