Ponte en contacto

Columnistas

Miguel Ángel Cristiani-El peligro de la extinción de los medios

Publicado

en

  • Este 3 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Libertad de Prensa
  • Medios de comunicación sufren la peor crisis en décadas
  • Esta situación se ha vuelto aún más crítica con la pandemia

Por Miguel Ángel Cristiani González

 Este lunes 3 de mayo, además del día de la Santa Cruz que festeja a los albañiles, también se supone que es la celebración del llamado Día Mundial de la Libertad de Prensa, aunque en la realidad que estamos viviendo, ya es muy poco, casi nada, lo que se puede conmemorar en el marco de la crisis económica más dramática de las últimas dos décadas, producto del desarrollo de las nuevas tecnologías, los cambios de hábitos de las nuevas audiencias y a la reducción dramática de los ingresos por publicidad.

Tal y como lo acaba de decir Jorge Canahuati, presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Grupo Opsa, San Pedro Sula, Honduras, ante el Foro Regional para América Latina y el Caribe de la Unesco este 30 de abril de 2021.

En la descripción del panorama actual que se está enfrentando por los medios, El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa afirma que esta situación se ha vuelto aún más crítica con la pandemia. Todos los medios, además de lamentar a sus víctimas, tuvieron que achicar sus operaciones. Muchos medios desaparecieron, dejando sin información a comunidades enteras.

Recordó el discurso del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, sobre que esta crisis trae aparejado el peligro de la «extinción de los medios» debido al declive financiero de sus operaciones, con pérdidas estimadas en 30 mil millones de dólares en el último año.

Ante ese panorama, Guterres convocó a la comunidad internacional a actuar -estados, sector privado y sociedad civil- «para asegurar fondos y apoyo suficientes» para mantener al periodismo como fuerza esencial de una democracia y que las sociedades no queden «irremediablemente dañadas».

Comentó en su mensaje que desde la SIP venimos marcando el camino sobre esta revalorización de los medios de comunicación. Por un lado, corresponde a la propia industria bregar con su propia sostenibilidad a través de la innovación y nuevos modelos económicos viables, como lo ha venido haciendo.

Por otro lado, los gobiernos y las organizaciones multilaterales deben crear políticas públicas que garanticen la viabilidad de medios de comunicación independientes y robustos. Los gobiernos europeos son buen ejemplo, habiendo adoptado medidas de apoyo económico y financiero de carácter transparente, no discriminatorias y respetuosas de la independencia de los medios.

Hace días, elogiamos al gobierno de Colombia por ser el primero de América Latina en avanzar con una política específica para los medios. Ha incluido en el presupuesto de este año un fondo de 24 millones de dólares para la transformación digital de los medios, que se busca distribuir con garantías de equidad y transparencia. También hemos elogiado un proyecto de ley en el Congreso de ese país que busca crear medidas más permanentes, por ejemplo, creando estímulos tributarios para los anunciantes, considerando que la publicidad es un atributo potenciador de la economía general, e incentivos para la contratación de periodistas durante los próximos cuatro años.

También, en el ánimo de nuestra Declaración de Salta, hemos observado como positiva la decisión del Parlamento de la Unión Europea para que las plataformas digitales compensen a los editores periodísticos por el uso y beneficio que obtienen por la distribución de los contenidos noticiosos, contenidos que tienen elevados costos de elaboración para los medios.

Aplaudimos la ley dictada en Australia en febrero -Código de Negociación de Medios y Plataformas Digitales- que exige que las plataformas y los editores de medios se sienten a negociar el precio de los contenidos que las plataformas usan para generar cuantiosos ingresos publicitarios, en detrimento de la economía de los medios.

Estas legislaciones pueden servir de modelo para que otros gobiernos de las Américas adopten políticas públicas similares.

También, como indicó Guterres, organismos multilaterales como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Corporación Andina de Fomento y el Banco Centroamericano de Integración Económica, entre otros, además, de organizaciones y empresas privadas, etc… deben asumir esta responsabilidad de apoyar al periodismo y a los medios de comunicación, ya que la viabilidad y de su permanencia depende la salud de las naciones libres y democráticas.

En recientes reuniones, la asamblea de la SIP aprobó las siguientes resoluciones sobre la sustentabilidad de medios de comunicación, convocando a diferentes actores a la acción: Australia, medios de comunicación y plataformas digitales y Sostenibilidad.

El Día Mundial de la Libertad de Prensa que se celebra este 3 de mayo, fue instaurado en conmemoración de la Declaración de Windhoek, documento que contiene principios sobre la defensa de la libertad de prensa, redactado en 1991 durante una reunión de periodistas africanos impulsada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Contáctanos en nuestras redes sociales:

https://www.canva.com/design/DAEN5B9DWgs/ZCHd2Z8KueYjlg_d59Op3A/view?website#2

Esta es opinión personal del columnista

Columnistas

Ángel Álvaro Peña – Latinoamérica más allá de la utopía

Publicado

en

Por

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

La vigésimo primera cumbre de cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), fue el escenario donde se mostró la unidad de más de 20 naciones que buscan su soberanía, castigados en mayor o menor medida por un nuevo colonialismo, que ya no es España, Inglaterra o Portugal sino un solo país: Estados Unidos. Ahora vuelven hacia su origen y se reconocen hermanos.

La regionalización tiene como base indiscutible la postura nacionalista de los diferentes mandatarios de esos países, que desde la vida diaria de sus pueblos encuentran severos límites para su desarrollo económico y bienestar social.

América Latina prácticamente desde su independencia de los reinos de ultramar ha dependido de una u otra forma de Estados Unidos, país cuyo gobierno considera que por recibir mano de obra barata puede sentirse propietario del resto del continente, y así actúan a través de foros internacionales que mostraron su inoperancia.

La participación de la Organización de Estados Americanos ha servido de puente para cuidar los intereses del vecino país del norte, y no lo hace discretamente sino con el cinismo de una intervención abierta, como sucedió en Bolivia, donde apoyó la idea de un fraude electoral para sacar de la presidencia a Evo Morales y dar un golpe de Estado encabezado por Jeanine Áñez, quien no tenía más antecedente que ser conductora de televisión. Ella debió estar seis meses en la presidencia, pero estuvo un año, lapso en que reprimió grupos indígenas y gremiales, arrestando líderes del anterior partido en el poder, Movimiento al Socialismo.

En cuanto hubo elecciones ese partido volvió al poder por la vía electoral con una mayoría aplastante, echando por tierra el supuesto fraude electoral que Luis Almagro, presidente de la OEA, había afirmado que se fraguó en favor de Morales Ayma.

La OEA ha dado muestra de pertenecer a una tendencia política muy definida, siempre en resguardo de los intereses de los verdaderos líderes de Estados Unidos. Ejemplos sobran.

Ante este escenario, el presidente Andrés Manuel López Obrador propuso sustituir la OEA por un organismo que sea verdaderamente autónomo, semejante a la Unión Europea. Con la autonomía suficiente como para negociar, pero con la unidad necesaria como para fortalecer las economías y los lazos de amistad. “No debe descartarse la sustitución de la OEA por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie sino mediador a petición y aceptación de las partes en conflicto”, señaló el mandatario.

Desde luego que no es gratuito el hecho de que el único país que rechaza la propuesta del mandatario mexicano sea Colombia, que prácticamente es una colonia de Estados Unidos. Es la nación con mayor número de bases militares estadounidenses, con 40 de ellas en su territorio, con una protesta social diaria y una represión contra los manifestantes que ha ocasionado medio centenar de muertes por los golpes de policías y soldados y más de 400 detenidos.

Los manifestantes han bloqueado las carreteras y la policía ha respondido con fuerza letal. Según The New York Times, la policía colombiana ha disparado contra los manifestantes inconformes con una reforma fiscal que grava impuestos a los más pobres, sin que afecte a los más ricos del país, lo cual cierra posibilidades de salud, educación y trabajo. Estudiantes, maestros, trabajadores de la salud, agricultores, comunidades indígenas y muchos otros se han juntado en las calles para protestar por esta disposición.

El ministro de Defensa, Diego Molano, afirmó que tiene órdenes del presidente Iván Duque de acelerar la reforma. La represión motivó la vista urgente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y otras instancias internacionales de derechos humanos.

Esta situación coloca la aceptación de Iván Duque con una popularidad del 27 por ciento en todo el país. Antes de la pandemia los colombianos con trabajo de tiempo completo no alcanzaban a ganar el salario mínimo, que es de 275 dólares mensuales.

Desde luego la política del derechista Duque tiene el aval de la OEA, ya que desde su territorio se han preparado golpes de Estado contra Venezuela y planeado el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse.

Es momento de ver hacia la región que nos es cercana, con las mismas raíces, con historia en el mismo idioma. Con problemáticas similares, pero sobre todo con un vecino poco agradable que quiere usar nuestras casas como patio trasero.

Estados Unidos se fortalece con la aparente debilidad de los pueblos latinoamericanos, que se erradicará con la unidad de una vez por todas.

La diversidad de historias, la similitud de pensamientos libertarios de nuestros héroes, y la violación de nuestro territorio por un vecino común, hace necesaria la unidad de los pueblos más allá de las diferencias que puedan tener los gobiernos; traspasar las ideologías en pro de la cohesión de necesidades y crear la autosuficiencia de la región.

En este momento hay dos países de la región bloqueados por Estados Unidos, pero en realidad el resto de nuestros países han estado limitados, como en un bloqueo no oficial contra el desarrollo, por la forma de dominio del vecino del norte que impide ser superado por quienes considera inferiores.

La unidad latinoamericana no es una idea nueva, tiene más de dos siglos de haber surgido del pensamiento de Miranda, de San Martín, de Bolívar. La historia tiene sus elecciones y arroja conciencia sobre el presente, de ahí la necesidad de reflexionar sobre esta urgente necesidad que nos hará más fuertes y mejores. PEGA Y CORRE. – Podemos ver que en América Latina no somos los únicos que tienen exfuncionarios públicos con cuentas pendientes con la justicia. La Fiscalía General de la República de El Salvador presentó cargos de corrupción contra el expresidente Salvador Sánchez Cerén y otros nueve exfuncionarios ante un juzgado por recibir pagos irregulares en la administración de Mauricio Funes… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

ALMA GRANDE

Latinoamérica más allá de la utopía

Por Ángel Álvaro Peña

La vigésimo primera cumbre de cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), fue el escenario donde se mostró la unidad de más de 20 naciones que buscan su soberanía, castigados en mayor o menor medida por un nuevo colonialismo, que ya no es España, Inglaterra o Portugal sino un solo país: Estados Unidos. Ahora vuelven hacia su origen y se reconocen hermanos.

La regionalización tiene como base indiscutible la postura nacionalista de los diferentes mandatarios de esos países, que desde la vida diaria de sus pueblos encuentran severos límites para su desarrollo económico y bienestar social.

América Latina prácticamente desde su independencia de los reinos de ultramar ha dependido de una u otra forma de Estados Unidos, país cuyo gobierno considera que por recibir mano de obra barata puede sentirse propietario del resto del continente, y así actúan a través de foros internacionales que mostraron su inoperancia.

La participación de la Organización de Estados Americanos ha servido de puente para cuidar los intereses del vecino país del norte, y no lo hace discretamente sino con el cinismo de una intervención abierta, como sucedió en Bolivia, donde apoyó la idea de un fraude electoral para sacar de la presidencia a Evo Morales y dar un golpe de Estado encabezado por Jeanine Áñez, quien no tenía más antecedente que ser conductora de televisión. Ella debió estar seis meses en la presidencia, pero estuvo un año, lapso en que reprimió grupos indígenas y gremiales, arrestando líderes del anterior partido en el poder, Movimiento al Socialismo.

En cuanto hubo elecciones ese partido volvió al poder por la vía electoral con una mayoría aplastante, echando por tierra el supuesto fraude electoral que Luis Almagro, presidente de la OEA, había afirmado que se fraguó en favor de Morales Ayma.

La OEA ha dado muestra de pertenecer a una tendencia política muy definida, siempre en resguardo de los intereses de los verdaderos líderes de Estados Unidos. Ejemplos sobran.

Ante este escenario, el presidente Andrés Manuel López Obrador propuso sustituir la OEA por un organismo que sea verdaderamente autónomo, semejante a la Unión Europea. Con la autonomía suficiente como para negociar, pero con la unidad necesaria como para fortalecer las economías y los lazos de amistad. “No debe descartarse la sustitución de la OEA por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie sino mediador a petición y aceptación de las partes en conflicto”, señaló el mandatario.

Desde luego que no es gratuito el hecho de que el único país que rechaza la propuesta del mandatario mexicano sea Colombia, que prácticamente es una colonia de Estados Unidos. Es la nación con mayor número de bases militares estadounidenses, con 40 de ellas en su territorio, con una protesta social diaria y una represión contra los manifestantes que ha ocasionado medio centenar de muertes por los golpes de policías y soldados y más de 400 detenidos.

Los manifestantes han bloqueado las carreteras y la policía ha respondido con fuerza letal. Según The New York Times, la policía colombiana ha disparado contra los manifestantes inconformes con una reforma fiscal que grava impuestos a los más pobres, sin que afecte a los más ricos del país, lo cual cierra posibilidades de salud, educación y trabajo. Estudiantes, maestros, trabajadores de la salud, agricultores, comunidades indígenas y muchos otros se han juntado en las calles para protestar por esta disposición.

El ministro de Defensa, Diego Molano, afirmó que tiene órdenes del presidente Iván Duque de acelerar la reforma. La represión motivó la vista urgente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y otras instancias internacionales de derechos humanos.

Esta situación coloca la aceptación de Iván Duque con una popularidad del 27 por ciento en todo el país. Antes de la pandemia los colombianos con trabajo de tiempo completo no alcanzaban a ganar el salario mínimo, que es de 275 dólares mensuales.

Desde luego la política del derechista Duque tiene el aval de la OEA, ya que desde su territorio se han preparado golpes de Estado contra Venezuela y planeado el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse.

Es momento de ver hacia la región que nos es cercana, con las mismas raíces, con historia en el mismo idioma. Con problemáticas similares, pero sobre todo con un vecino poco agradable que quiere usar nuestras casas como patio trasero.

Estados Unidos se fortalece con la aparente debilidad de los pueblos latinoamericanos, que se erradicará con la unidad de una vez por todas.

La diversidad de historias, la similitud de pensamientos libertarios de nuestros héroes, y la violación de nuestro territorio por un vecino común, hace necesaria la unidad de los pueblos más allá de las diferencias que puedan tener los gobiernos; traspasar las ideologías en pro de la cohesión de necesidades y crear la autosuficiencia de la región.

En este momento hay dos países de la región bloqueados por Estados Unidos, pero en realidad el resto de nuestros países han estado limitados, como en un bloqueo no oficial contra el desarrollo, por la forma de dominio del vecino del norte que impide ser superado por quienes considera inferiores.

La unidad latinoamericana no es una idea nueva, tiene más de dos siglos de haber surgido del pensamiento de Miranda, de San Martín, de Bolívar. La historia tiene sus elecciones y arroja conciencia sobre el presente, de ahí la necesidad de reflexionar sobre esta urgente necesidad que nos hará más fuertes y mejores. PEGA Y CORRE. – Podemos ver que en América Latina no somos los únicos que tienen exfuncionarios públicos con cuentas pendientes con la justicia. La Fiscalía General de la República de El Salvador presentó cargos de corrupción contra el expresidente Salvador Sánchez Cerén y otros nueve exfuncionarios ante un juzgado por recibir pagos irregulares en la administración de Mauricio Funes… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

angelalvarop@hotmail.com

Esta es opinión personal del columnista

Continua Leyendo

Columnistas

Javier Roldán – Lo dijo Pablo

Publicado

en

Por

La insoslayable brevedad 

Por Javier Roldán Dávila 

No es perfecta ni se acerca a lo que simplemente soñaron  

Con relación a las recientes protestas populares en Cuba, la ‘izquierda’ mexicana suele satanizar a todos los que manifiesten empatía con los movilizados, son ‘manipulados’ por el imperialismo yanqui, aducen para descalificar en combo. 

El objetivo de los marxistas de café es defender a ultranza a una burocracia que, en seis décadas, no ha encontrado la fórmula para la autosuficiencia nacional, ora el oro de Moscú, ora los petrodólares venezolanos, son los que han sacado del atolladero a los mandarines de la nomenclatura cubana, lo trágico, es que el flujo concluyó. 

Ante tal negacionismo cobra mucha importancia lo dicho por el cantautor Pablo Milanés que, junto con Silvio Rodríguez, es uno de los pilares de la Nueva Trova, movimiento musical que tuvo impacto a nivel mundial y fue coreado, especialmente, por la peña latina. 

Lo recuperamos de su muro de Facebook: 

“Es irresponsable y absurdo culpar y reprimir a un pueblo que se ha sacrificado y lo ha dado todo durante décadas para sostener un régimen que al final lo que hace es encarcelarlo. Desde hace mucho tiempo, he venido expresando las injusticias y errores en la política y gobierno de mi país. En el año 1992 tuve la convicción de que definitivamente el sistema cubano había fracasado y lo denuncié. Ahora reitero mis pronunciamientos y confío en el pueblo cubano para buscar el mejor sistema posible de convivencia y prosperidad, con libertades plenas, sin represión y sin hambre. Creo en los jóvenes, que con la ayuda de todos los cubanos, deben ser y serán el motor del cambio. A los 78 años seguiré expresando estas mismas opiniones mientras mi salud me lo permita”. 

¿También dirán que el famoso trovador está al servicio del Tío Sam?

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Javier Roldán – Tenemos mala inten-Chong

Continua Leyendo

Columnistas

Juan F. Aguilar – Pocos recursos

Publicado

en

Por

APUNTES SOBRE FINANZAS.

POR: JUAN F. AGUILAR DE LA LLAVE.

Al integrar los presupuestos públicos hay dos directrices generales: el de egresos y el de la ley de ingresos; la técnica es hacer el primero en base a los puntos de vista históricos, requerimientos materiales, servicios, inversión, dentro de esta; el planteamiento de conservación.

Posteriormente o en paralelo otra área elabora los ingresos derivados de impuestos, derechos, productos, aprovechamientos y las asignaciones esperadas en participaciones (ramo 28 más de ocho conceptos), las aportaciones Ramo 33 FAIS, y FORTAMUND) perteneciente al programable.

Con estos dos totales, el de egresos siempre es superior a los ingresos, la razón obedece a que cada área vierte sus requerimientos, muchos de ellos superiores a las posibilidades del estado, destacando partidas de inversión y de planeación para las cuales no hay fondeo.

Lo primero que hay que financiar es el gasto corriente, dentro de este los sueldos, los gastos de operación, y la de servicios, así como irreductibles que se derivan de estos.

Tiene prioridad salud, seguridad pública y educación, esta absorbe más del 35 por ciento del presupuesto, las otras dependencias generalmente reciben el gasto para operar y se surten de fondos específicos del ramo 33 o de convenios específicos con la federación especialmente en agricultura e infraestructura.

Similares son los integrados por los municipios, la diferencia es que no manejan educación, salud, agricultura si lo hacen son relativas y de poco monto, por lo demás es gasto corriente, operación y seguridad pública; para inversión tienen: Fais y parte de Fortamund, y convenios con el estado y la federación, pero la confección es igual, lo ajustan a sus ingresos.

Hay un inciso del gasto que es vital en la comunicación y el desarrollo económico; las carreteras de México, no menos importante calles y vías urbanas de los municipios.

En presupuesto lo primero que se ajusta es la inversión, bajo la premisa que se puede diferir, seguido por la conservación, ahí es la lucha de las áreas responsables con las hacendarias, que condicionan las asignaciones a la recaudación o a los convenios que se puedan lograr; hasta 2018 se podían obtener obras y reconstrucción de estas, para el estado y para los municipios. 

En la era de la 4t este concepto se eliminó, porque de él se derivaban los famosos moches tan criticados, pero tan efectivos, dependían de la sagacidad de los representantes federales en algunos casos sin que ocurriera ninguna ilegalidad, los municipios se vieron beneficiados en Veracruz, un ejemplo es Perote y el área conurbada del puerto de Veracruz, que tuvieron inversiones millonarias.

Ahora el Ramo 23 cancelo estas partidas y las asignaciones se fueron para el pueblo en los programas del Bienestar.

No obstante que debemos considerar prioritario; ¿Nuevas Obras o Conservar las Existentes?

En 2005 el ex senador Erik Rubio Bernal en 2005 (fíjense el año) que era Secretario de la Comisión de Comunicaciones y Transportes manifestaba:

 “Si bien se requieren carreteras para apoyar al desarrollo de ciertas zonas, el principal problema de la red es la falta de un programa estructurado de conservación y mantenimiento que permita rescatar las carreteras existentes y evitar su deterioro; concluyo:

 Siempre es bueno tener nuevas carreteras, pero la base es mantener en buen estado las existentes”. 

En la realidad fueron solo buenos deseos, las carreteras están en un deterioro progresivo, si bien es cierto hay mantenimiento, este es deficiente, solo basta ver la carretera nacional 180 en cualquier tramo, siendo el más agudo el de Cardel- Nautla, donde hay grandes baches y desde su construcción no tiene acotamiento, merodean los accidentes; la semana volcó un GL de ADO al salirse de la carretera por librar un gran bache, hubo heridos.

El propio presidente se quejó de estas carreteras de Veracruz, llamando la atención al delgado de la SCT, pero el ¡norte está olvidado! otra vía que constituye un peligro es la de Atzalan a Tlapacoyan y a Martínez de la Torre, es verdaderamente por necesidad viajar a esas tierras.

En cambio, que piensan los nuevos ediles, ¿Uds. creen que piensan en un rescate de su infraestructura vial? Hasta ahora nadie lo ha anunciado excepto el de Córdoba, que cito “A partir del 1 de enero de 2022 ni un bache más”, otros piensan en nuevas obras, inclusive faraónicas

También en Xalapa existe la intención de conservar su infraestructura, se ha considerado un área específica de atención para su conservación, coordinándose con su peor enemigo CMAS que todo destruye y muchas veces no repara, solo basta que se asomen por la recién pavimentada calle de Sebastián Bach donde hace más tres meses existen hoyos que están abandonado por obras hidráulicas.

Precisando;  el presupuesto del gobierno federal para el año 2021 es de 6 billones 625 mil pesos, 3 por ciento en términos reales menor al de 2020; la asignación a la SCT bajo la clave 200921 10002 K032; Reconstrucción y Conservación de Carreteras es de 8 mil 231 millones e integra: Reconstrucción de tramos, Conservación de tramos:  Conservación Rutinaria de Tramos; la de mayor asignación para el 2021 es Conservación de Tramos con  mil 600 millones de pesos ( fuente PEF2021 , Programas Presupuestarios con Programas de Inversión)

Se observará que esta partida es insignificante para el PEF 2021 de 6 billones, no son las únicas partidas asignadas a conservación, pero si las de la SCT. 

Las asignaciones en el estado se derivan de fondos etiquetados, lo mismo que los municipios, pero se ignora los importes por el valor relativo que le dá la autoridad a este rubro, bajo este panorama, es probable que sigamos aguando todo; baches por todas partes y abandono de vías, con el deterioro económico en cualquiera de sus conjugaciones.

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Juan F. Aguilar – Entrega Recepción

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.