Ponte en contacto

Columnistas

Zaida Alicia Lladó Castillo-Papantla merece mucho y Carlos Juan Islas Ricaño, también

Publicado

en

POR LA VERDAD Y LA CONFIANZA

Dra. Zaida Alicia Lladó Castillo

Entre las cosas grandiosas que tiene el hermoso municipio de Papantla, Veracruz., y que seguramente la mayoría de los veracruzanos conocemos, es la existencia del majestuoso Festival Xanath, que se celebra a fines del mes de mayo o principios de junio, coincidiendo con el Jueves de Corpus Christi.

Dicha celebración tiene sus orígenes en la veneración que hacían los Totonacas a los dioses de El Trueno, La Lluvia y El Sol, haciéndoles honores para que los cambios de la naturaleza le trajeran riqueza a la tierra, y a ellos, prosperidad en abundancia; y a través de los siglos, se convirtió en una ceremonia que hasta nuestros días toma notoriedad en la región. Hoy, es un festival cultural y artístico que fusiona la celebración católica del Jueves de Corpus Christi (Cuerpo de Cristo) con los rituales prehispánicos, haciendo que esa cultura continúe vigente, sumando a ésta, las tradiciones como las danzas y rituales, las exposiciones de artesanías, la herbolaria, la gastronomía regional, etc., que dan esplendor a la
Feria del Pueblo.

En esta celebración, una de las 2 más bellas del Estado de Veracruz, – la otra sería el “Xantolo” en la región de Tantoyuca y Tempoal-, el pueblo junto a sus más importantes danzas, en el caso de Papantla “Los Voladores”, “Los Negritos” entre otras, recuerdan el mestizaje y el sincretismo religioso e indígena.

En esta feria-de fama nacional e internacional-, toma relevancia el “Festival Xanath”. En este festival, que narra la conquista española y el sometimiento y revelación del pueblo totonaca, que se celebra en la noche del Jueves de Corpus, miles de espectadores son testigos de la puesta en escena de este espectáculo.

En un foro que simula la pirámide de los nichos, representativa de la zona arqueológica de “El Tajín”, más de 200 danzantes entran en escena, cuyo tema central es la conquista de los españoles y la imposición de la nueva religión. Al término de la presentación se da rienda suelta a la alegría y se encienden los fuegos pirotécnicos.

Pues esa representación, desde su origen, está basada en un libreto cuya autoría corresponde a un ilustre papanteco que ha honrado sus raíces en su paso por la vida, y me refiero al reconocido escritor (cuentista-humorista), poeta y abogado, pero además un ser humano de primera: Carlos Juan Islas Ricaño.

Carlos Juan escribió la historia o libreto, como una forma de contribuir a la creación de este majestuoso festival, sin embargo, al cabo de los años -y conforme fue tomando mayor importancia- muchos han ganado por la presentación, menos él, que es quien escribió la leyenda basada en datos históricos, para preservar la cultura por generaciones. Aunque si bien es cierto, que ha recibido homenajes y reconocimientos por parte de los Ayuntamientos y asociaciones que le valoran su creatividad y, no obstante tener registrado ante INDAUTOR el libreto, no ha recibido jamás regalías de éste, no obstante que del mismo ganan muchos, menos él.

Pero hablemos un poco de la historia de Carlos Juan Islas Ricaño. Nació en Papantla el 15 de mayo de 1935. Hizo sus estudios básicos en su tierra natal y para cursar el bachillerato tuvo que trasladarse a la ciudad de Xalapa, Veracruz, dado que en Papantla aún no se impartía ese nivel de estudios. Continuó
preparándose y se tituló como Licenciado en Derecho de la Universidad Veracruzana y concluyendo, labora como catedrático en el Colegio Preparatorio de Xalapa (conocido como “Prepa Juárez” por estar ubicada en esa arteria de la capital). Desde entonces también se vincula a las actividades de difusión
cultural y el arte dentro de la UV. Trabajó por un período en la ciudad de México en el Departamento del Distrito Federal y en la Asociación Nacional de Universidades e Institutos de Enseñanza Superior (ANUIES) y al volver a Xalapa es nombrado Jefe del Área de Artes, posteriormente Jefe del Área
Editorial y Oficial Mayor de su Alma Mater.

Sus creaciones han sido difundidas en medios culturales tales como: El Buscapies (de la que fue director). El Caracol Marino, La Palabra y el Hombre, Nóema, Estela Cultural, Situaciones, Punto y Aparte, La Tarántula, y en la revista antológica El Cuento, de la Ciudad de México. Es autor de
cuentos y leyendas maravillosas y de diversos textos humorísticos. Y de éstos últimos, por ser verdaderamente geniales, escribiré en otro artículo especialmente.

Su poesía ha sido recopilada en La Poesía Veracruzana (1984), en Antología de los Juegos Florales de Papantla (1958-88). Igualmente, en Tres Cuentos (1960), en Anuario del Cuento Mexicano (1962) (INBA) y el volumen colectivo Crónicas de una X(J)alapa denunciada. Algunos de sus principales poemas son: Perfil de un corazón ausente y otros poemas sueltos (1957); Una espina de sal (1959; Palabras reunidas por tu ausencia (1962); Amor y desamor solo un instante (1982). En prosa: Isidoro Istacu (1962); Cuentos para ser contados (1985). Entre muchos otros.

Pero si algo se le puede reconocer a Carlos Juan, es su genialidad humorística, esa que hace reír con el chiste fino, con la gracia del que narra una historia o una anécdota y que evoca recuerdos en la descripción de personajes que se asocian al acontecer de un Xalapa hermoso o de otros sitios en los que él ha convivido. Y para muestra de estas narrativas sólo menciono algunas de sus obras: Después de las palabras, El de En Medio, Nuevas leyendas y ficciones en la Atenas, Pequeño Mamutsse y lustrado, Breve historia de la luz antigua, Papantla: Volver a casa, Los recuerdos del tiempo, entre
muchas otras.

Luego entonces, debemos reconocer en Carlos Juan Islas, a un hombre talentoso que hoy en su adultez plena, aún continúa brindando a sus amigos esa excelente conversación que le caracteriza, en la que abundan las anécdotas, los pasajes de sus libros y desde luego sus recuerdos de una época maravillosa de la bella Xalapa, en que se podía disfrutarla en todo su esplendor.

Tiempos que muchos vivimos y desde luego extrañamos. Por lo tanto, así como Papantla ha tenido en sus hijos a personajes importantísimos como Serafín Olarte, Roberto Curti, José de Jesús Núñez y
Domínguez, Manuel Maples Arce, María Gutiérrez, Concepción Fuentes, María de la Luz Lafarga Urrutia ( Lazara Meldiú), Fernando Gutiérrez Calderón, Teodoro Cano, entre otros valiosos personajes, tiene en Carlos Juan Islas Ricaño, al hombre creativo, estudioso, escritor y poeta, que ama profundamente
a su tierra y que a través de su obra , ha puesto muy en alto el nombre de Papantla frente al mundo , siendo un orgullo para los Veracruzanos y Mexicanos.

Gracias y hasta la próxima.

Esta es opinión personal del columnista

Columnistas

Ángel Álvaro Peña – La telaraña y la mosca en el Congreso Local

Publicado

en

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

Cuando la familia coincide en la política y defiende más el parentesco que el servicio a la sociedad, esta práctica se vuelve una mafia y se aleja del propósito principal que los mantiene viviendo del presupuesto.

Así sucedió con dos personajes de la política veracruzana que desde que llegaron a cargos públicos en la estructura del gobierno de Veracruz, no han hecho otra cosa que protegerse entre ellos y atacar a los demás, de resultados cero, lo cual debe tomarse en cuenta para no volverlos a designar en el futuro. Ya no pueden hacer más daño Cecilia Guevara y su hijo mimado, Fernando Elías Guevara.

El cerebro maquiavélico de quien luego de la frustración de no ser candidata a la presidencia municipal de Poza Rica, puesto por el que había hecho una gran inversión y debió quedarse con la nominación a diputada local.

Las aspiraciones truncadas siguieron al no competir por una diputación Fernando por Morena sino por el PT, partido que no alcanzó en la entidad los votos suficientes para que llegara, a pesar de que estaba tan seguro de ganar que hasta hizo campaña para ese cargo innecesariamente, pero nunca llegó. A Fer le dieron la subsecretaría como consolación, aunque su madre siempre pensó que se merecía la titularidad de la dependencia de Infraestructura y Obras Públicas. Creyéndose amigos del aspirante a gobernador y del líder del partido, y, sobre todo, de López Obrador, creyeron conseguir todo lo que deseaban pero nunca advirtieron carecer de experiencia, vocación y simpatías.

Las frustraciones se cuentan una a una, igual que los quebrantos y aspiraciones perdidas.

Con esas frustraciones en la familia poco tiempo podrían dedicar a construir o pensar en los demás. Todo fue rencor y sed de venganza. Así que Cecilia aprovechó su experiencia como presidenta de los diputados locales de Veracruz y con esos contactos, creó toda una estrategia para recibir a Elio Hernández, quien, según ella, le robó el puesto a su hijo, y actuó en consecuencia.

Desde la víspera de la comparecencia de Elio Hernández la mano de Cecilia se notó. La trampa empezó a colocarse como telaraña para las moscas desde las curules. Se tomó en cuenta la poca claridad con la que ha trabajado el secretario, como es el caso del subejercicio pendiente en su dependencia del año pasado, que se suma al del presente y su incompetencia para realizar su tarea y entonces preparó su veneno.

Así como no perdona a Fernando Remes que esté sentado en la presidencia municipal de Poza Rica, tampoco perdona a Elio Hernández como titular de la secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, ella quiere ocupar el puesto de Remes y, que su hijo sea secretario, aunque sea por dos años. Sabe, de sobra, que la trayectoria propia y la de su hijo no gozan de muchas simpatías como para pensar en que en el futuro les podría ir mejor. No son bien vistos en la región.

Así que, aunque el gobierno sea morenista, instruyó a diputadas locales de ese partido, como Janix Liliana Castro Muñoz, para increpar a Hernández Gutiérrez al decir que las carreteras del sur de Veracruz parecen “cono de huevo”, y le exigió al funcionario estatal que la acompañe a un recorrido en la zona sur de la entidad, para que conozca directamente las necesidades de la población, en materia de caminos y obras.

“La carretera estatal Isla-Santiago Tuxtla, tramo carretero federal 145 Sayula de Alemán-Tierra Blanca-La Tinaja, la tenemos como un cono de huevo”, dijo Castro Muñoz, quien pidió que se realicen trabajos para la rehabilitación de los caminos, así como la construcción de un puente en la comunidad El Maguey, municipio de José Azueta. Lo que empezó a mermar el optimismo de secretario de Obras Públicas del Gobierno del Estado de Veracruz.

Desde luego que priistas y panistas también se le echaron encima. En realidad, no necesitaba Cecilia arriar a nadie contra Elio, hubo mucha tela de dónde cortar. Así, el panista Enrique Cambranis Torres dijo que era muy grave que este año la secretaría carezca de avance alguno en proyectos carreteros en la entidad, criticando además que el titular declarara públicamente que no es prioridad para esta dependencia más obras de impacto social.

Pero quien, sin duda, se llevó las palmas en cuanto a los cuestionamientos a la secretaría de Obras, fue el priísta Marlon Ramírez, quien responsabilizó al compareciente de entregar obras a empresas de reciente creación por 320 millones de pesos, y mostró pruebas al enseñar un contrato de una persona de nombre Víctor Manuel López Sandria, de 27 años, supuesto apoderado de José Octavio Méndez Morales, una obra por 11.5 millones de pesos, mientras que de acuerdo con la Ley de Obras Públicas del Estado, se requiere experiencia suficiente para llevar a cabo estos compromisos.

Marlon Ramírez Marín, mostró la fotografía del domicilio fiscal de la empresa LMN Constructores Asociados a la que le entregó más de 32 millones de pesos, en la colonia El Sumidero, imágenes de viviendas muy “modestas”. Añadió que las empresas de nueva creación a las que se les entregaron contratos no son de administraciones pasadas, sino de la actual, creadas en 2019.

Además, señaló que no se ejercieron mil 200 millones de pesos este año, siendo el subejercicio una práctica reiterada en la dependencia, porque año con año desde que tomaron posesión del cargo Hernández Gutiérrez y Elías Guevara, se deja de gastar el presupuesto asignado a obras de primera necesidad social, por si fuera poco, el dirigente del PRI en la entidad aseguró que mientras que lo poco que se ejecuta es con empresas “fantasma”.

Porque resulta poco creíble que en todos estos asuntos el inmaculado subsecretario no se haya dado cuenta de todos los tejemanejes de su jefe. La Ley de Servidores Públicos aclara perfectamente que, si un subordinado se da cuenta de un desvío de fondos o actos de corrupción de sus superiores, tiene la obligación de denunciarlo y el chamaco Guevara nunca dijo esta boca es mía.

Debieron pasar cuatro años en la administración para que se descubrieran estas anomalías que seguramente empezaron con el actual gobierno. Sin embargo, el gobernador presume que en su sexenio se ha construido más infraestructura que en las administraciones anteriores.

Ahora, Fernando Elías aparece, junto al secretario en el Congreso Local, como un Judas de la administración veracruzana.

PEGA Y CORRE

Desde que el Presidente de la República anunció que para el próximo año habría un incremento de 20 por ciento al salario mínimo, los empresarios afiliados al Consejo Coordinador Empresarial declararon a los medios que estaban de acuerdo. Señalaron que no era necesario ni discutirlo, ni que lo platicaran, como una muestra de que no hay ni enfrentamiento no distanciamiento entre el gobierno y los empresarios como algunos quieren hacer creer. Así avanzamos más y mejor. Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Ángel Álvaro Peña – La lectura de las marchas

Continua Leyendo

Columnistas

Gilberto Haaz Diez – La marcha que no vi

Publicado

en

Absorto en las cosas del Mundial, cuando no hay un juego están las barras de los comentaristas, los que sí saben del futbol y uno sigue allí pegado como romero buscando a Dios, en espera de que las cosas salgan bien. Debo decir que no vi la marcha de AMLO, creo que por dos minutos la espié en Foro TV de Televisa. No me interesaba más que el futbol y sus comentaristas. Supe por los diarios y redes sociales, que hubo un buen acarreo, torta y chesco y hasta 500 pesotes, eso está bien, ayuda a la economía y hace que muchos vayan de paseo, aunque sea un día, a CDMX. Los gobernadores todos se apuntaban, el que más gente llevaba, le ponían una estrellita, como en la escuelita de Jorge Ortiz de Pinedo. Jesús Ramírez Cuevas, el de Comunicación, pasaba lista, es el que le informa al presidente en las mañanas, todo, desde los chismes hasta lo bueno y malo, si el presidente sale de buenas, es por Jesús, si sale de malas, también por él. El de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez le cumplió. Cubrió su cuota. Llevó medio estadio Azteca en buses, ADO y AU y en lo que pudiera. Es uno de los consentidos de AMLO, no solo por esas cosas, porque es el campeón de los subejercicios, y ahora mismo leo que de los 8 mil millones de obras asignados, aún les quedan 4 mil 575 millones pendientes, que están calentando para regresarlos a la Federación y se utilicen en los programas sociales, o dónde quiera el patrón, o qué los gasten, que para eso son.  

LAS CORCHOLATAS VERACRUZANAS 

Las corcholatas veracruzanas allí debieron andar, Rocío Nahle, quien en la carrera se ve primera, Ricardo Ahued Bardahuil, el alcalde de Xalapa que, aunque lo niegue, se le mueve su corazoncito para suplir a Cuitláhuac por Morena, o por el MC de Dante, que ya le mandan flores para que deserte. El de los programas sociales, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, apoyado por la diputada Rosa María Hernández Espejo, de quien fue su jefe. Erick Patrocinio, el de la mano dura y declaraciones intimidantes a los alcaldes, aunque está en el top ten del cuarto bat, antes que él, Rocío, Ahued y Ladrón de Guevara, se le mueve su corazón. Y está el embasado, pues desde hace meses busca serlo; si Adán Augusto López llega a ser el candidato de AMLO  a la presidencia, no duden que Sergio Gutiérrez Luna, ex presidente de la Cámara de Diputados, el Checo, el rock star de Morena, sería derechito el candidato al gobierno de Veracruz. Eso por el lado de Morena y de los que gobiernan. Por el lado de enfrente sobra material, todos los Yunes: Miguel Ángel junior, Fernando, Pepe Yunes Zorrilla, Héctor Yunes Landa y, porque la Constitución veracruzana no lo permite, sino pondrían a papá Yunes Linares. También se ha mencionado la esposa, Paty Lobeira de Yunes, alcaldesa de Veracruz; el alcalde de Orizaba, Juan Manuel Diez Francos, que llega con dos nuevas obras para este Pueblo Mágico y turístico. El Tobogán de la montaña, y Casavegas, la joya de la corona. Puntean también, Julen Rementería, el senador que ya se enfiló, y el enigmático Dante Delgado Rannauro, que podría serlo, como ya lo fue una vez interino, ahora sería constitucional sexenal. Lo demás es pura morralla, como decía el difunto periodista, Rogelio Freyre. Busquen el suyo y cierren las puertas. 

NOTAS DEL MUNDIAL 

Al orizabeño Fidel Kuri Grajales le lucieron senda manta en apoyo en Qatar, para que regrese a Los Tiburones al estadio Pirata Fuente, circuló en redes sociales. Acusaron en un tik tok que Messi pateó una camiseta, me imagino que era la de Guardado, con quien cambió su camiseta. Algunos mexicanos se desgarraron las vestiduras, como si fuera la Bandera mexicana. Ni la pateó ni nada, la hizo a un lado. Messi es querido y adorado por todos los niños mexicanos y muchos adultos. Ayer mismo circuló un video cuando en un juego Barcelona-Betis, Andrés Guardado le llevó a su hijo pequeño, Messi lo cargó en brazos y Guardado le tomó una foto. Ya hasta metieron una nota de Instagram de Canelo Álvarez que, cuando viera a Messi se lo iba a surtir. No puede. Este lo agarra a golpes, pero Messi a patadas, y debe ganar Messi. Dejemos eso y apoyemos a quienes nos guste. Para que tantos brincos, estando el suelo tan parejo. 

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Gilberto Haaz Diez – Hoy juega México

Continua Leyendo

Columnistas

Javier Roldán – El músculo de la 4T   

Publicado

en

La insoslayable brevedad  

Por Javier Roldán Dávila  

Ya vimos a Juárez, pero Maximiliano no se quiere asomar  

Resultó evidente que, en la organización de la marcha realizada el pasado domingo, para celebrar los cuatro años de gobierno del presidente López Obrador, hubo una intervención directa de autoridades morenistas de todos los niveles, sin embargo, eso no es lo destacable. 

Más allá del acarreo, la manifestación se convirtió en una muestra palpable de la fortaleza de la 4T, una demostración de poder que aceitó la maquinaria de cara al 2024, irán con todo por la continuación de su proyecto. 

Mientras la oposición, busca revertir las fracturas por los vaivenes legislativos de Alito Moreno y el PRI, el movimiento lopezobradorista dio una exhibición de que se encuentra en buenas condiciones, para respaldar a la ‘corcholata’ elegida por el Big Brother, en lo fundamental, están cohesionados. 

Desde luego, el tabasqueño reiteró sus posiciones ideológicas y promueve que, en el 2024, se den unos comicios plebiscitarios: votar por la continuidad del llamado ‘humanismo mexicano’ o abrir la puerta al retorno del PRIAN, no hay otra opción. Las alternativas están polarizadas, tal como se plantea todas las mañanas en Palacio Nacional: ‘liberales contra conservadores’. 

En sí, las dos movilizaciones recientes, fueron una apertura del juego por ambos bandos, no obstante, el quid de la cuestión no es ver donde se juntaron más personas, sino, quienes llevan más sufragios a su causa. 

El tiro está más que cantado y como Fox en el 2006, AMLO buscará ganar su segundo periodo por interpósita persona. 

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Javier Roldán – El Tata no volverá con la frente marchita   

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.