Ponte en contacto

Columnistas

Héctor Parra Rodríguez – AMLO renuncia a su función constitucional de brindar seguridad pública

Publicado

en

columnista invitado

TRAS LA VERDAD

 

El Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, confiesa haber renunciado a su función constitucional de brindar seguridad pública a las y los mexicanos, incumpliendo con el artículo 21, párrafo noveno de la Constitución.

 

De manera por demás inaudita, cínica, sorprendente, el titular del Poder Ejecutivo, confesó y reconoció que ordenó a elementos de la Guardia Nacional, abandonar la plaza en Chilpancingo, Guerrero, ante la amenaza de que llegarían como mil o 2 mil delincuentes (no sabe) y no caerían en provocación; nada de diente por diente, ojo por ojo, nos quedaríamos chimuelos; la guardia debe, también dijo el presidente, evitar caer en provocación ¿provocación?, tienen que utilizar más la inteligencia que la fuerza, que no haya enfrentamientos. Estrategia de seguridad, según el responsable de dar seguridad pública; aseguró que en su gobierno no hay impunidad para nadie. Que la violencia viene desde hace varios sexenios ¿No hay impunidad? Es el sexenio en el que mayor impunidad ha existido, la ONU lo ha reconocido.

 

Por orden del presidente López las fuerzas del orden renuncian a dar la seguridad pública, lo cual significa dejar en total estado de indefensión a las y los mexicanos, abandonarlos en manos de la delincuencia; mientras que los policías garantizan su seguridad personal al huir sin hacer frente al enemigo. La sociedad que se quede sin respaldo, sin apoyo.

 

Por eso la delincuencia se disputa abiertamente las “plazas”, las bandas delincuenciales saben que no hay fuerza pública que los enfrente y el presidente lo confiesa; avisa a los delincuentes que su gobierno no los enfrentará con la fuerza pública a balazos; así que, los delincuentes cobran piso, cobran por cosechar cualquier producto agrícola, matan sin problema alguno, destazan a sus enemigos, extorsionan, secuestran, desaparecen personas, queman casas y vehículos, cierran carreteras o se apropian de grandes extensiones de tierras y casas.

 

La irresponsabilidad del presidente en su máxima expresión, conducta delincuencial al abandonar su función pública; incumplir sus atribuciones públicas. Conducta evidentemente delincuencial, según el Código Penal federal. Los miembros de la Guardia nacional, militares y marinos hacen lo mismo. Los 3 grupos de seguridad abandonan a la población, todo para evitar confrontación con los delincuentes, mientras que ellos se apoderan violentamente de todo lo que puede; han ampliado sus territorios.

 

¿Dónde quedó la promesa de AMLO de reducir la violencia? Sigue culpando al pasado de la violencia que su gobierno alienta. Ni en medio año, ni en un año ni en 2 años, resolvió el problema según su promesa. Vuelve a culpa al pasado ¿Para qué gobierna si no cumple con su responsabilidad constitucional? Prefiere responsabilizar a otros de su fracaso. A 5 años 3 meses el fracaso de su gobierno es total y rotundo en materia de seguridad pública; espanta el displicente cinismo del presidente López. Los legisladores federales y locales le abrieron legalmente las puertas y le obsequiaron todo lo que pidió; presupuesto multimillonario, inmuebles, elementos humanos y 3 enormes corporaciones “policiales” (Guardia Nacional, Ejército y Marina); medio millón de elementos de seguridad y el fracaso es evidente rotundo. “Todos permisivos en el combate a la delincuencia”.

 

Luego vendrían más desatinos presidenciales. Una vez que le autorizan el uso de las Fuerzas Armadas Permanentes para combatir a la delincuencia, resulta que ocupa a miles de elementos de la Fuerzas Armadas, en funciones que corresponde a los civiles. De tal suerte que esa enorme fuerza militar la entretiene haciendo negocios, atienden línea aérea civil, un tren, construcciones, en la administración de aduanas, puertos y administración d aeropuertos. Todo lo ha militarizado el presidente.

 

La última actividad que se le ocurrió (administra por medio de ocurrencias) endilgar el presidente a los militares, fue la reparación de carreteras federales, bajo la falacia de que, los civiles son corruptos y los militares ¿no? Otra más de sus tantas mentiras. Los militares han tenido que subcontratar para cumplir con lo que ellos no pueden ejecutar. Lo mismo será con el mantenimiento de carreteras ¿Tiene el ejército plantas de asfalto? No. Entonces subcontratará ¿Tienen el ejército plantas trituradoras de piedra? No. entonces tendrá que sub contratar. Aquí es en donde entra el tráfico de influencias de los hijos del presidente López. Seguirán haciéndose más millonarios, más aún cuando no hay ni licitaciones, todo es asignación directa y de seguridad nacional. La mejor manera de hacer negocios del gobierno de AMLO.

 

Así las cosas, queda claro que el gobierno de la cuarta transformación, renunció a brindar seguridad pública y dejar de cumplir con la Constitución.

 

No es especulación, no, es confesión de Andrés López Obrador. No en balde en el periodo de su gobierno se rebasaron los 180 mil homicidios; más de 40 mil desaparecidos y un centenar de periodistas y políticos asesinados ¿Qué no hay impunidad? Por supuesto que existe impunidad ¡Licencia para matar y delinquir!

 

El gobierno de López Obrador, por órdenes precisas de él mismo, responsable de brindar seguridad pública, prefirió perseguir a sus enemigos políticos, y no a la delincuencia organizada y desorganizada. Estos gozan de licencia de corso: permiso para delinquir.

 

Y así quiere su candidata continuar con la misma política de inseguridad y permisividad a la delincuencia.

 

Por cierto, en entrevista que le hicieron a la “corcholata” sobre el tema, la señora simplemente divagó, evadió dar una respuesta contundente. No quiere enfrentar a su permisivo presidente. La señora no sabe qué hará en el muy, pero muy remoto supuesto de llegar a ganar.

 

De ahí la enorme preocupación de los legisladores norteamericanos que piensan autorizar a su ejército intervenir en territorio nacional para combatir a la delincuencia organizada. Su seguridad nacional amenazada por culpa de AMLO.

 

Héctor Parra Rodríguez

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Héctor Parra Rodríguez – ¿A qué diablos se dedica AMLO?

Columnistas

Ángel Álvaro Peña – Mordaza nueva al periodismo

Publicado

en

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

Las acusaciones son muchas y lo fueron por muchos años. Los periodistas fueron el blanco de críticas, de cuestionamientos y de denuncias. Más de un político quiere ver a varios periodistas en la cárcel. El delito que se argumentaba prácticamente desde que la televisión empezó a informar fue la difamación.

Así como éste, se sumó el daño moral, el daño patrimonial, y una serie de calificativos que tenían en el fondo el objetivo de detener los avances de la prensa que llegó a convertirse en el cuarto poder, un gremio que, organizado en esos años, pudo romper la barrera de la censura en más de una ocasión.

Los periodistas mexicanos tuvieron los mejores maestros que caminaron con la historia, incluso, la cambiaron: Francisco Zarco, Salvador Díaz Mirón, Guillermo Prieto, Ignacio Ramírez, Ignacio M. Altamirano, Ricardo Flores Magón. Hubo quienes ni siquiera leyeron sus textos pero también quienes aprendieron de ellos. Fueron perseguidos, torturados y asesinados por decir la verdad.

Las nuevas generaciones se convirtieron en parte de la familia mexicana gracias a la televisión. Cada noche entraba a los hogares Jacobo, Joaquín o Ricardo Rocha. No sólo eran quienes llevaban a las casas la información del mundo sino parte integrante de la convivencia diaria.

En otros medios tenemos verdaderos ejemplos de sacrificios que llevaron a la tortura, el exilio o el encarcelamiento a varios de ellos, como es el caso de Lydia Cacho, José Gutiérrez Vivó o Carmen Aristegui.

La diversidad de medios para informarse creó distanciamientos y a veces enfrentamientos. La mano del poder impuso no sólo censura, sino que condicionaba el papel a los diarios que eran el medio más socorrido por la población. Eran el vehículo de la verdad, o, por lo menos eso creía la mayoría de la gente. Los tiempos cambian, los medios y los periodistas desde luego.

Si el gobierno en este momento condicionara el papel para los diarios, éstos se reirían del gobierno. La tecnología ha cambiado de habitación la información. Bien se dice que la conciencia de los trabajadores depende de la máquina que maneja, de ahí algunas de las diferencias que finalmente logra vencer el compañerismo.

Pero la unidad, el sentimiento de unidad, la solidaridad con el colega es lo que no ha decaído. Los asesinatos de periodistas han reunificado al gremio y juntos escribimos y marchamos exigiendo justicia. Lo que le hacen a uno, nos lo hacen a todos. No hay niveles ni competencia, todos somos uno para exigir que la Ley se respete y respetándose la Ley se respeta la Constitución, que es la que rige nuestra conducta de convivencia entre todos los mexicanos.

La vieja consigna de acusar como injurias las denuncias de corrupción, o de disfrazar de difamación descubrir un mal manejo de recursos, o calificar de falta de leyes adecuadas el fraude electoral, han quedado atrás pero no así la intención de acallar a los periodistas.

La nueva práctica de censura cambia de nombre, las herramientas son nuevas y las acusaciones tienen otro nombre. Para esclarecer la situación tenemos el caso de una periodista de Veracruz, con más de 4 denuncias en su contra, por violencia política de género, que así se le llama ahora a la manera de censurar.

Ante los comentarios y acusaciones directas de la comunicadora surge la demanda, la cual no importa si gana o pierde, aquí lo esencial es el silencio, castigo supremo de los periodistas, que debe guardar respecto a sus sospechas de delitos, acusadas durante un largo periodo de tiempo. Tan prolongado como quieran jueces, magistrados, tribunales, etc.

La trampa para detener la información puntual está tendida, no hay manera de sortear una acusación por este delito, que, ante el surgimiento de su existencia, cualquiera interpreta como le viene en gana y lo único que hace es unificar a los comunicadores alrededor de quienes cumplen con su trabajo.

Es decir, el periodista hace la denuncia pública en su medio, la aludida acude a las autoridades para señalar que existe violencia política de género, y de inmediato entran en vigor las medidas cautelares que implican que la periodista no debe hablar, ni bien ni mal de quien acusa. Mientras transcurre la averiguación, el tiempo de la campaña, que es esencial para dar a conocer, en cuerpo y alma a la acusada públicamente de delitos graves, sucedió sin que la denuncia periodística le afectara. Una vez transcurrido el tiempo, la aludida gana en las urnas y puede ganar o perder el juicio. La ya para entonces ungida como funcionaria, acusada de corrupción gana porque una vez instalada en el cargo, tiene en muchas ocasiones, fuero que le impide ser juzgada. Al terminar la gestión, la acusación prescribió o se protege de que nadie puede ser juzgado por el mismo delito dos veces y la impunidad vuelve a triunfar.

Las medidas cautelares se colocan como un tiempo muerto entre la acusación y la verificación del delito, lapso que es un verdadero puente para alcanzar la impunidad de la acusada.

Ante esta situación no puede dejarse sola a una compañera que realiza su trabajo con responsabilidad, que arriesga su vida para informar de manera veraz.

PEGA Y CORRE.- El PRD ya no tiene frentes de guerra sino boquetes. Los empleados de ese partido en la Ciudad de México golpearon a la Secretaria General de Comunicación Política, Fanny Santiago, por la falta de salarios por más de dos meses. Debió estar presente Jesús Zambrano en el lugar pero al saber de la inconformidad prefirió enviar, como carne de cañón, a su subordinada, a quien golpearon, empujaron e insultaron… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Ángel Álvaro Peña – Panistas agreden a la Marina

Continua Leyendo

Columnistas

Omar Zúñiga – ¿Maximato en Derecho?

Publicado

en

DE PRIMERA MANO

*Goliza a Araceli Reyes

*Se esfuman sueños de reelección

Por Omar Zúñiga

El viernes pasado, 12 de abril, tuvo lugar una “Junta Académica Ordinaria” en la Facultad de Derecho.

Las cejas levantadas empezaron desde que en la convocatoria marcaban las 14:00 horas para el inicio de la sesión, pues regularmente (usos y costumbres) se convocaba a las 17:00 horas, pues de esta manera se garantizaba mayor participación, tanto de alumnos como de académicos, pues coincide con el término de la hora de la comida, ya no hay compromisos ni pretextos para ausentarse, por lo que los malpensados sugerían que esa hora garantizaba poca afluencia (antes de la comida), con lo que se prestaba a hacer algún movimiento ad hoc, no sé ad hoc para quién, pero ad hoc

La cosa es que la sesión arrancó  con media hora de retraso, a las dos y media de la tarde, sin embargo quien pensó que no habría quórum, le salió mal la jugada, al ser una de las más concurridas juntas, con la asistencia de 73 docentes y 40 alumnos, representantes de sección.

La siguiente ceja levantada fue en el pase de lista, cuando nombraron a tres profesores, uno que no está dando clase este semestre y dos profesoras que están de año sabático, una de ellas Bertha Alicia Ramírez Arce, quien dijo “presente” y casualmente, allegada (mucho) a la directora Araceli Reyes.

La extrañeza del respetable fue porque a otros académicos que han estado de año sabático, la directora no les ha permitido participar, con lo que se refuerza lo que los malpensados pensaban.

Una más de las cejas levantadas se dio en el punto VI de la convocatoria “Elección del (a) Coordinador (a) de Derecho Romano (…)”.

A manera de contexto, Bertha Alicia Ramírez Arce, fue coordinadora de dicho seminario durante 10 años, entre ellos el lapso de su cónyuge José Luis Cuevas como director, por 4 años.

Pues bien, ahora Araceli Reyes, la flamante directora, propuso que fuera Cuevas el coordinador del seminario, que fue aprobado, pero no por unanimidad, pues existe el recelo que Pepe Cuevas, previo a ser director de la Facultad, fue el coordinador de dicho seminario, que ciertamente fundó su madre, la maestra Gayoso.

La pregunta en radio-pasillo es por qué no se nombra a otra persona como coordinador del seminario de Derecho Romano, al haber muchísimos académicos capaces de llevar esta responsabilidad, y ya se habla de un maximato al interior de la escuela de leyes.

Por otra parte, el respetado José Lorenzo Álvarez Montero fue electo, también por mayoría, ya que hubo una abstención para proclamarse la unanimidad, como coordinador del seminario de Estudios Judiciales.

En la elección de “consejero maestro” del Consejo Técnico se registró una fórmula, la del exdirector Alberto Cruz Silva, como titular; y Laura Helena Álvarez, de suplente, misma que fue aprobada.

En el análisis del reglamento interno que rige desde 1980, (en el año 2019 se presentó un proyecto de reglamento interno), el acuerdo fue esperar la aprobación de la Ley Orgánica de la UV en el Congreso del Estado y de ahí partir para el análisis del documento de 2019, para lo cual se creó una comisión, integrada por docentes y alumnos, entre quienes se encuentra José Álvarez Hernández, estudiante de sexto semestre.

De esta manera y trasladándolo al lenguaje panbolero, el marcador fue abultado, dejando un solo tanto para Araceli Reyes (Derecho Romano), contra tres de José Lorenzo Álvarez Montero, que ganó de visitante, en la cancha de doña Ara.

Se posicionó como coordinador del Seminario de Estudios Judiciales; además de un integrante de la Comisión de Análisis de Reglamento Interno de la facultad y la suplencia del Consejero Maestro.

La ansiada reelección que pregona Araceli Reyes se ve cada más lejana, pues se pretendió dar un albazo y salió con cajas destempladas.

*****

Para documentar el optimismo…, la anarquía que priva en el Seminario de Derecho Romano, se debe a que no hay un documento de creación de dicho seminario.

No tiene reglamento o estatuto, “en virtud de que se rige bajo acuerdo de sus integrantes, con fundamento en el uso establecido desde su fundación”, es decir, se basa en usos y costumbres.

La estructura del mismo está basada en sus integrantes y el o la coordinador (a).

Y lo mejor de todo es que al no contar con un reglamento, tampoco se encuentra establecido un periodo específico para renovar la coordinación, es decir que la coordinación puede ser lo efímera o longeva que se desee, a gusto pues del director (a).

¡Qué barbaridad!

[email protected]

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Omar Zúñiga – Pepe suma, Rocío resta

Continua Leyendo

Columnistas

Ángel Álvaro Peña – Panistas agreden a la Marina

Publicado

en

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

En su afán por darle solidez a lo insostenible, los partidos de oposición que sólo integran 43 de 128 senadores, asistieron pero no hicieron quórum. Es decir, sólo fueron a la sesión destinada a aprobar la facultad de Amnistía para la Presidencia de la República y limitar los efectos de la suspensión en el juicio de amparo.

En esta sesión estaba previsto entregar la “Medalla de Honor Armada de México” al Secretario Rafael Ojeda Durán.

La razón que esgrime la oposición, a través de las Senadoras del PAN, es que si se le otorga el derecho de amnistía al Presidente liberará a narcotraficantes, y así darle sustento a su campaña sucia de que se trata de un narcogobierno y que México es un narcoestado.

Pero los panistas se llevaron entre las patas a un acto que acompañaba al del Presidente que era la entrega de la medalla. Según las Senadoras esa ley de amnistía está hecha específicamente para que el Presidente pueda liberar criminales.

El pasado 15 de septiembre, el Presidente Andrés Manuel López Obrador envió a la Cámara de Diputados una iniciativa de Ley de Amnistía con la cual se busca poner en libertad a personas que estén presas de manera injusta o por delitos que no sean considerados graves.

Morena y sus aliados tienen la mayoría en la Cámara Alta, pero no la pudieron hacer valer debido a sus propias ausencias en el edificio de Reforma, de ser así le faltaron dos Senadores para realizar la sesión sin ningún contratiempo.

Por un lado, era la última oportunidad de darle validez a una acusación sin pruebas sobre la vinculación entre el gobierno y el narcotráfico y, además, tratar de convencer a la población de sus ocurrencias que han fundado sin sustento.

La oposición celebró con gran algarabía el bloqueo a la sesión como un triunfo político y criticó el contenido de las reformas que pretende aprobar la mayoría de Morena, señalando que afectan la división de poderes y contribuyen a la impunidad.

El coordinador de Morena, Ricardo Monreal, dijo que la mayoría ‘manda’ y que las iniciativas irán adelante este miércoles, cuando logren convocar a todos sus legisladores:

Somos mayoría y la mayoría manda, aquí y en cualquier democracia del mundo.

Por otra parte, el secretario de Marina estaba presente en la antesala de la sala de sesiones, y se quedó esperando que diera inicio la sesión donde sería galardonado en nombre de todos los marinos del país. La agresión de los panistas hacia los marinos del país no debe olvidarse, todo para dale veracidad a una mentira, porque nunca han encontrado una sola evidencia de sus acusaciones, ni en México ni en las corporaciones policiacas de otros países.

El panismo está desesperado ante el estancamiento de su candidata, en un proceso que no tiene futuro. Incluso, se pronostica que todos los candidatos plurinominales a las cámaras podrán obtener su curul por los bajos promedios de votación que se avecinan.

Así, la oposición tiene que echar mano de todo lo que esté a su alcance para hacerse notar, para decirle a los mexicanos que existen y que son competitivos. Los Senadores se ganan su salario en los debates y cuando no hay debate deberían renunciar a sus cargos, porque es lo único que deben hacer. Sabotear el proceso natural del Poder Legislativo por los propios legisladores, significa un agravio a la democracia, a los mexicanos y de paso a nuestras fuerzas armadas por el desaire en que incurrió una oposición cegada por la desesperación.

PEGA Y CORRE.- Los candidatos a la Presidencia de la República proponen cada uno un nuevo formato de debate para el 28 de abril. Nadie se pone de acuerdo y la condición de los debates es la sorpresa sobre su formato, que sirve para que los votantes observen cómo reaccionan los candidatos ante problemas inesperados. Pero quieren todo a su gusto… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Ángel Álvaro Peña – México sin impuestos ni créditos

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.