Ponte en contacto

Columnistas

Marco Antonio Aguirre R. – Gómez Cazarín puede quedar fuera próxima Legislatura

Publicado

en

Místicos y Terrenales

* Necesitarán diputados con capacidad operativa y experiencia

* Entre los repetidores, hay algunos famosos por sus pifias

Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

El coordinador de los diputados de Morena, Juan Javier Gómez Cazarín, puede quedar fuera de la próxima Legislatura, aún cuando va en el número 2 de la lista plurinominal de Morena, por el reparto de género de las bancadas plurinominales.

Son 12 diputadas electas de manera directa, por lo que para completar la paridad, se requiere que otras 13 sean designadas por la representación plurinominal. 25 y 25.

Aunque quien sabe como dividiránla paridad de género ahora que incluyeron el género “no binario”.

Pues bien, de las diputadas electas, 11 son de Morena, y como le corresponden sólo 4 plurinominales (para evitar la sobrerrepresentación), por ser el partido con mayor número votación, es por donde se inicia la distribución por género, lo que lleva a que incluso los 3 de esos puestos puedan ser femeninos, porque el primer lugar de su lista plurinominal es para Gonzalo Durán Chincoya, identificado como “no binario”.

La primera mujer en la lista plurinominal de Morena es Illya Dolores Escobar Martínez, quien fue subdirectora técnica de Primarias Federalizadas de la SEV, en la actual administración estatal, y a quien involucran en un caso de cobro por “agilizar trámites a maestros” (http://www.metropolitanoenlinea.com/?p=146477 ).

La siguiente mujer en esa lista es Gisela López López, quien llega sin la menor experiencia política, pero impulsada por un alto dirigente de Morena.

Es posible que nada más ellas dos entren por género, porque para que quede Gómez Cazarín, lo más seguro es que harán reacomodos a la hora de distribuir las bancadas plurinominales para hacer la equidad de género.

No pueden dejar fuera a uno de los favoritos del gobernador Cuitláhuac García.

Vaya, aún cuando Juan Javier quede de nuevo como coordinador de la bancada de Morena, necesita en su entorno diputados que hagan un buen trabajo, que no lo lleven a repetir los errores que hicieron que casi 30 acuerdos de la actual legislatura fueran rebotados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por mal hechos.

¿Quién podría quedar en su entorno?.

Ahora tiene diputados como Fernando Arteaga Aponte que se alineó a Morena desde 2016, cuando salió del gobierno de Javier Duarte y que incluso apoyó la campaña de este partido cuando Miguel Ángel Yunes Márquez ganó la gubernatura de dos años.

Fernando Arteaga, con todo lo que le puedan achacar, ahora le ganó la diputación a Carolina Gudiño, exalcaldesa de Veracruz, cercana al exgobernador Fidel Herrera, en el sitio de mayor fuerza panista y de los Yunes azules, en Veracruz.

Tuvo más de 8 mil votos de diferencia, en un distrito en el que también intervino directamente el presidente del PRI estatal, Marlón Ramírez.

En sus antecedentes igualmente tiene el haberle ganado en una ocasión a Joaquín Guzmán Avilés, como delegado.

El Huevo Arteaga, como le dicen sus amigos y malquerientes, es operador político nato, que ha tratado con integrantes de todas las corrientes políticas y también ha sido concertador, incluso en conflictos nacionales.

Aún cuando Morena tiene una amplia mayoría, los próximos tres años pueden ser complicados, por todos los enredos y entrecijos que se darán para la designación de candidatos al gobierno del estado y por los movimientos que harán los partidos de oposición desde la capital del país, donde tienen mejor posición. Y eso, indudablemente, impactará en la Legislatura del estado, además de que habrá muchos, pero muchos problemas por la inexperiencia y la impericia de gran cantidad de alcaldes e incluso de los mismos diputados electos.

Van a necesitar, indudablemente, conciliadores y líderes políticos naturales y que sepan hacer el trabajo.

Otro diputado con experiencia que llegará a la próxima legislatura por Morena, es el expanista Luis Antonio Luna Rosales, quien al principio del actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el 25 de enero de 2019 para ser precisos, fue designado Director General de la Administración Portuaria Integral de Coatzacoalcos.

Antes de ser removido enfrentó fuerte señalamientos de los constructores del sur de Veracruz, porque el 99% de las asignaciones de las obras federales se las dio a empresas de fuera de la región, “a sus cuates” decían los constructores de Coatzacoalcos, y lo hizo por asignación directa o por licitaciones dirigidas, en las cuales incluso no le permitía participar a los constructores del sur de Veracruz.

Antes fue leal a Felipe Calderón, cuando éste fue presidente de México, al grado de que en octubre de 2007, el entonces primer mandatario lo designó delegado de Comercio en Veracruz.

Con esos antecedentes, el cambio de bandera no le será difícil, de ser necesario.

Otro de los próximos diputados con experiencia administrativa es Luis Fernando Cervantes Cruz, quien era alcalde de Pueblo Viejo electo bajo la bandera del PES, pero que ahora olímpicamente desechó a ese partido y se fue de plano con Morena.

Cervantes Cruz es de los diputados que tienen ínfulas imperiales, porque quería dejar como candidata de Morena a la presidencia municipal de Pueblo Viejo a su esposa.

Cervantes Cruz es de los diputados chapulines, o sea que también es experto en cambiarse la camiseta y las lealtades al vuelo, pues antes fue alcalde de Pueblo Viejo de 2011 a 2013, postulado por el Partido Acción Nacional y el Panal.

Desde hace mucho lo han vinculado con grupos delincuenciales (sin probarle nada, aparentemente) y en pleitos caciquiles en la zona. Un hecho doloroso que le tocó vivir, fue el jueves 13 de febrero de 2014, cuando asesinaron a su hermano José Luis, en su casa, quien antes fue secuestrado por -presuntamente- policías del ayuntamiento de Pueblo Viejo. El hecho nunca fue investigado lo suficiente.

Otro diputado con experiencia administrativa que llega a la próxima Legislatura es Roberto San Roman Solana, expriista de hueso colorado, de esos que primero llamó a Andrés Manuel López Obrador «viejo ridículo» y a Cuitláhuac García «inepto e ignorante», pero que ahora les rinde pleitesía sin recato alguno.

Fue electo diputado por el distrito de Tantoyuca, abanderado por Morena y a quien los militantes de ese partido le reprochan también que compró la postulación vía Esteban Ramírez Zepeta, el delegado nacional avalado por Cuitláhuac García, que insiste en ser presidente de Morena en el estado.

Otro de los próximos legisladores con experiencia en el gobierno es Genaro Ibañez Martinez, quien ganó la elección en Tuxpan.

También fue priista de muchos años, y estuvo en el gobierno del estado durante mucho tiempo, en la dirección de Educación Primaria, en la Secretaria de Educación de Veracruz, desde 1982 hasta 2009.

27 años nada más.

Luego se fue a Tuxpan y allá, en 2017, Luis Moncada Alejo, lo acusó de cobrar diversas cantidades a familias humildes de la zona rural, como anticipo de un programa de vivienda que nunca se hizo efectivo y que no quería devolver el dinero.

Ya con el actual gobierno fue designado director general de Previsión Social y Productividad, en la Secretaría del Trabajo (un área que nadie sabe para que sirve realmente).

Su curriculum, tampoco es así como que muy deseable.

Del otro lado hay diputados que ya demostraron que lo mejor es que se queden quietos, como Elizabeth Cervantes de la Cruz, reelecta por el distrito de Alamo, con la pura fuerza de los seguidores de López Obrador y por obra y gracia de los beneficiarios de programas sociales que fueron a votar (por quien sea que los haya llevado a votar), quien en la actual Legislatura es presidenta de la Comisión Especial para el Seguimiento a la Problemática de la Desaparición de Personas en el Estado de Veracruz, pero que nunca ha realmente apoyado a los grupos de familiares de personas desaparecidas y que sólo ha emitido un par de declaraciones.

Sus 5 minutos de mayor fama, fueron el 8 de febrero de 2019, cuando su expareja la acusó de aprovechar su cargo como diputada local para sacar ventaja en un juicio de patria potestad por el hijo de ambos.

O también está la diputada Ana Miriam Ferraez, de Xalapa, que tuvo su gran momento estelar el 21 de enero de 2019, cuando se le ocurrió la gran idea de declarar que para prevenir los feminicidios debía implementarse “un toque de queda para que las mujeres no salgan después de las 10 de la noche”. Desde todo el país e incluso desde otras partes del mundo, le reclamaron.

O su desvario del 23 de noviembre de 2018, cuando en tribuna se le ocurrió reprender a los diputados diciéndoles “creo que ustedes no conocen de política internacional” y olvidó el nombre de Vicente Fox, como autor de la famosa frase “Comes y te vas” y confundió el nombre del destinatario de la misma, al mencionar que se la dijo a Hugo Chávez, cuando fue a Fidel Castro.

O, también está la otra diputada reelecta por Xalapa, Rosalinda Galindo, más conocida como “La reina del nepotismo” porque le descubrieron que acomodó a toda su familia en la nomina gubernamental. Esa es la causa de su fama.

Así pues, si Juan Javier Gómez queda fuera, necesitarán a un buen coordinador de bancada en Morena; y si logra ser reelecto, brincando la valla de la paridad de género, necesitará diputados que no lo hagan quedar mal, otra vez.

Así como personal eficiente, para no repetir aquella memorable pifia donde al Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, le cambiaron el nombre por Francisco.

Y como ya debió de haberse dado cuenta Gómez Cazarín, los que antes demostraron falta de sensibilidad social o política, ahora no la tendrán, y los que tienen malos antecedentes, pueden vincularlo con grupos con los que no quiere ser ligado.

Así, el reacomodo de los místicos está pendiente.

A ver como quedan y ojalá pueda ser benéfico para los terrenales.

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Marco Antonio Aguirre R. – El PAN tendrá más diputados plurinominales que Morena

Columnistas

José Sobrevilla – Este 1º de agosto, ‘Juicio a expresidentes’

Publicado

en

Por

Por José Sobrevilla

Para la consulta de este primero de agosto acerca de, si los ciudadanos estamos de acuerdo o no en llevar a juicio a los ex presidentes por actos de corrupción (aunque de acuerdo a la ley muchos delitos hayan prescrito), la pregunta planteada por el Instituto Nacional Electoral, INE, ha sido por demás confusa y enfocada al “no entendimiento” de la gran mayoría de la gente. Aunque en realidad no la redactó el INE sino la Suprema Corte de Justicia de la Nación, SCJN. Juzgue usted; “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”

“¿Llevar a cabo las acciones pertinentes?” para “emprender un proceso de esclarecimiento”, por “las decisiones políticas” realizadas por “los actores políticos”, “encaminadas a garantizar” … en este galimatías se esconde el “sí” o “no”; y es por esta redacción que los detractores han llegado a argumentar que “la ley no se somete a consulta”, o se aplica o no. Sin embargo, coincido con los amigos del Grupo Intélite (que dirige Rodolfo Sandoval Monroy), en que este “será el primer ejercicio de democracia participativa”, que tendrá sustento legal y judicial a nivel federal al ser organizado por el INE; aunque por el requerimiento de al menos 40% de participación ciudadana (de la lista nominal) pueda terminar limitando el alcance de sus efectos legales.

El 27 de julio, esta empresa de monitoreo hizo llegar a este corresponsal un interesante reporte acerca de la “Consulta Popular”, en el cual realiza un valioso recuento, desde 2012, de cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación, DOF, el Decreto de Reforma a la fracción VII (art. 35 de la Constitución) donde es incorporada la Consulta Popular (CP) como derecho fundamental. Dos años después, 2014, en el mismo DOF, se publicaba el Decreto por el que era creada la Ley Federal de Consulta Popular, que se materializó como “mecanismo de participación ciudadana de ‘democracia semidirecta’”.

Ese mismo año, 2014, el INE recibía cuatro solicitudes de consulta popular sobre diversos temas para verificar apoyo ciudadano; posteriormente fue enviado a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, SCJN, para evaluar su constitucionalidad (23 septiembre), misma que fue rechazada (29 de octubre) por la procedencia de las solicitudes de CP al argumentar “inconstitucionalidad” por tratar “temas prohibidos”.

Ya en 2019, el 20 de diciembre, en el Diario Oficial fue publicada la reforma constitucional sobre revocación de mandato que también terminaría modificando las condiciones de la consulta popular. Año en que Gobernación impulsó –además– un ejercicio consultivo regional en Morelos, Puebla y Tlaxcala para evaluar la continuidad de un proyecto energético (23 de febrero), así como la consulta para evaluar la construcción de una planta cervecera, Constellation Brands, en Mexicali, Baja California, (22 de marzo) donde se canceló una inversión de 1,500 millones de dólares; así como, el 30 de mayo, el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas realizaba asambleas consultivas regionales para evaluar los polos de desarrollo de la construcción del Corredor Transístmico.

También, la secretaría de Gobernación había organizado un ejercicio de consulta regional en el Estado de México, del 25 al 28 de octubre de 2018, donde se evaluaría la continuidad de la construcción del Aeropuerto Internacional en Texcoco, la cual fue organizada por un consejo ciudadano conformado por académicos y organizaciones, entre ellas la Fundación Arturo Rosenblueth. También, el 11 de mayo de 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador había anunciado públicamente la posibilidad de que fueran juzgados cinco expresidentes anteriores a él.

Ya en 2020, el 15 de septiembre, el habitante de Palacio Nacional llevaba a cabo la consulta para juzgar a expresidentes como iniciativa propia ante el Senado, para comenzar con el proceso consultivo. El Senado había avalado ya la trascendencia de la consulta popular y turnado a la SCJN (el 7 octubre del mismo año), la pregunta para que –de la misma Consulta Popular impulsada por el Ejecutivo– se avalara su constitucionalidad el día 20 del mismo mes, que terminó siendo modificada para “evitar contradicciones constitucionales” quedando así de confusa como le mencionaba en el primer párrafo: fue así que el INE realizaría el reajuste a su presupuesto tras la reducción de 870 millones de pesos del mismo ordenado por la Cámara de Diputados[1] el 07 de diciembre 2020.

Este año, el 22 de junio de 2021, el presidente advertiría que el INE no había ahorrado para el ejercicio consultivo de este primero de agosto y, por ello, acusaba la ‘falta de presupuesto específico para este fin’; esto hizo que (demasiado tarde), el INE comenzara la preparación para la organización de la Consulta Popular el 28 de junio; así, este 15 de julio, el Instituto Nacional Electoral comenzaría la jornada nacional de información sobre la Consulta que se llevará a cabo este 1º de agosto 2021, con insuficientes quince días.

Es por ello que Human Rights Watch en América habría calificado como un “circo político” a la Consulta Popular 2021 el 19 julio, y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, TEPJF, manifestara que AMLO debería “abstenerse” de difundir propaganda sobre la Consulta.

Con estos antecedentes, los analistas de grupo Intélite han vaticinado que será difícil el cumplimiento de participación requerida del 40% para hacer vinculante la Consulta Popular; y que la discusión política y la diversidad de visiones en torno a esta, harán del ejercicio un factor que sólo abonará al discurso anticorrupción del Gobierno Federal y a las posturas contrarias de la oposición (como son las críticas en el manejo de presupuesto del INE, y el populismo punitivo). “Aunque este ejercicio terminará siendo un precedente para la consolidación de estos mecanismos participativos; y las dudas en su utilidad y alcance obligarían a que se retome y modifique en el Legislativo y el Judicial”.

Consideraciones

En un primer escenario, se vislumbra que no sean cumplidos dos de los tres estándares requeridos para la Consulta, #1 apertura a la información –pregunta confusa–; #2 involucramiento de la sociedad –baja participación– y #3 Condiciones legales –cumplidas–; por lo que el ejercicio de este primero de agosto podría llevar a un retroceso en la consolidación de estos mecanismos de participación, debido a que México está en una democracia representativa “altamente polarizada”.

Lo anterior podría traer como “Impacto Económico” que aumentaran las quejas sobre el gasto para la realización de la Consulta Popular (91,000 mesas de votación, 890 millones de pesos)[2], así como la insuficiencia presupuestal que se exacerbe más debido al poco éxito que llegara a tener el ejercicio. El INE realizará la CP con 610 mdp menos de lo presupuestado originalmente, según ha dado a conocer el 2 de junio pasado.

El “Impacto Político” que podría traer, sería que las discusiones respecto a la Consulta podrían centrarse en la ilegitimidad del ejercicio y en el proceso de ejecución: Se mantiene la diversidad de opiniones, pero predominarán las que se opongan; por lo que se desprestigiaría a la Consulta para los siguientes intentos, como la “Revocación de mandato” del próximo 2022.

“Impacto Jurídico”: La SCJN se vería obligada a procurar la progresividad en el aseguramiento de próximas Consultas: El ejercicio se verá como un precedente para su mejora en las Consultas Populares, pero con escepticismo en su recepción social. En cuanto al “Impacto Social”, podría profundizarse el alejamiento de la sociedad con respecto la democracia participativa: Desde 2018 México ha disminuido 6% el Índice de Democracia Participativa, con el ejercicio infructífero de 2021, la tendencia a la baja se mantiene. Asimismo, por la discusión presupuestal de la CP; en el análisis de Intélite la percepción de corrupción empeorará.

Otro interesante escenario es que la Consulta Popular pueda tener un impacto positivo, pero mostrará que es necesario robustecer la vía participativa (reglas más claras y fortalecimiento presupuestal), por ello se buscaría legislar sobre el asunto en el ambiente propicio (alto porcentaje de participación, aunque menor al 40%), debido a que México está en una transición hacia la democracia semidirecta.

En este escenario, el “Impacto Económico” implicaría el debate sobre el presupuesto asignado, que se mantendría vigente: Se buscaría destinar mayores espacios y recursos a este tipo de ejercicios democráticos, ya que juntarían los intereses del INE respecto a mayor presupuesto y los reclamos de la oposición respecto al presupuesto de este Instituto.

El “Impacto Político” destacaría el ejercicio por el papel de la ciudadanía e instituciones, pese a que no se alcance el porcentaje de participación requerido, se impulsará un discurso que atribuya al éxito del voto popular y al INE. Derivado de ello, la CP de revocación de mandato de 2022 comenzará a perfilarse con relación al éxito parcial de este ejercicio.

“Impacto Jurídico”: El resultado podría poner en marcha el sistema de procuración de justicia para víctimas y, el resultado justificaría la salida político-jurídica de Comisiones de la Verdad como ejercicio restaurativo para las víctimas.

En cuanto al “Impacto Social”, podría observarse un acercamiento ligero de la sociedad hacia las consultas y elecciones; de acuerdo con la Encuesta Nacional de Cultura Cívica, ENCUCI 2020, el 69.2% de la población estaba –ese año– “muy de acuerdo” con un gobierno democrático, por lo que esta cifra podría incrementarse.

Independiente de todo, los movimientos a favor y en contra del juicio a los expresidentes en estos breves momentos que se dieron para su difusión, se ha mantenido públicamente un debate y, así como existe un profundo rechazo, argumentando en muchas otras cosas –vía memes– que “es una consulta IDIOTA, ideada por un IDIOTA, y que votarán puros IDIOTAS”, también ha habido manifestaciones a favor de la misma. (Texto elaborado a partir del Reporte Intélite[3] con la autorización de Rodolfo Sandoval, su director general).


[1] Con ello, el presupuesto de la autoridad electoral pasó de 20 mil 463 millones de pesos solicitados en el anteproyecto a 19 mil 593 millones de pesos. https://centralelectoral.ine.mx/2020/12/07/ajusta-ine-presupuesto-para-2021-tras-reduccion-ordenada-por-la-camara-de-diputados/ consultado el 30.07.2021

[2] https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Los-costos-de-la-Consulta-Popular-20210628-0132.html Consultado el 30.07.2021

[3] https://publicaciones.intelite.mx/reportes-especiales consultado el 29 de julio 2021

Esta es opinión personal del columnista

Continua Leyendo

Columnistas

EJERCICIOS DEMOCRATICOS PARTICIPATIVOS, deben efectuarse para resolver temas de trascendencia nacional y no cuestiones de legalidad

Publicado

en

Por

Breves del Derecho

Lic. Carlos Asdrubal Pantoja de la Cruz

Nuestra Constitución Política contempla un mecanismo de Democracia Participativa sobre temas de TRASCENDENCIA NACIONAL, denominado “Consulta Popular” y lo describe en el artículo 35, fracción VIII como un derecho de los mexicanos.

Esta prerrogativa es similar a la que se utilizó para determinar si la nación de Inglaterra seguía o no unida a la Unión Europea, el famoso “Brexit”, tema que por su trascendencia de naturaleza económica y de afectación general, el gobierno británico determino someterlo a consulta del pueblo anglosajón porque dicha decisión determinaría el rumbo económico futuro de aquel país que en su caso beneficiaria o afectaría a toda la nación, un tema sin duda de vital trascendencia nacional.

Otro ejemplo en el mundo de democracia participativa es Grecia, quien en dos ocasiones históricas ha utilizado este mecanismo para determinar sus políticas públicas de interés nacional, el primer ejercicio lo realizo en 1974 al organizar una consulta en la que el pueblo griego decidió el fin de la monarquía que encabezaba el rey CONSTANTINO, hermano de la reina doña Sofía, es decir, sometió a consulta de sus ciudadanos trasladar su forma de gobierno de monarquía a república y el segundo ejercicio lo efectuó en 2015 cuyo motivo de celebración fue la imposibilidad de llegar a un acuerdo en las negociaciones entre el gobierno griego de SYRIZA y sus acreedores, lo que dio como resultado un rotundo rechazo popular a las condiciones del rescate propuesto por la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo, que endeudaría al pueblo griego por décadas, es decir, en ambos casos las decisiones sometidas a voluntad popular son de vital importancia y trascendencia nacional porque fijan el rumbo político, económico y futuro de ese país.

En nuestro país, si bien, el tema desde hace mucho se encuentra establecido en nuestra constitución, lo cierto es que, nunca el Gobierno ha realizado un referéndum (Consulta Popular), para tomar decisiones importantes y trascendentes de carácter nacional que determinen el futuro del país, ni antes, ni ahora, aunque se presuma que por primera vez este primero de agosto se realizara una consulta popular, la realidad es que se va a efectuar con un tema que a mi juicio no reúne las características de ser trascendente, ni de interés nacional sino de carácter ideológico, propagandístico y partidista.

En efecto, el tema sometido para la consulta es llevar a Juicio a los Expresidentes y lograr que por las malas decisiones tomadas desde sus respectivos Gobiernos se les repare el daño a las víctimas, sin embargo, el tema no lo proponen todas las ideologías políticas, solo una, por tanto en una pluralidad de ideas no se puede considerar de “Agenda Nacional”, además, los ilícitos de los que se les puede acusar ya se encuentran previstos en el Código Penal Federal y no es necesario someterlos a consulta, así como, el procedimiento y proceso ya se encuentra previsto en el Código Nacional de Procedimientos Penales y la reparación del daño y sus modalidades de pago o resarcimiento en la Ley General de Victimas.

Más bien, pienso que dicha consulta contiene un despropósito porque por extraño que parezca o suene esta iniciativa del actual gobierno y su partido es una idea encaminada a buscar todo lo contrario, que no se juzgue a esos personajes, menos aún que se imparta justicia y se les repare el daño a las víctimas, veamos:

En la especie, si el verdadero propósito del Gobierno es llevar a Juicio a los expresidentes y que aquellos por sus malas decisiones tomadas en el “pasado” en sus respectivos gobiernos reparen el daño causado a las posibles víctimas, esos dos temas de ninguna manera se deberían de someter a consulta, pues las facultades y atribuciones legales para que esa justicia restaurativa del daño se aplique le corresponden a la Fiscalía General de la República y el Poder Judicial de la Federación, quienes pueden, recibir denuncias, investigar, recabar pruebas, imputar, vincular a proceso, sentenciar y condenar a los expresidentes con penas de prisión, multas y penas reparativas del daño, por los delitos que hayan cometido y que se les comprueben, ello simplemente haciendo uso en sus respectivas competencias, de sus facultades y atribuciones que les confieren y se encuentran plasmadas en nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el Código Penal Federal, en el Código Nacional de Procedimientos Penales y en la Ley General de Victimas.

Por otra parte, de resultar condenados a la reparación del daño lo harían en su calidad de Expresidentes de la República, lo que implica que de ninguna manera aquellos lo repararan de su bolsa como ciudadanos sino como entes de gobierno, por tanto, esa restauración saldría de la bolsa del estado mexicano y ¿sabe usted de donde tomara el estado el dinero para reparar ese daño? Sí pensó usted bien, de nuestros impuestos.

En consecuencia, todo este tema de la consulta es meramente un simulacro de justicia y derecho a la reparación del daño, estéril y ocioso, en primera porque la justicia y el derecho no se somete a consulta y en segunda porque al ser una idea que impulsa un partido político en contra de todos los demás no es de carácter o de agenda “nacional” en tercera, porque quienes terminaran pagando el daño causado a las víctimas con nuestros impuestos seremos nosotros los ciudadanos y no los verdaderos responsables que causaron esos daños.

Concluyo diciendo que, la democracia participativa si bien, es un ejercicio interesante, único y valioso que por primera vez en la historia se ejercerá por las mexicanas y los mexicanos, también lo es, que es un despropósito estéril utilizar dicho mecanismo constitucional y desperdiciar esta oportunidad histórica en un tema ideológico de “justicia” tan vano porque en esencia es un tema de legalidad que se puede resolver sin necesidad de consultarlo y porque el resultado de la consulta no determina el rumbo futuro del país.

¡Nos vemos en la próxima, DEO VOLENTE!

Esta es opinión personal del columnista

Continua Leyendo

Columnistas

Gilberto Haaz Diez – Leer un buen rato

Publicado

en

Por

*De Borges: “Que otros se enorgullezcan por lo que han escrito, yo me enorgullezco por lo que he leído”. Camelot. 

Por Gilberto Haaz Diez

En este mes que la NASA anuncia habrá un hotel en el espacio, el Voyager Station, donde ya se podrá ir en dos años a hospedarse y estar dentro del alojamiento, chupando a placer y viendo la tierra y las estrellas y gravitando como astronauta. Si Julio Verne viviera. Se fue julio y acabaron los memes del cantante. Julio es el mes intermedio del año y en este mismo año de pandemia, ahí vamos capoteándola, poco a poco, paso a paso en el cuidado del maldito virus. Hay una campaña mundial por leer. Los jóvenes no leen. Hay que enseñarlos a leer, acostumbrarlos a que lo hagan, sea cual sea el medio: diario, revista, folletos, libros, Tv y Novelas o Tv Notas, cualquier cosa impresa. Menos aún ahora en la época del Internet, donde los aparatitos telefónicos distraen a jóvenes y adultos. Mientras que en Europa la media de lectura es de 11 libros al año, en nuestro país es tan sólo de 2.9. La clase baja mexicana no es la única que enfrenta este problema, pues cuatro de cada 10 connacionales del sector más rico de la nación no lee. Pocos leen, a los chavos les debe dar ‘hueva’ leer. Es la gente grande la que lee. Hace un par de días, aprovechando el tiempo olímpico, hice una limpia en mi cuarto, donde dormían conmigo unos 50 libros, ellos eran los que veían mí anochecer y despertar. Después de una limpia se fueron a su lugar, a la biblioteca pequeña que tengo abajo, y dejé unos dos o tres para las noches de lectura. Me quedé con uno de cuentos de Hemingway, y otro de Gabriel García Márquez, de sus columnas periodistas. Fenomenales los dos. García Márquez decía que el mejor cuento de Ernest Hemingway, un cuento corto, era ‘El gato bajo la lluvia’, búsquenlo, aparece en Internet y léanlo en cinco minutos, es extraordinario. Además, hay que ingeniárselas para leer a máxima velocidad. El presidente Kennedy desde sus tiempos de estudiante de Harvard, presumía que leía a la velocidad de 1 mil 200 palabras por minuto, y retenía todo. Charles de Gaulle era de mente brillante, leía un discurso de cuatro páginas, y con eso sobraba para memorizarlo.  

LEER PARA APRENDER. 

Quien esto escribe lee como Dios le ayuda, a los sobresaltos y a veces a las cabeceadas y los bostezos. Suelo hojear las primeras 20 páginas de un libro, si no me atrae, se va a formar parte de la hemeroteca, al carajo. Al olvido. Ah, pero si me prende, me dan las doce, la una y las tres, como canta Joaquín Sabina. El escritor Juan José Millas, escribió: “Me piden a veces que hojee libros o revistas y que informe sobre ellos. Cuando digo que para informar necesito leer todo el texto, me miran con piedad, como a un tonto. Nadie lee un libro entero en la actualidad. No hay tiempo, es para ayer, por Dios, ábrelo por tres o cuatro sitios para hacerte una idea. El problema es que los libros siempre se abren por donde no deben, para engañarte”. Honoré de Balzac, según la biografía de Balzac escrita por André Maurois, el ojo del novelista francés ‘abarcaba siete a ocho líneas de un solo vistazo, y frecuentemente le bastaba una sola palabra en la frase para captar el sentido’. Es un dato histórico que el famoso filósofo y economista inglés, Mills, no alcanzaba a dar vuelta las páginas de los libros tan rápido como era capaz de leerlas. John F. Kennedy fue uno de los más notorios alumnos de Evelyn Wood, precursora del método moderno de lectura veloz en los Estados Unidos. Otros dos moradores de la Casa Blanca, Theodore Roosevelt y Jimmy Carter, también se destacaron como lectores rápidos. Estoy en eso porque leí un libro en dos días. De miedo. De amanecer con él. Del periodista Alejandro Almazán: “Chicas Kaláshnikov y otras crónicas”. Tremendo. Voy a su contraportada: Da cuenta de “los sicarios y los levantados; los verdugos y los asesinados; los sobrevivientes y los que no la libraron; las armas, las balas, los cadáveres, los gatilleros, los traficantes, los soplones, los vigías, los testigos, los inocentes, los corruptos, los periodistas, los alcaldes… a todos ellos da voz y rostro Alejandro Almazán en 14 crónicas que retratan la asfixiante realidad de un país donde la violencia es de todos y a todos nos condena”. 

www.gilbertohaazdiez.com

Esta es opinión personal del columnista

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.