Ponte en contacto

Mundo

Mujer escapa de Afganistán para reencontrarse con su hermana en Chile 14 años después

Publicado

en

Foto: La Nación

Afganistán.- Tras la llegada al poder del los Talibanes al país Zainab dejó de ser una exitosa profesora, sumiéndose en una terrible depresión que la llevó a pensar en el suicidio como un medio de escape ante tal situación.

En este sentido, La mujer afgana, con estudios de psicopedagogía en la Universidad de Kabul y una maestría en psicología en Chipre, paso de vivir cómodamente en la ciudad montañosa de Bamiyán, a escapar por tierra a Pakistán, para finalmente llegar a Chile como refugiada gracias a su hermana.

“Estaba desesperada, tan llena de miedos e incertidumbres que dejaba una ventana abierta en el tercer piso de la casa donde me acogieron en Kabul (…)  Si los talibanes querían llevarme, yo me lanzaría para quitarme la vida”, cuenta Zainab a BBC.

Tras la retirada de las tropas estadounidenses Zainab sintió la amenaza que suponía también para ella el retorno del radicalismo, especialmente porque era una mujer que daba clases en la universidad y en una escuela construida por Estados Unidos, sumándole a esto, su trabajo se realizaba en Bamiyán, una ciudad que era referente cultural y de las artes, todo lo contrario al régimen Talibán.

Foto: Twitter/ @LSahores. Zainab pasó de ser una exitosa maestra a ser perseguida por talibanes radicales.

“Daba cursos de Comunicación sin Violencia, de cómo proteger a los niños del abuso sexual”

“Mis alumnos son mi gran pérdida. Siento que los abandoné, reflexionó en Santiago de Chile.

Poco después de la “victoria de los talibanes” en el país, Zainab comenzó a ser perseguida por ser una educadora y una mujer divorciada, los talibanes la tacharon de ser una “infiel” y fue perseguida por el movimiento radical.

“Empecé a recibir llamadas de desconocidos a mi celular diciendo que darían mi nombre a los talibanes, también mensajes de texto: Te estamos buscando, te llevaremos a la fuerza y serás nuestra esposa”, contó a BBC.

“Cambié tres veces mi número y aun así seguían llegando las advertencias: Vayas donde vayas, te vamos a encontrar, me escribieron”, relató.

“Antes de ser asesinada, violentada en mis derechos, tomada como botín de guerra o que no me dejarán nunca más enseñar, tomé la decisión de abandonarlo todo y cruzar la frontera hacia Pakistán”, remató

La madrugada del 17 de agosto, Zainab y seis amigos tomaron el bus más barato y desvencijado rumbo a Kandahar, la cuna espiritual y lugar de nacimiento del Talibán.

Habían conseguido el contacto de un traficante de migrantes que los haría cruzar a Pakistán por el paso sureño de Spin Boldak.

“Me puse un vestido largo, modesto, que me cubría hasta los tobillos. Encima, un gran velo que me tapaba casi por completo, excepto los ojos. Debajo tenía puesto un pantalón al que le había cosido por dentro un bolsillo a la altura del muslo para esconder mi pasaporte, el dinero y mi celular”, relató.

Foto: El Español. Zainab y su grupo de amigos habían conseguido el contacto de un traficante de migrantes que los haría cruzar a Pakistán.

“Decidimos con mi amigo Mansoor que seríamos matrimonio (…) Antes de partir ensayamos decenas de veces preguntas y respuestas, por si nos atrapaban”, añadió.

“El bus iba lleno de pasajeros de todas las etnias, sentados hasta en el suelo (…) Los niños más pequeños orinaban dentro (…) Del techo nos caía polvo. El calor era insoportable (…) Todos teníamos ganas de vomitar”, dijo.

En su trayecto a la libertad, Zainab recuerda la violencia que se vivía en distintas partes del país, en este sentido también expresó la terrible experiencia de pasar por varios controles del ejército talibanes.

“A ratos corría la cortina de la ventana y veía rastros de violencia por doquier: ropa tirada, zapatos, casquillos de balas, restos de autos-bomba calcinados acompañados siempre del terrible silencio”.

“Pasamos nueve controles talibanes (…) Los hombres subían al bus con el rostro tapado (…) Nos miraban directamente a los ojos, uno por uno, como tratando de reconocer a alguien (…) Se me cortaba la respiración, sudaba como si me hubieran tirado agua encima, me sentía aturdida”, dice Zainab.

“A los hombres siempre los bajaban del bus para un interrogatorio y las mujeres nos quedábamos arriba. Mi amiga Fareeda y yo éramos las únicas mujeres con velo. Las demás llevaban burka, con el que solo puedes mirar por una rejilla”.

“Los conductores sabían quiénes éramos (…) Cambiamos una y otra vez de auto, unos pequeños vehículos de tres ruedas, populares en India (…) No sabíamos quién nos llevaba ni quién era el encargado (…) Sólo obedecíamos”.

El último conductor les entregó solo a los hombres los papeles falsos que acreditaban su residencia en Pakistán, Zainab relató que se pusieron en la fila junto a otros miles de afganos. Familias con niños, enfermos, ancianos, todos cruzaban a pie la frontera.

“Me dolió escuchar de boca de un soldado pakistaní decir que en su país no hay espacio para los hazaras. Igual que los Talibanes, ellos llevaban látigos hechos de madera. Con eso daban fuertes golpes a los hombres y a veces, a las mujeres, para controlar la multitud”.

El 18 de agosto, el grupo de amigos por fin entró a Pakistán, mientras, en Chile, su hermana Zahra avisaba a Cancillería del paradero de su hermana y de su condición de migrante ilegal en Pakistán.

La subsecretaria de relaciones exteriores chilena se puso en contacto con el embajador argentino en Pakistán, Leopoldo Sahores, quien puso en regla el estatus migratorio de la académica y así logaron buscar a Zainab personalmente.

Foto: BBC. Su hermana Zahra movió muchas influencias para que Zainab pudiera llegar a Chile.

“Él me acompañó al aeropuerto y estuvo conmigo hasta que partí rumbo a Dubái, de allí viaje a Paris y luego finalmente llegue a Chile”.

El pasaje había sido comprado por médicas que integran la asociación chilena «Doctora Mamá», donde Zahra, la hermana de Zainab, es amadrinada por catorce de sus integrantes.

Redacción Noreste

Mundo

Casos globales de Covid-19 aumentan tras 2 meses a la baja

Publicado

en

Por

Ginebra . – Los casos globales de COVID-19 aumentaron la semana pasada un 1 por ciento, la primera subida desde marzo, aunque las muertes siguen a la baja y cayeron un 21 por ciento en los siete días estudiados, señaló el informe epidemiológico de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El mundo confirmó del 9 al 15 de mayo 3.6 millones de casos de COVID-19, y nueve mil 800 muertes, por lo que la pandemia baja de los 10 mil decesos semanales por primera vez desde marzo de 2020.

Foto: Telesur

El ascenso en contagios de coronavirus fue provocado por la subida del 20 por ciento en los positivos en Europa (1.2 millones la semana pasada) y del 19 por ciento en el sur de Asia (71 mil).

Asia Pacífico volvió a ser la región con más casos semanales, 1,3 millones, aunque éstos bajaron un 14 por ciento respecto a los siete días anteriores, mientras que en América, con 912 mil contagios, la bajada fue del 26 por ciento.

Las regiones con más decesos fueron Europa (tres mil 951, un descenso del 29 por ciento) y América (tres mil 583, lo que supuso una bajada del 16 por ciento).

Los países que más casos notificaron la semana pasada fueron Estados Unidos (605 mil, un ascenso del 33 por ciento), China (389 mil, casi el doble) y Alemania (376 mil, un 20 por ciento menos).

Foto: CNN

En el acumulado de casi dos años y medio de pandemia ha habido 520 millones de casos confirmados y 6,2 millones de muertes, aunque las cifras reales son mayores debido a los muchos contagios y decesos no registrados.

Con información de EFE

Continua Leyendo

Mundo

Cárcel para hombre que atacó a hispano con ácido

Publicado

en

Por

Wisconsin, EU. – Una jueza sentenció a un hombre blanco de Wisconsin a una década de prisión el miércoles por arrojar ácido en la cara de un hombre latino en un ataque racista que ocurrió en una parada de autobús de Milwaukee.

La jueza de circuito del condado de Milwaukee, Jean Marie Kies, le dijo a Clifton Blackwell, de 64 años, que actuó con odio cuando le arrojó ácido a Mahud Villalaz en noviembre de 2019.

De qué acusan a Blackwell
La denuncia penal dice que Blackwell le gritó a Villalaz por estacionar su camioneta demasiado cerca de una parada de autobús.

“El acusado luego dijo: ‘¿Por qué tú invadiste mi país?’ y ‘¿Por qué no respetas mis leyes?’”, dice la denuncia.

Villalaz movió su camioneta, según la denuncia, y Blackwell gritó “¿Por qué tú invadiste mi país?”. otra vez.

Foto: Twitter

Blackwell le dijo a Villalaz “regresa, regresa (improperio)”, y calificó a Villalaz de “ilegal”, escribió el asistente del fiscal de distrito Alex Mueller en la denuncia.

Villalaz dijo que llamó a Blackwell “racista (improperio)” y dijo que todos los estadounidenses venían de algún otro lugar, dice la denuncia.

El documento judicial dice que Blackwell entonces arrojó un líquido en la cara de Villalaz y luego la policía encontró ácidos en la casa de Blackwell.

El ataque fue grabado por una cámara de vigilancia.

Es un crimen de odio, sentenció la jueza
“Todas las personas somos distintas”, dijo la jueza, Jean Marie Kies, y “cuando dejamos que esas diferencias nos nublen el criterio, eso es prejuicio, discriminación, y, en este caso, odio”.

“Estoy segura de que [el ataque] le causó mucho dolor, y le provocó un trauma emocional del cual, creo, jamás se recuperará”, agregó la jueza, “le hizo sentir que no valía nada, y eso es diabólico”.

La víctima, Mahud Villalaz, sufrió quemaduras de segundo grado en noviembre de 2019 después de que Blackwell le arrojara ácido. Villalaz, quien emigró de Perú en 2001 y se convirtió en ciudadano estadounidense en 2013, le dijo a la policía que su atacante lo acusó de invadir Estados Unidos.

El tribunal condenó a Blackwell a una pena máxima de 15 años, 10 años de prisión seguidos de cinco años de libertad supervisada, con crédito por 117 días cumplidos en la cárcel.

Según los registros judiciales, las condiciones para la supervisión extendida de Blackwell incluyen no tener contacto con Villalaz; no tener contacto con armas de fuego; y una evaluación de salud mental, mientras toma “todos los medicamentos recetados y cumple con cualquier tratamiento recomendado”.

Craig Mastantuono, abogado de Villalaz, dijo que su cliente estaba agradecido por la condena y la sentencia. “Él espera que Clifton Blackwell se dé cuenta de que lo que hizo estuvo mal y que la violencia racial y el odio a los inmigrantes no tienen cabida en Estados Unidos, un país de inmigrantes”, dijo Mastantuono en un comunicado.

“Como vimos en los trágicos asesinatos en Buffalo esta semana, los crímenes de odio son reales y están aumentando en nuestro país, alimentados por líderes políticos y personalidades de los medios que difunden el miedo a los demás y alientan a las personas a actuar. Eso sucedió aquí y está sucediendo en todo el país”, indicó Mastantuono.

Con información de CNN y WTMJ

Continua Leyendo

Mundo

Galardonan a Eduardo Matos Moctezuma con el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2022

Publicado

en

Por

España. – El arqueólogo y antropólogo mexicano Eduardo Matos Moctezuma, impulsor de investigaciones que han permitido profundizar en la historia del imperio azteca y reconstruir las civilizaciones de México y Mesoamérica, ha sido distinguido este miércoles con el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2022.

Erudito y promotor del mundo prehispánico mexicano, así como gran divulgador de este campo de conocimiento, Matos Moctezuma (Ciudad de México, 1940) es el fundador del Proyecto Templo Mayor, en el que se han llevado a cabo labores de excavaciones arqueológicas de este recinto sagrado de la antigua Tenochtitlan, ciudad sobre la que se asienta la actual capital mexicana.

Foto: El Universal

Matos Moctezuma ha desarrollado su trabajo de campo en sitios arqueológicos como Comalcalco, Tepeapulco, Bonampak, Teotihuacán, Cholula, Tula, Tlatelolco y Tenochtitlán, entre otros.

Entre los proyectos más relevantes que ha dirigido se encuentran la investigación integral de la Tula prehispánica, colonial y moderna, que dirigió en la década de los setenta; Teotihuacán, donde excavó la Pirámide del Sol y fundó el Museo de la Cultura Teotihuacana y el Centro de Estudios Teotihuacanos, y la ciudad de Tenochtitlán, su recinto sagrado y el Templo Mayor, cuyo descubrimiento y proyecto coordinó desde sus inicios en 1978.

Todos estos trabajos, según ha resaltado el jurado que le ha concedido el premio, constituyen, “por la intensidad y la continuidad de la investigación de campo, páginas ejemplares del desarrollo científico de la arqueología y del diálogo fecundo con el pasado, entre culturas distintas y entre las ciencias sociales y humanas”, y han servido “para reconstruir las civilizaciones de México y Mesoamérica, y para hacer que dicha herencia se incorpore con objetividad y libre de cualquier mito”.

Foto: La Jornada

Doctor por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Matos Moctezuma fue catedrático de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) durante más de treinta años, donde impartió Arqueología General, Desarrollo de las Sociedades, Mesoamérica e Historia de la Arqueología, además de dirigir el Seminario Regional Mexica y el Laboratorio de Materiales e Historia de México.

Además, ha sido director del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social del Museo Nacional de Antropología y del Museo del Templo Mayor, y ha impartido cursos y seminarios en instituciones de diversos países.

Destacado divulgador, el arqueólogo es autor de más de quinientas publicaciones, entre artículos, reseñas, catálogos, guías y semblanzas, y entre sus libros destacan Muerte a filo de obsidiana (1975), Vida y muerte en el Templo Mayor (1986), Los aztecas (1989), La metrópoli de los dioses (1990), Teotihuacán (1994), Las piedras negadas (1998), La muerte entre los mexicas (2010), Grandes hallazgos de la arqueología. De la muerte a la inmortalidad (2013) o, el último, Tlatelolco. La última ciudad, la primera resistencia (2021).

Matos Moctezuma, quien también ha desarrollado varios programas para acercar los contenidos a los menores y a personas con discapacidad y ha dirigido varias exposiciones, es doctor honoris causa por la Universidad de Colorado y la Universidad Nacional Autónoma de México y ha sido merecedor de múltiples premios y distinciones.

Caballero de la Orden Nacional al Mérito, de la Orden de las Palmas Académicas y Oficial de la Orden de las Artes y las Letras de Francia, Matos Moctezuma ha recibido la Medalla Henry B. Nicholson de la Universidad de Harvard (2002), el Premio Nacional de Ciencias y Artes de México (2007), la Orden Andrés Bello de Venezuela y la Medalla Museo de Antropología de Xalapa de la Universidad Veracruzana (México, 2021), entre otros reconocimientos.

La candidatura de Matos Moctezuma fue propuesta por Adolfo Castañón, secretario de la Academia Mexicana de la Lengua, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2000, y por Enrique Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2009.

Matos Moctezuma toma el relevo como Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales del economista indio Amartya Sen, que el año pasado fue distinguido por sus trabajos sobre la teoría de la elección social, el desarrollo humano y el bienestar económico.

Con información de EFE

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.