Ponte en contacto

Tecnología

Pacientes hospitalizados por Covid pueden presentar síntomas 2 años después: Estudio

Publicado

en

China. – La infección por el coronavirus causa la enfermedad COVID-19 y sus secuelas provocan otro síndrome, que ya está reconocido como COVID-19 de larga duración o post COVID. Es desarrollada por personas que han tenido la infección, confirmada o probable, de coronavirus. Ahora, se descubrió que incluso dos años después la mayoría de las personas que fueron hospitalizadas con coronavirus a principios de la pandemia presentaban síntomas persistentes, según un nuevo estudio que puede ser uno de los más largos y amplios de los que se tiene constancia en el seguimiento de personas con el problema.

La investigación sobre la personas que tuvieron COVID prolongado se llevó a cabo en China, el país donde se diagnosticaron los primeros casos de COVID-19. El estudio fue publicado en la revista The Lancet Respiratory Medicine.

Los científicos descubrieron también que el 55% de los pacientes seguía teniendo al menos un síntoma de COVID-19 dos años después. En realidad, se trata de una mejora con respecto a los seis meses posteriores a la infección, cuando el 68% tenía síntomas.

Foto: Con Salud

Los investigadores del Hospital de la Amistad China-Japón examinaron los registros de 1.192 personas que habían sido hospitalizadas en el Hospital Jin Yin-tan de Wuhan, China, y que fueron dadas de alta entre el 7 de enero y el 29 de mayo de 2020.

Los investigadores hicieron un control a los seis meses, 12 meses y dos años después de que los pacientes fueran dados de alta y les pidieron su evaluación subjetiva de los síntomas. También se evaluó a los participantes mediante pruebas médicas más objetivas, como pruebas de función pulmonar, tomografías computarizadas y pruebas de marcha de seis minutos.

En general, los participantes tenían peor salud dos años después. Los que tenían síntomas persistentes de COVID-19 manifestaban dolor, fatiga, problemas para dormir y problemas con su salud mental. Los pacientes que recibieron un mayor apoyo respiratorio mientras estaban hospitalizados tuvieron más problemas pulmonares que los demás a largo plazo.

Los participantes con síntomas persistentes también fueron a la consulta médica con más frecuencia que antes de la pandemia. Les costaba más hacer actividad física y, en general, informaban de una peor calidad de vida. La mayoría volvió a trabajar, pero no está claro si lo hizo al mismo nivel que antes de enfermar.

En los cuestionarios de salud mental, el 35% informó de dolor o malestar y el 19% tenía ansiedad o depresión. La proporción de pacientes con COVID-19 sin COVID de larga duración que informaron de estos síntomas fue del 10% y del 4% a los dos años, respectivamente. Los participantes con COVID largo también informaron con más frecuencia de problemas de movilidad (5%) o de niveles de actividad (4%) que los que no tenían el síndrome (1% y 2% respectivamente).

Los participantes en el programa COVID de larga duración recurrieron con más frecuencia a los servicios de atención sanitaria tras el alta, y el 26% declararon haber acudido a una consulta externa en comparación con el 11% de los participantes sin PostCovid. Con un 17%, la hospitalización entre los participantes con COVID prolongado fue mayor que el 10% del grupo control.

El coautor del estudio, el doctor Bin Cao, del Hospital de la Amistad China-Japón, dijo que espera que la investigación anime a los médicos a hacer preguntas de seguimiento a sus pacientes que tuvieron coronavirus, incluso años después de su infección inicial. “Hay una clara necesidad de proporcionar apoyo continuo a una proporción significativa de personas que han tenido Covid-19 y de comprender cómo las vacunas, los tratamientos emergentes y las variantes afectan a los resultados de salud a largo plazo”, dijo Cao en un comunicado de prensa.

Foto: El Español

El estudio tiene algunas limitaciones. Los investigadores no compararon los resultados con las personas que fueron hospitalizadas por problemas que no fueran COVID-19 para ver si también tenían síntomas persistentes. Compararon el grupo hospitalizado con las personas de la comunidad que nunca tuvieron Covid-19. Ese grupo también tuvo problemas de salud un año después, pero eso ocurrió en sólo la mitad de las personas que en el grupo hospitalizado.

Otra limitación fue que la investigación se llevó a cabo en un solo hospital, por lo que los resultados pueden no ser universales para todos los pacientes de COVID-19 hospitalizados. Al principio de la pandemia, los pacientes solían permanecer en el hospital durante más tiempo que ahora, lo que podría influir en la duración de los síntomas. Como la investigación se realizó al principio de la pandemia, no está claro si habría resultados similares en personas que enfermaron con variantes del coronavirus que surgieron después o en aquellas que habían sido vacunadas.

“Lo único que sé que puedo ofrecer con seguridad a los pacientes de COVID prolongado es la vacunación”, dijo a la cadena CNN el doctor Devang Sanghavi, de la Clínica Mayo en Jacksonville, que no participó en el estudio. “Cuando comparamos a los pacientes no vacunados con los vacunados y vemos la incidencia de los síntomas de Covid largo, los pacientes vacunados tienen síntomas menos graves y es menos frecuente que tengan COVID de larga duración”, afirmó.

Al igual que los autores del estudio en China, Sanghavi espera que el estudio sirva para que los responsables políticos se den cuenta de la importancia de financiar la investigación sobre el Covid largo y de crear infraestructuras para atender mejor a los pacientes con Covid largo. Podría haber millones de personas con Covid largo.

El doctor Sanghavi opinó que será necesario formar a más médicos para que sepan cómo ayudar a las personas con Covid de larga duración. “Nuestro sistema de atención sanitaria no está preparado para el tipo de afluencia de pacientes que traerá esta enfermedad”, advirtió.

Consultada por el medio Infobae, la jefa de neumonología del Hospital Nacional Posadas de la Argentina, la doctora Alejandra González, comentó que con respecto a la posibilidad de desarrollar el trastorno COVID de larga duración se debe tener en cuenta: “No es necesario que todas las personas que tuvieron el COVID-19 realicen un chequeo durante los meses siguientes a la infección. Pero hay que tener en cuenta que la consulta dependerá de la severidad del cuadro del COVID-19, de los antecedentes del paciente y de la presencia o persistencia de síntomas”.

Hay muchos estudios en marcha en búsqueda de las causas del síndrome post COVID, “pero mientras tanto es importante escuchar al paciente que sufre, descartar diagnósticos diferenciales y ofrecer el mejor tratamiento posible”, sostuvo el médico cardiólogo Mario Boskis, de la Sociedad Argentina de Cardiología.

Con información de Infobae

Tecnología

Hidrógeno, el verdadero combustible del futuro

Publicado

en

Por

México. – Empeñados como estamos en hacer de la electricidad la única fuente de energía para el futuro, nos hemos olvidado de la mayor reserva de combustible no contaminante del mundo: el hidrógeno. Este gas se puede generar a partir de fuentes renovables, almacenarse y ser utilizado, a través de pilas de combustible, para generar electricidad sin contaminar.

La clave del futuro energético es encontrar un vector que se pueda acumular y sea capaz de producir energía. El vector propuesto por todos los ponentes de la última Conferencia sobre Transición Energética para recortar las crecientes emisiones de CO₂ fue el hidrógeno (H₂), el gas que sustituirá a todos los combustibles contaminantes en una década, según algunos expertos.

Cómo obtener hidrógeno
El hidrógeno es el elemento químico más abundante, pues forma nueve de cada diez átomos del universo. Donde más abunda es en las estrellas y en los planetas gaseosos gigantes, donde aparece en estado de plasma.

Foto: BBVA

Bajo las condiciones normales de presión y temperatura de la Tierra, el hidrógeno se presenta en forma molecular o diatómica (H₂), siempre en estado gaseoso. En ese estado es muy poco abundante en nuestra atmósfera debido a que su pequeña masa le permite escapar a la atracción gravitatoria más fácilmente que otros gases más pesados. Por eso, aunque es el decimoquinto elemento más abundante en la superficie terrestre, la mayoría forma parte de compuestos químicos como los hidrocarburos y el agua.

Si uno quiere emplear una pila de hidrógeno, lo primero que tiene que conseguir es hidrógeno puro. Hoy día, la manera más económica de producirlo de forma comercial es a partir del gas natural mediante un proceso de reformado con vapor. Sin embargo, las reservas de gas natural son finitas y, por lo tanto, no son una fuente fiable. Se puede extraer hidrógeno del carbón y de las arenas bituminosas, aunque hacerlo aumentaría drásticamente la emisión de CO₂ a la atmósfera. Se podría utilizar también energía nuclear, con los problemas que ello acarrea.

El hidrógeno también se puede obtener por fermentación, por medio de producción biológica en un biorreactor de algas, por procedimientos químicos (reducción química) y por calor (por termólisis).

El procedimiento de obtención más prometedor es por electrólisis hídrica. Es decir, por descomposición del agua en sus dos componentes, oxígeno e hidrógeno, gracias a una corriente eléctrica suministrada por una fuente de alimentación, una batería, una pila o cualquier fuente renovable, que se conecta mediante electrodos al agua. Para disminuir la resistencia al paso de corriente a través del agua se suele añadir un electrolito fuerte como una sal de sodio.

Imaginen ahora una planta de generación renovable de electricidad cercana a una gran fuente de agua salina: el océano. La electricidad necesaria para la electrolisis se produciría mediante aerogeneradores costeros, aprovechando las mareas (energía mareomotriz) o las olas (energía undimotriz).

Una planta industrial de electrolisis descompondría el agua en oxígeno (liberado a la atmósfera sin problema contaminante alguno) e hidrógeno, que, tras un almacenaje en depósitos como se hace con el gas, estaría disponible para ser usado como combustible. Desde los depósitos, el hidrógeno se trasladaría hasta las unidades de consumo (fábricas, hogares o estaciones de servicio), de la misma forma que hacemos con el gas: a través de gasoductos (mejor dicho, de hidroductos) que podrían ser los mismos que actualmente distribuyen gas natural hasta los cuartos de calderas de nuestras casas.

Foto: Noticias de Israel

En un futuro no muy lejano, allí donde hoy se encuentra una caldera que quema gas, gasoil o cualquier otro combustible contaminante, habrá una pila de combustible capaz de generar electricidad con el hidrógeno que llegará por hidroductos comerciales. Bastará con inyectar oxígeno procedente de la calle para generar la electricidad que demande todo el edificio con un rendimiento que casi triplica al de la quema de combustibles tradicionales y sin emitir gases contaminantes. Además, la pila de combustible produce vapor de agua como residuo; el vapor podrá usarse para la calefacción en invierno y, acoplado a una máquina de absorción, para transformar el calor en frío y tener aire acondicionado durante el verano.

El hidrógeno ya está aquí

El fabricante de automóviles japonés Honda ha desarrollado la Home Energy Station, un sistema doméstico y autónomo que permite obtener hidrógeno a partir de energía solar para repostar vehículos de pila de combustible y aprovechar el proceso para generar electricidad y agua caliente para el hogar.

Como Japón, los gobiernos de toda Europa ya han comenzado a establecer sus programas de investigación y de desarrollo del hidrógeno, y están en las etapas iniciales de introducción de estas tecnologías en el mercado.

En 2006, Alemania destinó 500 millones de euros a la investigación y al desarrollo del hidrógeno, y comenzó a elaborar sus planes para crear una hoja de ruta nacional con el objetivo declarado de liderar a Europa y al mundo hacia la era del hidrógeno en la década de 2020.

Alemania ya ha puesto en circulación el primer tren del mundo impulsado por pilas de hidrógeno que elimina las emisiones contaminantes causadas por la combustión. Este país, que está liderando el uso de las renovables y el abandono de los combustibles fósiles, se une a Japón, que ha apostado claramente por un futuro energético a base de hidrógeno. Algunas compañías, como Honda, DaimlerChrysler, Ford, General Motors/Opel, Hyundai, Kia, Renault/Nissan y Toyota están desarrollando proyectos relacionados con los vehículos de hidrógeno.

En 2018, los modelos Mirai movidos por hidrógeno fabricados por Toyota circulan en Alemania y en Dinamarca. Esta última cuenta ya con diez estaciones de servicio que suministran hidrógeno (ESH) y rellenan el depósito en unos minutos. Alemania dispone ya de 60 ESH, por debajo del líder mundial, Japón, que cuenta con 96.

Con la adecuada planificación, es posible circular por estos países sin quedarse secos. Gracias a una inversión de 350 millones de euros, Alemania planea instalar 400 surtidores y aspira a convertirse en la potencia europea del hidrógeno.

El hidrógeno ya está llamando a nuestras puertas.

Con información de TN

Continua Leyendo

Tecnología

Datos de WhatsApp ya pueden transferirse al migrar de Android a iPhone

Publicado

en

Por

México. – Los datos de las cuentas de WhatsApp, incluyendo mensajes, fotografías y vídeos, ya pueden transferirse cuando un usuario cambia su teléfono con sistema operativo Android por un iPhone que use iOS.

Según informó Apple, desde este martes y en versión de pruebas (la conocida como Beta), ya se podrá transferir toda la información relativa a esta popular aplicación de mensajería instantánea, algo que, de acuerdo con la compañía de la manzana mordida, venía siendo una de las principales reclamaciones de los usuarios de la app.

Foto: Diario Libre

La firma de Cupertino (California, EE.UU.) no precisó por el momento la fecha en la que esta opción estará disponible para el público general, más allá de quienes accedan a la versión de prueba.

La manera de transferir los datos de WhatsApp será la misma que para el resto de programas cuando un usuario pasa de usar un teléfono operado con Android a uno operado con iOS, y será el propio sistema el que sugiera la migración de datos.

Desde Apple aseguraron que la información se empaqueta de manera segura para que ni la propia empresa pueda acceder a ella, y matizaron que pese a que la mayoría de información pasará de un dispositivo a otro, habrá excepciones con algunos datos sensibles como aquellos relativos a pagos.

Cuando un usuario migre sus datos de WhatsApp de Android a iOS y active su cuenta en el iPhone, esta dejará de estar activa en el dispositivo antiguo.

Foto: Noticias Telemicro

Según los últimos datos, WhatsApp (propiedad de Meta, la empresa matriz de Facebook e Instagram) tiene más de dos mil millones de usuarios en el mundo, lo que la convierte en la aplicación de mensajería instantánea más usada.

A su vez, se estima que en torno a mil millones de personas en el mundo usan teléfonos iPhone.

Con información de EFE

Continua Leyendo

Tecnología

Brote de viruela del mono tiene “muy probablemente un único origen”, según estudio

Publicado

en

Por

Portugal. – El brote de viruela del mono que se ha detectado a la vez en varios países tiene “muy probablemente un único origen” y la cepa es posible que presente cambios evolutivos recientes, según un estudio que publica Nature Medicine.

El mayor brote de viruela del mono descrito hasta ahora en países donde esta enfermedad no es endémica fue identificado en Reino Unido en mayo y, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud, se han registrado 3 mil 300 casos en 40 países.

Foto: Noticias SIN

Un equipo del portugués Instituto Nacional de Salud doctor Ricardo Jorge encabezado por João Paulo Gomes hizo un análisis de genoma del virus para intentar establecer la trayectoria evolutiva del brote.

Los datos indican que la cepa asociada al actual brote es una rama divergente bien definida del virus de un brote de 2018-2019 en un país endémico, Nigeria, exportado a otros y con vinculación genética con otro registrado también en ese país africano en 2017-2018.

Esta rama divergente puede representar una evolución acelerada en curso, según los autores.

El actual virus diverge de los virus relacionados de 2018-2019 en unos 50 polimorfismos de un solo nucleótido, o variaciones genéticas, mucho más de lo esperado para los ortopoxvirus.

Todas las cepas del brote secuenciadas hasta ahora “se agrupan estrechamente, lo que sugiere que el brote en curso tiene un único origen”.

En conjunto, los datos actuales apuntan a un escenario de más de una introducción desde un único origen, con un evento o eventos de superdifusores -por ejemplo saunas utilizadas para encuentros sexuales- y viajes al extranjero que probablemente desencadenaron la rápida difusión mundial, agrega el estudio.

Foto: Portal Noticias

El equipo señala que no se puede excluir la hipótesis de un periodo prolongado de diseminación críptica (transmisión no detectada) en humanos o animales en un país no endémico, por ejemplo, después de las importaciones reportadas en 2018-2019.

La transmisión silenciosa de persona a persona, entre otras causas por una falta o mala diagnosis, “parece menos probable” si se tienen en cuenta las características conocidas de la enfermedad en los individuos afectados, que suelen ser lesiones cutáneas localizadas o generalizadas.

La transmisión críptica en un huésped animal en un país no endémico, seguida de un evento de propagación reciente es otra hipótesis, aunque, “de nuevo, esto sería de alguna manera sorprendente ya que tal escenario nunca ha sido reportado”.

El estudio señala que el actual virus pertenece al clado (que define la evolución biológica de un organismo) 3 de la viruela del mono, dentro del denominado clado “África occidental”que también incluye el 2.

Los virus de la viruela del mono de los clados 2 y 3 se notifican “con mayor frecuencia” desde el oeste de Camerún a Sierra Leona y suelen tener un tasa de letalidad menor al uno por ciento, frente al caldo 1 de la cuenca de Congo, que se considera más virulento con una tasa de letalidad mayor a 10 por ciento.

La viruela del mono es una enfermedad infecciosa rara que se propaga entre especies, incluso de animales a humanos, y está causada por el virus de la viruela del mono del género Orthopoxvirus (que también incluye el de la viruela).

Es una enfermedad endémica en los países de África Occidental y Central, y los escasos informes de casos fuera de esas regiones se asocian a la importación desde esos países.

Con información de EFE

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.