Trabajadora refugiada muere después que un infectado le escupió

Trabajadora refugiada muere después que un infectado le escupió

Trabajadora refugiada muere después que un infectado le escupió. Una trabajadora de una estación de trenes en el Reino Unido murió por coronavirus después de que una persona que afirmaba tener Covid-19 la agrediera escupiéndole y tosiéndole en la cara.

Belly Mujinga, de 47 años, y una compañera suya, contrajeron el virus “a los pocos días” luego de ser agredidas el 22 de marzo en la estación Victoria de Londres, informó el sindicato de transporte TSSA.

“Estaban en el vestíbulo cerca de la boletería cuando fueron atacados por una persona que les escupió”, dijo el sindicato en un comunicado. “El hombre tosió sobre ellas y les dijo que tenía el virus”.

Días después, el médico de Mujinga informó que sufría problemas respiratorios. Su estado siguió agravándose y el 2 de abril fue hospitalizada.

Trabajadora refugiada muere después que un infectado le escupió

La mujer, una refugiada congoleña casada y con una hija de 11 años, murió tres días después. Su marido, Lusamba y su hija, Ingrid, no pudieron despedirse.

“Es terrible perder a la persona que amas tan rápido”, confió el hombre al diario The Mirror. En diálogo con Sky News, también denunció que la compañía no les daba guantes ni cubrebocas.

Por la cuarentena, sólo diez personas pudieron asistir a su funeral, pero amigos y colegas le rindieron homenaje en las redes y abrieron una colecta en línea para recaudar fondos para su familia.

La Policía Británica de Transporte (BTP) investiga el incidente como un asesinato y busca a la persona que escupió a las dos mujeres.

También podría interesarte; Presos mueren por beber gel antibacterial para embriagarse

Comentar