Ponte en contacto

Columnistas

Carlos Jesús Rodríguez – Como el escorpión al sapo, AMLO será traicionado 

Publicado

en

POR SI ACASO…

*Una vez en el poder, el sucesor (a) lo eliminara del mapa

*Ese lacayismo u origen ladino de nuestros políticos

NO ES que los políticos que ahora dicen: “si señor” a todo lo que les ordena el Presidente Andrés Manuel López Obrador lo hagan por convicción o estén convencidos de ello. Para nada. Una vez que alguno –de las cuatro corcholatas- sea Presidente de la República, simple y llanamente lo echarán al baúl de los recuerdos, y no faltará el osado que le encuentre sus yerros y los use para su propia legitimación y crecimiento. Asi ha sido siempre, pero no responde a un patrón definido, sino al detestable principio de ser “lacayo” en aras de obtener, alguna vez, el nombramiento de amo o señor. De acuerdo a la Real Academia Española, Lacayo es una especie de criado de librea cuya principal ocupación era acompañar a su amo en sus desplazamientos a caballo o en coche.  También se le llamaba lacayo a cada uno de los dos soldados de a pie, armados de ballestas que solían acompañar a los caballeros en la guerra. Otra versión indica que Lacayo se deriva de la palabra árabe lakitsh que significa “el hijo de padres desconocidos”, del cual pasó al español con la forma de lacayo y, de este, al francés como laquais.​ Por otra parte, en una obra publicada en París en 1777, se dice que bajo el reinado de Enrique IV se llamaban los criados en Francia naquets, nombre que devino en laquet, y luego escrito como laquais o lacayo.​ Como fuera, Lacayo es un sujeto que añora ser como su jefe, pero al no lograrlo, le sirve con la esperanza de adquirir mayor poder, incurriendo incluso en el servilismo, y eso ocurre con los colaboradores, hermanos o corcholatas de AMLO que buscan agradarlo imitándole hasta el discurso y prometiendo cualquier cosa que le agrade con tal de escalar en los afectos. Es lo que se conoce, también, como Ladino en América, pues de acuerdo a los españoles que llegaron en la conquista, es la persona que  actúa con astucia y disimulo para conseguir lo que se propone, y es una herencia maldita de nuestros antepasados. Los ladinos llegaron a convertirse en capataces de su propia raza, en administradores de las riquezas del amo, en alcahuetes que, posteriormente usaban la información obtenida en su propio beneficio. Los ladinos eran indígenas o mestizos hispanizados que terminaron por convertirse en verdugos de su pasado. 

POR ELLO, no tiene la culpa el indio, perdón, López Obrador de las veinte reformas aprobadas por el servilismo o lacayismo de los diputados Federales y Senadores de su partido (a los que hizo compadres), pues a estos últimos no les importa el bien común ni servir a la sociedad sino servirse, esto es, agradar al amo para llegar a ser como él, tratar de escalar y, de ser posible, convertirse en el sucesor o sucesora, aunque los otros (los legisladores lo hacen por cargos distintos cuando se les acabe el que detentan, y no precisamente porque sientan algo por ese pueblo al que jamás consultan una vez sentados en la curul. Se trata de un comportamiento muy propio de los mexicanos que no saben vivir sin amo o patrón hasta que se convierten en uno de estos, siempre en busca de los intereses personales o de grupo, y en aras de lo anterior tratar de agradar al jefe, como lo hacían los priistas o panistas, en pocas palabras, crecimos con esa cultura del lacayismo.

PORQUE VEA usted, durante el período colonial, a los ladinos los rechazaban los indios por su «sangre» española, pero también los rehusaban los criollos por tener ambas «sangres»: la mezcla para algunos grupos les resultaba aborrecible. Dice Luis Arturo Sánchez Midence, profesor  universitario del Centro Universitario de Occidente de 

Guatemala, que la adopción predominante de la cultura «occidental» como parte de la identidad ladina, es resultado de la búsqueda de espacio y de la toma de posición en la estructura de poder en un mundo colonial que prefería «ignorar» su existencia. Al ubicarse como intermediarios en el ejercicio de poder entre los criollos y los indios (en el papel de capataces, comerciantes o artesanos), los ladinos pretendían dos cosas: congraciarse con el grupo de poder (adquirir sus patrones culturales podía ser una forma acertada de lograrlo) y separarse del grupo dominado (el pueblo), negando la sangre indígena que corría por sus venas e implementando mecanismos de discriminación hacia este grupo. Ese absurdo desprecio del ladino, especialmente del ladino pobre hacia el indígena, no fue ilógico en la época en que dicha actitud se gestó durante el periodo colonial, puesto que la pobreza común de uno y otro obligaba al primero a exagerar su condición de trabajador libre, situación que fue exacerbada con la llegada de la Reforma Liberal. Aun hoy, gran parte del esfuerzo diario que realizan los ladinos pobres, radica precisamente en fortalecer e incrementar aquellos aspectos que permiten su distinción frente a los indígenas: para ello, la imitación de patrones culturales foráneos (norteamericanos y europeos, fundamentalmente), sigue siendo un mecanismo de uso popular.

COMO FUERA las corcholatas ladinas dicen ahora: “si” a todo lo que diga el Tlatoani, esperanzados en sucederlo y cuando eso ocurre, le dirán que su tiempo ya pasó, y ahora corresponde al espacio de quien quede al frente de la Presidencia de la República, suponiendo que gane la elección Morena, y hasta pueblo que tanto amaba al que se ira, seguramente le dará la espalda cuando surja algún pecadillo que no falta, y ni siquiera el Ejército Nacional al que dio tanto poder ha dado podrá defenderlo, ya que la milicia mexicana es institucional y sirve al que gane, sea del partido que fuera, como ha quedado demostrado en el pasado reciente. Por eso ahora son tiempos de lazar cohetes que ya vendrá el de recoger las varas, y no porque quien releve a López Obrador sea traidor o malagradecido sino porque asi es la naturaleza del mexicano, acentuada en los políticos que viven de la infamia y la ingratitud.

EL PUEBLO les viene valiendo un soberano sorbete, y solo les interesa que voten y los lleven al poder, pero una vez instalado en este, no vuelven a sus distritos ni se acuerdan de hacer encuestas que les permitan saber que piensan los gobernados, cuáles son sus necesidades y mucho menos que opinen ante las ocurrencias del señor de horca y cuchilla que decide a sus anchas, y que ordena a los ambiciosos vulgares aprobarle hasta lo que vaya contra la ley y las instituciones, que al fin de cuentas, alguna vez ya mando “al diablo” a las instituciones, a tan grado que ahora algunos subalternos, sobre todo en los Estados suelen decir que las instituciones son ellos, y que le hagan como quieran. Esa es la realidad de un país de ambiciosos cuyo objetivo es la conquista de un peldaño más en la escalera política, aunque para ello tengan que traicionar, mentir y robar sin el menor rubor, como sucedió recientemente con Ricardo Monreal y sucederá con los tiempos por venir. Algo asi como el escorpión que pico a la rana que lo ayudaba a cruzar el rio, no porque fuera malagradecida, sino porque traicionar es su condición. Asi las cosas. OPINA [email protected]

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Carlos Jesús Rodríguez – AMLO: entre las verdades a medias y el auto martirio 

Columnistas

Fernando Padilla Farfán – Beneficios y desafíos de la globalización

Publicado

en

Por Ing. Fernando Padilla Farfán

La globalización es un fenómeno complejo que tiene tanto beneficios como desafíos. Ha transformado la economía, la cultura y las relaciones internacionales.

La globalización ha facilitado el intercambio de bienes y servicios entre países. Esto ha estimulado el crecimiento económico y ha permitido a las empresas acceder a mercados más amplios.

La globalizaciónha acelerado la difusión de información y tecnología. Cabe destacar que las ideas y las mejores prácticas se comparten más rápidamente, lo que representa un beneficio a la sociedad en general.

La interacción global ha enriquecido la diversidad cultural. La comida, la música, la moda y las tradiciones se han mezclado, creando una amplia amalgama de influencias.

Aunque la globalización ha beneficiado a muchas personas, también ha exacerbado las desigualdades. Algunos países y grupos se han beneficiado más que otros, lo que ha creado brechas económicas significativas.

El aumento del comercio global ha llevado a una mayor huella ecológica. El transporte de mercancías a larga distancia y la explotación de recursos naturales pueden tener consecuencias negativas para el medio ambiente.

A medida que las culturas se mezclan, algunas tradiciones y costumbres locales pueden perderse o diluirse. Esto puede generar preocupaciones sobre la preservación de la identidad cultural.

En resumen, la globalización es un proceso ambivalente. Si bien ofrece oportunidades económicas y culturales, también presenta desafíos que debemos abordar de manera equitativa y sostenible.

Por otra parte, la interconexión de los mercados a nivel internacional es un fenómeno clave en la globalización. A través de flujos globales de bienes, servicios, capital, personas, datos e ideas, los países están cada vez más interdependientes. Algunos aspectos relevantes son las cadenas de valor globales. Las empresas han construido cadenas de valor que se extienden por todo el mundo. Esto implica que la producción y distribución de bienes y servicios involucra múltiples países.

El comercio internacional permite que los productos lleguen a diferentes mercados. La estabilidad de estos flujos es crucial para la economía global.

Desde una perspectiva crítica, se han planteado diversas preocupaciones sobre sus efectos negativos. Por ejemplo, ha exacerbado la brecha entre países y al interior de ellos. En las economías avanzadas, los trabajadores altamente cualificados han visto aumentar sus ingresos, mientras que los menos cualificados han enfrentado dificultades.

La expansión de las cadenas globales de valor y el comercio con regiones de salarios más bajos han llevado a oleadas de emigración hacia países de rentas más altas.

La insatisfacción con la globalización ha dado lugar a plataformas populistas y nacionalistas. Muchos consideran que el paradigma actual de globalización es insostenible y pone en peligro la credibilidad del régimen democrático. 

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Fernando Padilla Farfán – Inclusión sin barreras de personas con discapacidad

Continua Leyendo

Columnistas

Javier Roldán Dávila – El camino minado de Ahued

Publicado

en

La insoslayable brevedad

Por Javier Roldán Dávila

Sin proponérselo, Ahued cosecha cardo y ortiga en la Huerta del Bienestar  

Nadie puede afirmar que, Ricardo Ahued, sea un funcionario perfecto, sin embargo, tiene una característica que lo distingue de muchos de sus pares, en la responsabilidad que asuma, se dedica a trabajar, práctica adquirida en la cultura del emprendedor.

Justamente, que la gobernadora electa, Rocío Nahle, haya decido invitar a el alcalde de Xalapa, como su próximo secretario de Gobierno, desató un ‘fuego amigo’ mediático contra Ahued, sobre todo, magnificando temas, delicados sí, como la falta de agua potable y la negativa de un grupo de vecinos, para que se construya un SEMEFO en Palo Verde.

Es claro que, su responsabilidad como munícipe, consiste en resolver los problemas cotidianos de los ciudadanos, pero, se han suscitado protestas en forma inusual, es decir, se han formado piquetes de manifestantes en diversos puntos de la ciudad, con una precisión logística para colapsar la movilidad de la urbe.

Resulta obvio, que la inconformidad es aprovechada por diversos actores locales de MORENA, para sembrar discordia sobre las presuntas habilidades negociadoras de don Ricardo, buscan exhibirlo para descarrilar su nombramiento o, en su caso, para ‘reventarlo’ en poco tiempo.

El motivo de las radícales tribus morenistas (nadie extrañará a las del PRD), se concibe en el contexto de que sólo quieren funcionarios ‘ideológicamente puros’, además, de considerar al edil, como un rival de peso completo para los temas sucesorios.

Si la ingeniera Nahle desea iniciar con paso firme, es tiempo de que mande podar las huertas que, por desgracia, se llenaron de cizaña.

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Javier Roldán Dávila – El Verde viene por sus fueros a Veracruz

Continua Leyendo

Columnistas

Omar Zúñiga – Liderazgos del PVEM

Publicado

en

DE PRIMERA MANO

*Marcelo y Javier, diputados

*MC y Verde los de mayor crecimiento

*Habrá 26 mujeres y 24 hombres al Congreso

Por Omar Zúñiga

En la pasada elección en Veracruz hubo dos partidos con crecimiento exponencial respecto de sus anteriores procesos: Movimiento Ciudadano y el PVEM.

En el caso del PVEM hay dos cabezas visibles, la primera, la de Javier Herrera Borunda, cachorro de Fidel que hoy brilla ya con luz propia y que entendió a cabalidad lo que pregonaba el oriundo de Nopaltepec: hay tiempos de echar cohetes y tiempos de recoger varas.

Javier lo entendió así, y desde el principio del proceso, allá por noviembre de 2023, hizo a un lado sus aspiraciones personales.

Por el contrario, se dedicó en cuerpo y alma a fortalecer a su partido, las candidaturas de Rocío Nahle y Claudia Sheinbaum y de sus candidatos tanto en lo individual como los que fueron en alianza.

Le resultó bien, Javier Herrera será diputado federal.

La otra cabeza es el delegado especial en funciones de presidente del Comité Directivo Estatal del PVEM Veracruz, Marcelo Ruiz.

Marcelo llegó al relevo apenas el año pasado y se encargó de operar la elección. Desde el principio también mostró sus cartas y se aventó con todo a apoyar a Nahle, incluso antes que Morena mismo y se dedicó a acompañarla mañana, tarde y noche.

Al final, el esfuerzo tuvo sus frutos: el PVEM Veracruz, lo mismo que a nivel nacional, logró una votación histórica.

La diferencia más marcada la tuvo en la votación presidencial, al pasar de 51 mil 968 votos en 2108, a 245 mil 275 votos el 2 de junio.

En el caso de los diputados locales, pasó de 133 mil 085 votos en 2018, a 236 mil 103 y la votación más alta la alcanzaron sus diputados federales, con 254 mil 219 votos este 2024, contra 141 mil 961 del 2018.

En la composición del Congreso local, el Verde tendrá la segunda bancada más grande, después de Morena, por encima del PAN, PT, PRI y MC.

Así las cosas, Marcelo Ruiz finalmente será diputado, por el principio de representación proporcional y seguramente coordinador de su bancada, que tendrá seis diputados, cuatro de mayoría relativa en las personas de Igor Rojí por Orizaba; Angélica Peña Martínez por Alvarado; en Río Blanco Tania María Cruz Mejía (quien por cierto repite como diputada, pero ahora por elección directa) y el alcalde con licencia de Playa Vicente Urbano Martínez Bautista por el distrito de Acayucan; y por el principio de representación proporcional Estefanía Bastida Cuevas.

A diferencia de la actual Legislatura, la bancada Verde tiene amplias posibilidades de quedarse como está, todos son posiciones del Comité Estatal y son aliados del gobierno.

El PAN será la tercera fuerza con la yunista Indira Rosales SanRomán por Boca del Río y cuatro plurinominales: Fernando Yunes, Luz Alicia Delfín Rodríguez (hija de Tito Delfín) Enrique Cambranis y Monserrat Ortega, esposa de Pepe Mancha.

En Acción Nacional las cosas se pondrán buenas, pues hay dos diputados yunistas y dos panistas de cepa, Monse aparentemente identificado con los Yunes, pero con un presidente estatal, Federico Salomón, buscando sacudirse la jefatura del estero. Ya se verá. ¿Cambranis o Fernando?

El PT con cuatro diputados será la cuarta fuerza electoral con cuatro diputados: Ramón Díaz Ávila por Coatepec; Dulce María Hernández Tepole por Zongolica y Luis Vicente Aguilar Castillo “Chentín” por Misantla, además de su padre, Vicente Aguilar Aguilar, que entrará como único plurinominal, dejando ooootra vez, con la carabina al hombro a la exalcaldesa de Xalapa Elízabeth Morales García.

Movimiento Ciudadano, meterá dos diputados plurinominales, lo mismo que el tricolor.

Por el PRI, Héctor Yunes y Ana Rosa Valdés serán los diputados.

Por MC entrarán Adrián el chino Ávila, operador con oficio político, exalcalde de Boca del Río y María Elena Córdova Molina de Alto Lucero, una de las cartas fuertes naranja para contender por la alcaldía en 2025.

A diferencia del PRI, MC va en franco ascenso; también con un operador visible responsable de los números, que abordaremos en próxima entrega.

Morena, indiscutiblemente tiene la mayoría simple por sí solo, con 22 diputados de mayoría relativa y nueve plurinominales con Ivonne Selene Durán López, Diego Castañeda Aburto, Marlene Hernández Castillo, Alejandro Porras Marín, Victoria Gutiérrez Pérez, José Reveriano Marín Hernández, Astrid Sánchez Mogel, Omar Edmundo Blanco Martínez y Valeria Méndez Moctezuma.

La próxima Legislatura que habrá de tomar protesta en noviembre próximo, estará conformada por 26 mujeres y 24 hombres, la primera en la historia en quedar conformada de esta manera de manera “natural”, sin reasignar posiciones en la lista de plurinominales, pues de los 30 distritos en disputa por mayoría relativa, 16 mujeres ganaron sus respectivos distritos. Uuuffff.

¡Qué barbaridad!

[email protected]

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Omar Zúñiga – El gabinete de Sheinbaum

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.