Ponte en contacto

Vida y estilo

Reincidentes contagios de Covid elevan disfunciones orgánicas y muerte

Publicado

en

Washington, EU.– Las infecciones repetidas por COVID-19 aumentan el riesgo de muerte o de problemas pulmonares, cardíacos o cerebrales, y cuantas más veces se contrae la enfermedad parece que sube más, indica un estudio que publica hoy Nature Medicine.

Las personas pueden infectarse por segunda o tercera vez de COVID-19 a pesar de haber adquirido anticuerpos naturales después de sufrir la enfermedad por primera vez y de haber recibido vacunas y refuerzos.

La investigación de la Facultad de Medicina de Washington y el sistema de salud de Asuntos de Veteranos de St. Louis (Estados Unidos) muestra que las infecciones repetidas por coronavirus SARS-CoV-2 contribuyen a un riesgo adicional significativo de condiciones de salud adversas en múltiples órganos.

Foto: Telemadrid

Contraer una infección por segunda, tercera o cuarta vez contribuye a riesgos adicionales para la salud en la fase aguda, es decir, los primeros treinta días después de la infección, y en los meses posteriores, explicó el autor principal de estudio Ziyad Al-Aly.

Estas consecuencias incluyen la hospitalización, trastornos que afectan a los pulmones, el corazón, el cerebro y los sistemas sanguíneo, musculoesquelético y gastrointestinal del organismo, e incluso la muerte. La reinfección también contribuye a la diabetes, las enfermedades renales y los problemas de salud mental.

Las personas con reinfecciones por COVID-19 tenían el doble de probabilidades de morir y tres veces más de ser hospitalizadas que las que no habían tenido la infección varias veces.

Además, tenían 3,5 veces más probabilidades de desarrollar problemas pulmonares; tres de sufrir afecciones cardíacas y 1.6 de experimentar afecciones cerebrales.

Foto: El Financiero

El riesgo “parece aumentar con cada infección”, lo que significa que incluso si has tenido dos infecciones por COVID-19, es mejor evitar una tercera”, dijo Al-Aly. “Y si has tenido tres infecciones, es mejor evitar la cuarta”.

Las personas deben hacer “todo lo posible para evitar que se repitan las infecciones” con medidas como usar mascarilla, vacunándose y quedándose en casa cuando se está enfermo, recomendó.

Y destacó que hay que intentar reducir la posibilidad de tener una doble epidemia de COVID-19 y gripe este invierno.

Usando un modelo estadístico y con una base de datos del Departamento de Asuntos de los Veteranos de Estados Unidos, el mayor sistema sanitario integrado del país, crearon un conjunto de datos desde marzo de 2020 a abril de 2022.

Foto: Andalucía Información

En él había 5.3 millones de personas que no habían tenido COVID-19; 443 MIL personas con una infección y 41 mil personas con dos, tres y hasta cuatro. El estudio tuvo en cuenta variantes como la delta, la omicron y la BA.5.

Con información de EFE

Vida y estilo

Virus de la viruela del mono también podría transmitirse por el aire

Publicado

en

España.- Un equipo de científicos españoles encontraron por primera vez altas cantidades de virus de la viruela del mono en el aire y en la saliva de pacientes infectados, un hallazgo que abre la puerta a la posibilidad de que este virus también se transmita por vía aérea.

Publicado en la revista The Lancet Microbe, el estudio no descarta que el virus (monkeypox virus o MPXV, por sus siglas en inglés) se transmita por el aire, aunque el contacto directo, sobre todo con lesiones cutáneas de un infectado, siga siendo la forma de contagio dominante.

El virus monkeypox, del género Orthopoxvirus, puede transmitirse entre animales y seres humanos y, aunque sus síntomas son similares a los de la viruela (erradicada en 1980), es menos grave, contagiosa y mortal.

Foto: Teva Farmacia

La enfermedad, endémica en África central y occidental, se transmite fundamentalmente por contacto estrecho.

En mayo de 2022, un brote de viruela del mono a nivel mundial fue declarado emergencia de salud global por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Desde entonces se han confirmado más de 79 mil casos, mas que todos los registrados en África desde el descubrimiento del virus en 1970.

En Europa, y hasta el 8 de noviembre, había 25 mil 400 los casos confirmados, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), mientras que, en España, se han contabilizado más de 7 mil 300 casos.

“Los datos epidemiológicos apuntan a que la transmisión del virus de la viruela del mono tiene lugar principalmente por contacto, pero, a la vista de estos nuevos resultados, proponemos no desestimar y vigilar la posibilidad de que se pueda transmitir también a través de las microgotas de saliva y por vía aérea”, explica Antonio Alcamí, investigador del CSIC en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO-CSIC-UAM).

En este estudio, el equipo analizó muestras de saliva de 44 pacientes que, entre el 18 de mayo y el 15 de julio de 2022, acudieron a dos centros sanitarios de Madrid (una de las regiones con una de las incidencias más altas del mundo) con lesiones cutáneas características de la enfermedad.

Foto: Who

Tras analizar las muestras de saliva, detectaron en el 85 por ciento la presencia de ADN viral y “en el 66 por ciento de las muestras, el virus mantenía su capacidad infecciosa”, añade Bruno Hernáez, del CBMSO-CSIC-UAM.

Los científicos también detectaron la presencia del virus en la mayoría de los cubrebocas que portaban los pacientes durante la consulta médica.

Y gracias a unos filtros de nanofibras desarrollados por el CSIC y la empresa Bioinicia, detectaron ADN viral en el aire a una distancia de entre dos y tres metros del paciente.

“Hemos podido determinar por PCR la presencia del virus de la viruela del mono en el aire muestreado durante la visita médica del 64 por ciento de los pacientes del estudio”, pero no su capacidad infectiva, apunta Alcamí.

En el estudio han participado también el Centro Sanitario Sandoval; el Hospital Universitario Clínico de San Carlos de Madrid; el Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol de Badalona; el Centro Nacional de Microbiología (ISCIII), y el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA-CSIC).

Con información de EFE

Continua Leyendo

Vida y estilo

De esta manera puedes detectar una fuga de gas en casa

Publicado

en

México.– Según datos del Consejo Nacional para la Seguridad en Viviendas con Gas Combustible (Consegas), el 90 por ciento de los accidentes en instalaciones de gas en México se originan por las siguientes causas:

Foto: El Sol de Puebla
  • Instalaciones fuera de norma.
  • Tuberías con fugas o mal conectadas.
  • Mala combustión.
  • Ventilación tapada, suprimida o inexistente.
  • Falta de mantenimiento a la instalación.
  • Modificaciones a la instalación sin control o por personal no calificado.

¿Cómo detectar una fuga de gas?
De acuerdo con el portal de Coflex, las personas pueden seguir los siguientes pasos ante la sospecha de una fuga de gas:

  • Abrir puertas y ventanas para ventilar el espacio mientras se realiza una prueba para detectar la fuga.
  • Cerrar la llave de control en caso de que la fuga provenga de un aparato que utilice Gas Natural o la válvula en caso de un tanque.
  • Mantener alejados objetos inflamables al realizar la prueba.
  • Mojar las partes sospechosas con agua mezclada con jabón para trastes. Si al abrir la válvula de gas se observan burbujas quiere decir que hay una fuga.
Foto: Coflex

En caso de ser detectada o de no poder aplicar la prueba es importante volver a cerrar la válvula y llamar al personal de mantenimiento de la instalación para que ayude a solucionar el problema.

Con información de El Financiero

Continua Leyendo

Vida y estilo

Ciudades donde han plantado más árboles, reduce la tasa de mortalidad

Publicado

en

Estados Unidos.- Un estudio demostró la asociación entre plantar árboles en la ciudad y la reducción de la mortalidad no accidental entre la población, a partir de la experiencia de una campaña de plantación en la localidad de Portland (EE.UU.).

El estudio, publicado en la revista Environment International, fue codirigido por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por Fundación “la Caixa”, y el Servicio Forestal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Foto: Listín Diario

Los autores aprovecharon un experimento natural que tuvo lugar en la ciudad de Portland entre 1990 y 2019 cuando la campaña Friends of Trees plantó 49 mil 246 árboles en las calles y registró dónde y cuándo los plantaron.

El equipo analizó el número de árboles plantados en un área censal, donde viven aproximadamente 4 mil personas, en los 5, 10 o 15 años precedentes, y asociaron esa información con la mortalidad por causas cardiovasculares, respiratorias o no accidentales en esa misma zona, a partir de datos de la Autoridad Sanitaria de Oregón.

Los resultados muestran que en los barrios en los que se habían plantado más árboles, las tasas de mortalidad (muertes por cada 100 mil personas) eran menores.

Foto: ISGlobal

La asociación era significativa para la mortalidad no accidental (disminución del 20 por ciento) y la cardiovascular (6 por ciento), sobre todo para los hombres y las personas mayores de 65 años.

Además, la asociación era más fuerte a medida que los árboles envejecían y crecían: la reducción en la tasa de mortalidad asociada a árboles plantados entre 11 y 15 años antes (30 por ciento) doblaba la observada con árboles plantados entre uno y cinco años antes (15 por ciento).

Esto significa que los árboles más viejos están asociados a una mayor disminución de la mortalidad y que conservar los árboles maduros puede ser especialmente importante para la salud pública.

Este estudio no aporta evidencia directa sobre los mecanismos por los cuales los árboles mejoran la salud, pero conocer que los árboles grandes impactan más en la salud que los pequeños es revelador, pues, según los expertos, son mejores para absorber contaminación del aire, moderar temperaturas y reducir el ruido, que son factores relacionados con un mayor riesgo de mortalidad.

Foto: AgroAvances

“Observamos el efecto tanto en los barrios verdes como en los menos verdes, lo que sugiere que plantar árboles en las calles beneficia a ambos”, afirma el primer autor del estudio, Geoffrey H. Donovan.

Este análisis también tuvo en cuenta otros factores que pueden influir en la mortalidad, como los ingresos, la educación y la composición racial de los barrios.

Según las estimaciones de los autores, “los beneficios de plantar árboles superan con creces el coste”: plantar y mantener un árbol urbano en cada una de las 140 zonas censales de Portland costaría entre 3 mil y 13 mil dólares, mientras que generaría unos 14,2 millones de dólares anuales en vidas salvadas.

Con información de EFE

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.