Operador

3 enero 2017 || 9:58 ||
Compartir en redes

Por Mario Noriega Villanueva

Sin duda alguna, el sistema azul-amarillo tiene a un obediente servidor público en esta ciudad, porque Gervasio Aguilar López, sí que desde la Jurisdicción Sanitaria número 3, está convertido en un operador de toda estrategia política emanada desde palacio de gobierno de Xalapa. Si se veía venir la acción a todo lo que se viera rojo, y desde un principio, con su toma de posesión, se vio que así iba a ser. En efecto, durante la madrugada del domingo para amanecer lunes, en todas las oficinas del Seguro Popular que funcionan en el estado, se dispuso cambiar las chapas de las oficinas que funcionan en el Hospital Regional Poza Rica para que nadie entrara y aquí, puntualmente personal enviado por el titular de la JS-3, cumplió la orden con exactitud.

Ningún trabajador del Seguro Popular, incluyendo al jefe de esa oficina, debía entrar, y así se hizo, de manera que nadie penetró al inmueble y las actividades se paralizaron, dejando a muchísimos presuntos derechohabientes y a aquellas personas que pretendieron ratificar su seguro, sin atención. Nadie logró penetrar y decidieron ir a interponer una denuncia ante la Fiscalía Regional Poza Rica, dando a conocer a los medios de comunicación que no sabían por qué de una actitud como la que se concretó ayer y que perjudicó a mucha gente que viene desde lo más recóndito de la sierra, para ratificar su intención de seguir disfrutando de los “beneficios” de esa “modalidad” de la medicina social.

Extraoficialmente, se sabe que toda esta acción, se ejecutó a nivel estatal y a nivel estatal se dio el movimiento que conllevó a denuncias ante, la Fiscalía Regional, que ni fu ni fa sencillamente porque este sistema de atención médica corresponde al orden federal. El meollo de todo este desmargayate que afecta a centenas de trabajadores, muchos de los cuales no se ha comprobado que lo sean pero que sin embargo, cobraban salarios por diferentes cantidades de dinero.

La investigación al respecto la lleva a cabo la Secretaría de Salud y la información completa se dará a conocer en cuanto se concluya y se determine quiénes si son trabajadores y quiénes solo figuraban en las nóminas y cobraban “sin dar golpe” –al menos en las oficinas a las que estaban “adscritos”. Por eso es que a Gervasio le pasan a segundo término las actividades de la Jurisdicción Sanitaria y se dedica a cumplir órdenes y actividades de tipo político y así las cosas, por mucho y que se lo ordenen “de arriba”, incurre en responsabilidades de tipo penal.

Pero bueno, por lo pronto, las actividades del Seguro Popular cuya atención, es ineficiente por insuficiencia de infraestructura hospitalaria y médicos es más que notoria y constituye un atentado a la integridad física de los derechohabientes a los que parece que piden regalado cuando pagan y un buen dinero para quedar incorporados, cuando van a solicitar los servicios médicos.

El seguro popular lo tenía el sistema priista como un activo para generar votos a sus candidatos, pero no se sorprenda que ahora vaya a ser para los abanderados de los azul-amarillo, pero para eso, tendrá que sacudirse todo lo que huela a Fidel Herrera y a Javier Duarte de Ochoa, los autores conforme al juicio popular, del saqueo de los dineros de los veracruzanos, para la adquisición de bien muebles e inmuebles y otros activos, para loe ex gobernadores y sus respectivas pandillas de saqueadores. Eso provocará que la sociedad veracruzana  siga en crispación y en confrontación riesgosa entre el sistema que fue extirpado y el actual, que por cierto s quiere fortalecer su proyecto, tendrá que ser más cauto y observante de la ley en cada una de las acciones que ejecute, porque es cierto, hay que ir con todo, pero bajo la rectoría de los marcos legales y no violentándolos.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com