Ponte en contacto

Meta

Croacia logra su boleto a octavos de final del Mundial de Qatar 2022; elimina a Bélgica

Publicado

en

Qatar.- Croacia logró su pase a la ronda de octavos de final del Mundial de Qatar 2022 como segunda del grupo F, tras empatar sin goles frente a Bélgica, que se queda fuera a las primeras de cambio.

Si España queda primera de su grupo, los croatas serán el rival de la selección que dirige Luis Enrique en octavos de final.

Foto: Yahoo

La crónica
Romelu Lukaku apareció como el faro al que se agarraba Bélgica para estar en octavos de final, pero el máximo goleador de la historia de su selección -68 tantos- acabó fallando hasta cuatro ocasiones claras de gol, se fue llorando del terreno de juego y fue la Croacia de un Luka Modric sublime la que se plantó en octavos de final del Mundial de Qatar 2022.

No se liberó Bélgica de la presión que aseguraba Roberto Martínez que tenían tras la derrota contra Marruecos. Cambió su esquema el técnico en busca de darle algo diferente a su equipo, pero fueron los balones largos los que predominaron en el juego belga. Y ahí, Kevin de Bruyne no puede aportar nada.

En la única jugada en la que le llegó el balón con ventaja condujo a campo abierto y cuando parecía que se le habían cerrado las opciones, encontró a Mertens, quien delante del guardameta Dominik Livakovic mandó el balón arriba en el minuto 13 de partido. Esta y centros laterales rasos sin encontrar rematador -sin ‘9’ de inicio Bélgica- fueron los únicos acercamientos frente a una Croacia que jugó con el marcador.

El 0-0 no le daba la primera plaza del grupo, pero sí la clasificación. Jugó tranquila, al son de un Modric que, sin necesidad de hacer esfuerzos para recibir solo el balón, le dio frescura y desahogo al juego de los suyos. Y rozaron el 1-0 en una acción que dará mucho que hablar.

En el minuto 15, tras la mejor ocasión de Bélgica, Carrasco cometió el que iba a ser su segundo penalti del torneo. Mal control dentro del área y al intentar despejar pisó a Kramaric. El colegiado inglés Anthony Taylor no dudó y señaló la pena máxima.

Foto: Twitter

Modric no quería mirar a Courtois. Sabe de lo que es capaz su compañero en el Real Madrid, que en el primer partido de su selección en el Mundial paró un penalti a Alphonso Davie, pero no tuvo la oportunidad de retarle. Taylor fue a la pantalla a revisar un posible fuera de juego milimétrico en el inicio de Lovren con Vertonghen.

Ni el fuera de juego semiautomático pudo determinar a ciencia cierta si la posición era legal o no. Le marcaron las líneas y decidió rectificar con una imagen que, cuando se mostró en los videomarcadores, no sacó de ninguna duda.

Y tampoco alteró el ritmo de un partido plano en el que Bélgica tenía que poner el fútbol. Y no lo tenía. Hasta que apareció Lukaku como recurso. Generó, pero falló y en sus botas acabarían muriendo las esperanzas belgas.

Roberto Martínez sacó al terreno de juego al máximo goleador de la historia de la selección de Bélgica tras el descanso. Tras llegar lesionado a Catar, no tiene para más. Y era el todo o nada para los suyos. Con él en el campo, los balones largos ya tenían algo de sentido.

Bélgica se estiró, revivida por un par de acercamientos gracias a las ventajas que genera Lukaku y por la necesidad de ganar para estar en octavos. Y Croacia avisó. Disparos de Kovacic, Brozovic y Modric que despejó Courtois en su partido número 100 con los ‘diablos rojos’.

Respondió Bélgica, pero ni Carrasco primero, con una salvada debajo de Juranovic a última hora, ni Lukaku, quien estrelló un rechace en un poste, pudieron materializar las mejores ocasiones de Bélgica.

Los minutos pasaban y Bélgica veía cómo se le esfumaba el pase a octavos de final, con una Croacia que vivía tranquila, más allá de la tensión propia de que un gol cambiaba el escenario por completo. Todo al ritmo de un Modric que es incombustible. No dio un solo pase que no provocase una ventaja para sus compañeros y tiró de experiencia para ganarle minutos al reloj.

Unos minutos que estuvo cerca de echar de menos, pero no fue, ni mucho menos, el día de Lukaku. Un remate dentro del área en el minuto 86 lo mandó fuera, cuatro minutos después no estuvo fino a la hora de rematar con el portero croata ya superado y en el segundo minuto del tiempo añadido Josko Gvardiol le quitó el balón de los pies y, por consiguiente, acabó con la generación de oro del fútbol belga.

Con información de EFE

Meta

Veracruz será sede del selectivo para conformar al equipo mexicano para Mundial de Fireball

Publicado

en

Veracruz, Ver.- La Federación Mexicana de Fireball Extreme Challenger (FXC) decidió que fuera a la ciudad de Veracruz donde se realice el selectivo para conformar al equipo mexicano que los representará en la Copa del Mundo 2025, misma que se desarrollará en Europa en sede aún por definir.

Max Bartoli, co creador del FXC, mencionó que los días 6 y 7 de julio se realizará el selectivo que será supervisado por el entrenador de la Selección de México, Jaime Gotoo Vázquez, quien expuso que la convocatoria ya está abierta y está dirigida a atletas de entre los 18 y 40 años.

«Deben estar en excelente estado de salud, ya que es un deporte muy demandante físicamente, buscamos deportistas de todas las complexiones físicas y que posean una gran determinación. No importa en que ciudad del estado o en que parte de México vivan, si les gusta el FXC y quieren buscar un lugar en la selección nacional, les invitamos a que se presenten en los distintos selectivos que se harán en el país. Por lo pronto, aquí en Veracruz será el 6 y 7 de julio», expresó.

Los interesados pueden comunicarse al teléfono 229 433 7781 o enviar un correo a fireballfederation de gmail, donde se les informará el lugar y hora en la que deberán presentarse.

Finalmente, Max Bartoli comentó que, además de México, en esta Copa Mundial de FXC a celebrarse en el otoño de 2025 también participarán Trinidad y Tobago, Italia, Chipre, Estados Unidos, España, Ecuador, Uganda, India y Croacia, entre otros; cabe recordar que en 2018, México asistió al primer evento internacional de FXC celebrado en Nápoles, Italia, en donde obtuvo el subcampeonato.

Por Alejandro Ávila

Continua Leyendo

Meta

Muere en Brasil el piloto argentino de motociclismo de 9 años, Lorenzo Somaschini

Publicado

en

Brasil.- Lorenzo Somaschini, el piloto argentino de motociclismo de 9 años que se accidentó durante un entrenamiento libre del Campeonato de Superbike de Brasil, falleció la víspera en un hospital de São Paulo.

“SuperBike Brasil anuncia, con gran tristeza y pesar, el fallecimiento del piloto Lorenzo Somaschini este lunes (17/6)”, señaló el comunicado divulgado por los organizadores del torneo.

El menor argentino estaba internado desde el viernes 16 de junio en cuidados intensivos en el hospital Albert Einstein, de São Paulo, por el golpe que recibió en la cabeza luego de la caída que sufrió durante una práctica libre de la Copa Honda Junior, en el autódromo de Interlagos, la sede de la Fórmula 1 en Brasil.

En el comunicado, los organizadores del evento se mostraron “consternados” por la muerte del niño y señalaron que desde el momento del accidente han prestado asistencia a los familiares del joven motociclista, que fue atendido “rápidamente en el lugar”, tras la caída y trasladado en una ambulancia a un hospital.

Foto: Ahora

La Copa Honda Junior, una de las competencias juveniles más reconocidas en el continente americano, reúne a corredores de entre 8 y 16 años en motocicletas de 160 centímetros cúbicos con pedales y manillares adaptados a la talla de cada participante.

Lolo Somaschini, nacido en la ciudad de Mendoza el 17 de julio de 2014, era un apasionado por la motos desde los cuatro años y soñaba con llegar al Gran Prix y ser campeón del mundo.

“Todos en el equipo de SuperBike Brasil están consternados por el evento y expresan sus sinceras condolencias a todos los familiares y amigos de Lorenzo”.

Con información de agencias y FOX Sports Digital

Continua Leyendo

Meta

Celtics conquistan el título de la NBA; derrotan a Mavericks para alcanzar su anillo número 18

Publicado

en

Estados Unidos.- Los Boston Celtics conquistaron el título de la NBA derrotando a los Dallas Mavericks por 106-88 (4-1 en la serie) para alcanzar su anillo número 18.

Los Celtics son ahora el equipo con más títulos de la historia de la NBA ya que este nuevo campeonato les permitió desempatar con sus eternos rivales: Los Angeles Lakers (17).

Los de verde no ganaban un anillo desde 2008 cuando Paul Pierce, Kevin Garnett y Ray Allen alcanzaron el número 17 venciendo precisamente a los Lakers.

Foto: Heraldo de Aragón

Dieciséis años después, la legendaria franquicia de Bill Russell, Larry Bird, Red Auerbach y muchos otros mitos del baloncesto ya tiene a nuevos dioses para su panteón con un conjunto liderado por Jayson Tatum y Jaylen Brown (MVP de estas Finales) que, del principio al final de la temporada, ha sido el imparable dominador de la liga.

Primeros del Este con el mejor balance de la NBA (64-18), los de Joe Mazzulla aplastaron a todos sus rivales de conferencia y tampoco dieron opción en las Finales a los muy meritorios Mavericks de un Luka Doncic con un físico tremendamente castigado.

El anillo supone además la ansiada redención de los “Jays”, que habían llegado cinco veces a la final del Este y una a las Finales -sin contar esta- quedándose siempre al borde de la gloria, sobre todo en aquellas dolorosas Finales perdidas ante los Golden State Warriors en 2022.

Nunca más tendrán que escuchar las críticas que aseguraban que no estaban preparados para brillar en los momentos más importantes.

Al lado de Tatum y Brown, los Celtics han disfrutado del quinteto más completo y apabullante de la temporada.

Kristaps Porzingis -quien regresó este lunes tras perderse dos partidos por lesión- y Jrue Holiday fueron dos fichajes de lujo y un Derrick White multiusos redondeó ese heroico quinteto ya inolvidable.

Desde el banquillo, el primero en salir siempre fue otro de los grandes protagonistas de esta velada apoteósica: el dominicano Al Horford, que a sus 38 años y tras 17 temporadas por fin tocó el cielo de la NBA.

Foto: Eurosport

Ese espléndido juego colectivo apareció en su plenitud en el definitivo encuentro: Tatum rozó el triple-doble en su mejor partido de las Finales (31 puntos, 8 rebotes y 11 asistencias); Brown consiguió 21 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias; Holiday aportó 15 puntos y 11 rebotes; White sumó 14 puntos y 8 rebotes; Horford logró 9 puntos y 9 rebotes…
… y también el rebote de equipo (51 por 35) y la defensa estuvieron a la altura (29.7 por ciento en triples de Dallas).

Los Mavericks, que extendieron a 0-157 el balance histórico en la NBA de equipos con 3-0 en contra (nadie jamás lo ha remontado), acabaron con sabor amargo una campaña por otro lado fantástica en la que Doncic e Irving volaron de la mano, Dereck Lively destacó como novato y los fichajes de Daniel Gafford y P.J. Washington les permitieron reinar en el Oeste.

Rotundamente inferiores a estos majestuosos Celtics a lo largo de la serie, los Mavericks contaron en su despedida con 28 puntos, 12 rebotes y 5 asistencias de Doncic mientras que Irving volvió a apagarse en Boston con solo 15 puntos y 9 asistencias.

Gloria de verde

Como niños temblorosos el primer día de escuela entraron al partido los dos conjuntos. Los nervios, las imprecisiones y los errores se acumularon sin pausa en un primer cuarto más emocionante que brillante.

El TD Garden, con un ambiente extraordinario, era un volcán verde desde mucho antes del salto inicial. Pero su erupción llegó al máximo con la entrada de Porzingis, recibido ya como un auténtico héroe de Boston pese a estar claramente mermado.

Sin apenas rastro de Doncic (5 puntos) y con Irving perdido en combate (0), Josh Green dio oxígeno a los Mavericks con dos triples.

Pero en medio de la incertidumbre y las manos vacilantes emergieron Brown y Holiday, con 6 puntos cada uno y un rabioso compromiso defensivo. Precisamente esa dureza atrás y varios contraataques seguidos propulsaron a los locales con un sensacional parcial de 9-0 para cerrar el primer cuarto con la moral en alto (28-18).

El segundo periodo fue el de ajustar cuentas pendientes: si Boston no había brillado en los triples hasta ahora y a Tatum le faltaba explotar en anotación ambas cosas se dieron la mano en ese cuarto.

Tatum se lució con 12 puntos y un tramo pletórico y los Celtics maravillaron desde el perímetro con un gran 7 de 11 en triples hasta anotar 39 puntos solo en ese segundo capítulo.

Los Mavericks empezaron a derretirse sin que sus estrellas pudieran remediarlo y la puntilla la puso Payton Pritchard en uno de esos momentos mágicos de la NBA: el pequeño base deslumbró con un triple sobre la bocina y desde el centro del campo, exactamente idéntico al alucinante tiro que ya había clavado en el segundo partido en esas condiciones imposibles.

Con 67-46 y todo a favor se fueron los Celtics al vestuario. Tatum (16 puntos y 9 asistencias), Brown (15 puntos) y Holiday (11) marcaron el paso mientras Derrick Jones Jr. (10 puntos) era el sorprendente máximo anotador de unos Mavericks huérfanos de Doncic (9 puntos) e Irving (5).

No había indicios de que los Mavericks pudieran orquestar una remontada ni que pudieran acercarse a su magnífico nivel del cuarto partido.

Ni siquiera un mal tercer cuarto de los Celtics (29.2 por ciento en tiros) les permitió estrechar una diferencia que ya no bajó de los 17 puntos por mucho que Doncic lo intentara con 9 puntos en ese periodo.

El último cuarto arrancó con un incontestable 86-67 y los fans de Boston ya solo tuvieron que descontar los segundos para lograr el anillo 18 en una memorable noche de gloria verde.

Con información de EFE

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.