¿Cada cuanto cambiar el cubrebocas?

¿Cada cuanto cambiar el cubrebocas?

¿Cada cuanto cambiar el cubrebocas?.El cubrebocas es un artefacto complementario para prevenir el COVID-19; es importante cambiarlo cada determinado tiempo.

El cubrebocas es un artefacto complementario para evitar contagios del nuevo coronavirus (COVID-19), y los especialistas de la Universidad John Hopkins, con sede en Maryland, Estados Unidos, y expertos que publican artículos médicos en la revista británica The Lancet, te orientan para saber cada cuánto tiempo debes cambiar tu cubrebocas y qué otros cuidados le debes proporcionar.

¿Cada cuanto cambiar el cubrebocas?

Lisa Maragakis, directora de prevención de infecciones de la Universidad John Hopkins, dijo que el cubrebocas debe cambiarse cada vez que hayas terminado un viaje. Es decir, si saliste de casa al supermercado, deberás cambiar el cubrebocas en cuanto estés de regreso en casa, no sin antes haberte lavado las manos o usado gel antibacterial; luego de quitarte el cubrebocas, debes lavarte las manos una vez más.

Puedes quitarte el cubrebocas afuera, una vez que estés lejos de los demás, o en tu automóvil camino a casa. No toques el frente del cubrebocas o tu cara. Retíralo agarrando las orejeras o desatando los lazos. Dobla el cubrebocas y colócalo en una bolsa desechable o especial para luego lavar. Lávate las manos otra vez”.

En tanto, la revista The Lancet aclaró que los cubrebocas deben reservarse para trabajadores de la salud, pero para la comunidad en general recomendó cubrebocas de tela, porque se pueden fabricar fácilmente en casa y reutilizar después del lavado. Esta edición aclaró que antes y después de utilizar este artefacto, el lavado de manos es necesario, y destacó que se trata de un método complementario para evitar contagios de COVID-19.

¿Por qué quedarse en casa?

Al quedarte en casa tienes dos opciones, si estás sano no contraerás el virus al exponerte, y no expondrás a tu familia o a las personas con las que convives, sobretodo si dichas personas pertenecen a algún grupo de riesgo. Y la segunda es que si ya estás contagiado, estarías interrumpiendo la cadena de contagio. De ambas formas se consigue contribuir aplanar la curva de incidencia. Según información de la OMS.

 

 

Comentar