Médico del IMSS es despedido tras haber denunciado falta de equipo para atender COVID-19

Médico del IMSS es despedido tras haber denunciado falta de equipo para atender COVID-19 1

Médico del IMSS es despedido tras haber denunciado falta de equipo para atender COVID-19.

Luego de más de 2 mil 700 neurocirugías en 27 años y 9 meses de labor y tras denunciar carencias de equipo y omisión institucional que pone en riesgo al personal de salud en el IMSS ante la pandemia de covid-19, el especialista Armando Rosales fue despedido del Instituto Mexicano del Seguro Social acusado de omisiones y negligencia médica.

TE PUEDE INTERESAR: Sin afectaciones por las lluvias en el municipio papanteco

“Mientras el IMSS no dé el equipo adecuado todos estamos en riesgo, nos dieron un bozal que no protege, toda muerte que exista en el IMSS de médicos y derechohabientes es responsabilidad del maestro (director General) Zoé Robledo”, señaló Rosales en un video el 25 de marzo, siete días después de que se confirmó el primer caso de coronavirus en Zacatecas en un médico del IMSS que murió el 31 de ese mismo mes.

“Es una mentada de madre lo que nos hacen a nosotros los trabajadores. El kit que nos entregan en el Hospital General: 1 un cubrebocas que no es N-95, unos guantes de lo más corrientes, una bata y un gorro.

“Al instituto nuestra vida les vale madres […], con mis recursos yo me compré mi overol y una mascarilla especial”, volvió a denunciar el médico en otro video el 15 de mayo, en un momento previo a visitar a un paciente con tumor cerebral al área covid-19 del hospital General 1 del IMSS.

Médico del IMSS es despedido tras haber denunciado falta de equipo para atender COVID-19

El 3 de agosto, el IMSS hizo efectiva la recisión laboral al médico neurocirujano Armando Rosales Torres, quien también es secretario general del Sindicato Nacional Libre de Trabajadores del IMSS, a quien acusa de haber dado atención deficiente a un paciente con glioblastoma multiforme (cáncer cerebral que provoca tumor irresecable).

De acuerdo con un impreciso comunicado del IMSS emitido el 5 de agosto, 48 horas después de su recisión, en el que no se precisan fechas en las que el médico valoró por primera vez al paciente afectado ni el procedimiento detallado que se llevó a cabo, se acusa a Rosales Torres de omisiones como “falta de valoración clínica integral al paciente, ausencia de notas médicas donde plasmara las actividades de valoración al paciente, por lo que no existió apego a la NOM 004-SSA3-2012 del expediente clínico y, pese a contar con elementos clínicos y auxiliares de diagnóstico, no se ofrecieron opciones terapéuticas apropiadas”.

Aún falta resolver la denuncia puesta con anterioridad.

Comentar